España y América

Colón. Europa. Asia. Reyes Católicos. Portugal. México. Perú. Chile. Comercio. Trata de negros. Oro. Plata

  • Enviado por: Pelopanocha
  • Idioma: castellano
  • País: España España
  • 14 páginas
publicidad

ESPAÑA

Y

AMERICA

INDICE

PAGINA 1: Colon encuentra un nuevo mundo.

PAGINA 2, 3: Un continente desconocido entre Europa y Asia.

PAGINA 4, 5: Los viajes de Colon.

PAGINA 6: Los viaje de los portugueses.

PAGINA 7: El imperio español. La conquista de México.

PAGINA 8: El imperio español. La conquista de Perú.

PAGINA 9: La conquista de Chile y la colonización de la América española.

PAGINA 10: Organismos administrativos.

PAGINA 11: Trata de negros y el comercio internacional en el

siglo XVI

PAGINA 12: El comercio entre España y América en el siglo XVI y como funcionaba el comercio entre España y América.

PAGINA 13: La importancia del oro y la plata americanos.

PAGINA 14: La transformación del comercio entre América y Europa en el siglo XVII.

PAGINA 15: Bibliografía.

COLON ENCUENTRA UN NUEVO MUNDO

LA PERSONALIDAD DE COLON

Cristóbal Colon era genovés, dedicado a la navegación desde joven.

Se estableció en Portugal a partir de 1476.

En Portugal se casó con la hija de un comerciante marítimo.

LA TEORÍA DE COLON

Se supone que la lectura de algunos libros científicos, la convencieron de la redondez de la Tierra y, por tanto, de la posibilidad de llegar a Asia navegando hacia Occidente.

Ahora bien, Colon partía de dos principios falsos: imaginaba la Tierra más pequeña de lo que es y, no tenía conocimiento de que existencia el continente americano.

LAS CPAPITILACIONES DE SANTA FE

Colon había presentado al rey de Portugal su proyecto, que fue rechazado. Entonces Colon decido probar fortuna en otros pauses: envió a su hermano Bartolomé a Inglaterra y él, se traslado al reino de Castilla en 1485.

En Andalucía tuvo la suerte de encontrar la protección de dos frailes franciscanos del convento de La Rábida (Huelva), que acogieron su proyecto y le ayudaron a introducirse en la corte de los Reyes Católicos.

Finalmente, en abril de 1492, se llegó a un acuerdo.

Los reyes y Colon firmaron un documento llamado Capitulaciones De Santa Fe, que era un privilegio real que la Corona otorgaba a Cristóbal Colon, por el cual recibía los títulos de almirante de la mar Oceanía y virrey de las tierras que descubriera, además de la décima parte de los beneficios que se obtuvieran. También se estipulaba en las capitulaciones que nadie podría comerciar en las nuevas tierras sin el permiso y la intervención económica de los reyes y Cristóbal Colon.

UN CONTINENTE DESCONOCIDO ENTRE EUROPA Y ASIA

El afán de encontrar ruta marítima rápida hacia Asia y las islas Especias llevó a algunos marinos, a pensar que podría lograrse navegando hacia el Oeste, a través del Atlántico.

Esta fue la teoría de Cristóbal Colon, basada en el convencimiento de que la Tierra era redonda.

EL CONTINENTE DESCONOCIDO

El continente que hoy llamamos América estaba poblado hace 20.000 años. A la llegada de los europeos muchos pueblos se encontraban en un estado prehistórico.

Cuando Colon y sus hombres llegaron a este Nuevo Mundo creían haber llegado a la india; por eso estos territorios fueron llamados indias y sus habitantes indios, aunque los historiadores prefieren llamarlos amerindios, se les consideraba precolombinos.

Uno de los navegantes que recorrieron las costas del Nuevo Mundo después de Colon fue un italiano llamado Américo Vespucci, por ello un geógrafo alemán consideró que debía dársele el nombre de América.

PRINCIPALES CULTURAS HISTÓRICAS

Se clasifican en relación con la zona geográfica en que se desarrollaron: la cultura azteca en el actual México; la maya en Yucatán y América Central, y la incaica en la zona andina de América del Sur.

LOS VIAJES DE COLON

EL PRIMER VIAJE: Cristóbal Colon, después de obtener permiso real y el dinero necesario, precisaba encontrar barcos y, sobre todo marinos expertos y audaces. Colón consiguió la ayuda de los hermanos Pinzón, que se ocuparon de preparar los barcos y de reclutar a la tripulación.

La expedición salió del puerto de palos el 3 de agosto de 1492. Estaba formado por una nao (Santa Maria) y dos carabelas (pinta y Niña) y la componían ciento cinco hombres.

El doce de octubre avistaron tierra, del archipiélago de las Bahamas, a la que Colón llamó San Salvador. (Cuba y Haití).

A principios de 1493 regresaron a la Península con la Pinta y la Niña, por que la Santa María había naufragado.

Colón, que iba a bordo de la Niña, hizo escala en Lisboa, desde donde escribió a los Reyes Católicos, los reyes recibieron a Colón.

LOS VIAJES DE LOS PORTUGUESES

EL IMPULSO ECONOMICO Y LOS MEDIOS TECMNICOS

Los navegantes portugueses fueron los primeros que se atrevieron a lanzarse hacia el Sur, bordeando las costas africanas.

Los portugueses se decidieron a navegar por mares desconocidos por diversos motivos:

1). El afán por llegar a Sudán, en África, donde abundaba el oro, y las islas de las especias (Asia), ricas en pimienta, nuez moscada.

2). Enrique el Navegante, financiando las expediciones y formando pilotos para realizar mapa de las costas y los mares.

3). La utilización de nuevos medios técnicos, la brújula y el astrolabio.

Lo que impulso estos viajes fue la aparición de un nuevo barco adecuado para la navegación oceánica, la carabela.

EL IMPERIO ESPAÑOL. LA CONQUISTA DE MÉXICO

La conquista de México:

Fue dirigida por Hernán Cortes. La expedición partió de Cuba en 1519. Estaba formada por 11 naves, con casi 700 españoles y 200 amerindios y llevaban 32 caballos y 14 cañones.

Al llegar a la costa de México, Cortes fundo la ciudad de Veraluz. Desde allí el ejercito castellano fue avanzando hacia el interior, con lentitud, para atraer a los pueblos indígenas que estaban sometidos al dominio de los aztecas.

Cuando Cortes se considero con apoyo suficiente, sometió al emperador, se estableció con sus tropas en la capital, Tenochtitlán, y empezó a cobrar tributos.

El gobernador de Cuba envió a un ejercito de 1500 hombres y 18 barcos para arrebatar el mando a Cortes. Pero este logro incorporar esta fuerza a su ejercito.

Sin embargo, cuando regresó a Tenochtitlán se encontró con una sublevación de los aztecas, que mataron a Moctezuma y atacaron a los españoles, Cortes y sus hombres reorganizaron su ejercito para hacer frente a los aztecas, derrotándolos en la batalla de Otuma.

Después de la conquista de Tenochtitlán, en 1521, el enorme territorio de México quedó definitivamente bajo el dominio español y recibió el nombre de Nueva España.

EL IMPERIO ESPAÑOL. LA CONQUISTA DE PERÚ

Las primeras noticias del imperio inca:

A Panamá llegaron noticias sobre el imperio de los incas, del que ya se sabe que estaba situado en el corazón de los Andes y que ocupaba la parte central de la llanura andina y los altiplanos.

Para organizar la conquista de este imperio se pusieron de acuerdo dos conquistadores, Francisco Pizarro y Diego de Almagro.

Una primera expedición, en 1526, fracasó por falta de medios. Entonces Pizarro marcho a España para conseguir ayuda de la Corona; y no solo logro dinero para financiar la exploración, sino que también obtuvo unos títulos que le convertían en jefe de la expedición, lo que provocó el recelo de sus compañeros.

La conquista de Perú:

La nueva expedición salió por mar de Panamá en enero de 1531, con solo 180 hombres y 27 caballos. Como había echo Cortes en México, Pizarro aprovecho en su beneficio los enfrentamientos entre los indígenas, pues al desembarcar en la costa peruana, los españoles supieron que había una guerra civil en Perú entre dos hermanos pretendientes al trono, Atahualpa y Huáscar.

Pizarro se interno por territorio incaico hasta la ciudad de Cajamarca, donde Atahualpa, que había mandado matar a su hermano, cayo prisionero. Para conseguir su libertad Atahualpa pagó un fabuloso rescate, pero aun así fue condenado a muerte por los españoles, acusado del asesinato de su hermano.

Como en 1534 las tropas de Pizarro dominaban las zonas más importantes del imperio inca, se decidió fundar en la costa una ciudad, que recibiría el nombre de Lima. Sin embargo estallo una sublevación de los indígenas, que no fue sofocada completamente hasta 1572.

La conquista de Chile:

La larga franja costera que se extiende entre los Andes y el océano Pacifico recibe el nombre de Chile. Estaba poblada por los araucanos, pueblo de guerreros muy valientes, que resistieron el primer intento de conquista de Diego de Almagro desde Perú.

Más tarde, Pedro de Valdivia conquistó amplios territorios en Chile y fundo varias ciudades. Hasta 1560 los españoles no pudieron considerar terminada la conquista de Chile.

COLONIZACIÓN DE LA AMÉRICA ESPAÑOLA

El desarrollo económico:

En una primera etapa de la conquista americana lo que interesaba a la Corona y a los conquistadores era la obtención del oro y plata, un botín que se repartía de la siguiente manera: una quinta parte era para el rey, una séptima para el capitán y el resto se repartía entre los hombres de la expedición proporcionalmente a su aportación (dinero, armas, caballos, etc…)

A partir de 1540 empezaron a extraerse grandes cantidades de oro y plata de las minas de México y de Potosí (actualmente en Bolivia).

Así fueron surgiendo una agricultura y ganadería similares a las europeas, con los productos, hasta entonces desconocidos en América, que llegaba en barcos españoles: trigo y otros cereales, legumbres, vid, frutales, caña de azúcar, algodón, caballos y ganado ovino y bovino.

La sociedad hispanoamericana:

La base de la población en la América española eran los indio, de etnias muy diferentes, cuyo número se ha calculado en unos 15 millones a finales del siglo XVI.

El poder político estaba en manos de los españoles que llegaban de la Península para ejercer todo tipo de cargo, a pesar de ser mucho menos numerosos.

También fueron numerosos los mestizos, hijos de indígenas y españoles, y, en algunas zonas donde la mano de obra indígena era escasa, como en las Antillas, los negros, que eran transportados como esclavos desde África.

ORGANISMOS ADMINISTRATIVOS

La Consejo de Indias:

Se encargaba de gobernar los territorios americanos desde la península. Estaba situado en la Corte, junto al monarca, y estaba formado por una comisión de expertos que proponía a las personas para los cargos en América y redactaba nuevas leyes, llamadas Leyes de Indias, a medida que se hacían necesarias.

La Casa de Contratación:

Centralizo las cuestiones económicas. Estaba establecido en Sevilla y se encargaba de organizar las flotas que iban hacia América, de fomentar la preparación de los marinos y de fiscalizar las mercancías que salían hacia América o llegaban de allí.

Los virreyes:

Eran autoridades supremas, representantes del rey en los extensos virreinatos, que en principio fueron solo dos: Nueva España (México) y Perú. Los virreinatos se dividían en provincias, al frente de las cuales se encontraban los gobernadores. Las ciudades contaban con un cabildo o ayuntamiento

La trata de negros:

Se llama ¨trata de negros¨ a la venta de hombres y mujeres de raza negra, que eran trasladados como esclavos desde América.

Eran apresados por compra, rapto o expediciones guerreras en el centro y el sur de África y llevados, mediante largas marchas a pie, a las factorías portuguesas de la costa de Mozambique; allí eran adquiridos por los asentistas, que los trasladaban amontonados en barcos hasta los mercados de esclavos de América. Los esclavos más valiosos eran los hombres de 18 a 25 años.

Desde el siglo XVII y en el XVIII los tratantes de esclavos holandeses e ingleses introdujeron miles de personas de raza negra en las colonias inglesas, para trabajar en los campos de algodón.

Este comercio, que hoy nos parece indigno, fue apoyado incluso por los defensores de los indios, pues consideraban que así la vida de los indígenas seria menos dura.

EL COMERCIO INTERNACIONAL EN EL SIGLO XVI

Reactivación del comercio europeo en el siglo XVI:

A largo del siglo XVI, los intercambios comerciales entre los distintos países europeos se intensificaron. En esta época también existen algunas regiones europeas donde se concentraban los comerciantes para realizar sus intercambios.

Los mercaderes que se dedicaban al comercio a larga distancia tenían que disponer de importantes cantidades de dinero para comprar los productos para transportarlos, después, a las zonas donde esperaban venderlos. Dado que entre el momento de adquirir un determinado producto y el de su venta podía transcurrir bastante tiempo, era precioso adelantar cantidades importantes de capital para realizar estas operaciones comerciales.

El comercio entre España y América en el siglo XVI:

A medida que los españoles se instalaron en América, se puso en marcha un importante tráfico comercial entre estos y los puertos españoles.

Para en tender el tráfico hay que tener en cuenta que ninguno de los productos americanos les gustaban a los colones españoles. En América no había ni trigo, ni aceite, ni vino, ni corderos, ni caballos… Por otra parte, los indígenas desconocían los útiles de hierro. Debido a esto, pronto se organizó un importante comercio para proporcionar a los colonos españoles alimentos, telas, herramientas, animales domésticos, papel, objetos de cuero, etc…

Por voluntad del rey de España, este comercio fue un monopolio de los comerciantes españoles instalados en Sevilla.

Como funcionaba el comercio entre España y América:

En 1543 quedó establecido el sistema de navegación comercial que conectaba el puerto de Sevilla con América. Las naves de carga, agrupadas en forma de flota, salían de Sevilla hacia marzo o abril y se dirigían a Veraluz, en México. En julio partían, también de Sevilla, los galeones, naves armadas, que se encaminaban a Nombre de Dios (Panamá)

Cuando las naves de carga llevaban a América, se celebraban ferias en las principales ciudades comerciales: Veraluz, Nombre de Dios, Cartagena de Indias, Panamá.

El viaje de regreso a España lo realizaron juntas las naves de carga y los galeones, encargados de la protección de la flota.

Aunque estas ¨flotas de indias¨ eran una presa apetecible para corsarios y piratas, porque transportaban grandes cantidades de monda de oro y plata, a lo largo del siglo XVI llegaron sin problemas a Sevilla.

La importancia del oro y la plata americanos:

La llegada de las flotas a Sevilla era esperada con ansiedad en muchos lugares. La hacienda del rey de España dependía de la llegada de los fondos que venían de América para saldar sus deudas. Los banqueros que habían concedido créditos al rey, dependían de las flotas.

El comercio mundial dependía en buena parte de almoneda que venia de América. Los mercaderes españoles y sus proveedores extranjeros instalados en Sevilla esperaban con ansia la llegada de la flota.

Incluso en los puerto del océano Índico, los comerciantes hindúes y malayos estaban interesados en la regularidad de la llegada de las flotas de indias, ya que la moneda que venia de América se pagaban la mayoría de las compras que los portugueses hacían en sus largas colonias asiáticas.

Transformación del comercio entre América y Europa en el siglo XVII:

A lo largo del siglo XVII disminuyó de forma notable la cantidad de productos que España enviaba a América.

Se debió, en primer lugar, al echo de que los colonos españoles instalados en América aprendieron a autoabastecerse. La agricultura y la ganadería colonial proporcionaban alimentos en abundancia.

Las minas de plata de la América española estaban bastante agotadas y de ellas ya no se obtenían, como en el siglo XVI, un río de plata para pagar las importaciones.

Pero la gran novedad de la economía americana en el siglo XVII fue la creación de las plantaciones. Estas plantaciones, que usaban como mano de obra los esclavos negros transportados desde África, se fueron creando durante el siglo XVII en las colonias españolas, portuguesas, holandesas, inglesas y francesas.

Las plantaciones se establecían en las zonas de clima tropical, especialmente en las Antillas y el Norte de Brasil, y en ellas se obtenían grandes cantidades de tabaco, cacao y azúcar de caña.

En las plantaciones americanas, durante el siglo XVII, se empezó a fabricar azúcar a partir de la caña. Éste encontró un buen mercado en Europa.

EL REPARTO DEL MUNDO ENTRE ESPAÑA Y PORTUGAL

Los Reyes Católicos solicitaron al Papa que les concediera la soberanía de las tierras descubiertas por Colon para explotarlas y evangelizarlas.

Para evitar conflictos con Portugal se reunieron geógrafos y cartógrafos de los países y acordaron el Tratado de Tordesillas en 1494, según el cual se trazaba una línea imaginaria a 370 leguas al Oeste de las islas de Cabo Verde. Las tierras situadas al Oeste de este meridiano serían para Castilla, las situadas al este, para Portugal.

EL SEGUNDO VIAJE

El éxito del primer viaje permitió preparar rápidamente una segunda expedición, que partió en septiembre de 1493. Estaba formado por 15 barcos y 1.500 hombres, que se establecieron en la isla de Haití. En esta isla empezó la conolización española en América, al poner Colon en marcha un sistema económico de factorial comerciales.

COLON HIZO OTROS DOS VIAJES

El tercer viaje en 1498 Colon llegó a la isla de Trinidad y a la desembocadura del rió Orinoco, en la costa del continente. En el cuarto en 1502 recorrió las costas de América Central.

Desde 1495, en vista de las escasas aptitudes de Colon como gobernante, los Reyes Católicos habían establecido libertad de comercio con las nuevas tierras para todos sus súbditos, que debería pagar a la Corona el 10% de los productos que se desembarcasen en la Península.

Cuando Colon murió en Valladolid en 1506 seguía convencido de haber llegado a Asia.

BIBLIOGRAFÍA

Paginas: 116, 117, 120, 121, 122, 123, 124, 126, 127, 128, 129, 130, 131, 150, 151, 152, 153, 154, 155, 156, 157, 159, 164, 165, 166, 167, 169, 169, 174 y 175 del libro de Sociales.

Editorial: Vicens Vives

Autores: M. Garcia Sebastián

C. Gatell Arimont

M. Llorens Serrano

R. Ortega Canadell

J. Pons Granja

J. Roig Obiol

C. Viver Pi-Sunyer