Esfinge

Mitología griega y latina. Criaturas mitológicas. Enigmas

  • Enviado por: Nombre Completo
  • Idioma: castellano
  • País: España España
  • 5 páginas
publicidad

LA ESFINGE

La esfinge fue hija de Equidna y de Tifón, según escribió Laso de Hermíone, que Juno, airada, envió contra el territorio tebano. Se cuenta que ésta fue de pecho y cara de mujer y tuvo patas y cola de león y alas de ave. Pero Clearco escribió que tenía cabeza y manos de doncella, voz humana, cola de serpiente, garras de león, alas de ave.

Esta Esfinge, proponía a cada hombre que pasaba por allí enigmas muy oscuros que había aprendido de las Musas; y cualquiera que no pudiera resolverlos era despedazado por las garras de la Esfinge. Había sido determinado por un oráculo que habría de morir la Esfinge en el momento en que alguien hubiera resuelto el enigma propuesto.

Puesto que los tebanos deseaban liberarse de aquel azote, que se adueñaría del reino de Tebas y tendría como esposa a la de Creonte, el hijo de Hemón, quien hubiera resuelto el enigma de la Esfinge. La Esfinge solía despedazar con mucha facilidad a los hombres vencidos, puesto que tenía la parte delantera de su cuerpo de león, las garras de grifo y nadie podía escapar de ella, ya que tenía alas de águila y volaba muy rápidamente hasta ellos, aunque tenía la parte posterior de su cuerpo de hombre.

Fueron muchos y muy distintos los enigmas que proponía a los diferentes pueblos, pero casi siempre se proponía a los tebanos el siguiente: Existe sobre la tierra alguien de dos pies y de cuatro, cuya voz es una sola, y de tres pies. El es el único que cambia la naturaleza de cuantos seres vivos se mueven en la tierra, por el éter y bajo el mar. Pero cuando camina apoyándose en más pies, entonces el vigor de sus miembros es mucho más débil. Como Edipo resolviese este enigma, obtuvo el reino y se casó con Yocasta, su madre y la de Creonte, el hijo de Hemón. Edipo declaró que mediante este enigma se señalaba la naturaleza del hombre anciano, quien precisa de báculo para sostenerse y, cuando niño, camina a cuatro patas y utiliza las manos como pies y es entonces especialmente débil. Tras haber oído estas cosas, la Esfinge se arrojó desde un lugar elevado y abrupto y los tebanos quedaron libres de todo peligro.

Estas cosas han sido dichas a manera de fábulas sobre la Esfinge. En lo que a la verdad concierne, se dice que la Esfinge es una saqueadora que ejercía sus rapiñas junto a Moabe y el monte Ficio e irrumpiendo desde sus emboscadas llegaba volando para perdición de los hombres que pasaban. Y se estableció en emboscadas en este monte hasta que Edipo, superadas las dificultades del lugar, la venció con un ejército de corintios, según escribió Estrabón en el libro IX y Fanodemo en el libro V de Los asuntos del Atica. Pero el propio Estrabón confió a la memoria que la Esfinge, en principio, hostigaba con incursiones de piratería aquel mar que está junto a Antedón y que después se dedicó a asechanzas y latrocinios en tierra firme.

Se dijo que proponía enigmas casi insolubles a los caminantes porque, debido a la dificultad del lugar, nadie había podido vencerla antes del ejército de Edipo, que superó todas aquellas ocultas encrucijadas y dificultades de los lugares. Otros dicen que aquélla, mientras ejercitaba sus rapiñas, solía proponer enigmas a los cautivos y, si alguno los resolvía, quedaba libre con todos sus bienes.

Le fueron atribuidos diferentes miembros de distintos animales. Pues las garras de león o de grifo significaban la crueldad o la rapiña. Las alas eran la rapidez de sus compañeros de saqueo y, aunque era único su cuerpo, le atribuían diferentes figuras totalmente mezcladas.

Filócoro, en el libro Sobre los sacrificios, dice que Edipo, aconsejado por Minerva, fingiéndose aliado para la rapiña, se dirigió junto a la Esfinge y, atrayéndose Edipo siempre nuevos compañeros, finalmente la dominó con una gran tropa de los suyos. Como el cuerpo de la Esfinge fuese llevado colocado sobre un asno a Tebas, Edipo fue proclamado rey por los tebanos por ser un hombre astuto, prudente y belicoso y que sería capaz, por su sabiduría, de defender la ciudad de las asechanzas de los enemigos si fuera necesario. Y entonces, sin saberlo, se casó con su madre.

Mediante la fábula de la Esfinge fue puesto de relieve esto por parte de los antiguos sabios, a saber que cada uno debe sobrellevar con ánimo resignado su suerte y, por más que alguien lo soporte a duras penas, es necesario que lo soporte en su totalidad.

Pues, ¿qué significan las alas? ¿Acaso no son la inconstancia de la fortuna? O, ¿por qué se le atribuyen garras dirigidas a la rapiña? ¿Acaso no es porque puede arrebatar todo lo que le plazca de cualquier sitio? ¿Por qué es humano su rostro? Porque es humano estar sometido a las calamidades y vicisitudes de la fortuna. La parte de león significa que las situaciones adversas deben ser soportadas con ánimo valeroso, las cuales deben ser sobrellevadas incluso por la fuerza en su conjunto. Pues, si alguno se niega a resistir con prudencia las desgracias o si no se protege sabiamente en la adversidad, éste será atormentado y despedazado cruelmente por la propia Esfinge.

Los sabios quisieron aconsejarnos mediante esta fábula que, con la sabiduría o el consejo de Minerva ha de ser vencida por ella. Pues, ¿de qué se trata en ese enigma anterior? ¿Acaso no es de la debilidad humana, puesto que no nace nada más débil o desgraciado que el hombre? Y suficientemente sobre la Esfinge.

BIBLIOGRAFIA

_DICCIONARIO DE LA MITOLOGIA GRIEGA Y ROMANA.

CHARLES PICARD.

ED.LABOR S.A.

_MITOLOGIA.

NATALE COMTI.

UNIVERSIDAD DE MURCIA 1988.

SECRETARIADO DE PUBLICACIONES, ED.292

_DICCIONARI DE MITOLOGIA GREGA I ROMANA.

PIERRE GRIMAL.

ED.LABOR.

_DICCIONARI DE LA MITOLOGIA GREGA I ROMANA.

JORDI PARRAMON I BLASCO.

ED.62 CANGUR.

_LA MITOLOGÍA EN LA VIDA COTIDIANA.

ASSELA ALAMILLO.

ED. ACENTO. FLASH NUM.69

_ENCICLOPEDIA ENCARTA 99.

MICROSOFT MULTIMEDIA.

_INTERNET.