Escultura romana

Arte clásico romano. Relieves. Relieve histórico. Retrato oficial. Trajano. Adriano. Antoninos. Severos. Roma. Historia

  • Enviado por: Silvia Tovar
  • Idioma: castellano
  • País: España España
  • 7 páginas
publicidad
cursos destacados
Curso de reparación de teléfonos móviles / celulares
Curso de reparación de teléfonos móviles / celulares
El curso de Reparación de Telefonía Celular o Móvil está orientado a todas aquellas...
Ver más información

Cómo montar un Ordenador
Cómo montar un Ordenador
En este curso te guiamos de una forma muy práctica y gráfica, para que puedas realizar el montaje de tu...
Ver más información

publicidad

LA ESCULTURA ROMANA

0.INTRODUCCIÓN.

En un principio se pensó que la escultura romana era un retroceso con respecto a Grecia ya que se copiaron muchas obras griegas pero sin su perfección característica. Pero en realidad esa perfección se abandonó deliberadamente porque lo que querían eran obras más realistas, más humanas.

En general, la escultura romana está marcada por un carácter realista y es, muy probablemente, debido al sentido práctico que caracteriza a esta cultura y que les hace representar personas y cosas que se reconozcan como tales. Aún así, no podemos dejar de lado la influencia griega y su idealismo, que se reflejará en muchas obras romanas. Por eso se puede afirmar que existieron dos corrientes paralelas en la escultura romana: una popular y realista y otra aristocrática e idealista.

Podemos distinguir cuatro etapas en la escultura:

-La etapa de la Roma Republicana.

-La época de Augusto.

-La época imperial, con Trajano y Adriano.

-El bajo imperio, con Antoninos y Severos.

1. LA ESCULTURA EN LA ROMA REPUBLICANA.

Durante esta época y hasta los Flavios la escultura estará fuertemente influenciada por el helenismo e imitarán muchas obras griegas.

También podemos afirmar que tuvieron una influencia etrusca en sus primeras obras, ya que ha habido descubrimientos arqueológicos que nos muestran estatuas de terracota y madera típicas de los etruscos.

Por ejemplo, en el Templo de Júpiter Capitolino, una de las obras encontradas y consideradas como un símbolo del nacimiento del arte romano es la Loba Capitolina. Esta escultura es atribuída a los etruscos y fue realizada en la primera mitad del siglo V a. C., y más adelante añadieron a los gemelos Rómulo y Remo.

Otra obra importante de este período, pero ya del siglo III a. C es la cabeza de Bruto Capitolino, que pertenece a una estatua de bronce ya perdida, y que junto a las fuentes literarias nos permite hacernos una idea de las estatuas que decoraban la ciudad en esa época. También está, en el museo Vaticano, la estatua del Marte Todi, perteneciente al arte etrusco y de canon clásico, lo que comfirma las influencas griegas y etruscas en el arte romano.

-El Relieve.

Al final de este periodo es cuando la escultura empieza a adquirir las características de lo que será realmente la escultura romana.

Ahora aparece, junto con una nueva clase social más rica, un nuevo tipo de monumentos que se decorarán con esculturas y relieves. Estos relieves presentan temas mitológicos como procesiones de divinidades y de animales llevados a sacrificar, y se percibe un simbolismo bastante acentuado, donde los animales tienen un tamaño desproporcionadamente grande en comparación con las personas, como ocurría en el helenismo.

Pero también aparece otro tipo de relieve, el relieve histórico, que acabará desarrollándose en la etapa de Augusto y que consiste en un estilo puramente narrativo y realista.

-El Retrato.

El retrato romano deriva del retrato realista de la época helenística, aunque aquí el realismo será mayor. Lo que se pretende representar es a la persona tal y como es, mostrando su tipo de vida, sus funciones políticas...

Los primeros retratos fueron los de Pompeyo, Cicerón y César y son muy realistas. En ellos se muestra una gran dureza en los trazos y en la expresión, cosa que no ocurría en el helenismo.

Otra diferencia es que en Grecia los retratos eran casi siempre de hombres y mujeres famosos: poetas, atletas, políticos..., mientras que en Roma serán de cualquier persona que tenga medios para pagarlos.

Aparecen varios tipos de retratos y uno de ellos será el retrato asociado al culto de los antepasados y a la gloria familiar, donde existe una gran minuciosidad y un gran realismo y se muestran todos los rasgos físicos reales aunque se trate de imperfecciones.

Un ejemplo de esta época que no se había dado hasta entonces es una escultura de un patricio romano llevando dos bustos-retrato en las manos. Se trata de la estatua Barberini y muestra tres generaciones de una misma familia.

En cuanto al material de construcción, se utilizó la piedra y el mármol.

2. EL CLASICISMO AUGUSTAL.

En esta época imperial se perdió parte de ese realismo puro romano y se idealizó más a los personajes ya que se quiso hacer de la grandeza romana una grandeza divina. Así, se elevó la imagen de los hombres a la altura de los dioses. Como ejemplo tenemos el retrato de Marco-Antonio, que prácticamente parece un dios.

-El Relieve Histórico.

El ejemplo más característico del relieve de esta época lo tenemos en el "Ara Pacis", (Altar de la Paz), que mandó construir Augusto a su regreso de las Galias y de la Península Ibérica y lo dedicó a la Pax Augusta.

El altar estaba situado sobre un podio y estaba decorado con monumentales relieves separados por pilastras con candelabros vegetales.

En la parte exterior del altar la decoración presenta dos niveles y el inferior presenta elementos vegetales mientras que el superior está hecho a base de figuras humanas. Tiene cuatro paneles a los lados de las puertas con escenas míticas y alegóricas y presentan un gran simbolismo. Las procesiones situadas en los lados largos presentan, una el aspecto oficial con los sacerdotes, y la otra un aspecto semioficial con la familia de Augusto.

En estos relieves aparecen elementos que se alejan bastante del modelo griego. En las obras se presenta la perspectiva y una nueva situación espacial que hasta entonces había sido exclusiva de la pintura, pero que ahora se utiliza en la escultura. Además, a las obras se les trata de dar apariencia de tranquilidad, cosa que se corresponde con la situación espiritual y política del momento.

También podemos afirmar que en el mundo griego jamás se habrían unido los frisos con elementos vegetales y con personajes como ocurre en el Ara Pacis, ni se hubieran representado procesiones con diferentes temas y estilos en una misma obra como ocurre en los paneles laterales del altar. Ahora no se ve una relación orgánica y estructural en las obras.

Otra de las obras romanas en las que se aprecian estas características está en el altar de los Vicomagistri, que está en el museo Vaticano. Se trata de un friso que representa una procesión sagrada con diversos personajes religiosos. Aquí hay una gran unidad entre cada una de las figuras y también se aprecian dos planos diferentes, uno detrás del otro, que le da más realismo a la obra.

El retrato oficial.

El retrato oficial aparece en la época de transición entre el período augustal y el período flavio. En estos retratos entre los que destacan los de las estatuas de Augusto tanto joven como maduro, y el retrato de Tito, se busca el naturalismo y realismo que se veía en los relieves.

3. EL ARTE IMPERIAL: TRAJANO Y ADRIANO.

-La época de Trajano.

Lo más característico de esta época es la representación de relieves históricos en las columnas, cosa que no se había hecho nunca antes. Por ejemplo, en la Columna Trajana, que está en el foro de Trajano, se ven representados episodios de batalla y de guerra y diferentes momentos de importancia política. Estos relieves están alrededor de toda la columna como si fuera un papiro desenrollado y se puede considerar como un resumen oficial de toda la política imperial.

La estructura del relato obedece a una unión de temas según un orden repetido, con la salida, la construcción de rutas y de fortificaciones, las ceremonias religiosas y los discursos militares, las batallas...

Estos relieves estaban policromados de modo que todo parecía más real.

También se narraban hechos históricos mediante relieves en los arcos de triunfo y como ejemplo podemos poner el arco de triunfo de Benevento, donde se ven escenas pacíficas en la parte que está orientada hacia la ciudad mientras que en el otro lado se ven escenas militares. En el arquitrabe están las escenas triunfales y en el interior del arco se ve un sacrificio y un episodio acerca de la institución de préstamos.

En cuanto al retrato, hay una evolución de éste en relación con las obras en relieve y hay una cierta idealización del personaje.

También será importante la decoración escultórica de los sarcófagos, donde se decorarán tres lados para poder apoyarlos contra la pared del sepulcro.

-La época de Adriano.

Con Adriano hay una vuelta al clasicismo griego y se dará mucha importancia a la calidad de los materiales. En las esculturas se tratará de crear cuerpos de una gran fineza, incluído el rostro, al igual que en Grecia, y los cabellos serán espesos con lo que se producen efectos de claroscuro.

En cuanto a los relieves, aparece un nuevo tema que tendrá popularidad en Roma: la caza.

4. EL BAJO IMPERIO.

-La época de los Antoninos.

Las características de la escultura de esta época están representadas en los relieves de la basa de la columna de Antonino. La estructura de esta columna es muy parecida a la de la columna trajana, pero los detalles de proporción y de representación son distintos. Las victorias y las guerras ahora van acompañadas de manifestaciones de tipo místico y sobrenatural y se presentan al mismo tiempo que las victorias romanas.

A finales del siglo II hay un gran cambio en el estilo oficial y se puede observar en los relieves del Capitolio y del arco de Constantino. El tema de estos relieves es la lucha contra los pueblos bárbaros y se muestra una serie de ceremonias y la relación entre el senado y el emperador. Pero el estilo es muy diferente en ambas series; en el Capitolio aparece un gusto muy clásico mientras que en el arco de Constantino se observa una gran profundidad y perspectiva en la disposición de los personajes.

-La época de los Severos.

En esta época las escuelas helenísticas ofrecen gran cantidad de artistas y obras de arte y esto queda patente sobre todo en el campo de los sarcófagos de mármol decorados. Aquí se representan escenas llenas de simbolismo, mitología y creencias religiosas con lo que se prepara la llegada de los temas cristianos.

En estos relieves se insiste en el retrato y se represetan escenas de caza y de guerra.

En los monumentos oficiales también se insiste en el retrato, se representan escenas de guerra y se perciben características helenísticas, por lo que podemos afirmar que hay una unión entre las representaciones oficiales y las privadas.

Bibliografía:

-Enciclopedia "Historia Universal del Arte" Ed. Planeta - Tomo 2.

-Historia del Arte. Ed. Vicens-Vives.

-Introducción a la Historia del Arte.

-Historia del Arte para Jóvenes.

Vídeos relacionados