Espacios naturales protegidos

Parques Nacionales en España. Protección especies. Conservación naturaleza. Terminología. Normativa española

  • Enviado por: Boyero
  • Idioma: castellano
  • País: España España
  • 9 páginas

publicidad
cursos destacados
Curso de reparación de teléfonos móviles / celulares
Curso de reparación de teléfonos móviles / celulares
El curso de Reparación de Telefonía Celular o Móvil está orientado a todas aquellas...
Ver más información

Iníciate en LOGIC PRO 9
Iníciate en LOGIC PRO 9
Vamos a ver de manera muy sencilla y en un breve paseo de poco más de una hora como funciona uno de los...
Ver más información


DENOMINACIÓN DE LOS ESPACIOS NATURALES PROTEGIDOS:

Existen una veintena de denominaciones distintas para los Espacios Naturales Protegidos, que obedecen más a motivos circunstanciales de las distintas etapas en las que se han protegido esos territorios que a cuestiones fundamentales en la concepción de los espacios y las líneas maestras por las que se rigen. Su ritmo de creación está claramente asociado a la transferencia de competencias a las comunidades autónomas. En 1987, por ejemplo, se crearon un total de 121 ENP y, en 1991, otros 102. Por su implantación, y por la extensión de la superficie protegida, destaca la figura de Parque Natural.

La Unión Internacional para la Conservación de la Naturaleza (UICN) establece un listado de categorías de manejo de áreas protegidas que suelen ser tenidas en cuenta por los distintos países a la hora de preservar un espacio. En nuestro país, la Ley 4/89 de Conservación de los Espacios Naturales y de la Flora y Fauna silvestres, establece 4 figuras de espacios protegidos:

Parque: "son áreas naturales, poco transformadas por la explotación u ocupación humana que, en razón de la belleza de sus paisajes, la representatividad de sus ecosistemas o la singularidad de su flora, de su fauna o de sus formaciones geomorfológicas, poseen unos valores ecológicos, estéticos, educativos y científicos cuya conservación merece una atención preferente". En el Parque se podrá limitar el aprovechamiento de los recursos naturales, prohibiéndose en todo caso los incompatibles con las finalidades que hayan justificado su creación. Se facilitará la entrada a los visitantes con las limitaciones precisas para garantizar la protección.

Reserva Natural: su finalidad es la "protección de ecosistemas, comunidades o elementos biológicos que, por su rareza, singularidad, importancia o fragilidad merecen una valoración especial". La explotación de recursos también está limitada y se prohibe la recolección de material biológico o geológico, salvo por razones científicas o educativas, con permiso previo.

Monumento Natural: "son espacios o elementos de la naturaleza constituidos básicamente por formaciones de notoria singularidad, rareza o belleza. Se consideran también a las formaciones geológicas, los yacimientos paleontológicos y demás elementos geológicos con valores culturales, científicos o paisajísticos".

Paisaje protegido: "aquellos lugares concretos del medio natural que, por sus valores estéticos y culturales, son merecedores de una especial protección".

En España existen otras áreas protegidas que forman parte de una red supra nacional y que obedecen a directivas y convenios internacionales firmados por nuestro país. Entre esas figuras destacan:

- Zonas de Especial Protección para las Aves (ZEPA), auspiciadas por la Directiva de Aves, que se aprobó en 1979.

- Humedales de Importancia Internacional, incluidos en el Convenio de Ramsar.

- Reservas de la Biosfera, dentro del Programa MAB de la UNESCO.

- Red Natura 2000. La Directiva de Hábitats, adoptada en 1992, pretende establecer una red de espacios naturales protegidos en la UE, que está en desarrollo y que permitirá la conservación de los hábitats más importantes del continente.

Espacios naturales protegidos por CC AA:

CC AA

NºENP

SUPERFICIE

SUPERF.CC AA

%PROTEGIDO

Andalucía

83

1.479.508

8.726.800

16,95

Aragón

27

102.489

4.765.000

2,15

Asturias

55

300.204

1.056.500

28,41

Baleares

6

8.380

501.400

3,51

Canarias

145

314.234

724.200

43,33

Cantabria

5

30.978

528.900

5,85

Castilla-L.M.

8

76.741

7.923.000

0,96

Castilla y León

10

269.897

9.419.300

2,86

Cataluña

80

127.775

3.193.000

4,00

Extremadura

6

35.573

4.160.200

0,85

Galicia

15

54.988

2.943.400

1,86

Madrid

8

80.084

799.500

10,01

Murcia

12

47.849

1.131.700

4,22

Navarra

75

34.088

1.042.100

3,27

País Vasco

10

70.133

726.100

9,65

Rioja

1

23.640

503.500

4,70

Valencia

13

38.420

2.330.500

1,64

Ast/Cant/C-León

1

64.660

 

 

TOTAL

560

3.159.641

50.475.000

6,25

Nota: En esta tabla sólo se cuantifica la superficie terrestre protegida, para compararla con la superficie total de cada CC AA. La superficie marina protegida alcanza las 67.660 hectáreas.

Dado el gran número de espacios protegidos existentes en nuestro país, en este trabajo solo desarrollaré datos referentes a los parques nacionales y naturales que protegen el ecosistema mediterráneo y la fauna típicamente ibérica.

Pasado y presente de la Red de Parques Nacionales.
España:
Un país pionero en la conservación de la naturaleza

España es uno de los primeros países de Europa en iniciar la política de protección de los espacios naturales con la introducción de la figura de Parque Nacional, creada en Estados Unidos en 1878 con la declaración del Parque Nacional de Yellowstone. En 1916, con la promulgación de la Ley General de Parques Nacionales se creó la Junta Central de Parques Nacionales y se declararon los primeros Parques Nacionales españoles.

Se puede decir que el actual sistema de Parques Nacionales españoles nace el 22 de julio de 1918, cuando se declara el Parque Nacional de la Montaña de Covadonga o de Peña Santa en el macizo occidental de Picos de Europa y, dos meses después, el Parque Nacional del Valle de Ordesa o del río Ara, en el Pirineo del Alto Aragón. En 1931 su gestión queda centralizada en la llamada Comisaría de Parques Nacionales, constituida por un polifacético equipo en el que participaban ingenieros de montes, naturalistas, historiadores, académicos de Bellas Artes y expertos en turismo.

En 1940 la gestión de los espacios naturales pierde su autonomía y queda en manos de la Dirección General de Montes, Caza y Pesca Fluvial por medio de un Consejo Superior de Caza, Pesca Fluvial, Cotos y Parques Nacionales. Tras un largo período, los Parques Nacionales renacen con la declaración de los primeros representantes del paisaje volcánico canario: Parques Nacionales de las Cañadas del Teide y de Caldera de Taburiente en 1954; un año más tarde nace el de Aigüestortes i Estany de San Maurici.

Con la aprobación en 1957 de la Ley de Montes, que deroga la de 1916 y asume la gestión de los espacios naturales, se crean las primeras Reservas Nacionales de Caza y tres nuevos Parques Nacionales: Doñana (1968), Tablas de Daimiel (1973), y Timanfaya (1974). En 1975, al amparo de la nueva Ley de Espacios Naturales, se protege una representación de los bosques de laurisilva en el de Garajonay, último Parque Nacional canario declarado. Al mismo tiempo se amplían notoriamente las superficies de dos de los parques más emblemáticos, en 1978 la de Doñana, y en 1982 la de Ordesa, que pasa a llamarse Parque Nacional de Ordesa y Monte Perdido. El 30 de marzo de 1988 el Parlamento de Cataluña reclasifica Aigüestortes como Parc Nacional según lo establecido en la Ley 12/1985 de Espacios Naturales de Cataluña.

El 27 de marzo de 1989 se aprueba la Ley de Conservación de los Espacios Naturales y de la Flora y Fauna Silvestre que deroga la anterior de 1975. Esta nueva Ley centra su estrategia en materia de gestión y declaración de los espacios naturales protegidos con cuatro figuras, Parque Nacional, Reserva Natural, Monumento Natural y Paisaje Protegido, y amplía su régimen jurídico protector más allá de los espacios naturales protegidos con la aparición de una novedosa figura de gestión, los Planes de Ordenación de los Recursos Naturales (PORNs). Tras una década desde su aprobación se han dado vida a cinco nuevos Parques Nacionales: Archipiélago de Cabrera en 1991, Picos de Europa y Cabañeros en 1995, Sierra Nevada en 1999 e Islas Atlánticas en 2002, último Parque Nacional creado.

Tras la declaración de nulidad del Tribunal Constitucional de la disposición adicional quinta de la Ley 4/1989 (Sentencia 102/1995), en tanto que atribuía la gestión de los Parques Nacionales al Estado, se aprueba la Ley 41/1997 por la que se modifica la Ley 4/1989, estableciendo un nuevo modelo de ordenación y gestión, desarrollado por el Real Decreto 1760/1998. Se crea una nueva figura de ordenación, el Plan Director de la Red de Parques Nacionales, que impone la pauta para la redacción de los Planes Rectores de Uso y Gestión de los mismos. Se establece el actual organigrama de la Red, configurado, en el marco de organización del Plan Director, por el Consejo de la Red de Parques Nacionales, las Comisiones Mixtas de Gestión y los Patronatos. Esta misma Ley establece la reintegración a la Red del Parque Nacional de Aigüestortes i Estany de Sant Maurici.

Parques Naturales y Nacionales que protegen el ecosistema mediterráneo:

-P.Natural “Montes de Málaga”: El Parque está formado por una cadena montañosa de media altura que discurre paralela a la costa mediterránea, a unos 15 km de ella. Las repoblaciones forestales de pinares que se realizaron en la cuenca del río Guadalmedina para evitar las inundaciones que Málaga venía sufriendo durante siglos, hacen de este espacio un auténtico parque protector. Su cercanía a la ciudad de Málaga, así como su interés paisajístico, otorgan un gran valor al Parque como lugar de esparcimiento alternativo para el turismo de la Costa del Sol. Ocupa un total de 4.762 ha, siendo uno de los parques naturales andaluces más pequeños y está integrado en los municipios de Málaga y Casa Bermeja, con una población aproximada de 600.000 habitantes (incluyendo la ciudad de Málaga).

Imagen del parque en las proximidades de Málaga

-P.Natural “Despeñaperros”: El Parque Natural de Despeñaperros está situado al norte de la provincia de Jaén en Sierra Morena. Ha sido el paso natural de comunicación entre la meseta castellana y Andalucía, a través de un desfiladero labrado en la roca por el río que da nombre a este Parque. Tiene una superficie de 6.000 ha, lo que lo convierte en uno de los parques naturales andaluces menos extensos y sobre su territorio sólo hay un municipio inmerso, Santa Elena, con una población unos 1.000 habitantes. Posee un alto valor paisajístico debido, en gran medida, a su orografía, siendo la verticalidad de las paredes cubiertas de líquenes, que constituyen el desfiladero y las formas adquiridas por algunas de ellas, lo más relevante. Esta variante orografía hace que en él se conjuguen tanto vegetación típica mediterránea, como vegetación de ribera entorno a los ríos que la recorren.

Imagen de Despeñaperros

-P.Natural “Sierra del Castril”: El Parque Natural de la Sierra de Castril, ubicado al oeste del apéndice nororiental de la provincia de Granada, forma parte de la Cordillera Oriental del sistema Subbético andaluz. Abarca 12.665 ha, y se encuentra en su totalidad en el término municipal de Castril, con una población aproximada de 3.150 habitantes. La naturaleza caliza del terreno y las numerosas precipitaciones en las cumbres permiten disfrutar de un rico ecosistema húmedo con abundantes saltos, cascadas y cuevas, como la de San Fernando, que tiene las galerías de mayor longitud y profundidad de la provincia de Granada.

-P.Natural “Sierra de Huétor”: En el centro geográfico de la provincia de Granada se encuentra el Parque Natural de Sierra de Huétor, interrumpiendo la Depresión Penibética y uniendo esa cordillera con el macizo central de las subbéticas. Su superficie es de 12.428 ha y comprende 7 municipios con una población aproximada de 10.000 habitantes. El Parque incluye un conjunto de sierras de media altura. Destaca el "Mirador de Sierra Nevada", en el municipio de Diezma a 1233 metros de altitud, que ofrece unas mejores vistas panorámicas de esta emblemática sierra.

Caserío de labranza en los límites del parque “sierra de Huétor”

-P.Natural “Sierra Mágina”: El Parque Natural de Sierra Mágina, situado al sur de la provincia de Jaén, se alza como un macizo aislado entre la campiña de olivares, asomando sobre la depresión del Guadalquivir. En su superficie, de 19.985 ha, están incluidos 9 municipios con una población aproximada de 36.000 habitantes. Formando parte de la Cordillera Subbética, la Sierra Mágina, con una altitud máxima de 2.167 m en el pico de Mágina, constituye el macizo más elevado de la provincia de Jaén. Sobre su relieve escabroso, de pronunciadas pendientes y profundas vaguadas, se asienta una valiosa vegetación mediterránea, que incluye especies de distribución muy restringida del sur de la Península Ibérica y otras exclusivas de esta sierra.

-P.Natural “Sierras Subbéticas”: El Parque Natural de las Sierras Subbéticas se encuentra en el sur de la provincia de Córdoba en las Sierras que le dan su nombre. Tiene una superficie de 31.568 ha en las que existen ocho pueblos de gran belleza, y en los que habitan una población de unos 64.500 habitantes. Este Parque forma parte de la Cordillera Bética, de marcada naturaleza caliza. Esta naturaleza geológica y sus formaciones asociadas, entre las que destacan las numerosas cuevas, como la de los Murciélagos, confieren a este espacio un paisaje de gran valía. La vegetación mediterránea típica que cubre la mayor parte del Parque es sustituida en los aforamientos rocosos por vegetación rupícola; algunas de sus especies son exclusivas de estas sierras.

-P.Natural “Sierra de Cárdena y Montoro”: Ubicado en el extremo nororiental de la provincia de Córdoba, el Parque Natural de las Sierras de Cardeña y Montoro presentan el relieve suave y alomado característico de Sierra Morena, formando una unidad paisajística con el Parque Natural de la Sierra de Andújar. Comprende una superficie de 41.245 ha de los municipios de Cardeña y Montoro con una población aproximada de 12.000 habitantes. Los sobresalientes paisajes de las Sierras de Cardeña y Montoro, en los que la acción del hombre ha sido muy respetuosa con sus valores naturales, dan cobijo a una fauna emblemática entre las que destaca algunos mamíferos como el lince, el lobo y la nutria.

-P.Natural “Sierra de Andújar”: El Parque Natural de Sierra de Andújar se sitúa al noroeste de la provincia de Jaén, en plena Sierra Morena. Tiene la forma de un triángulo equilátero casi perfecto. Limita por el oeste con el cordobés Parque Natural Sierra de Cardeña-Montoro, con el que comparte muchos de sus valores naturales. Este Parque tiene una superficie de 60.800 Has, y contiene cuatro términos municipales con una población de algo más de 40.000 personas. Posee las más extensas manchas de vegetación natural típicamente mediterránea de toda Sierra Morena y alberga especies con alto grado de amenaza como son el lince, el lobo y el águila imperial, que tienen en estas sierras uno de sus últimos asentamientos.

-P.Naturales “Sierra de Hornachuelos, Sierra norte de Sevilla y Sierra de Aracena”: El Parque Natural de la Sierra de Hornachuelos se sitúa en el extremo centro-occidental de la provincia de Córdoba, marcando el inicio de Sierra Morena occidental. Por el oeste se prolonga en el Parque Natural de la Sierra Norte de Sevilla, que a su vez se prolonga en el de Sierra de Aracena y Picos de Aroche. Esta sierra cuenta con un importante valor como espacio cinegético a nivel nacional, característica que junto con el régimen de propiedad de grandes fincas ha hecho posible la pervivencia de una vegetación mediterránea bien conservada y una fauna variada.

-P.Natural “Los alcornocales”: El Parque Natural de los Alcornocales contiene el alcornocal más extenso de la Península Ibérica y uno de los mayores del mundo. Este Parque está situado entre las provincias de Cádiz y Málaga, forma una franja que conduce desde el interior de las estribaciones de las sierras gaditanas hasta las doradas playas de Tarifa. Tiene una superficie de 170.025 ha, con 14 municipios inmersos. La población asciende a más de 380.000 personas.

Bosque de Alcornoques en el parque

-P.Natural “Sierra de Cazorla”: El Parque Natural de la Sierra de Cazorla, Segura y Las Villas, es el espacio natural protegido más extenso de España y de gran parte de Europa; su superficie es de 214.336 ha. Está situado en el nordeste de la provincia de Jaén, y une el sector oriental de Sierra Morena con el Sistema Subbético que lo conforma en su gran mayoría. Este Parque es la cuna de dos de los ríos más importantes de la península ibérica, el Guadalquivir, que vierte sus aguas en el Atlántico y el Segura, que lo hace en el Mediterráneo. Además posee numerosos pantanos y lagunas; entre los primeros, destaca "El Tranco de Beas". Estas sierras tienen una gran riqueza florística y faunística, teniendo un total de 24 especies endémicas.

-P.Nacional “Coto de Doñana”: El Parque Nacional de Doñana es un mosaico de ecosistemas que albergan una biodiversidad única en Europa. Destaca sobre todo la marisma, de extraordinaria importancia como lugar de paso, cría e invernada para miles de aves europeas y africanas y también las grandes extensiones de bosque mediterráneo. En el Parque viven especies únicas, y en serio peligro de extinción, como el águila imperial ibérica y el lince ibérico.

Diversos aspectos de Doñana: Fauna y Flora

Espacios naturales protegidos
Espacios naturales protegidos
Espacios naturales protegidos
Espacios naturales protegidos

-P.Natural “Carrascal de la Font Roja”: En este parque, cercano a la ciudad de Alcoy (Alicante), se conserva en excelente estado un buen ejemplo de carrascal levantino, que junto con otras especies forman un bosque de gran singularidad.

Instantánea del entorno de la “Font Roja”

-P.Nacional “Cabañeros”: Este parque nacional con una extensión de 39.000 ha. Y situado entre las provincias de C.Real y Toledo en pleno corazón de los Montes de Toledo es célebre pos haber estado a punto de convertirse en campo de tiro por haber llegado a ser hoy día uno de los puntos más protegidos de la zona. Su paisaje está formado por extensas rañas con ricos pastos estacionales que ofrecen alimento a multitud de animales. Las sierras y macizos cubiertos de bosque y matorral mediterráneo dan cobijo a gran variedad de aves y mamíferos. En él habitan más de 200 especies de aves distintas, entre las que destacan las grandes rapaces, como el águila y el buitre; mamíferos como el ciervo, corzo o jabalí y en general, una rica flora con una gran variedad de árboles y arbustos.

Espacios naturales protegidos
Espacios naturales protegidos

Jabalíes en Cabañeros Encinas, típico árbol mediterrláneo

Espacios naturales protegidos

Imagen característica de Cabañeros

-P.Natural “Monfragüe”: Con una superficie de 17.852 ha., Monfragüe constituye sin lugar a dudas uno de los más destacados enclaves en lo que a fauna y flora mediterránea se refiere. Destacan los más de 200 nidos de buitre negro con los que cuenta este espacio situado en plena provincia de Cáceres.

-P.Natural “Cornalvo”: La presa del Cornalvo de origen romano y su maravilloso entorno de bosque y matorral mediterráneo quedan protegidos en este parque de 10.570 ha. Situado en las cercanías de Mérida (Badajoz) y en la que destaca la presencia de la cigüeña negra.

-P.Natural “Hoces del Duratón”: El Parque Natural de las Hoces del río Duratón está situado en el noreste de Segovia, aguas abajo de la villa de Sepúlveda (Segovia). En esta zona el río se ha encajado en un profundo cañon, que en algunos lugares alcanza más de 100 metros de desnivel. Al interés y belleza del paisaje hay que añadir la gran riqueza arqueológica e histórica que encierra en su interior esta garganta. En los altos farallones rocosos que culminan las hoces anidan casi 250 parejas de buitres leonados, acompañados de un buen número de calimochos, águilas reales y Halcones peregrinos.

Paredes rocosas junto al río duratón