Entre visillos; Carmen Martín Gaite

Literatura española contemporánea del siglo XX. Narrativa y novela de posguerra. Rutina y amargura. Argumento. Personajes. Estructura. Estilo

  • Enviado por: Anna
  • Idioma: castellano
  • País: España España
  • 11 páginas
publicidad
publicidad

1-. Los personajes:

Este libro no sigue el típico esquema en el que hay un personaje principal que conduce la trama de la historia y se va encontrando con los secundarios, sino que es bastante complicado a mi parecer establecer los roles de los personajes ya que hay muchos. A pesar de eso, los más destacados ya sea por su forma de pensar o porque son más representativos en la obra, podemos destacar a Pablo principalmente, en ocasiones es narrador, es una persona honesta, observadora y reservada, y por supuesto choca completamente con el ambiente de represión que se respira en la ciudad de provincias castellana dominada o de la época del franquismo que es donde nos ubica la autora. Los personajes femeninos tienen gran peso en este libro, y también abundan, ya que es a través de sus charlas cuando conocemos sus angustias, sus penas, su aburrimiento, su tristeza etc. Las que hay que destacar son Elvira, Natalia, Gertru y Julia. Como he dicho las mujeres son de gran relevancia en esta novela desde ya que son muy sometidas a la realidad social en la que viven dominada por el hombre, y ellas no intentan ser más, solo piden igualdad. Si hablamos de Gertru, vemos que es la típica mujer de la época de los 50 o 60, que persuadida por su novio lo día todo, se va con él y acaba esclava de su marido, casa e hijos. Su papel viene contrapesado por el de Ángel, su prometido que representa al galán de la época, al hombre que busca en una mujer ingenua, la solución a sus problemas. En la página 48 del libro encontramos este fragmento:

"Y sobre todo mira, lo más importante, que es una cría. Ya ves dieciséis años no cumplidos. Más ingenua que un grillo. Qué novio va a haber tenido antes ni qué nada. Es una garantía"

Gertru es muy joven, solo tiene 16 años, y en cambio Ángel ronda los 30, eso lo convierte en amo de la chiquilla en cierto modo, es decir la puede moldear a su antojo ya que ella lo tiene como idealizado. Des del inicio del libro la figura del chico ya aparece negativamente cuando persuade a su novia para que deje los estudios ya que según dice no le gusta el ambiente del instituto.

Ángel hace de Gertru una mujer sumisa y para nada testaruda o que tome la iniciativa en nada. A pesar de pequeños gestos aislados de rebeldía, Gertru es uno de los personajes femeninos menos luchadores de esta historia y es el vivo ejemplo de mujer que respeta las decisiones y los deseos establecidos por el hombre, eso es negativo hoy en día, pero en esa época era bien visto ese tipo de mujer por lo tanto es respetada ante la sociedad. Otra de las chicas que aparece en el grupo de amigas es Elvira, es una especie de heroína fracasada. Hija del difunto don Rafael y hermana de Teo, vive angustiada en su mundo interior que se debate entre sus propias ideas y las que en su sociedad son consideradas correctas y normales. Y debido a eso es contradictoria y inestable, y se siente atraída por Pablo ya que le ve convencido y seguro ante todos los demás. Una de las primeras descripciones que nos llegan de ella, es la de el mismo Pablo, que nos la dibuja en un ambiente de superficialidad y un poco de monserga. El fragmento sucede cuando Pablo la va a visitar al enterarse de que Rafael (el padre de la chica) ha muerto.

De pronto había tenido la sensación de estar en el teatro. Su postura con la mano cubriéndose a medias el rostro, el tono misterioso y evocador de su voz, el ruido de la habitación a mis espaldas; todo me metía en situación (…). Cada paso, cada movimiento suyo me parecía que eran los que tenía que hacer, como si todo estuviese calculado.

En ese primer encuentro y para sorpresa de Pablo, Elvira descarga, casi histérica, toda la frustración acumulada durante años de represión en la ciudad. Este espectáculo le servirá como excusa para escribirle una larga carta de disculpa que Pablo interpreta como declaración de amor. A partir de este momento, surge entre ambos un extraño vínculo amoroso en cierto modo, pero muy marcado por las dudas de Elvira, empeñada en parecer una mujer independiente y segura de sí misma, a pesar de no serlo ya que lo demuestra en sus acciones y sus justificaciones frente a él. Como Pablo es consciente del poder que tiene sobre ella, va muy de liberal y no esconde la atracción erótica que la chica le causa; ella en cambio quiere aparentar pero se encierra en sus propias dudas.

Sus inquietudes, contradicciones y su incapacidad para superar sus frustraciones y complejos, será lo que finalmente les separe y le haga quedarse de consuelo con Emilio, que representa un matrimonio seguro y por lo tanto una derrota ante la libertad ya que sigue el esquema de siempre, casarse tener hijos y dedicar la vida a ellos, a la casa y por supuesto al marido.

Julia es la tercera de las que yo considero importantes; ésta es la hermana de Natalia y de Mercedes, esta chica está enamorada de Miguel, en cierto modo se parece un poco a Elvira ya que lo que quiere es liberarse de las normas impuestas hasta ahora y también poder ser libre a su manera. Pero eso no es posible por culpa de su padre autoritario, y también de su tía Concha, otra que tal baila. La influye mucho la educación moral española de posguerra . Un claro ejemplo es cuando siente la necesidad de confesarle al sacerdote que tiene tentaciones de romper con esos valores de castidad y la virtud de la mujer hasta la consagración del matrimonio que siempre le han inculcado. Su personaje retrata luego el malestar causado teóricamente por el arrepentimiento. Por suerte en algún que otro momento cuenta con la ayuda de su hermana Natalia que es la única que sabe el estado de su relación con Miguel y el echo de que quiere ir con él a Madrid.

También está mal debido a su relación con Miguel, él la trata mal, es decir de forma brusca, y eso la somete a gran presión constantemente. También se deja entrever cierta diferencia entre clases sociales, ya que Miguel en ocasiones aparece desaliñado u despeinado, sucio etc. Ya que es muy independiente y despreocupado. Hay una ocasión en la que él se presenta de este modo y ella intenta convencerle para que se limpie y arregle un poco antes de presentárselo a sus amigas, y el le contesta brusco:

“Si quieres presumir de novio delante de tus amigas, yo no soy ningún maniquí.”

Miguel además no quiere comprometerse a nada, ni matrimonio ni nada que se le parezca, al final del libro seguimos sin saber como acaba la relación, pero Natalia le comenta a Pablo que finalmente Julia se fue a Madrid con Miguel sin que su padre se entere, así que gana ella y su libertad entre comillas.

Y la cuarta y última protagonista es Natalia, la hermana de Mercedes y Julia. El echo de ser la menor de tres hermanas, justifica su carácter soñador, independiente y rebelde de cualquier adolescente sea de la sociedad que sea. La ausencia de su madre y la falta de una figura materna que no representa la tía Concha, hacen que Natalia tenga como único modelo de conducta a su padre. Cuando la distancia entre padre e hija aumenta, Tali descubre un nuevo modelo masculino en Pablo Klein. Su compañía le devuelve la amistad y la comunicación de las que disfrutaba en la relación con su padre durante toda su infancia y esto es lo que desencadena el descubrimiento de la atracción por el sexo opuesto.

Des del principio se puede observar que Natalia no está dispuesta a ser sumisa al hombre con el que se case, por eso no hay manera de que entienda la relación de Gertru que deja los estudios porque Ángel se lo dice. También demuestra su desinterés por ser coqueta y arreglarse bien, y por mantener las formas y la educación impecable, así que ella es muy natural y espontánea. Solo empezar el libro hay una referencia que nos hace ver la diferencia entre ella y su amiga en lo que al arreglarse respecta, es en la pagina 12:

"...no quería arrugarse el vestido de organza amarilla. Yo me senté en la hierba, contra el tronco de un árbol, y ella se quedó de pie"

Tali no entiende los cambios de carácter de Gertru delante de su novio para querer aparentar seguridad y más clase, ella no está dispuesta a hacer eso por nadie ya que lo considera una falsedad. En según que ambientes ella se siente pequeña, ya que es la menor , y ve y oye cosas que no soporta sobretodo respecto al autoritarismo de los hombres. Por su seguridad y por ser diferente Natalia se siente atraída por Pablo Klien a quién admira como persona y hombre. Así que decide tomar con él en público un café eso significa que corre el riesgo de ser vista por su padre al cual no le haría mucha gracia. Durante esa cita ella habla de la relación con su padre y dice que es peor su tía que él propio varón. Aquí hay una prueba clara de la pagina 228, esto se lo dice Natalia a su padre:

"…la tía Concha nos quiere convertir en unas estúpidas, (…) sólo nos educa para tener un novio rico, y que seamos lo más retrasadas posible en todo…"

Sabemos por el último capítulo que Natalia se atreve a dar un paso decisivo, en su vida y que rompe los esquemas familiares y sociales cuando le hace saber a Pablo que está decidida a estudiar una carrera universitaria que quizás ahora ese echo sea muy frecuente y normal pero en esa época una mujer con estudios era en ciertos vínculos mal vista y todo. Yo creo que en ese aspecto Natalia representa un futuro esperanzador para otras mujeres que sigan su ejemplo y desafíen a lo que las rodea por algo que ellas consideran correcto y sin contar con ningún tipo de aprobación de nadie, solo de sí mismas.

Como personajes secundarios encontramos a una serie de personas que nos ayudan a saber más sobre los principales, es decir a saber como piensan en ciertos aspectos, como son físicamente ... algunos de estos secundarios son: Rosa, Emilio, Goyita, Mercedes, Miguel etc.

Hay algunos personajes que también hacen de narradores en algunos capítulos como es el caso de Natalia y Pablo, que junto a la narradora omnisciente nos muestran el hilo conductor de la novela.

.

2-. Punto de vista :

A lo largo del libro encontramos tres narradores diferentes; uno es Natalia, que a través de su diario nos muestra a sus compañeras y sus sentimientos, esto pasa en los capítulos uno, trece y dieciséis.

El segundo narrador es su enamorado, Pablo Klein al que ella tanto admira, este al igual que la chica, nos narra los sucesos en primera persona, pero no a través de diario, si no en un relato simple. Esto sucede en los capítulos dos, cuatro, seis, ocho, once, quince y dieciocho. A parte de estos dos narradores, también hay un narrador omnisciente que lógicamente escribe en tercera persona en la resta de capítulos.

Podemos hablar, en lo que respecta a los dos primeros, de la presencia de un narrador protagonista principal que según lo que cuente adopta una serie de actitudes. El papel de Pablo como protagonista yo diría que es el más destacado ya que sus capítulos son diferentes escenas y son cerrados, mientras que Natalia y el omnisciente se alternan la narración en algunos casos. Y también exceptuando breves sumarios, Natalia se refiere siempre a sucesos próximos al momento de la narración. Eso lo deducimos a través de sus expresiones próximas como por ejemplo: Ayer.... Esta mañana.... al volver de clase etc. También encontramos en sus relatos teniendo en cuenta que ella es jovencita y que le escribe a su diario personal, encontramos lenguaje y expresiones coloquiales y de expresiones que se usan al hablar.

En el caso de Pablo en cambio, siempre encontramos que los hechos que escribe no se corresponden con el momento en que nos los narra. Esa duda ante el paso del tiempo viene dada por sus expresiones poco precisas como por ejemplo: Una noche...un buen día... una tarde...una mañana....etc. Tampoco sabemos a quién le escribe, es decir Natalia nos narra la historia pero a través de la excusa del diario personal, pero Pablo a quién le escribe todo eso? Que es, un diario, una carta, un libro ...? Todo eso nos lleva a sentir cierto misterio por este personaje, tanta seguridad, no saber nada de su pasado tan solo que llevaba una vida bohemia junto a su padre cuando él era aún chico... pocas cosas de ahora... despierta mi interés como lectora.

Del personaje de Pablo conocemos que ronda la treintena y que, tras haber viajado por varios países, llega a la ciudad "hacia la mitad de septiembre" según dice en la página 25 . De su aspecto sabemos poco más de lo que dice el narrador, que lo define como "chico delgado y de algunas canas" (Pág.167) sin embargo, no cabe duda de que ejerce un gran atractivo sobre todos aquellos que le conocen, hombres y mujeres. En principio Pablo tiene una especie de misión, llega a la ciudad para hacer impartir clases como profesor de alemán del instituto, pero el mismo confiesa “al lector” lo siguiente (Pág.50):

...yo mismo me daba cuenta (...) de que en el fondo nunca habría pensado, ni aún antes de emprenderlo, que pudiera tener el viaje otro sentido ni objeto que el que se estaba cumpliendo ahora, es decir, el de volver a mirar con ojos completamente distintos la ciudad en la que había vivido de niño.

Respecto a sus relaciones con otros personajes todo y ser el narrador, se nos muestra que todos le necesitan de un modo u otro. Rosa, la animadora del casino, se emborracha la noche que se conocen y él tiene que llevarla a la habitación; Natalia, unos quince años más joven que él, le debe respeto y admiración como profesor; Emilio, absolutamente desconcertado por los líos de Elvira, le necesita como confidente de su relación con ella.

Pero a pesar que Pablo parezca muy seguro de sí mismo, hay ocasiones en las cuales se demuestras lo contrario. Estas demostraciones de inseguridad, de preocupación por la opinión del otro, delatan la verdadera forma de pensar de un personaje que se describe a sí mismo como independiente y racional como persona , pero es que como narrador todavía va a más, es una especie de enviado del destino por tal de acabar o ayudar a solucionar los problemas de los demás, como es el caso de Emilio y Elvira. Ambos, como casi todos los personajes que le conocen, sienten una atracción inmediata por Pablo, y serán la conducta inestable de ella y su creciente amistad con Emilio los hechos que irán situando el triángulo amoroso como tema relevante.

Yo creo que una de las cosas que tiene más mérito de este libro, es el narrador omnisciente, ya que a través de su discurso llega donde no llegan las voces de cada uno de los personajes, nos habla de sus valores, de sus penas, de sus angustias, de su forma de hablar, y sobretodo de su forma de pensar.

Cada uno de los personajes vive de manera distinta sus propios conflictos sociales, en sus diálogos, esto queda reflejado, pero si hacemos una síntesis entre sus diálogos y las informaciones que nos da el narrador omnisciente sobre cada uno de ellos, como los conocemos más, todo se nos hace más fácil. La novela no es objetiva en mi opinión ya que los narradores se implican en las acciones; Natalia cuenta cosas que a ella misma le han pasado , Pablo cuenta cosas de su entorno ya fuera pasado presente o futuro; pero tienen relación con su persona; e incluso el narrador omnisciente se involucra en cierto modo respecto a las situaciones morales que se nos presentan a lo largo de la lectura.

3-. Uso del espacio y de la acción :

Pablo Klein, como narrador, nos ofrece las mayores descripciones sobre el ambiente en que se desarrolla la acción: las calles del pueblo (cuestas, cafés, terrazas), las zonas abiertas a la naturaleza (el río), y también los espacios cerrados y lo que pasa en cada uno de ellos (la pensión, la casa de Elvira, el casino, la casa de Yoni, el instituto, etc). Sitios cerrados y tristes, y en muchas ocasiones incluso agobiantes.

En cuanto a espacio hay un elemento que aparece como muy lejano a pesar de que no lo está físicamente, es la capital; el sueño de liberación de muchas personas en esa sociedad, huir de esa ciudad castellana donde viven es el reto de Julia por ejemplo que tiene como objetivo irse para poder realizar un proyecto de vida autónomo: relacionarse de manera normal con su novio, trabajar, no estar sujeta a los conflictos familiares y sociales. La capital es también un elemento de contraste para hacer más visibles los modos de vida y costumbres provincianas a través de cosas cotidianas, como la forma de vestir, que es un claro reflejo de la forma de pensar y de relacionarse con el entorno. La descripción de las prendas de vestir de Goyita y Marisol está llena de sugerencias que indican las diferencias entre ellas y las demás, Pág. 27 :

"La chica de rosa (Goyita) se había puesto a hablar con otra de rayas y con escote muy grande en el traje... llevaba sandalias de tiras y las uñas de los pies pintadas de escarlata, la de rosa tenía medias"

El contraste se hace aún más fuerte en las formas de relación social. Marisol es espontánea y directa, tanto en sus gestos y actitudes como en el lenguaje. Su desenvoltura hace que se aprecien aún más las limitaciones de sus amigas provincianas. La descripción de lo cotidiano: Los gestos, el vestido, el mobiliario, los objetos, la comida, los movimientos, todo aparece presentado con una precisión increíble, con una minuciosidad destacable a favor de la autora.

Su actitud ante el paso del tiempo, también es relevante, creo que el tiempo pasa más lentamente para las mujeres, e influye más en su modo de comportarse, ya que los hombres hacen la vida que ellos consideran normal, sometiendo a las mujeres a todo tipo de humillación, en cambio cada segundo que pasa para ellas es más angustia en el cuerpo debido a que la vida se les está escapando de las manos en esa ciudad de mala muerte en la que están viviendo de una forma que no es ni justa ni correcta a su manera de ver las cosas. Y que entonces en los 50 estaba bien vista por las mujeres más conservadores, y por supuesto por la figura del hombre macho que dominaba a su mujer.

4-. Opinión personal :

En mi opinión es un libro que al principio me pareció un poco lioso y abstracto, por la abundancia de personajes y por el cambio de narrador de un capítulo al siguiente. Pero una vez te sitúas y vas conociéndolos a todos, y las vivencias y sentimientos de cada uno, el libro se convierte en el triste y vivo reflejo de la sociedad de los 50, las palabras clave para describirla, son represión, influencia eclesiástica y el hombre al poder. Y eso es lo que en esta novela la autora describe a la perfección a través de lo que les pasa a un grupito de chicas de una ciudad de la época de la posguerra. Allí está mal visto cualquier tipo de desobediencia de la mujer al hombre, cualquier tipo de acción que signifique que la mujer tiene vida propia y por lo tanto sus propias ideas. Creo que todo lo que aquí se narra, pude todavía encontrarse en los pueblos pequeños, pero por supuesto a un nivel mucho más bajo y positivo, sino estaríamos perdidos; y sobretodo en la gente más mayor que ya no están a tiempo o dispuestos a cambiar su manera de ver las cosas.

A mi este libro me ha recordado en cierta manera a uno que leímos hace un par de semanas en catalán, se llama “Aigües encantades” y creo que Pablo de Entre Visillos, representa la figura del forastero del otro libro, el personaje que viene a cambiar las cosas y que tiene una mente mucho más abierta y liberal. Y por lo tanto crea admiración ante la resta de personajes, pero también se cea enemigos. Y también me ha recordado a un libro del año pasado que se llamaba Nada, sobretodo por la postura de las chicas, sus penas, tensiones, angustias, conflictos familiares por la autoridad del padre y de tía Concha etc. Son similitudes con Nada.

En definitiva, es una novela que me ha gustado aunque yo particularmente no me compro por mi cuenta este tipo de libros, prefiero leer humor ironía como Quim Monzó, Buenafuente ... pero aún y así, me ha gustado por su fatal realismo en el que los personajes quedan atrapados.

4