Escuela

Educación. Enseñanza. Maestros. Tecnología. Alfabetización. Aprendizaje. Rendimiento. Conocimiento

  • Enviado por: El remitente no desea revelar su nombre
  • Idioma: castellano
  • País: Colombia Colombia
  • 5 páginas
publicidad

CAPITULO 11

LA ESCUELA RESPONSABLE

La tecnología, por importante y manifiesta que sea, no será, pues, el elemento más importante en la transformación de la enseñanza y la escuela que tenemos por delante; será el pensar de nuevo el papel y la función de la escuela y la enseñanza, su contenido, su enfoque, su propósito, sus valores. La tecnología será muy importante, pero esencialmente porque tendría que obligamos a hacer excepcionalmente bien las cosas buenas más que porque nos permita hacer mejor las cosas viejas.

El auténtico reto que nos espera no es, pues, la tecnología, sino para qué la utilizamos.

La escuela que necesitamos tiene que proporcionar alfabetización universal de primer orden, mucho más allá de lo que "alfabetización" significa hoy.

Tiene que infundir en los alumnos de todos los niveles y todas las edades la motivación para aprender y la disciplina de una instrucción continuada.

Tiene que ser un sistema abierto tanto a personas que ya tengan un alto nivel de educación corno a aquellos que, por cualquier razón, no consiguieron la educación superior en su juventud.

Finalmente, la enseñanza no puede continuar siendo un monopolio de las escuelas. La educación en la sociedad poscapitalista tiene que impregnar a la sociedad entera; las organizaciones patronales de todo tipo -empresas, organismos gubernamentales, entidades no lucrativas- tienen que convertirse en instituciones donde se aprende y se enseña; las escuelas tienen que trabajar cada vez más en asociación con patrones y organizaciones patronales.

Las nuevas exigencias de rendimiento

Será en la alfabetización universal donde la nueva tecnología del aprendizaje tendrá su primer impacto. La mayoría de las escuelas, a lo largo de los tiempos, han pasado horas interminables intentando enseñar cosas que se aprenden mejor que se enseñan, esto es, cosas que se aprenden mediante la práctica, repetición e interacción.

La alfabetización a pesar de toda la información que se puede obtener mediante la tecnología presenta algunas dificultades y para superarlas requiere de competencia en el cálculo, requiere una comprensión básica de la ciencia y de la dinámica de la tecnología, requiere la familiaridad con lenguas extranjeras y también requiere aprender cómo ser eficaz como empleado.

Lo necesitamos es que cada individuo aprenda, sin importar la edad, la raza, el estatus social, sin importar nada.

Aprender a aprender

En la sociedad del saber la gente tiene que aprender cómo aprender. La sociedad postcapitalista exige estudiar de por vida. Para ello necesitamos una disciplina del aprendizaje. Además, ese estudio de por vida exige también que el aprendizaje sea seductor y que el individuo anhele.

Para lograr un verdadero equilibrio las escuelas deben crear motivación como disciplina para que el aprendizaje sea continuo.

Por eso para llegar a la realización hay que hacer mejor lo que ya este bien hecho y no tratar de hacer menos mal las cosas.

Las escuelas y los profesores pocas veces se han centrado en los puntos fuertes de los alumnos para desarrollarlos al máximo; por el contrario, se han centrado en los puntos débiles. Casi todo el tiempo de clase se dedica a remediar puntos débiles.

La escuela en la sociedad

La escuela continuará enseñando a los jóvenes, pero al convertirse el estudio en una actividad para toda la vida en lugar de ser algo que dejamos de hacer cuando somos "adultos", las escuelas tendrán que organizarse para una enseñanza para toda la vida. Las escuelas tendrán que convertirse en "sistemas abiertos".

Lo que se necesita ahora es un nuevo axioma: "Cuanta más instrucción tenga una persona, más a menudo él o ella necesitará más instrucción".

Cada individuo debe poder en cualquier etapa de su vida proseguir su educación formal y capacitarse para un trabajo del saber. Al mismo tiempo la sociedad tiene que estar dispuesta a aceptar a cualquier persona en cualquier trabajo para el que esté capacitada, sea cual fuere su edad.

Las escuelas como socios

La enseñanza dejará de ser algo que las escuelas hacen; cada vez más será un negocio conjunto en el cual las escuelas son socios en lugar de monopolistas. En muchos campos, las escuelas serán también sólo una de las instituciones donde se aprenda y enseñe y tendrán que competir con otros proveedores de enseñanza y aprendizaje.

La escuela responsable

En el futuro van a cambiar las cosas que se van a enseñar y a aprender; como se va a enseñar y como se va a aprender y esto va a traer grandes transformaciones para la instrucción y la escuela.

Pero uno de los cambios más grandes y para el que no estamos preparados es para dar resultados.

CAPITULO 12

LA PERSONA EDUCADA

La persona en esta sociedad del conocimiento, en la cual nos encontramos, es el todo, es el centro, alrededor de él gira todo lo demás, y es donde muestra el significado del ambiente en el que el hombre vive, trabaja y aprende.

El conocimiento siempre esta dentro de una persona, que lo enseña y lo aprende, lo usa y abusa de el.

La personada educada se puede ya percibir en situaciones un poco más comprometedoras, se ve enfrentando nuevas responsabilidades, nuevos asuntos, nuevos problemas y nuevos retos. Tiene la capacidad de rendir en la sociedad, de personificar valores, creencias y compromisos dentro de su entorno. El recurso clave de una persona educada es adquirir conocimientos, convertirlo y trasmitirlo.

En esta época se pudieron presenciar dos grupos: el primero se cuestionaba sobre la existencia de la persona educada y hasta en su propio significado, y el segundo, los humanistas, menospreciaban el sistema actual por la no producción de la persona educada. Pero se afirma que ambos están equivocados, porque la sociedad postcapitalista necesita de una persona educada que tenga la capacidad de dirigirlos con liderazgo y que pueda llevarlos hacia el éxito y la excelencia, por otro lado la sociedad del conocimiento esta en oposición de los humanistas. 

Se necesita una persona educada con la capacidad de entender otras culturas,  y estas son las personas educadas del futuro capaces de convivir en un mundo global ya que en este momento no se manejan sociedades autoritarias, que se valgan por si mismas.

La sociedad postcapitalista es una sociedad tanto de conocimiento como de organizaciones, cada una dependiente de la otra, pero, con diferentes conceptos, puntos de vista, valores y costumbres. La persona educada debe estar preparada para trabajar en las diferentes organizaciones y buscar la unificación, de cierta manera, de las sociedades y tener como base a aquella persona que muestre igualdad y respeto a todos.

La persona educada debe estar en la capacidad de vivir el presente, afrontarlo con conocimiento y responsabilidad y con actuación en los acontecimientos que se dan en la sociedad y con esto llegar a construir y moldear un futuro donde se puedan pasar las dificultades y barreras para llegar a la sociedad esperada.

Lo que necesita y lo que va a definir a la persona educada en la sociedad de conocimiento es la capacidad de comprender los conocimientos, ya que sin esta comprensión, los conocimientos se vuelven estériles y dejan de ser realmente conocimientos.

Una persona educada no es aquella estancada en su conocimiento y en su especialización, debe ser una persona que busque aplicarlos a la vida, y conforme esta valla avanzando, la persona educada debe tener la capacidad de seguir aprendiendo cada vez mas y buscar mas conocimientos para no convertirse en personas intelectuales arrogantes e improductivas.

El conocimiento en la actualidad y en esta sociedad postcapitalista es lo más fundamental e importante que tiene el hombre y que es capaz de aplicarla en su ambiente, su vida y su trabajo para modificar su entorno.

El conocimiento; es en su forma y en su contenido; en su significado; en su responsabilidad; y en lo que significa ser una persona educada.

LA SOCIEDAD POSTCAPITALISTA CAPITULOS 11 Y 12

MICROECONOMIA

FUNDACION UNIVERSITARIA LUIS AMIGO

PROGRAMA DE NEGOCIOS INTERNACIONALES

MEDELLIN

2006