Escuelas de investigación histórica

Historia. Escuelas grecoromanas. Teocentrismo. Renacimiento. Humanismo. Libertad

  • Enviado por: Alejandra Poo Cortés
  • Idioma: castellano
  • País: Chile Chile
  • 10 páginas

publicidad
cursos destacados
Iníciate en LOGIC PRO 9
Iníciate en LOGIC PRO 9
Vamos a ver de manera muy sencilla y en un breve paseo de poco más de una hora como funciona uno de los...
Ver más información

Curso completo de piano - Nivel básico
Curso completo de piano - Nivel básico
Este curso de piano está pensado para todos aquellos principiantes que deseen comenzar a tocar el piano o el...
Ver más información

publicidad

INTRODUCCIÓN.

A través de este ensayo, la labor que se nos ha encomendado, es la de llevar a cabo una completa interpretación y análisis sobre las distintas escuelas de investigación histórica, que se han enseñado en el transcurso del curso que "Grandes Temas de la Historia", y utilizar como eje de éste análisis el papel de libertad, en estas escuelas le asignan al hombre dentro de ella, entendiendo ,eso sí, a la libertad como una manera instrumental y como aquel papel intrínseco e inherente a la persona humana que le faculta para realizar su vida sin interferencias externas, y en cuanto no le causen perjuicio a sí o a los demás.

Esto es en resúmen la labor a seguir en este ensayo, siendo capaces de analizar éstas distintas escuelas de investigación históricas una por una, y ubicando a hombre dentro de ellas, o más bien, e lugar que éstas escuelas le otorgan al hombre y a su libertad personal , situándolo así dentro del contexto histórico, y que obviamente no sea perjuiciante para el resto de la sociedad dentro de la cual el ser humano se desarrolla, que ésta libertad la cual posee un carácter inherente al hombre, no atente contra la de el resto de los integrantes de ésta sociedad.

Ya muy tratado ha sido este tema por grandes autores, y filósofos a lo largo de la historia, y muy discrepantes en algunos casos sus conclusiones, pero, el fin de este ensayo como ya se dijo, es nada más que realizar un análisis e interpretación de las distintas escuelas sin la intención de sobreestimar cada una de ellas.

Para introducir un poco el tema sobre el cual se va a tratar en este ensayo, tengo primero el deber de explicarlo y relatar un poco cuales son esta escuelas, y cual ha sido su aporte a la vida del hombre en la historia como elemento principal de éste, y la libertad que se le otorga en ella. Tenemos por ejemplo las que fueron las escuelas de investigación en su inicio más arcaico, pero no menos sabedoras ni inexpertas, en Grecia y en Roma, como los maestros a seguir durante siglos por muchos filósofos, mas tarde las escuelas teocráticas, renacentistas, racionalistas, positivistas, etc.

Finalmente con el objetivo de éste ensayo concluído y aclarado, no cabe nada más que proseguir con este extenuante trabajo, y desarrollarlo de la mejor manera posible en la que un estudiante de derecho de primer año lo puede hacer.

Tenemos como primer punto, dentro de lo que son las escuelas de investigación histórica, a aquellas nacidas en Grecia, y posteriormente continuadas en Roma, que vendrían siendo las formas más arcaicas de estudios históricos, vistas desde un punto de vista teocrático, en el cual no existían métodos para en análisis de la historia. Sin embargo, y a pesar de éstas limitantes, fueron los grandes precursores de estas escuelas de investigación dejando un legado muy importante, sin el cual, talvéz, no se hubiese tenido una visión histórica sobre la cual comenzar a estudiar.

Respecto de lo que fueron éstas escuelas en Grecia, podemos decir que el enfoque dado por los griegos a la historia, consistía en un aspecto artístico, es decir, éstos solían mirar a la historia como un arte, como una manifestación del espíritu del ser humano, proveniente desde lo mas profundo de su alma. Incluso, llegaron a inspirarse en "CLIO", la diosa a la que ellos le otorgaron el carácter historiador, y según la cual seguían el estudio de la historia.

Para los griegos la filosofía englobaba la totalidad de las ciencias existentes, y ellos veían a la historia como una ciencia , por lo tanto, el análisis que ellos hacían de ésta, tenía no un carácter metódico ni tampoco procedimental, sino más bien que era un análisis más abstracto, mirado desde una perspectiva mas racionalista.

Los griegos solían extraer de determinados conocimientos leyes que eran inmutables para el desarrollo de la historia y que eran establecidas con la finalidad de asegurar las características del proceso histórico. De ellas, o sea, de éstas leyes, sacan como conclusión que es comportamiento del ser humano es impredecible, que no se puede predecir, que el ser humano en su carácter en impredecible, y que por esto dentro de la historia las leyes que se extraigan para investigarla son impredecibles, y que por esto no se puede establecer un método científico para investigarla.

Así, tenemos que en la historiografía griega, ellos establecieron ciertas limitantes, que resultan ser tres. Una de ellas es que los griegos trabajaban con testimonios de personas, que obviamente no podían ser completamente certeros ni confiables, por lo tanto, la historia solía tangiversarse. Otra de éstas limitantes resulta como consecuencia de la anterior, ya que los griegos al sólo tener como fuentes los testigos, debían elegir temas solamente en donde existieran testigos, pues sino, no podrían tener ninguna fuente sobre el tema. Y por último, y como consecuencia de las dos limitantes anteriores tenemos en conclusión que, obviamente no se puede crear una historia general, y solamente aspiran a narrar, ya que simplemente son testigos, y se proyectan a través de testimonios de su visión.

Por lo tanto, podríamos decir que en ésta escuela de investigación histórica tan arcaica, se echaron las bases para el resto que le sigue en su labor. Los griegos le otorgan al ser humano un carácter de libertad dentro de la historia de muy corto alcance, esto se debe en parte a su creencia religiosa de carácter teocrático, queriendo con esto decir que , para los griegos el hombre estaba completamente subyugado a la divinidad de los dioses, o de los seres superiores a los que ellos les otorgan características divinas. La teocracia, como tal, para aclarar sobre qué estamos hablando, es una ciencia o una forma de gobernar un estado determinado, esto porque considera a Dios como un único soberano, y a las leyes del reino como divinas. Por lo tanto, la teocracia es un régimen que presenta una característica de naturaleza confesional, en el cual, el control de todo se encuentra en las manos del clero, o clase cristiana. Todo, bajo ésta idea teocrática, gira en torno a Dios y a sus leyes, a las pautas que éste establezca, y sus vidas deben regirse por ellas. Es así como al hombre dentro de éstas escuelas de investigación histórica, se le otorga una libertad muy restringida, pero, en este caso, esta restricción no se debe al hombre ni a su sociedad como lo es hoy en día, sino que se debe a una restricción que es establecida por la tradición de estas sociedades arcaicas, tradición teocrática que los lleva a aislarlos de una investigación histórica más objetiva o más sistemática o procedimental, pues sus creencias no los dejaban ver con nitidad y claridad la historia, y por ende, se limitaba su acceso a la investigación histórica, pero, esto debido mas a los principios y valores que éstos tenían sobre la concepción de la historia, que a sus prohibiciones reales de involucrarse en ella.

Asimismo, y dentro de lo que sigue siendo el régimen teocrático, tenemos el enfoque que le dieron los romanos a la libertad del hombre dentro de la historia.

Ellos tenían una visión completamente distinta de la que tenían sus antecesores, los griegos. Sin embargo, siempre se mantuvieron dentro de lo que es la teocracia.

Esta diferencia entre los griegos y los romanos está dada por la existencia de Roma, ciudad de los últimos. Esto se debe principalmente a que los romanos tenían la concepción de una historia que era lineal, es decir, que éstos no concebían una historia humana que fuese civilizada, pre-existente a la creación de la ciudad de Roma. Pensaban que a partir del surgimiento de ésta ciudad comenzaba la historia, y que obviamente continuaba hasta que Roma fuese destruída o invadida por los bárbaros; esto significaría el fin de la historia, de su historia. Como síntesis , podríamos decir, que la creencia de los romanos era que su ciudad era el eje del mundo. Sin embargo, no estaban tan equivocados, pues era el comienzo y el fin de una historia; la historia de Roma y sus ciudadanos.

Como síntesis , podríamos decir, que la creencia de los romanos era que su ciudad era el eje del mundo.

Por otra parte tenemos, que los romanos, al igual que los griegos, también estaban inspirados por la divinidad , y he aquí su similitud con éstos, ya que al igual que los griegos le otorgaban características divinas a seres inventados por ellos, y convirtiendo su sistema de gobierno, y al mismo tiempo, volviendo todas sus ciencias, a la teocracia, teniendo como consecuencia para el hombre lo mismo que tuvo para los griegos. El hombre dentro de lo que es la época romana, no tiene un papel libre en la historia, pues, también se ve sometido y subyugado a la religión y a la ética debido a las escuelas que a partir del siglo V se comenzaron a gestar, como lo fueron, el estoicismo, el neoplatonismo, el epicurreísmo y el escepticísmo.

Cada una de éstas ciencias, le daba al hombre la posibilidad de participar y de explayarse, sin embargo dentro de las limites que la teocracia establecía, limitando la libertad del hombre en el sentido en que éste debía desarrollarse según estos limites pre-establecidos por su régimen.

A todo éste régimen, en donde el poco optimismo con el cual se miraba al hombre abundaba, es abruptamente sustituído por otro, también basado en la religión, pero que era capáz de darle mayor participación al hombre. Esta nueva escuela de investigación histórica fue El Cristianismo, que produjo una ruptura de carácter radical con el régimen anterior, ya que por primera vez la visión cristiana es optimista, y se quiebra el sentido de decadencia que era gobernante en la época greco-romana.

El Cristianismo, es una disciplina que acoge en su totalidad a la humanidad. Como ideas generales plantea que toda la humanidad, incluyendo obviamente la sociedad, son en conjunto todos hijos de Dios, y que por lo mismo, son iguales entre sí. Como consecuencia de lo mismo, no existe la idea de un pueblo elegido, sino que se tiene una visión macro de la sociedad, transformándose en una visión global. Debido a esto se pasa de una visión teocéntrica, es decir, de un sólo Dios, de un Dios específico, a una visión globalizadora que la sustituye. Este cambio permite acoger a todos los pueblos sin discriminar debido a su carga histórica, y se permite situarlos bajo un mismo proceso histórico, ya que se reducen todas las historias pre-existentes en simples visiones locales.

El Cristianismo es poseedor de dos características que lo describen. Una de ellas, es que son capaces de ver al hombre en un sentido optimista con respecto a él mismo, ya que, plantea la venida de un futuro mas prometedor, que se viene con la salvación del hombre y su paso a la vida siguiente, que sería la vida eterna que le es prometida con el retorno de Cristo. En ésta característica , se visualiza por primera vez una visión cristiana optimista y se quiebra con el sentido decadente de la época greco-romana.

En la segunda característica, tenemos que tiene un carácter sustancialista, esto porque, tiene una materia sobre la cual se desarrolla, es decir, que posee un objetivo definido sobre el cual aplicar sus teorías. Cabe distinguir dentro de este punto, dos ideas importantes. Una de ellas es que no se trata del plano humano este objetivo sobre el cual se desarrolla el tema, sino que, se trata de las manifestaciones de la voluntad divina en la tierra, ésta idea va acompañada de su segunda parte, en la cual se plantea como tésis del cristianismo que la historia no es el hombre en sí, sino que es un mero instrumento o herramienta de Dios, y es mas bien éste último quien la crea y la dirige, siendo el hombre una especie de "títere" de éste.

Ahora, entonces podemos situar al hombre dentro de ésta escuela de investigación histórica y el papel que ésta le otorga dentro de la correría histórica.

El cristianismo es capáz de considerar al hombre, como ya mencionamos antes, como una mera herramienta o instrumento, que se encuentra sometido a las pasiones de su carácter imperfecto, y que debido a esto no puede discernir correctamente. Es así, como la doctrina cristiana plantea que la supuesta libertad del hombre se queda limitada a su posibilidad de escoger entre "el camino del bien o del mal". Así, se puede deducir que el hombre dentro de la historia, en el cristianismo, no tiene una libertad en su actuar, pues se encuentra continuamente amenazado, en la medida en que sus acciones en algún momento serán enjuiciadas ,y que por ende, debe actuar según se le indica en la vida cristiana para así poder vislumbrar un futuro próspero, en el cual todas sus buenas acciones le serán retribuídas con la vida eterna en el paraíso, y todos aquellos accionares errados le serán castigados con la restricción de éste último.

Esto hacía que el hombre se sintiese amedrentado para realizar acciones que se pudiesen considerar como prohibidas por la doctrina cristiana, y por lo mismo, él se las impedía, limitándolo en su accionar diario, a lo que le era establecido por la religión.

Podemos decir, que en la época greco-romana gobernaba la teocracia, y que impedía al hombre realizarse de una forma libre, sin embargo, al pasar al cristianismo esta situación empeoró y más se restringió el papel del hombre, pues a través de él continuamente se le amedrentaba y se le impedía pensar de otra forma que no fuese la establecida. Por eso, podemos decir que por lo menos durante la época greco-romana, el hombre pudo, a lo menos, desarrollar su pensamiento y evolucionar dentro de la historia de una mejor forma que en el cristianismo, ya que aquí se produjo una especie de retraso respecto del hombre en la historia, ya que no lo consideraba parte activa de ella, sino mas bien una mera herramienta de ella.

Tenemos asimismo, otra clase de escuelas de investigación histórica, en un momento de la historia, en el cual ya se manifiesta una evolución en el pensamiento, y por ende, una evolución en el rol del hombre dentro de la historia.

Esta escuela rompe con la doctrina cristiana, pues aunque mantiene que el hombre es una herramienta, no lo limita a sus pasiones debido a su carácter imperfecto, sino que lo utiliza como una herramienta para poder interpretar la historia, otorgándole un rol más protagónico dentro de ésta. Así, par la historiografía renacentista, el hombre es una herramienta imprescindible para la interpretación de la historia otorgándole un ámbito de libertad en lo que se refiere a su espacio de decisión o de acción a diferencia de lo que planteaba el cristianismo.

Así vemos que el renacimiento como período histórico implica un renacer de la cultura clásica greco-romana y la consiguiente revalorización de todos sus matices. Obviamente esta visión se prolonga en las ciencias y la filosofía. De aquí la deducción anterior de que el hombre en la época greco-romana logró desarrollar de una forma más íntegra su pensamiento, y evolucionar, pues si no hubiese sido así, no hubiese existido la intención de revalorizar esta cultura, ya años antes extinguida. En ésta época ocurre una evidente matización parcial de todos los conceptos antes desarrollados, de lo que fue la cultura greco-romana.

Dentro de éste período se dieron variadas corrientes todas inspiradas bajo la misma ideología, pero con algunas diferencias. Así, se dio, por ejemplo, lo que fue el humanismo y el racionalismo, con sus respectivos expositores.

En lo que respecta al humanismo, podemos decir que se interpreta como la doctrina de los humanistas del renacimiento, quienes fueron los encargados capaces de renovar todas las expresiones artísticas de la época. Los humanistas fundan su doctrina en el hombre y en la situación y destino de éste dentro del universo. Lo más relevante del humanismo es que se empeña en ser tributario de la cultura greco-romana, se puede decir que fueron los apóstoles de ésta, y que pretendieron redimirla. También, y dentro del ámbito más importante, es que hacen incapié en todas las disciplinas del ser humano, ya que le eran importantes para aprender y entender al mismo. Del punto anterior, es que consideran al hombre, como capáz de preguntar constantemente, lo cual era optimista de él. Del mismo punto, consideran que el conocimiento humano ya no se limita como en las doctrinas anteriores, principalmente como en el cristianismo, con obstáculos que provenían de las ciencias, y que tampoco debían exigir causas sobre el saber del hombre. Incluso, y dentro del aspecto ya más político, postulan que el ejercicio de la autoridad jamás se debe contraponer con el respeto a la dignidad y libertad del hombre. Así, ya podemos apreciar que las cosas van cambiando, el hombre ya forma parte escencial de la historia, y no es más un mero ente observador o una herramienta aislada, sino que es el elemento que crea la historia, y por lo tanto, la parte mas importante de ella.

Como exponentes más representativos del humanismo tenemos al inglés Tomas Moro, con su obra "Utopía" y al holandés Herasmo de Rotterdam, con su obra "Elogio a la locura".

De Tomas Moro no es mucho lo que podemos decir y que influya directamente en éste trabajo, mas que busca la igualdad de un régimen político, en el cual existan los mismos derechos para todos los hombres. Sin embargo, Herasmo de Rotterdam no entrega más material, pues es capáz de contraponer la parte material de la vida, con la parte ideal, y dice que si esta parte ideal es lo bueno, lo dadivoso, él lo elogia. Es un ferviente crítico de la iglesia, ya que dice, verla alejada de los valores del ser humano ultra-terrenal y alejada de los valores cristianos, puesto que la ve materialista.

Está demás decir que el humanismo produjo un cambió rotundo en el pensamiento de la época, produciendo reformas en todos los aspectos de la vida del hombre en sociedad, en lo político, en lo religioso, en las ciencias, en las artes, etcétera.

Por esto, no cabe más que decir, que fue el gran paso para la incorporación del hombre dentro de la historia, puesto que cambió completamente el pensamiento sobre la participación de él, dentro de ésta, ya que no se le considera más como un instrumento que Dios utiliza para crear para la historia, sino que se le considera como un instrumento para poder interpretar la historia, otorgándole un ámbito de libertad puesto que, ahora el hombre tiene un espacio de libertad en lo que concierne a sus decisiones o a su acción, y ya no se encuentra limitado a seguir el camino del bien o el mal, puesto que no podía tomar decisiones debido a estaba sometido a las pasiones de su carácter imperfecto, según lo que establecía la doctrina cristiana.

En lo que respecta a la otra corriente de pensamiento nacida del renacimiento, El Racionalismo, podemos decir que en lo que se refiere a la filosofía, es un sistema de pensamiento que es capáz de acentuar el papel de la razón en la adquisición de conocimientos. Desde un enfoque ético, el racionalismo, significa la afirmación de que ciertas ideas morales primarias son innatas en la especie humana, tales principios morales son evidentes en la facultad racional. Así, tenemos que desde fines del año 1800 el racionalismo ha jugado un papel anti-religioso dentro de la teología, ya que afirma que los principios fundamentales de la religión son innatos o evidentes en sí y que la revelación no es necesaria.

Como uno de los máximos exponentes del racionalismo en la filosofía occidental, tenemos a René Descartes, quien creía que la geometría representaba el ideal de todas las ciencias, incluyendo obviamente también a la filosofía. Descartes mantenía que sólo por medio de la razón se podían descubrir verdades que eran evidentes en sí misma, y que éstas verdades eran en sí evidentes porque eran innatas y no derivadas de la experiencia.

Descartes, en lo que respecta la historia, se lanza directamente a destruírla, pues dice que la aspiración de ésta es llegar a la verdad, y que no lo podrá lograr nunca, pues, acusa a los historiadores de que evaden a la historia, ya que en la práctica se desvinculan del presente tanto buscar la verdad de ésta, y no sería una historia objetiva, sino más bien una historia del presente o desde un punto de vista del presente lo que la haría muy difícil de comprender. Además, dice que el pirronismo establece que la historia en cuanto a su conjunto no es fidedigna, y que es una idea anti-utilitaria.

Descartes con ésta perspectiva científica-cartesiana rompe con la historia tradicional, sin embargo, y a pesar de que su teoría era casi perfecta comete un error por omisión, el cual consistió en confundir a la historia en su escencia con su metodología. Tenemos también a otro autor muy importante, que es Francis Bacon el cual postula una sistematización de los conocimientos del hombre, en el cual las ciencias sociales se estructuran en la historia, en la filosofía y en la poesía. Dice que la historia nos enseña la vida del hombre, qué ha hecho y adonde va. Dice que Dios crea al hombre, pero que éste le entrega al hombre conciencia del bien y del mal, y lo deja a la libertad de sus actos. Todas las estructuras de las que Bacon trata(poesía, filosofía, historia)le entregan al hombre las herramientas para desarrollar su vida de una mejor forma .Por otra parte tenemos a Comden quien intenta aplicar un sistema novedoso el cual consiste en utilizar la física como método para poder descubrir el pasado, así los elementos que se conocen permiten completarse dando una solución. Bacon lleva acabo la primera historia científica de los hechos pasados a partir de los datos al igual que las ciencias naturales.Por último tenemos a Federico Hegel, alemán quien identifica a la naturaleza con el espíritu como un principio único, y desarrolla la idea de un proceso dialéctico de tésis, de antitésis y de síntesis. Estas estructuras dan nacimiento al "silogismo", que es un proceso a través del cual una persona llega a la conclusión por medio de una ciencia previamente establecida, partiendo de la base de la estructura de pensamiento y combinándose con determinadas maneras. Este modelo hegeliano da orígen a otras escuelas de pensamiento, una de ellos por ejemplo, es el marxisismo, que nace prácticamente con él. El marxisismo es la perspectiva más radical del modelo hegeliano, en donde Carlos Marx establece que la base de la naturaleza es el hombre en donde éste es predecible, estableciendo que la naturaleza sí influye en el pensamiento del hombre. Marx constituye un modelo de materialismo histórico, en donde, se pretende explicar la realidad social y política desde un enfoque económico de la historia, centrando toda la visión del mundo en un elemento que es la propiedad de los medios de producción. Así podemos concluir que durante este tiempo, las escuelas que hemos señalando han ido evolucionando, en lo que se refiere al rol que le otorgan al hombre y a su libertad dentro de la historia, ya que, ahora éste puede tener una libertad de acción y de pensamiento, lo que le permite obrar según su libre conciencia, este es el principio del libre albedrío. En esta evolución se encuentra la concepción moderna de libertad que nosotros conocemos como tal.

Sin embargo, aún nos falta por nombra una de las últimas escuelas o corrientes de pensamiento, que es El Positivismo desarrollado durante el siglo XX, esto quiere decir que es una de las escuelas más cercanas a nuestra generación y la que nos afectaría más directamente, sin obviar a las anteriores, pues son éstas quienes les dieron las bases al positivismo.

Así podemos concluir que durante este tiempo, las escuelas que hemos señalando han ido evolucionando, en lo que se refiere al rol que le otorgan al hombre y a su libertad dentro de la historia, ya que, ahora éste puede tener una libertad de acción y de pensamiento, lo que le permite obrar según su libre conciencia, este es el principio del libre albedrío. En esta evolución se encuentra la concepción moderna de libertad que nosotros conocemos como tal.

Sin embargo, aún nos falta por nombra una de las últimas escuelas o corrientes de pensamiento, que es El Positivismo desarrollado durante el siglo XX, esto quiere decir que es una de las escuelas más cercanas a nuestra generación y la que nos afectaría más directamente, sin obviar a las anteriores, pues son éstas quienes les dieron las bases al positivismo.

El positivismo es un sistema de filosofía que basado en la experiencia y en el conocimiento empírico de los fenómenos naturales. Dentro de éste sistema la teología y la metafísica se consideran como sistemas de conocimiento imperfectos e inadecuados. El positivismo toma el proceso histórico para establecer principios.

Los positivistas presentan una metodología que luego produce una "supra-historia" ,la cual descubre las relaciones entre la causa y la consecuencia de vínculos, y permite explicar todos los flujos de gestación que se producen. Para los positivistas la historia solo alude a relatar hechos, es un proceso de desarrollo no necesariamente unívoco. Para éstos, la contestación de la historia es lo verdadero, por ejemplo, establecer o, mas bien vislumbrar, ¿el por qué sucedió tal hecho?, ¿y con qué fin ? son respuestas que aclaran lo verdadero dentro de la historia.

CONCLUSIÓN.

A modo de síntesis, valdría decir que todas estas escuelas de investigación histórica han influido en una manera muy importante en la concepción moderna de lo que significa la libertad del hombre y su rol dentro de la historia.

Las primeras escuelas de la antigüedad, las greco-romanas, sin embargo, manifestaron en ellas un régimen del tipo teocrático, que nos permitió comprender que durante este período histórico, el rol que le era otorgado al hombre y a su libertad se encontraba completamente limitado por este teocentrismo que primaba en aquellos siglos, tras el cual toda la vida del ser humano giraba en torno a Dios, y se encontraba sometido o subyugado frente a las leyes divinas que le eran establecidas por este ente superior a la humanidad. Esta situación obviamente impide la expansión y desarrollo del hombre de una forma libre, restringiéndole su ámbito de libertad y provocando un ambiente de manifiesta decadencia en todo este período que lo caracteriza. Un ambiente similar es el que se sigue presentando en el cristianismo.

Es el Cristianismo, que plantea asimismo un régimen teocrático, pero, cabe destacar la diferencia con el anterior; en lo que respecta al hombre ,puesto que éste una mera herramienta de Dios en la creación de la historia, sin embargo, le otorgan un carácter mas optimista a éste período porque ahora el hombre es capáz de elegir el camino del bien o del mal, teniendo un margen mas extenso de libertad que en la antigüedad. Estas dos escuelas, no obstante, haber logrado importantes avances en lo histórico, nunca incorporaron al hombre como el elemento más esencial de la historia en sí misma. Por lo mismo, y como consecuencia de esto, nacen nuevas escuelas basamentadas en nuevas doctrinas e ideologías.

Como resultado de esto nace durante el Renacimiento, el Humanismo y el Racionalismo, que con autores como Erasmo de Rótterdam en el primer caso y a René Descartes en el segundo, quienes logran brillantemente dar un giro sobre las doctrinas anteriores e incorporan al hombre en forma inmediata dentro de la historia, lo cual obviamente logró cambiar todo el régimen ya existente, otorgándole al hombre su libertad de conciencia y de acción, que no la tenían anteriormente, pero no niegan que la conciencia les es otorgada por Dios, sólo que ahora están capacitados para elegir que camino seguir.

Llegamos a la última escuela de investigación histórica que se da durante el siglo XX, esto nos dice que es la más cercana a nuestra época, por lo que nos hemos visto más influidos por ella. En ésta escuela el papel del hombre en la historia y su libertad ya se encontraban totalmente desarrollados, puesto que ahora el hombre podía crear situaciones, estableciendo las causas y las consecuencias para más tarde dar como resultado la supra-historia en dónde el hombre es capáz de preguntarse sobre por qué las cosas son así.

Así tenemos como resultado que a lo largo de todas estas escuelas de investigación histórica podemos notar que la participación del hombre y el papel que le otorgan a él dentro de la historia ha evolucionado de una manera muy notable, ya que pasa de ser un mero instrumento a la herramienta más importante de la historia, siendo capáz de crearla y otorgando posibilidad de decisión en su accionar, derivada de su libre conciencia.

BIBLIOGRAFÍA.

°APUNTES DEL CUADERNO DICTADOS DURANTE LA CLASE DE "GRANDES TEMAS DE LA HISTORIA", POR EL PROFESOR FERNANDO WILSON.

°APUNTES DEL CUADERNO DEL RAMO "IDEAS E INSTITUCIONES POLÍTICAS", DICTADA POR LA PROFESORA ANGELA VIVANCO.

°ALGUNAS IDEAS DE CONCEPTOS EXTRAÍDAS DE LA ENCICLOPEDIA

" PEQUEÑO LAROUSSE",EDICIÓN 1992-1993.

°IDEAS GENERALES EXTRAÍDAS DE LIBROS COMO:

  • HISTORIA UNIVERSAL, ED. SANTILLANA.

  • CIENCIAS SOCIALES, ED. UNIVERSIDAD DE CONCEPCIÓN.

“ ENSAYO SOBRE LAS ESCUELAS DE INVESTIGACIÓN HISTÓRICA.”

Vídeos relacionados