Era de la información, era de la basura

Estructura de la Información. Tecnología. Avances. Necesidad. Aplicaciones

  • Enviado por: Rubén
  • Idioma: castellano
  • País: México México
  • 6 páginas
publicidad

Lic. Arquitectura

Estructuras de la Información

31/10/11

Reporte de Final: La era de la información, era de la basura.

La información a lo largo de la historia, su acceso a sido modificado por el desarrollo continuo de la tecnología, tanto la información como la tecnología ha tomado un rumbo similar si no es que conjunto para su evolución, los avances tecnológicos van en busca de encontrar y difundir de forma más fácil y fluida la información, ésta a su vez, facilita el mismo desarrollo tecnológico. Estamos en una era, donde nunca antes se había visto una revolución tecnológica tan continua como la actual, las capacidades del ser humano de manifestar sus necesidades de encontrar y dar respuestas a la infinidad de preguntas del universo, muestra consigo una preocupación de desarrollar información, apoderarse de esta, utilizarla para aumentar la calidad de vida, de simplemente entender nuestro entorno, fomentar la educación y saciar en principio su necesidad de encontrar la verdad absoluta.

Así también, dentro de esta búsqueda natural de información, existen también monopolios y empresas de gran poder donde sus principios y misión como empresa, no es sólo difundir y facilitar el acceso de información si no la utilidad. Es ahí, donde la creación de tecnología toma un sentido descontrolado enfocado en el consumismo actual inmerso en una globalización y actualización de aparatos electrónicos. La forma en que se transmite la información ciertamente requiere de actualizaciones tecnológicas que se adecuen al inmenso poder que representa obtener casi todo tipo de datos en la red, sin embargo, esto representa también no solo un gasto tremendo de energía para llevar la información y mantenerla en diferentes aparatos tecnológicos, si no también la producción de estos, así como lidiar con las gigantescas toneladas de desperdicios tecnológicos, la producción de tecnología tiene su lado negativo, una producción desmesurada de basura, “anualmente se generan en el mundo hasta 50 millones de toneladas de aparatos electrónicos que luego son desechados, cifra que para el año 2010 se triplicaría” (RECYCLA, Residuos Electrónicos la nueva Basura del Siglo XXI, Una Amenaza una Oportunidad). El desarrollo del ser humano ha estado caracterizado por etapas y revoluciones industriales, tecnológicas, políticas, culturales y religiosas, movimientos que han caracterizado la misma evolución y el curso de las sociedades, esto también se ve reflejado en los desperdicios, en estos también se ha notado un cambio, no solo en la evolución de tecnología para la difusión continua de información, como lo pueden ser computadoras, drivers, disquetes en hace 10 años, celulares obsoletos, si no también las etapas que han tenido los desperdicios, hace 20 o 30 años la basura y desperdicios consistían en materia orgánica y de construcción, actualmente las toneladas de basura, producto de un frenesí de consumismo en la tecnología, también reflejada en la extracción de minerales para la producción masiva de productos electrónicos, por citar un ejemplo, el 15% de la producción del cobalto, el 13% de paladio, así como el 3% de producción de oro y plata, todo esto hablando mundialmente, son con destino único a la producción de componentes electrónicos. (Los residuos electrónicos: Un desafío para la sociedad del conocimiento en América Latina y el Caribe). ¿De que forma, se puede producir información y difundirla por diferentes medios tecnológicos sin impactar los suelos, mares y aire de los desperdicios y gasto energético que se genera a diario? Esta pregunta, se la han planteado economistas y ambientalistas, empresarios han modificado y certificado sus empresas de forma que cumplan con ciertos requisitos ecológicos, donde aprovechen las tecnologías verdes para reducir los gastos energéticos, como estas iniciativas de certificación, donde el uso de la información y la tecnología son aprovechados para mejorar no solo la calidad de vida; si no también extenderla, los gobiernos también fomentan mediante incentivos económicos a las empresas que de alguna forma ecológica se deshagan o bajen la producción de sus residuos electrónicos así como la energía utilizada en su creación. La electrónica en la computación ha sido una explosión tecnológica en el siglo XXI, su producción y los cambios en su hardware y software llevaron a generar los principales desperdicios electrónicos en la actualidad. La información depende directamente del desarrollo en los aparatos tecnológicos, necesita un medio para su difusión pero necesita control, así también, ser un servicio más que una actividad lucrativa y estrategias empresariales.

La igualdad de acceso a lo electrónico, propicia un consumismo fuera de control, existe una facilidad enorme de adquirir un aparato electrónico de baja calidad o alta, el acceso a la información en el actual modelo de la sociedad capitalista y consumista, puede ser desde un celular inteligente hasta las nuevas IPads que resumen la alta tecnología que se ha desarrollado durante años en las computadoras tanto de escritorio como personales. La era de la información sin duda manifestó su más grande desarrollo con el internet, cuando su objetivo principal, era transmitir información de manera confidencial durante la guerra de Vietnam, así también en la actualidad está alcanzando otro punto cúspide la información a través de nuevos aparatos electrónicos. La actual revolución informática va de la mano en su forma de difusión, en la facilidad de acceso, prácticamente hoy en día, cualquier persona puede subir a la red cualquier tipo de información, modificarla y transmitir mensajes a una velocidad de segundos. Así también sus aspectos positivos de la difusión continua y fácil de información a través de aparatos, facilita a muchos sectores, como las escuelas, organizaciones civiles y públicas al servicio de la ciudadanía, hasta cierto punto, fomenta una participación social electrónica, los servicios se han digitalizado disminuyendo los traslados en automóviles hacia los centros de atención, mucha de la información en libros se encuentra hoy en día en la red, lo que implica disminuir el consumo en papel para la realización de impresiones, etc. A esta revolución M. Castell define la revolución informática como la tecnología haciendo uso primario de la información, así como la tecnología hace uso de la información y el conocimiento científico enfocándose en la revolución de la microelectrónica, informática, telecomunicaciones y la ingeniería genética (M. Castell., Cap. I La revolución de la Tecnología de la Información). El pensamiento de M. Castell se refiere a un complemento mutuo tanto de la información al servicio de la tecnología así como viceversa, donde su desarrollo y evolución van totalmente de la mano, cabe destacar que Castell ve la era de la información como elemento importante de la globalización, estructurando un nuevo modelo económico global, siendo parte del desarrollo tecnológico la información y la educación de las sociedades aumentando la economía de las principales potencias, donde las industrias a través de la nueva tecnología toman el control de los flujos económicos más importantes, su producción y utilización de tecnología está totalmente fuera de control, tan solo un problema con los principales motores empresariales desestabiliza el mercado global. Existen empresas tan poderosas y fuertes, incluso más ricas que países pequeños, su producciones de tecnologías y gastos energéticos son inmensos, tan grandes, que se han propuesto certificaciones obligatorias para poder controlar un poco los desechos y contaminación que producen diariamente. La producción de tecnología tiene un lado oscuro, nos acerca entre sociedades, aumenta nuestra calidad de vida, la informática y comunicaciones alcanzan esplendores que jamás se habían visto, pero su producción requiere de la utilización de minerales y procesos químicos muy contaminantes. Las principales contaminantes provienen de aparatos electrónicos de computadoras, continuamente las versiones cambian, las versiones anteriores de computadoras se vuelven obsoletas, la información es tan inmensa y tiene que fluir con mayor rapidez, las computadoras y aparatos electrónicos, muchos de estos deshechos se producen de computadoras que son ensambladas con diferentes partes, son equipos clonados, carentes de marca y de registro, sus productores no se hacen responsables de los desechos producidos por en masa con el objetivo único de utilidades para el productor, (Los residuos electrónicos: Un desafío para la sociedad del conocimiento en América Latina y el Caribe, se rompe la liga de la información y la tecnología, el dinero se entre pone y se instala como prioridad, el problema es cuando este modelo capitalista de una nueva economía se instala en las mentalidades y objetivos empresariales como puede ser Samsung, LG, Nintendo, Microsoft, Telmex, etc., empresas que hacen mover la balanza con sus productos y sus gastos descomunales de energía y producción. Sus mercancías y servicios muestran un desinterés en favorecer a la información, si no que, sólo buscan ganar mercado fabricando tecnología sin innovar, cambiándola mensualmente con aplicaciones o pequeños cambios para que el público interesado en la marca los adquiera y sigan consumiendo, deshaciéndose de los anteriores como deshecho tecnológico. Mediante la información evoluciona y crece con los avances tecnológicos, se plantearon políticas públicas para el acceso y difusión, de forma de que todas las personas tengan la libertad de acceso y la misma creación de información confiable y verdadera, estas iniciativas, van desde las normas empresariales del buen uso de la información y aplicación de tecnología en sus procesos, como los monitoreos continuos en internet que vigilan la información laica y confiable, así como cubrir las necesidades de los usuarios. Sin embargo, a lo largo de la historia las normas y las sociedades se han distorsionado para los bienes individuales y específicos. La tecnología deja de ser usada con el objetivo de crear y buscar información, de transmitirla y desarrollarla, como ya se mencionó, pasa a convertirse en objetivos económicos de las empresas, se desvinculan de la necesidad del ser humano de buscar y generar toda clase de información para entender el universo, facilitarnos la vida con nueva tecnología y aumentar nuestra calidad de vida mediante electrónica avanzada en el campo de la medicina, telecomunicaciones, construcción, política y de entretenimiento, es ahí cuando los deshechos de los aparatos electrónicos caen ante la fuerte presión de la competitividad y el mercado, pues las grandes empresas como puede ser MAC, Microsoft, Samsung, LG, Sony, Sony Ericsson, entre otras. Se exigen mutuamente para dominar los mercados de telecomunicaciones y entretenimiento, estando siempre a la punta con los productos y dejando a un lado el vínculo entre la información y la tecnología, los modelos cambian al día con motivo de vencer y permanecer dentro del juego del mercado, se crean millones de prototipos que son desechados en un mes por los usuarios en busca de la nueva tecnología, empresas como MAC, que adquieren cada día mas fieles seguidores de su tecnología, desechan sus productos conforme salen nuevas versiones de las computadoras, Ipods, Ipads, Iphones entre otros, no se necesita tirar a la basura los aparatos que no se usan, con el hecho de hacer cambios tan rápidos de esta tecnología, representa un aumento en la producción de la demanda en ciertos productos, gastos enormes de energía y deshechos industriales como en cualquier proceso de fabricación. Entre las alternativas actuales mas comunes para combatir los desperdicios electrónicos entre las empresas más contaminantes y los usuarios, es el reciclaje, el que tiene como objetivo reducir el impacto ambiental y productivo que el ser humano causa con los aparatos electrónicos desperdiciados y aventados directamente a un medio ambiente, pues los contaminantes minerales que traen muchos componentes electrónicos, son nocivos tanto los seres humanos como para cualquier ser viviente que habita zonas cercanas a los tiraderos de basura, muchas empresas gestionan de forma productiva los desperdicios y los reciclan, no solo para contribuir al medio ambiente natural reduciendo el numero de piezas electrónicas que contaminan los suelos y mantos de agua, si no que también reducen el costo de creación de materia nueva para computadoras, celulares, electrodomésticos, etc., es decir, el crear un mouse por ejemplo, requiere de energía eléctrica y mecánica para la fundición de plástico, los procesos altamente contaminantes y caloríficos para darle su forma, en cambio, con el plástico reciclado pueden brincarse pasos de creación del plástico pues solo es fundirlo y dar nuevamente la forma, esto hace que bajen los costos económicos de crear una pieza desde cero, al reciclaje. En México y gran parte de América Latina, actualmente el reciclar en algunas empresas no es factible, pues resulta más caro comprar la maquinaria y habilitar el material y el personal encargado del reciclaje por lo que no es implementado. La visión y objetivos empresariales no son a largo plazo, es una forma de invertir que es desperdiciada, con esto, continúan con la misma línea de producción, fabricación y deshechos. Sin embargo, no cabe duda que el camino que han adoptado muchas empresas y gobiernos, es el del reciclaje, pues es una alternativa de producción y de bajar el índice de deshechos en toneladas, comienzan a fomentar políticas industriales donde se les exijan a las empresas electrónicas, que tienen que fomentar y tratar sus deshechos de forma que se adapten a las certificaciones ambientales que exige el gobierno y el mercado. En diferentes medios de comunicación, se han postulado discusiones sobre la tecnología y su visión actual, como se ha mencionado, la difusión de información ha pasado a un segundo plano y el primero es adoptado por la utilidad, es en uno de estos debates donde la actual empresa MAC se ve involucrada con sus actuales sistemas tecnológicos como lo es la IPad, en los foros de internet manejan la discusión como ¨Necesidad o Capricho¨, en la que se cuestiona, este tipo de tecnología las ventajas y desventajas en cuanto a la verdadera necesidad detrás ¿sería seguir fomentando la tecnología con el pretexto de difundir la información de forma inovable? o ¿es sólo otra táctica u estrategia empresarial para producir más dinero? ¿qué tan necesario es tener ese tipo de aplicaciones en un objeto delgado?, éstas y otras preguntas se plantean en tecnología no solo en la de IPad, si no también en otras industrias que fabrican aparatos electrónicos sin innovación alguna. Una de las revoluciones electrónicas se propicio con la llegada de la computadora, el IPad ciertamente aporta tecnológicamente a una portátil, revoluciona las la forma en que interactuamos con la tecnología haciéndola más personal, la información se transmite y se recibe de forma mas funcional y dinámica, su peso y su estructura son ligeros, entre otras características del sistema. Sin embargo el debate se centra, en la necesidad de resumir todas las características de un ordenador a un minimalismo tecnológico. La coordinadora de Periodismo digital de la Universidad de Guadalajara, Rosalía Orozco Murillo, define la tecnología como un “paradigma o una forma de cambiar a la comunicación”, así también como su forma de obtención y transmisión la cual también muestra una evolución significativa de transmitirla en días a minutos y en la actualidad en segundos. Sin embargo Rosalía menciona un lado positivo como negativo de la evolución de la información a través de la tecnología, la información se puede distorsionar y monopolizar con mucha facilidad. Existen monopolios informáticos y tecnológicos como puede ser MAC, Sony, Microsoft, Telmex, entre muchos otros, pues no existe o no se aplica una gestión competente a las redes informativas. El mal uso de la tecnología puede iniciarse desde su fabricación, ¿Qué necesidades se resolverán o se facilitaran con la creación del IPad, de una versión nueva del Black Berry? Es en el fondo la pregunta que cualquier empresa se debería de plantear con su misión y visión corporativa, ¿o es acaso únicamente el dinero? El dinero en cualquier empresa y en el mundo es lo que hace mover todo, no se puede negar su importancia pero si cuestionar su inversión y uso. Es ahí cuando las empresas pierden el rumbo de su misión de innovar, generan toneladas de desperdicios electrónicos y energía para satisfacer esos cambios sin sentidos (no en todos los casos), alguna de las alternativas para que una empresa baje los niveles de residuos y contaminación, o “producción limpia” puede ser: “Ahorro en materiales, eficiencia energética, ahorro en consumo de agua, mejor gestión de procesos, disminución de costos, etc.” (RECYCLA, Residuos Electrónicos la nueva Basura del Siglo XXI, Una Amenaza una Oportunidad), este tipo de modelo empresarial limpio minimiza no solo que sus productos sean desechados con rapidez por su falta de innovación, si no que al usar materiales y energía renovable dentro de sus procesos, sus perdidas en residuos no tan grandes, minimizan el impacto al medio ambiente y económico bruto interno de la empresa. Así también se presume que tanto las computadoras personales como la tecnología aeronáutica, ambos aparatos que marcaron etapas y revoluciones electrónicas en su momento, son los responsables del calentamiento global, por sus desperdicios y procesos contaminantes, lanzando al año 35 toneladas de gases invernadero a la atmosfera, el impacto que tiene a nivel global el producir la tecnología actual para difundir, acceder y transmitir la información tiene un aspecto contaminante tremendo, pocas empresas se preocupan por sus productos, pues sus vidas de utilidades no exceden de 5 años, hablando de gran parte de los aparatos electrónicos, no se preocupan por recuperarlos y reutilizar los materiales de alguna forma. El actual consumismo esta llevando a sustituir la basura orgánica producto de alimentos, desperdicios de construcción, plásticos, etc. a una basura electrónica dominante, la producción de computadoras personales por parte de empresas sin marca como las de marca, las empresas de telecomunicaciones, y todos los aparatos electrónicos, están produciendo de una forma exagerada sin vincularse con el objetivo de la tecnología, la información.

De esta forma las tendencias de la tecnología siguen un modelo basado en lo económico y apartados de la razón de la información, la innovación se pierde por causas lucrativos, los desechos electrónicos producen más contaminación con el apogeo de nuevas tecnologías y desarrollos haciendo uso de la información, contaminando a un nivel nunca antes visto el medio ambiente, agotando los recursos minerales y energéticos. La sociedad se segmenta y busca nuevos horizontes de desarrollo social, y lo encuentra en nichos inexplorados y digitales, sacrifica la parte humana de socialización directa, pero alcanza niveles de difusión e información que en los años 50´s jamás se imaginaron con el inicio de la Internet. La producción de la información requiere medios de difusión competentes que igualen su nivel de evolución, la industria electrónica nunca había tenido proyecciones empresariales tan altas. La revolución del siglo XXI se da por las computadoras, la biotecnología y el desarrollo aeronáutico, siendo éstas, las más contaminantes en la actualidad. Los procesos para la producción del plástico y los filamentos metálicos de diferentes minerales para los componentes electrónicos, utilizan energía de fundición, de hornos y mecánica comparadas a las de ciudades pequeñas todos los días. Muy poco ha realizado el ser humano para mantener y regresar el equilibrio ambiental reduciendo la producción de estos materiales electrónicos, se les exige poco a las empresas de telecomunicaciones y de desarrollo científico, pues ciertamente representan las bases de la economía mundial, entre esas acciones, algunas de esas empresas de electrónica que se responsabilizan de el tratado y reciclaje de sus productos electrónicos, consiste en descomponer los aparatos en diferentes pasos: “Tratamiento de acido sulfúrico, tratamientos en hornos a temperaturas elevadas para la destrucción de moléculas contaminantes, refinamiento electrónico para la obtención de materiales como el cobre, oro, estaño, níquel, plata, paladio, etc.” (Los residuos electrónicos: Un desafío para la sociedad del conocimiento en América Latina y el Caribe), así también los contaminantes principales de las computadores, son los plásticos, entre los procesos principales para su reciclaje y su re uso, conciste en la clasificación para su venta, molerlo o chispearlo para otros usos, en América Latina, Argentina tiene políticas ambientales que las empresas tienen que seguir para garantizar procesos de reciclado de los desperdicios electrónicos, modelos como estos se emplean en Brasil y en Chile, donde coinciden que la inversión en el reciclaje también puede ser redituable para la nueva producción de otros productos. En México, la cultura del reciclaje aún no tiene una estructura concreta, pues tanto las empresas como la misma sociedad, muestran hábitos ajenos a los procedimientos de reciclaje, ya que se tiene que invertir en maquinaria y otro tipo de mano de obra.

La era de la información como menciona la coordinadora del Periodismo Digital de la Universidad de Guadalajara, Rosalía Orozco, la tecnología en general tiene un lado oscuro, su forma en que se utiliza puede ser de forma positiva para la correcta y rápida transmisión de datos y archivos, y un lado negativo que pienso no sólo es en los monopolios empresariales, si no que también recae en la forma en que las empresas se responsabilizan en todos los sentidos, eso incluye darle seguimiento a la vida útil de los productos, responsabilizarse en la planeación para el uso de sus materiales así como el tipo de información para la que será destinada. Tanto la información como la misma tecnología no tienen que romper sus nexos de creación, tienen que estar ligados para la innovación y el desarrollo de nueva tecnología así como el descubrimiento de nueva información, todo proceso tiene un costo, el más grave en la creación de información es la forma en que se utiliza para propósitos individualistas y capitalistas, que en cierto punto se generan también empleo y desarrollo, así como la producción sin sentido de tecnología que no busca el desarrollo de la información si no ganar mercado y vencer a los competidores, teniendo un fuerte impacto ambiental por contaminación de producción. La forma directa para frenar dichos procesos negativos, es la educación y cultura tanto a nivel individual y grupal, para entender el daño que el planeta recibe así también hacer uso correcto de la información con motivos de desarrollo y conocimiento.