Envejecimiento y muerte

Procesos biológicos. Vejez: problemas. Enfermedades irreversibles. Medicina. Eutanasia

  • Enviado por: Alisha
  • Idioma: castellano
  • País: España España
  • 5 páginas
publicidad

El envejecimiento.

Estar en una edad avanzada, comporta una pérdida de vista, de oída y de memoria considerable. Esto conlleva una série de problemos para vivir en la ciudad, que está creada para los jóvenes. La mayoría de nosotros, y me incluyo a mí también, cuando afirmo que no queremos ser como nuestros abuelos.

Los ancianos son un grupo fuerte, pueden hacer deporte y su sabiduría augmenta con la edad. Por eso envejecer no es sinónimo de empeorar, aunque suelen tener alguna que otra enfermedad.

Siguen teniendo pensamientos sexuales, pero no desean tenerlos ya que opinan que está mal.

Para ser un anciano sano, hay que cuidarse, llevar una vida sana, aprender a encajar los golpes y encajar los cambios de la vida.

Una de las enfermedades de la vejez, es la demencia senil. Son cambios hormonales en el cerebro. A partir de los 80 años el porcentaje de afectados es del 20%. Esta conlleva la pérdida de la orientación, del autocuidado y se vuelven más agresivos.

Una de las peores cosas para los ancianos son los asilos, ya que pierden la intimidad, la individualidad, no les permiten relaciones sexuales, no reciben visitas, tienen que vivir con extraños y los enfermos son tratados como niños.

La muerte.

Los antiguos no tenian miedo a la muerte, más bien visitaban a sus muertos, había una aceptación de la muerte. A lo largo del tiempo esto ha cambiado, ahora se le teme a la muerte, los únicos que no le tienen miedo son los que padecen enfermedades irreversibles. Aquellos que cuya enfermedad es incurable, y que el dolor de su enfermedad es progresiva.

Ahora veremos dos casos de enfermedades irreversibles:

1) Un hombre que padecía cáncer mortal en el estómago, todos sabían que moriría. Él, ya solo quería la muerte, no quería sufrir más. En poco tiempo empeoró mucho y con ello aumentó el dolor. Pidió la injección letal, pero se la negaron porque solo es legal llevarla a cabo en los siguientes lugares: Holanda, el Estado de Oregón y el Norte de Australia. Aunque en muchos otros paises se realiza de forma ilegal.

En primavera se reanima un poco, pero al poco tiempo muere. Para él es un alíbio y para su esposa una gran pérdida.

2) Este otro hombre también sufre una enfermedad irreversible, él tiene la suerte de que vive en Holanda y su petición de querer morir es aceptada.

El médico tiene que respetar la voluntad del paciente, y si su paciente quiere una muerte digna y sin sufrimiento se la debe conceder.

El enfermo no quiere ser trasladado al hospital y tampoco quiere la respiración artificial, se siente mejor en casa con su mujer.

Para el paciente será una liberación, además él decide cuando quiere morir.

Llegada la hora le ponen una injección para que duerma profundamente, y cuando está dormido le subministran la injección que le provocará una muerte rápida, dulce y sin dolor.

No sabemos nada de la muerte, ya que ningún muerto a vuelto para contarnoslo, lo más parecido a la muerte es la pérdida de conciencia. Hay personas que lo han experimentado, y nos cuentan que se encuentran bién, que hay un túnel y tienen una sensación de euforia. Otros dicen que viajan a gran velocidad por un túnel y aparece un resplendor.

En cuyo caso, no nos tenemos que preocupar ya que en los dos casos tienen la sensación de bienestar.

La medicina ha avanzado mucho, hay más calmantes para el dolor, nuevas técnicas de curación, etc. Y cada día se avnza unpoco más.

Las principales enfermedades mortales son: el cáncer, las enfermedades del cerebro y los infartos del corazón. Actualmente vivimos el doble de lo que vivían en el siglo pasado.

Ahora un médico no puede decir si una persona está muerta por si no respira, hay que mirar el cerebro y el sistema límbico, cuando este se para el paciente se ha muerto.

LA EUTENASIA

La eutenasia es la muerte dulce.

esta dulce muerte es pedida por los que padecen una enfermedad incurable. Con la eutenasia piden el derecho a morir dignamente, sin dolor y cuando ellos quieran. Pero como ya he comentado antes no está permitida en todos los paises, por eso en muchos lugares se da ilegalmente, es decir, un amigo o familiar ayuda a morir al enfermo.

En los lugares donde está legalizada, hace falta el testamento vital. En el cual escriben que si alguna vez está inconsciente o con sufrimiento le den algo para morir, y que no le mantengan en vida artificialmente.

OPINIÓN PERSONAL

Me gustaría empezar por el envejecimiento, ya que es el tema que más he rozado. En nuestra casa han vivido todos mis abuelos, y de hecho mi abuela materna todavía vive con nosotros.

Ya de jovencita veía como mi madre cuidaba a su padre, tenía cáncer de piel. Mª Teresa, que así se llama mi madre, le acompañaba a radioterápia y más tarde a quimioterápia. Todos nosotros veíamos como se hiba apagando poco a poco como una vela, parecía que ya no le alibiara nada el dolor.

Los últimos días ni tan siquiera quiso ir quimioterápia, veíamos como sufría, se le notaba en la cara. Pero él apenas se quejaba, no quería que nos preocupáramos más por él. Hasta que un día la vela se apagó.

Quizás sí que hubiera estado mejor cuidado ingresado en el hospital, pero yo no cambiaría ningún momento de los que estuvo en casa por nada del mundo, aunque apenas hablara debido al dolor y se le perdiera la mirada viendo la televisión. Por nada. Era un gran hombre.

Pero ahí no termina la cosa, mis dos abuelos paternos también vinieron a vivir a mi casa. Los querían poner en un asilo, pero al final entre todos los hermanos mi padre los trajo a casa. Y quien los cuidó, pues sí, mi madre.

La gente cuando se hace mayor tiende a ser más pesada, y podríamos decir que tienden a comportarse como niños pequeños. He visto a mi madre muchas veces al borde de un atauqe de nervios, y es que cuidar a gente muy mayor es tarea difícil. Y muy estresante, porque pierdes toda libertad.

Pero entre mi difunta abuela materna y yo le ayudábamos, para que almenos tubiera un poco de tiempo para ella. Mi abuela paterna murió antes que mi abuelo, cosa que ella no esperaba ya que mi abuelo tenía 92 años y ella 83 años. Estaba muy débil y a esa edad un simple resfriado puede traerte la muerte, y eso es lo que ocurrió.

Mi abuelo murió a los 94 años, y murió de repente. Había cenado muy bien como siempre, tenía un apetito que yo he heredado, y cuando lo posimos en la cama empezó como a toser y unos segundos más tarde ya no respiraba.

Creo que las residencias son frías y donde tiene que estar una persona es con la familia, yo pienso así porque en mi casa siempre a habido gente mayor, he visto lo frágil que es la vida y también como nos volvemos de mayores. Por eso cuando llegue el día que mis padres necesitan mis cuidados, yo estaré allí porque el calor humano que les daré yo, no se lo puede dar ninguna residencia.

Sobre la eutenasia estoy completamente a favor, pero no sé si podría hacerlo en caso de que me lo pidieran ya que es una gran carga que tienes que llevar encima el resto de tu vida. Pero almenos así el enfermo no sufriría más, si yo me encontrara en esta situación me gustaría que me la dieran. Es la mejor manera de morir, ya me gustaría que mi muerte fuera así, sin dolor. Yo creo que los que estan en contra de la eutenasia es porque no se hen puesto en el lugar del enfermo, porque no creo que nadie quiera aguantar el dolor hasta la hora de su muerte.