Entrevista Terapeútica

Enfermería. Medicina. Ciencias de la Salud. Relaciones humanas. Relaciones terapeúticas. Elección del paciente. Valoración completa

  • Enviado por: Enfermera
  • Idioma: castellano
  • País: España España
  • 6 páginas
publicidad
publicidad

Relaciones Humanas y Terapéuticas

ENTREVISTA TERAPEÚTICA

ENTREVISTA TERAPÉUTICA

Elección del paciente y resumen del caso

En mi entrevista escogí a una persona que ingresaba procedente de la consulta de Oncología, con un cáncer de mama y metástasis pulmonares y cerebrales. Exactamente no sé por qué fui a escoger a esta paciente y no a cualquier otro, quizás me llamó bastante la atención el significado que alberga la palabra “metástasis cerebral”, por el hecho de que yo veía a la mujer que era consciente de todo lo que ocurría a su alrededor y además se mostraba bastante colaboradora con todo el personal sanitario y me dije ¿Y esto cómo puede ser? Más tarde me explicaron que aún era un proceso primario y por eso no se manifestaba.

Se trataba de una mujer de 57 años, que venía acompañada por una amiga en el momento de su ingreso. Como ya se ha dicho anteriormente presentaba un cáncer de mama complicado con metástasis pulmonares y cerebrales. Estaba perfectamente orientada y colaboradora con todo el personal y aparentemente no tenía signos de ansiedad en la hospitalización.

A continuación se expone un resumen de la valoración de sus necesidades:

Valoración completa

-Necesidad de Higiene / Cuidados de piel y vestido

La paciente se presenta con un buen aspecto de higiene y adecuadamente vestida. No necesita ayuda para llevar a cabo las actividades de higiene ni de WC, así como para vestirse también se presenta totalmente independiente.

Por tanto esta necesidad no se encuentra alterada, sin embargo si es importante hacer referencia a que esta mujer lleva reservorio, por lo que se deberá pautar cada cuánto tiempo debe curarse dicho reservorio para conservarlo en las condiciones óptimas.

-Necesidad de Nutrición / Hidratación

La paciente no presenta ningún déficit de autocuidado respecto a esta necesidad: es capaz de comer sola, así como que tampoco presenta ningún trastorno en la deglución.

Sin embargo si presenta cierto sobrepeso, ya que mide 1.50 m. y pesa 65 kg., lo cual nos da un índice de masa corporal (IMC) de 28.8.

-Necesidad de oxigenación.

La paciente presenta esta necesidad alterada con un Deterioro en el Intercambio Gaseoso.

-Necesidad de eliminación

La paciente refiere que nunca ha padecido incontinencias y no lleva sonda.

La paciente nos informa de que retiene bastantes líquidos y que además está estreñida. No utiliza ningún fármaco para este problema.

-Necesidad de termorregulación

Se le toma la temperatura al ingreso y obtenemos que presenta fiebre con una temperatura de 38,2 ºC. Refiere que en casa toma medicamentos para bajarla.

-Necesidad de Actividad / Movilidad.

La paciente deambula sola y es capaz de subir escaleras sin necesidad de ninguna ayuda. Sin embargo nos refiere que en algunas ocasiones se siente cansada y fatigada. “Aunque puedo hacer todo yo sola, a veces noto que me faltan fuerzas”. Por tanto esta necesidad se halla alterada

-Necesidad de seguridad y confort

Esta necesidad no se encuentra alterada, ya que:

-La paciente debido a que no tiene ningún problema de movilidad, carece de padecer un riesgo de lesión, caídas ni traumatismos.

-Aunque es consciente de su problema y padece algo de ansiedad, se muestra muy positiva frente a las expectativas, por lo que no detectamos un riesgo de suicidio. Además se encuentra consciente de todas las actividades cotidianas por lo que rechazamos el riesgo de aspiración o intoxicación

-Es portadora de reservorio y consciente de la importancia que tiene la cura del mismo periódicamente, por lo que no conlleva riesgo de infección importante.

-Necesidad de reposo/sueño

La paciente refiere que duerme bastante bien por la noche, no se despierta a media noche y se levanta sin signos de cansancio (sueño reparador). Por lo tanto esta necesidad no se encuentra alterada.

-Necesidad de relación / Comunicación.

Durante la entrevista de valoración inicial se observa que el lenguaje de la paciente es claro y con mucha fluidez. La paciente no tiene ningún déficit sensorial. Sólo presenta vista cansada pero este problema es suplido por unas lentes ópticas, por lo cual concluimos con que esta necesidad no se encuentra alterada.

-Necesidad de aprender / realizarse / espiritual

No se observa una dificultad de adaptación al hospital, ni de aprender, ni espiritualmente. Por lo tanto resumimos en que este proceso no se halla alterado.

-Preparación, administración de medicamentos y requerimientos de diagnóstico.

Este proceso no se halla alterado, ya que la paciente se muestra muy colaboradora, interesada en todos los consejos respecto al tratamiento que se le proporcionan, y no presenta hostilidad con el personal sanitario ni con las actividades de diagnóstico o medicación a la que se le vaya a someter (“Estoy en vuestras manos, no me voy a quejar”).

-Otros datos a valorar:

Se detecta cierto grado de ansiedad en algunas afirmaciones orales que hace la paciente durante la entrevista “Soy positiva pero tengo un gran temor a lo que pueda pasarme en un futuro…” “Que sea lo que Dios quiera… y más vale que quiera bien” Así como muchos suspiros a lo largo de la entrevista: “Ay señor…”

Situación inicial

Al ver que había un ingreso, lo primero que hice fue mirar la historia e informarme de su diagnóstico, decidí hacerle la entrevista, y miré su nombre.

Di dos toques a la puerta para avisarla de que alguien iba a entrar, y seguidamente pasé dentro de la habitación. Eran habitaciones de dos camas, pero la otra no estaba ocupada, por lo que había un clima de intimidad idóneo para realizar la entrevista. La saludé a ella y a su acompañante, llamando por su nombre al paciente y preguntándole a su acompañante cuál era el suyo, y después me presenté yo. La paciente (María) me contestó con una sonrisa y con un “Encantada”. Le pregunté que qué tal se sentía tras el ingreso y tras un breve silencio me contestó que “lo llevaba bien…” en un tono algo bajo. Le dije que bien era poco, y de su contestación (“lo llevo bien, pero tengo miedo al futuro”) denoté cierto grado de ansiedad. A partir de ahí empezamos a hablar.

Estilo de relación

Considero que el estilo que utilicé es no directivo, porque me gusta sacar la información poco a poco conforme transcurre la conversación en la que también intervino su acompañante (Clara), aportando más datos. El único inconveniente, bajo mi percepción, de este estilo es que se necesita invertir más tiempo que con el estilo directivo.

Nivel de empatía

En mi caso considero que se creó un nivel de empatía bastante bueno (Nivel de empatía II y III) ya que María tras pocos minutos de empezar la conversación, me hablaba sin reparo ninguno y cuando me proporcionaba información se denotaba un grado de confianza bastante alto por su forma de expresarse, y sus gestos denotaban que estaba a gusto. Yo por mi parte intentaba transmitirle mi preocupación por ella, resumiendo elementos cognitivos y emocionales.

Relación con la acompañante

Respecto a su acompañante, Clara, no me causó dificultades ninguna, sino que interfería en la conversación de forma oportuna dándome datos también importantes.

Tipos de CNV

Respecto a la comunicación no verbal, decir que casi toda inspiraba confianza y tranquilidad:

  • Kinésica

Hubo contacto ocular a la hora de dirigirse a la paciente y a la acompañante. Al presentarme lo hice con una sonrisa y ella me respondió con otra, lo que me inspiró confianza. Durante la conversación me miraba a mí, excepto en el momento en el que le pregunté que cómo andaba de ánimos, en el que desvió la mirada hacia al suelo para responderme que “regular”. Su postura era relajada, no se le notaba tensa en ningún momento.

  • Paralingüistica

Su tono era suave y hablaba despacio. Hubo un silencio bastante prolongado al preguntarle como estaba de ánimos para responderme (Como ya hemos dicho en el apartado de anterior) que “regular”.

  • Proxémica

María estaba ya en la cama cuando yo llegué, y acerqué una silla cerca de ella para sentarme y empezar la conversación.

  • Tactésica

Sólo hubo comunicación no verbal tactésica al despedirme, cuando le cogí la mano para decirle que estuviera tranquila y que si necesitaba lo que fuera que llamara al timbre.

En cuanto a las dificultades de la comunicación no verbal , decir que no detecté ninguna.

Saber escuchar y saber preguntar

Conforme la conversación avanzaba, yo iba guardando más información de la paciente, y las preguntas se las preguntaba yo directamente a la paciente, sin influir sobre la respuesta, sino lanzando preguntas totalmente abiertas, del tipo “¿Y cómo está de ánimos tras la hospitalización?”

Mientras ella me contestaba o me contaba cosas relacionadas yo me paré a escuchar, teniendo en cuenta la distancia física, los gestos, y sobretodo el contacto ocular.

Factores externos

Al principio de la entrevista pasó un coche de bomberos con las sirenas encendidas, lo que entorpeció en ese momento la conversación, por lo que cerré las ventanas. Sólo hubo una interrupción en la conversación ocasionada por una auxiliar que iba a retirar las sábanas de la cama de al lado, ya que el paciente se había ido de alta pocos momentos antes, pero tampoco influyó de forma negativa en el curso de la entrevista.

Valoración de la relación establecida

La valoro como muy buena, yo diría casi de las mejores en mi estancia de prácticas. Esta mujer estuvo hospitalizada casi tres semanas, y mi relación a partir de la entrevista fue progresando y yo particularmente me sentía muy a gusto cuando tenía que entrar a su habitación. Y por su parte respondió de manera igual diría yo, ya que siempre me recibía con una sonrisa y la conversación no faltaba nunca, incluso cuando se sentía triste no tenía en reparos en “desahogarse”.

Comodidad con el paciente

Me he sentido muy cómoda en todo momento con esta paciente. Durante mis prácticas clínicas he procurado tener de entrada una aceptación incondicional positiva con cada uno de ellos y sin hacer distinción, pero sin embargo con esta paciente todo ha sido más fácil, sin ninguna dificultad.

Apuntes de clase

Los apuntes de clase sí me han ayudado, sobretodo en el ámbito de la comunicación no verbal y he aprendido a “saber escuchar” y he conocido la importancia de la retroalimentación en una conversación, para que la otra persona sepa que le estás escuchando y siga contándote su problema o lo que le preocupa.

6