Escuela moderna

Educación. Historia. Pedagogía. Teoría e Instituciones. Ferrer i Guardia. Escuela Nueva

  • Enviado por: Wiki Wiki
  • Idioma: castellano
  • País: España España
  • 4 páginas
publicidad

Época en que tiene lugar la Escuela Moderna

España a principios del S. XX acababa de conocer el desastre del ´98 en que se habían perdido la mayoría de las colonias españolas. Esto hizo que el descontento general de la población se acrecentase ante el bipartito conservador que dirigía el gobierno de la nación. De ese descontento, centenares de intelectuales ofertaron a la sociedad sus posibles soluciones definitivas para acabar con la debacle gobernante.

Uno de ellos fue Francisco Ferrer y Guardia, que puso en marcha su escuela en 1902, consciente de que el gobierno no le prestaría la más mínima atención, y que tres años más tarde, el gobierno sí se dio cuenta que existía una nueva escuela y acabó con ella y todo lo que ella se desprendiese.

Los previos a la escuela

Ferrer y Guardia estudió y estuvo muy influenciado por Manuel Ruiz Zorrilla, así como por numerosos revolucionarios franceses y españoles, que se dieron cuenta de que el progreso y evolución humanas estaban atados a unos intereses que no permitirían que ni el crecimiento de la conciencia ni de las fuerzas de innovación humanas. Negada su visión al mundo, por su forma lógica de ver el desarrollo humano, optó por limitar su acción a sus alumnos, probando con los experimentos más adecuados y hablando a sus alumnos de filosofía, religión, política, etc., en ratos libres, siempre de forma dialogante y lógica.

Para demostrar que la irracionalidad era curable, nos cuenta como dialogaba-experimentaba con una de sus alumnas (humilde, creyente y detractora de los ateos). Él, sin mostrar voluntad ideológica en ningún momento, explica como con razonamientos lógicos, constancia y tiempo, llegó un momento en el que ella ya había cambiado sus deseos de no odiar a todo creyente sólo porque no lo fuese o le insultase.

La creación de la escuela

Cuando tuvo los medios necesarios para iniciar su proyecto, empezó a definir los puntos que lo fundamentarían.

Al principio contaba con pocas personas para poner en marcha la Escuela, pero estaban

muy unidas por la fuerza de la razón y la lógica, y pudieron superar a las fuerzas opositoras del Estado con mucha lucha y un trabajo intenso, para así, sacar a los pobres del fango y poner en marcha un proyecto fundamentado en una conciencia útil y verdadera. Siempre se les preguntaba si estarían dispuestos a empezar esa nueva vida, en la que tendrían que emplear todas sus fuerzas y esforzarse por aprender un nuevo mundo de ideas, que basadas en la ciencia en la ciencia y no en la creencia, serían fundamentales para gobernar su vida como creyesen oportuno.

Puntos que fundamentan la Escuela Moderna

Uno de los puntos más importantes, es considerar que todo niño nace sin ideas preconcebidas y la enseñanza no debe prevenir errores, sino tratar de experimentar y conocer la verdad. Afirma a su vez, que el conocimiento no puede tener límites (en referencia al uso de una lengua) y su enseñanza no debe limitarse a una clase social (la más favorecida), sino a aquellos que la desconocen, con el fin de que la sociedad se regenere.

En su programa, niños y niñas comparten un mismo espacio justo, libre y verídico, libre de todo prejuicio, donde las ciencias naturales sustituirían al sentido dogmático y donde desarrollaría las actitudes y capacidades de cada alumno con el fin de que mejorar la potencialidad del grupo y de la sociedad.

El primer paso para congregar a niños y niños en la escuela, sería pedir a los padres que apuntasen a sus hijos a la escuela, que apuntasen también a sus hijas. Esta será la base de integración en que niños y niñas crezcan juntos. Esta postura se refleja en un artículo escrito por el autor, en el que dice que la coeducación niño-niña, evitará en el futuro que la mujer sea la mujer del hombre ya que convivirá con él compartiendo su vida, sin opresión ni sobreprotección. A su vez impartirá cursos para padres, con el fin de que la primera pedagogía recibida por el niño no sean cuentos y fábulas desligados de la ciencia y de su tiempo, que hacen que crezca entorno a una falsa ciencia.

Por otra parte, afirma que la mujer no debe permanecer en el hogar, pues conforme a la filosofía : “La mujer es continuidad en el proyecto de la vida y hombre es el individuo que la posibilita”; la mujer debe en la medida de sus posibilidades naturales, aportar innovación en la educación de la sociedad y de su regeneración.

La coeducación de ambos sexos se prolonga en el ámbito de los derechos humanos, en el que “los hombres nacen y permanecen libres e iguales en derecho”; terreno en el que Ferrer y Guardia afirma que los oprimidos y explotados deber ser rebeldes para hacer que dichos derechos se cumplan en ellos. Emplazado al terreno educativo, los derechos no van precedidos ni de odios ni de amores; es decir, la creación de ese derecho surge directamente de la coeducación de ricos y pobres, que nace en sí misma como idea reparadora, necesaria y buena. Llegar a tal propósito, fue posible gracias a la realización de matrículas personalizadas en concordancia con los recursos económicos de las familias.

En el apartado de la higiene escolar, el autor resalta la importancia que tiene el control de las epidemias en la escuela, a causa de la desescolarización que se puede producir de algunos alumnos, y en algunos, puede afectar profundamente a dicha institución. Como medidas, establece la vigilancia en la salubridad del edificio, ayuda paterna a aquellos críos que permanezcan en cuarentena, un programa de educación física, etc.

A su vez, anima a potenciar la salud de los aprendices con el juego y la expresión de las emociones cuando están sanos; y a cuidarla cuando se está enfermo (no olvidar que la enfermedad es falta de salud). Éstos serán fundamentos que el niño aprenderá y transmitirá a otros niños, probando por sí mismos con el tiempo que se saca más utilidad de ser solidario y bueno, que de no serlo.

El profesorado en la Escuela Moderna sólo cumple una función; pues partiendo de que los niños aprenden por sí mismos en su ambiente y naturaleza, el maestro sólo debe ser una ayuda al alumno cuando ésta la requiera, pues se da el caso en el alumno puede no estar preparado para comprender un proceso y necesitar más tiempo para aprehenderlo, siendo esta comprensión la base sobre la que el maestro trabaje en la siguiente actividad o tarea.

Ferrer y Guardia, justifica esta pedagogía, afirmando (con un ejemplo) que si cada especie de perro, necesita una educación distinta, “¿Por qué no habría de ser igual en el ser humano?”. Por esta razón natural, afirma que seguir y no interrumpir el curso natural de la vida en la educación, facilitará que la educación tenga menos fallos, que la naturaleza por su propia curso irá perfeccionando.

En la Escuela Moderna no existen ni el premio ni el castigo, porque la enseñanza racional sobre la que se basa es un método de defensa contra el error y la ignorancia. Dicho método no incluye castigos, premios o exámenes con sus correspondientes calificaciones; pues calificar a los alumnos supone hacer distinciones intelectuales que les pueden confundir y dar información falsa de sus cualidades; cuando precisamente el método de la escuela trata de liberarles de su vinculación a los patrones dogmáticos, que muchas veces sus padres pretenden que también les sean impuestos en la escuela -algo que no sucederá- y que probablemente los niños enseñarán a sus padres que influyendo positivamente en su conducta.

A su vez, los castigos de profesores en la escuela serán erradicados con la expulsión del maestro, ya que una de las bases de esta pedagogía es crear un entorno de convivencia, paz y alegría.

El laicismo pretende que los jóvenes, mediante un conocimiento natural de la vida y la sociedad, puedan con el tiempo procurarse a sí mismos una forma de vida que les haga les haga felices en sociedad. Una de las herramientas que se pusieron al servicio de los alumnos, fue la biblioteca, a través de la cual los alumnos disponen de textos y cuentos de apoyo. Estos cuentos hablan unos de mitología, otros de religión, enfocados en ofrecer el conocimiento desde un punto de vista de informativo y objetivo, y desde el punto de vista negativo que también han tenido en ocasiones a lo largo de la historia. Este material está diseñado para la educación de los alumnos, pero son válidos para personas de todas las edades y oficios, ya que el conocimiento ha de ser universal y comprensible para todo el mundo.

Por último en este apartado, aparece el boletín, órgano de expresión y comunicación de la Escuela Moderna, que tiene como objetivo ofrecer en la prensa los programas de la escuela, noticias de interés de la misma, estudios estadísticos y pedagógicos elaborados por profesores, los progresos en la enseñanza en el propio país o en otros, críticas a otros profesionales de la educación y otras referencias de interés; entre ellas, la opinión de los alumnos acerca de la Escuela.

Resultados de este proceso educativo

La valoración hecha tras dos años de funcionamiento de la Escuela fue positivo, pues el conocimiento de natural de los alumnos mejoró ampliamente, y en gran medida, por la erradicación de epidemias, gracias a la labor de dos catedráticos que sirvieron con su labor.

Muestra de su éxito, fueron las opiniones de los alumnos acerca de su propia escuela, que con valoraciones no perfectos pero sí lógicas, muestra una fuerte voluntad para el cambio y el progreso de la sociedad

A los tres a los años de funcionamiento, la idea se extendió por todo el territorio español, haciendo que la sociedad viese por primera vez una vía hacia la ciencia y la justicia social.

Las conferencias dominicales eran asambleas y críticas de prensa dónde alumnos, familias y otros trabajadores que deseosos de aprender acudían asiduamente llamados por la prensa liberal local. Llegó un momento en el que la demanda fue tal que Ferrer y Guardia, se alió a la universidad de Barcelona, para impartir (junto a diversos catedráticos) clases de filosofía, ciencias, salud..., sita en una Universidad Popular creada para tal fin. La prensa conservadora atacó duramente este acción hasta su extinción espantada por la nueva fuerza de ilustración y razón que estas conferencias emanaban.

Ello muestra, el éxito ya no sólo de la Escuela, sino de la necesidad y derecho que tiene todo ser humano a saber, en que la ciencia no debe vincularse ni pertenecer a una clase social que haría que el resto fuesen meros observadores.

Comentario

Opino que basar la educación -que no es lo mismo que la enseñanza (pues hace referencia al adoctrinamiento de conocimientos)- en los procesos naturales de aprendizaje, es simplemente lo más natural que se puede hacer. ¿Por qué meter pájaros en las cabezas de los niños, para que de mayores tengan problemas que muchas veces no pueden superar por lo que les queda de vida, de los que se benefician constantemente numerosas empresas (farmacéuticas, dietéticas y un largo etc.) en detrimento de nuestra salud física y mental?. Por mal que se emplee este método, es de los más correctos el menos erróneo. Aunque su desarrollo sea tratado a principios de siglo en este libro de forma distinta a la actual, en la actualidad sería prácticamente igual, con la única excepción de que se aplicarían nuevas tecnologías; pero aun así, boletines, bibliotecas, asambleas y conferencias tendrían el mismo carácter natural que tuvieron en esa época. La información es el bien más preciado del mundo, por eso educar en la libertad y el derecho a su obtención, es asegurar en el futuro que la sociedad no se pudra y se regenere para el bien de las sociedades y por ende, en el bien de nuestro planeta.