España del Siglo XVI

Historia moderna. Monarquía. Reinado de Carlos I. Conflictos. Imperio. Reorganización administrativa. Felipe II. Política exterior. Demografía. Economía. Manufactura. Endeudamiento

  • Enviado por: José Luis
  • Idioma: castellano
  • País: España España
  • 8 páginas
publicidad
cursos destacados
Curso de reparación de teléfonos móviles / celulares
Curso de reparación de teléfonos móviles / celulares
El curso de Reparación de Telefonía Celular o Móvil está orientado a todas aquellas...
Ver más información

Iníciate con Ableton Live
Iníciate con Ableton Live
El curso da un repaso general por las órdenes y menús más básicos, para poder generar...
Ver más información

publicidad

T.7: LA ESPAÑA DEL SIGLO XVI

  • Los conflictos en el inicio del reinado de Carlos I: Comunidades de Castilla, Germanías de Valencia.

  • El imperio de Carlos I: Extensión y conflictos con otros imperios.

  • La organización administrativa de la monarquía.

  • El reinado de Felipe II: Problemas exteriores.

  • La evolución demográfica y económica.

  • 1. Los conflictos en el inicio del reinado de Carlos I: Comunidades de Castilla, Germanías de Valencia.

    Con el reinado de Isabel y Fernando se consolida el poder real por encima de todos, pero con Carlos I y Felipe II se consolida el Estado Moderno, y donde además crearán organismos burocráticos para controlar un territorio amplísimo con el que consolidarán todos sus estados. También es destacable la conflictividad existente en Europa, ya que conseguir la hegemonía europea suponía conseguir la hegemonía mundial. astilla, Francia, Inglaterra y Alemania tendrán una monarquía autoritaria hasta la 2º Guerra mundial.

    En Castilla es Carlos I, pero a nivel global es Carlos V, ya que hereda la corona de Castilla y Aragón y el imperio austriaca. Se plantea una situación negativa en la península. Trae un programa de gobierno que refuerza la monarquía y quiere utilizar las cortes de la península para pagar las campañas de Europa, y en segundo lugar trae a allegados suyos al poder. Se produce entonces un choque entre Carlos I que quería imponer una monarquía autoritaria mientras que las Cortes no.

    Se produce entonces una rebelión en Castilla, y se desata por la negativa de los representantes de las Cortes para aprobar los impuestos que Carlos I quería imponer. Esta fue la Rebelión de las Comunidades de Castilla.

    En ese momento se divide ya que las ciudades se rebelan contra la autoridad real. La rebelión de la comunidades se extiende entre Toledo y Valladolid, pasando por Segovia. El rey las declara ciudades rebeldes, ya que no querían que se les implantaran los impuestos a la fuerza. En 1521 el ejército comunero es derrotado y desaparecen las Cortes, aunque éstas serán convocadas alguna vez con carácter simbólico. Es la última agitación para la autonomía real de las comunidades.

    Las revueltas de las germanías es de artesanos, comerciantes, etc... y que tiene que ver con el deterioro de sus condiciones de vida, debido a el hambre y las epidemias. Sospechan que el Mediterráneo no va a ser una fuente de Conquista, y como no consiguen una respuesta, se rebelan contra Carlos I para llamar su atención, aunque también van a ser derrotados por el ejército. A partir de este momento la situación interior va a quedar estabilizada mediante la fuerza. Las Cortes en Castilla no se convocan y los de Aragón cada vez más tarde.

    Le interesa el mantenimiento del imperio como una potencia hegemónica en Europa, y para ello va a utilizar los reinos peninsulares.

    Esta política de contención se establece desde Carlos I a Felipe II al completo.

    La principal rivalidad que tiene Castilla es Francia. Son los dos reinos que primero establecen la monarquía y rivalizan para ganar la hegemonía europea.

    Para evitar que Francia se quede con la hegemonía se hacen alianzas entre Inglaterra y los principados alemanes (parte de la herencia de Carlos I). Le queda a Francia entonces una única vía de salida hacia el Sur.

    Durante el reinado de Carlos I se establecen también unas rivalidades entre Castilla y el imperio otomano. Éste se expande hacia la Europa del Este hasta llegar a las puertas de Austria, y conquistar los principales puertos e islas del mar mediterráneo.

    2. El imperio de Carlos I: Extensión y conflictos con otros imperios

    Francia no podía extenderse porque era bloqueada por los estados que pertenecían a la corona española. Esto da lugar a siete guerras, para lograr romper el escudo aislador o el bloqueo que impedían a Francia su consolidación como primera potencia europea..

    La Corona intenta conquistar los principales puertos, u para erradicar el Islam mediante las Cruzadas. En los puertos, calas, islotes se establecían las bases de los piratas berberiscos. En este choque los berberiscos piden ayuda al imperio turco. En la Batalla de Lepanto (1571) una flota va a derrotar a la flota turca. Esta batalla marca una paralización de las conquistas, es decir, se está en tablas. El límite de la expansión de Castilla y del imperio otomano es en una franja comprendida entre Libia y Túnez.

    La reforma protestante es un movimiento que se inicia en 1517 con las protestas de Martín Lutero. Enuncia sus teorías y rompe la unidad religiosa de Europa. Los estados europeos se van a dividir en estados religiosos y en estados protestantes. Alemania eran en ese momento muchos pequeños principados que le permanecían a Carlos I, y que dan cobijo a los protestantes, declarándose después estados o principados independientes.

    La paz de Augsburgo (1555) supone que Carlos I no tiene capacidad suficiente para erradicar el protestantismo y los estados declaran que pueden ser independientes del reino de Carlos I. Esta paz es momentánea ya que después se desatan las guerras de religión que irán desde 1555 hasta 1648.

    El mundo católico hace o convoca el Concilio de Trento (1545) y que es donde se van a fijar los contenidos religiosos y los principios doctrinales, que prevalecerán hasta el Siglo XX. Se produce la unión de intereses entre monarquía católica y la Iglesia católica. Esto sólo se romperá con las revoluciones liberales del S. XIX.

    Para la doctrina católica tradicional el lucro está mal visto, y el calvinismo le da totalmente la vuelta, ya que dice que si te haces rico así es porque Dios los quiere. La reforma protestante tuvo más arraigo en la Europa del Norte, por eso está más industrializado.

    Los países bajos pertenecían por herencia a Carlos I, y es donde se va a realizar la rebelión de las provincias del Norte. Fue una forma de rebelión contra Carlos I. El fenómeno no afecta por igual a los Países Bajos. Se formará la unión de Arras (Bélgica) y la unión de Utrecht (manufacturas y comercial).

    Lo que antes eran Flandes se va a dividir en eso.

    La guerra de los paises bajos fue una guerra muy violenta y muy costosa, en la que se luchaba contra los ejércitos de ciudadanos. Esta guerra hubo de ser pagada con un incremento de los impuestos procedentes de la Corona, mayoritariamente de Castilla.

    A mediados del Siglo XVI Inglaterra se convierte en una potencia, y se adhiere a la reforma, enfrentándose ideológicamente con la corona Española. Pero también existía una rivalidad por el control del océano atlántico que se manifiesta por el ejercicio de la piratería por barcos ingleses, autorizados por el propio gobierno inglés, para saquear a las flotas españolas procedentes de América con cargamentos de oro y plata principalmente.

    La Corona española va a hacer una flota de guerra que mandará a Inglaterra para conquistarla de un solo golpe, llamada Armada Invencible, pero que será derrotado por las malas condiciones meteorológicas del canal de la Mancha. Inglaterra en ese momento no tenía una armada considerable.

    Cuando las dos potencias rivales se dan cuenta de que no pueden, la Corona española se dedicará a conservar sus posesiones mientras que Inglaterra se dedicará a conquistar nuevos territorios de América.

    Durante aproximadamente 60 años, Portugal se va a incorporar momentáneamente a la corona española, mediante el matrimonio de Felipe II con una princesa portuguesa, hasta 1640 que se vuelve a independizar.

    El mantenimiento de esta estructura imperial suponía una gran cantidad de recursos económicos, que recayeron la mayoría sobre el reino de Castilla.

    5. La evolución demográfica y económica

    -Crecimiento Castilla > Aragón (De 6.5 a 8 m.hab.)

    -Decadencia de las ciudades del Norte de Castilla. Caída

    de la exportación de lana al N de Europa

    -Auge de las ciudades del sur y el litoral (comercio

    americano)

    -Emigración a ultramar (± 150.000)

    ECONOMIA:

    Una vez que se consolida el dominio del continente americano, se empiezan a explotar sus recursos mineros. Se trata de las minas de oro en Perú (Potosí) y las minas de plata en México (Guanajuato y zacatecas). Eran minas que se explotaban por concesión real. Una vez que el recurso se extraía se embarcaba en barco a Sevilla, y ahí se registraba en la Casa de Contratación, cobrándose el 20%, o el quinto real.

    Se producía el contrabando para no pagar el quinto real. En esta época no existía la moneda de valor fiduciario, sino la moneda de valor intrínseco.

    La llegada masiva de oro y plata a la península, suponía un aumento considerable de los precios. Esto se conoce como la rebelión de los precios. Fisher estudió esta economía, y realizó la siguiente ecuación:

    Ecuación de Fisher: P•Q=M•V

    Donde, (P)precio, (Q) cantidad de productos en el mercado, (M) masa monetaria, y (V) número de intercambios comerciales que se realizan.

    Los beneficiarios de esta llegada de oro y plata van a ser los comerciantes holandeses y banqueros genoveses, ya que la mayoría de oro y plata que entraba en la península, se gastaba comprando productos extranjeros, y artículos de lujo. Se aumenta la presión fiscal y la actividad económica se va a resistir.

    La alcabala era el 10% sobre la venta de cualquier producto, y desde 1591 se establecen “los millones”, que iban a parar sobre artículos de primera necesidad como el vino, pan, carne, etc. Unas veces se cobraban en metálico, y otras veces mediante la sisa, que consistía en que te vendían una parte de los comprado aunque te cobraban todo, es decir, que pagabas un litro de vino, pero te daban 0,8 l por ejemplo. Esto suponía una gran cantidad de dinero para la corona.

    Los impuestos se pagan siempre mientras que las tasas se pagan ocasionalmente, cuando tienes que hacer algo con la administración.

    Cada vez que alguien tenía que comprar un título de nobleza, o para ocupar un puesto en la organización, o en la venta de bienes de la Corona y señoríos, debían de pagar unas tasas. Las llamadas rentas de la Corona se basaban en el monopolio del Estado, como las minas, las salinas, aduanas, montazgo, ingresos de las órdenes militares y el servicio.

    Los gastos se dividían también en ordinarios y extraordinarios. Se pagaban los gastos de la corte y la administración. Se pagaban también la defensa de los reinos. Los gastos de guerra son gastos extraordinarios.

    Se produjo un encarecimiento de los productos castellanos, y no se puede resistir la competencia con los productos extranjeros más baratos.

    El alza de los salarios, junto con el encarecimiento de los productos castellanos implicó la caída de los beneficios. Una parte de los comerciantes cerraron y vivieron de las rentas acumuladas, y otra parte vivió de la deuda real.

    La corona ante la imposibilidad para poder pagar y mantenerse recurre a tres posibilidades. Como los ingresos no son suficientes se piden préstamos. Carlos I pedirá préstamos a los banqueros alemanes, pero al no pagarles, se niegan a dejarle más. Felipe II pide después dinero a los banqueros genoveses. Al final, ascendían más los intereses que el capital, por lo que opta por declaran la bancarrota del Estado. Felipe II la declarará tres veces en su reinado. Al ver la imposibilidad de pagar y devolver el dinero que le prestaron, concede a los banqueros los llamados “asientos”, que se basaba en que los tributos de un determinado lugar los cobraba el banquero al que se le otorgaba. Otra forma era el alza de la inversión en deuda real, llamada “juros”, por las que el comerciantes dejaba dinero al Estado tipo préstamo, y después le tenía que devolver la misma cantidad, mas unos intereses. Esto suponía el abandono de la actividad productiva de los artesanos, y por tanto el declive de la economía de la Corona.

    Esta economía se va a convertir en un problema de larga duración. Cuando el estado no puede dar lo prometido en los juros, tuvo que dar títulos de nobleza a cambio, lo que conllevaba a que los recientes miembros de la aristocracia ya no trabajasen y no tributasen, debilitando así la recaudación fiscal. Esto impulsó una subida de impuestos, y una decadencia económica del Estado.

    Felipe III y Felipe IV llegarán incluso a falsificar la moneda.

    El sistema de Consejos, es el sistema de gobierno del que se va a adoptar en la Corona hasta el S.XIX con la reforma de los liberales.

    Hablamos de un modelo que se extenderá en casi toda Europa, llamado monarquía absoluta. Todos están por debajo del rey, y todas las flechas van de su persona hacia abajo. No hay ninguna posibilidad de despojar al rey de su trono, ya que sino se consideraría como un pecado, debido al origen divino del poder. Este esquema cae con las revoluciones liberales del S.XVIII, con la revolución francesa.

    El rey acumula todos los poderes, el judicial, el legislativo y el ejecutivo. Están los tres unificados en la figura del rey.

    Para la labor de gobierno se rodea de personas de confianza, que son los secretarios, los que en un futuro se convertirán en los primeros ministros. Éstos surgen de aquella corte anterior y que tienen algo que les hace eficaces, llegándoles a poner en dicho puesto. Cada uno de ellos encuentra a la cabeza de un consejo, es decir, de una administración del Estado dedicado a un órgano exclusivo y específico de la administración. Pueden ser sectoriales (dedicados a un sector determinado) o territoriales (dedicados a un territorio específico). El consejo de Estado se encargaba de la relación de la Corona Española con otros estados, es decir, de la diplomacia. El consejo de Hacienda es el destinado a llevar a cabo la política fiscal de la corona. El consejo de Guerra era el encargado de buscar recursos en el exterior, mediante guerras, etc. Cada consejo se encarga de su función, y ninguno se entrometía en labores de otro.

    El consejo de inquisición se encargaba de vigilar la inquisición, para que ésta no se sobrepasara demasiado.

    Cada consejo territorial se encargaba de la administración de cada territorio. La figura de los virreyes o gobernantes eran los representantes de las figuras de los reyes en los distintos territorios que formaban la Corona Española.

    Comenzará a aparecer con Felipe II la figura de los validos. Eran individuos de confianza del rey, el cual les otorgaba la mayoría de sus poderes para que los ejerciesen en su nombre. Si existían tensiones, la culpa era del valido y era apartado del poder. Sino había el mérito era del rey.

    La administración territorial son los individuos que hacen cumplir las órdenes que mandan la administración central.

    En cualquier decisión la figura del rey era la que tenía la última palabra. Esta estructura se va a prorrogar en el tiempo hasta las revoluciones liberales del primer tercio del S.XIX (1833).

    Los territorios americanos después de conquistarlos van a ser colonizados por habitantes peninsulares con una concesión de la Corona, bien para explotar las minas, o bien para cualquier otra cosa.

    Los colonos van a constituir la cúspide de la sociedad. Consiguen la concesión de tierras para la práctica extensiva de superficie de pasto para ganadería. La otra opción era la de la gran plantación, una explotación intensiva dedicada al monocultivo para la exportación. Son fundamentalmente el tabaco, el azúcar y en algunas otras zonas el algodón, los frutales,…

    Los que estaban por debajo eran los criollos, son los españoles de 2º o más generación o el resultado del mestizaje de españoles con altas personas de la sociedad india. Debajo se encuentran los indígenas, mestizos, esclavos,… La cantidad de mezclas era inmensa. El mestizaje suponía que todo el mundo sabía que los colonos españoles mandaban.

    La economía mundo dice que hasta el S.XV Europa estuvo estancada en su territorio, y el mar Mediterráneo era el mar comercial. A partir del descubrimiento de América, el eje comercial pasa al océano atlántico. Entre América y Europa se implanta a nivel mundial el clásico esquema de la economía colonial.

    A partir de este momento este esquema quedará sometido a éste:

    Este modelo de economía-mundo seguirá del S.XVI hasta parte del S.XX. Factores como la ausencia de una capacidad de invertir en manufactura y el endeudamiento constante del mantenimiento de los territorios van a ser los factores que coloquen a España en la periferia en los siguientes siglos hasta mediados del S.XX.

    8

    INGLATERRA

    CASTILLA

    FRANCIA

    PRINCIPADOS ALEMANES

    IMPERIO OTOMANO

    Ejes de la política

    exterior de Carlos I

    IMPERIO OTOMANO

    Evolución demográfica

    Área de origen Casa de Contratación (20%) Circulación

    Contrabando

    Encarecimiento de los Productos extranjeros

    Productos castellanos más baratos

    Alza salarios Caída de Beneficios Salida masiva de

    Metales preciosos

    Vivir de las rentas Invertir en

    Acumuladas deuda real

    Aumento de endeudamiento de la Corona

    PERIFERIA

    CENTRO Y

    SUDAMÉRICA ASIA

    ÁFRICA

    Revolución de los precios

    AMÉRICA EUROPA ASIA

    Materias Primas

    Manufacturas Manufacturas

    Esclavos Materias primas

    ÁFRICA

    CENTRO

    EUROPA

    NORTEAMÉRICA

    Aumento de los intereses pagados Préstamos Aumento de la presión fiscal

    Bancarrota

    Alza de la inversión en deuda Cesión de tributos a los Empobrecimiento de la población

    “Juros”, abandono de las deudores -Asientos- pechera

    actividades productivas

    1

    1

    Vídeos relacionados