Entre visillos; Carmen Martín Gaite

Literatura española contemporánea del siglo XX. Narrativa y novela de posguerra. Argumento. Personajes. Técnica narrativa

  • Enviado por: El remitente no desea revelar su nombre
  • Idioma: castellano
  • País: España España
  • 4 páginas
publicidad
publicidad

Entre visillos

(Carmen Martín Gaite)

  • Técnica narrativa empleada por la autora. Ejemplos.

  • La técnica de la narradora es, en general, analítica (desde fuera) y objetiva (expone). Pero, podemos decir que la autora alterna la narración en primera y en tercera persona.

    La narración en primera persona se basa en el diario de Natalia y el relato de Pablo. También se puede añadir a estos, la carta de Julia del capítulo nueve.

    La voz narrativa de cuando habla Natalia es la de un protagonista , que cuenta los hechos como personaje principal y lo hace de manera inmediata (sucesos cercanos).

    Esta manera de hablar de Natalia y su estilo, corresponden a las características de su personaje: utiliza coloquialismos y reproduce el ritmo de a lengua hablada, así como expresiones tomadas de otros personajes. Por ejemplo, cuando van al cementerio, ella escribe: “...Hablaban de qué tal hace el pañito nuevo de damasco y del farol de la izquierda que se tuerce un poco...”.

    Pablo, en cambio, cuenta hechos del pasado, sin saberse cuánto tiempo hace de lo que explica: “...Llegué hacia la mitad de septiembre, después de un viaje interminable...”. Además, no sabemos qué es lo que escribe, si un diario o una novela... Los relatos que él cuenta, empiezan siendo los de un narrador testigo, pero a medida que avanza la novela, su importancia va creciendo y pronto se convierte en narrador protagonista, ya que es uno de los personajes más importantes.

    La narración en tercera persona se hace con un narrador omnisciente, que se limita a lo que oye y lo que ve, o cuenta desde la perspectiva de un personaje, por ejemplo, en el primer capítulo, desde que Mercedes, Isabel y Julia salen de misa hasta que desayunan, se utiliza esta técnica. Esta omnisciencia, no se usa para explicar lo que sienten los personajes ni para decir lo que piensan, se limita a describir unas sensaciones. Ejemplo: “...Al quedarse sola, sentía Natalia que le zumbaba todo el local vertiginosamente alrededor. Estuvo un rato con los ojos cerrados. Luego cogió el bolso de Gertru de encima de la silla y buscó dentro...”.

    Para explicar lo que le pasa a Elvira con Pablo y Emilio el narrador transcribe sus pensamientos mediante monólogos, pero predomina la narración de sus actos, así que somos nosotros, los lectores, los que hemos de decidir el porqué de la decisión de Elvira (casarse) y la de Pablo (marcharse de la ciudad).

    Mediante todas esas perspectivas, se enriquece la visión de la realidad. Ya que a éstas se añade diálogos entre personajes, muy interesantes. Por ejemplo, el momento en el que Gertru y Ángel se enfadan, los amigos de él comentan la situación y opinan sobre su riña. Mediante estos diálogos podemos imaginar el aspecto físico de los personajes.

  • ¿A qué movimiento pertenece la novela? Cita las características formales y temáticas.

  • Carmen Martín Gaite siempre prevalece el conocimiento de la problemática social a partir del punto de vista de la persona; analiza problemas personales ocasionados por la sociedad. Los enfoca desde cómo afectan al individuo, con el paso de los años progresando. Esta novela es un buen ejemplo del realismo objetivo de la década de los 50.

    Podemos decir que se trata de una novela de aprendizaje, ya que se le da mucha importancia al personaje de Natalia, y ésta se encuentra en el momento de transición de la infancia a la juventud. En su vida se abren perspectivas nuevas, pero se cierran otras. Lo bueno de esta chica es que está decidida a hacer una carrera relacionada con las Ciencias Naturales, y Pablo la anima a hacerlo: “...dije que de estudiar me gustaría ciencias naturales...”. Pero a pesar de esto, su padre está en contra de que estudie, porque es la pequeña de la casa y no quiere hacerse la idea de que ya no lo sea. Otro golpe duro para Tali es que su amiga Gertru encuentre novio y no esté tanto tiempo con ella, porque está con adultos, y a Natalia ese mundo no le gusta.

    Cuando Tali se relaciona con Pablo, empieza a enamorarse, pero se da cuenta de esto bastante tarde: “...dice que me he enamorado del profesor de alemán, que lo saco a relucir para cualquier cosa, aunque no tenga nada que ver...”.

    En resumen, Natalia pasa de la infancia a estar con los adultos en muy poco tiempo, ya que su amiga se casa, se hermana mayor le hace confidencias, quiere hacer una carrera... Pero todo esto es muy doloroso para ella, por ejemplo la marcha de su primer amor, Pablo.

    Características formales y temáticas:

    La autora se aleja de su materia y evita toda clase de intervención moralizante. El mismo narrador se distancia y solamente reproduce aquello que está en su limitado campo de observación. En estas novelas de los 50 el escritor renuncia a toda posibilidad de entrar interiormente en los personajes. Sólo se fía de sus palabras y de sus hechos. Una de las novedades de esta literatura es que el diálogo tenga una importancia fundamental en el relato.

    Respecto al espacio y el tiempo, suelen concentrar la acción en espacios limitados y estos por si mismos no tienen gran importancia, excepto en cuanto marco en el que se desarrollan las acciones. Se sitúan en la ciudad o el mundo rural, pero las del medio urbano no conceden importancia al entramado urbano. También son frecuentes los espacios cerrados, de los que parece imposible huir y en los que los personajes se consumen. Estos espacios tienen un valor simbólico, la incomunicación. En esta novela, se encierra a los personajes en una ciudad de provincias. Normalmente, obras como esta suelen tener una duración muy corta. Aquí, por ejemplo, es de unos tres meses.

    Respecto al lenguaje, hay una desnaturalización, porque todos los personajes hablan de manera parecida. El estilo de las novelas de los 50 son frases cortas, sencillas, vocabulario limitado, que pretende comunicar de una manera directa, de manera que se impone un tono enunciativo, aséptico. En los diálogos se aprecia un lenguaje coloquial, y pretenden reflejar lo cotidiano, lo banal de algunas conversaciones.

    La obra dura un trimestre, esquematizado como hemos vista en la estructura externa, desde el 12 de septiembre hasta las vigilias de navidad. A veces, el tiempo se avanza y vuelve hacia atrás, esto es un recurso que se llama flash-back, son saltos hacia el pasado, en los cuales los personajes recuerdan y reflexionan de tiempos pasados.  La obra no tiene conectores que marquen un antes o un después, pues la evolución temporal de la obra es lenta, y normalmente unas breves marcas nos cuentan el paso del tiempo. Suele haber lapsos de tiempo vacío, en los que la autora nos describe un escenario con todo lujo de detalles.

     

    La novela transcurre en una capital de provincia, de la cual no se conoce más que ese dato, en la que predominan mujeres jóvenes y sus trabajosas relaciones, en una ciudad que se muestran el río, la plaza, las calles y las lejanías.

     

    También los espacios interiores tienen bastante importancia en esta obra, la habitación de Natalia, desde la que se nos informa sobre noviazgos y costumbres, el Casino en el que se forjan y rompen relaciones, el reducto de Yoni en el gran hotel, con el bar de hotel. También destaca el cuarto del mirador, en casa de los Ruiz, lugar para fisgonear, A través del mirador la vida pasa, aburrida y repetitivamente. El hecho de mirar por la ventana sin ser visto transcurre un uno de los escasos lugares interiores en los que la autora nos describe los pensamientos y sentimientos de las protagonistas.

     

    Entre visillos, Ed.Destino p.79.

    Op cit. p.25

    Op cit. p.70

    Op cit. p.184

    Op cit. p.221

    4