Entre visillos; Carmen Martín Gaite

Literatura española contemporánea del siglo XX. Narrativa. Novela de posguerra. Rutina y amargura. Argumento. Personajes. Estructura. Estilo

  • Enviado por: Hachi
  • Idioma: castellano
  • País: España España
  • 7 páginas
publicidad

Entre visillos; Carmen Martín Gaite
BIOGRAFÍA

Carmen Martín Gaite fue una de las figuras más importantes de las letras hispánicas. Su éxito se respaldaba tanto en la crítica como en el público. Entre visillos, Retahílas, El cuarto de atrás son algunas de sus obras más importantes. Recibió premios de la talla del Nadal, el Nacional de Literatura, el Nacional de las Letras, o el Anagrama de Ensayo.

Carmen Martín Gaite nació en Salamanca el 8 de diciembre de 1925. Se licenció en Filosofía y Letras en la Universidad de Salamanca, donde conoció a Ignacio Aldecoa y a Agustín García Calvo. En esa universidad tuvo, además, su primer contacto con el teatro participando como actriz en varias obras. Colaboró en varias revistas como Trabajos y Días en Salamanca y Revista Nueva en Madrid. Se trasladó a esta ciudad en 1950 y se doctoró en la Universidad de Madrid con la tesis Usos amorosos del XVIII en España. Ignacio Aldecoa, cuya obra estudiaría posteriormente, la introdujo en su círculo literario, donde conoció a Josefina Rodríguez, Alfonso Sastre, Juan Benet, Medardo Fraile y Jesús Fernández Santos y Rafael Sánchez Ferlosio, con quien se casó en 1954. De esta manera se incluyó en la que sería conocida como la Generación del 55 o Generación de la Posguerra.

Escribió su primer cuento, Un día de libertad, en 1953, aunque confiesa escribir desde los 8 años. Comienza su carrera literaria con El balneario obteniendo en 1955 uno de los premios literarios de mayor prestigio en España, el Café Gijón. Tres años después presenta la que sería su obra señera, Entre visillos, al Premio Nadal, ganándolo.

Escribe dos obras de teatro, el monólogo A palo seco en 1957, que fue representado en 1987, y La hermana pequeña en 1959, rescatada en 1998 por el director de teatro Angel García Moreno y estrenada el 19 de enero de 1999 en Madrid.

Durante la década de los sesenta continúa cultivando la narrativa, con obras tan importantes como Las ataduras (1960) o Ritmo lento (1963), pero es en los setenta cuando vemos la versatilidad de Martín Gaite. Publica sus dos ensayos sobre el proceso contra Macanaz además de su tesis, recopila su poesía en A rachas (1976), y una de sus obras cumbre, la novela Retahílas, sale a la luz en 1974. También a esta década debemos su primera recopilación de relatos, Cuentos completos. Su faceta periodística se caracteriza por su etapa de redactora en los comienzos de Diario 16.

Su matrimonio con Rafael Sánchez Ferlosio duró unos años antes de acabar en separación, en los cuales tuvieron 2 hijos, de ellos su hija Marta, a quien dedicó el cuento La reina de las nieves, falleció antes que ella.

Entre otros logros, Martín Gaite destaca por haber sido la primera mujer a la que se le concede el Premio Nacional de Literatura con El cuarto de atrás en 1978, y por haber ganado en 1994 el Premio Nacional de las Letras por el conjunto de su obra. Fue una de las personas más, y mejor, premiadas del mundo de la literatura; obtuvo el Príncipe de Asturias en 1988 compartido con el poeta gallego José Ángel Valente (1929-2000), el Premio Acebo de Honor en 1988 como reconocimiento a toda su obra, el Premio Castilla y León de las Letras en 1992, Medalla de Oro del Círculo de Bellas Artes en 1997, Pluma de Plata del Círculo de la Escritura otorgada en junio de 1999 y cuya ceremonia fue retransmitida por videoconferencia a través de Internet, algo sin precedentes, hasta aquel momento, en el mundo literario. Con su ensayo Usos amorosos de la posguerra española recibió en 1987 el Premio Anagrama de Ensayo y el Libro de Oro de los libreros españoles. Esta obra dispara sus ventas, y desde entonces las obras de Carmen Martín Gaite están siempre entre las más vendidas en España, siendo espectacular su éxito en la Feria del libro de Madrid, donde solía ser su obra de cada temporada la más vendida de la feria.

Cultivó también la crítica literaria y la traducción destacando en autores como Gustave Flaubert (1821-1880), Rainer Maria Rilke (1875-1926) y Emily Brönte (1818-1848), colaboró, asimismo, en los guiones de series para Televisión Española Santa Teresa de Jesús (1982) y Celia (1989), serie infantil basada en los famosos cuentos de la escritora madrileña Elena Fortún (1886-1952).

Publica dos enormes éxitos de crítica y público, Lo raro es vivir en 1997 e Irse de casa en 1998, y en 1999 se publica y representa La hermana pequeña y recopila en Cuéntame, con la colaboración de la Emma Martinell Gifre, ensayos y cuentos escritos entre 1953 y 1997.

En 2000 se le diagnostica un cáncer que cerca de mes y medio después acabará con su vida el 23 de julio en una clínica de Madrid. Es enterrada en El Boalo, donde residió sus últimos años en la casa familiar y donde están enterrados sus padres y su hija.

TEMA PRINCIPAL

Entre visillos, narra la vida en una ciudad de provincias, llena de rutina, conservadurismo e hipocresía. A través de la charla de un grupo de muchachas, conocemos sus ocupaciones cotidianas, sus angustias, la insalvable tristeza que asoma tras el aburrimiento y la falta de imaginación.

ESTRUCTURA DEL CONTENIDO

INTRODUCCIÓN:

Narra la vida triste y aburrida de unas jóvenes, que sufren presos de la amargura.

NUDO:

Aquí, los personajes sienten tristeza en su interior, ya sea porque su amor no es correspondido, o porque su amado esta lejos.

DESENLACE:

Son escenas muy tristes de despedida, el amor no siempre triunfa por donde pasa.

ANALISIS FORMAL

Esta historia transcurre en un pueblo de Madrid, Mercedes, una chica de 25 años y sus amigas se sentaron en el mirador de casa de ésta para tomar chocolate con picatostes, delante del mirador se ensanchaba la calle en una especie de plazuela triangular, por la cual pasaban las populares gigantillas de camino para recorrer toda la ciudad. Mercedes tenia dos hermanas, Julia y Natalia.

Julia lloraba porque su novio, Miguel, que estaba lejos, y solo estaban en contacto, por carta, mientras Isabel la consolaba con sus palabras.

Al rato volvió a entrar en la habitación Mercedes, con su hermana pequeña, Natalia con 16 años.

Siempre que Natalia estaba presente, salían a relucir de nuevo los malos recuerdos, Mercedes siempre hablaba de su madre, que murió al dar a luz a Natalia, ella nunca la conoció.

Para divertirse, solían ir todos al casino, a bailar y seguir comentando sus cosas. Natalia nunca había ido, pero Gertru quería presentarle a un chico, y pintarle los labios a Natalia, y ponerla bien guapa, para que causara sensación.

Llegaron al casino sobre las ocho, y Angel las esperaba en la puerta. Gertru los presentó, y siguieron caminando hasta el fondo del casino, donde les esperaba una mesa al borde de la pista, que guardaba Manolo Torres, un amigo de Ángel.

Gertru y su novio Ángel, caminaron hacia la pista de baile, y Natalia y Manolo se quedaron solos en la mesa. Tras un rato, Manolo invitó a bailar a Natalia, pero ella se negó, Manolo se marchó dejándola sola, y unos billetes bajo el cenicero para amortiguar su factura en el casino, y fue a camelar a otra chica. Natalia, al quedarse sola, dejó una nota en la mesa para Gertru, y se marchó hacia su casa. Antes de llegar a su portal, vio a su hermana Julia asomada al balcón, y ambas se fueron a pasear, Julia había llorado.

Subieron a la torre del campanario, pero se quedaron a medio camino, contemplando las hermosas vistas de la ciudad, y Julia comenzó de nuevo a llorar, porque su padre no le dejaba ir a Madrid a reunirse con Miguel, su novio, pero Natalia la aconsejaba muy bien, no parecía tener 16 años, estaba preocupada por su hermana, estaba sufriendo por ella...

Pablo, era el nombre de aquel chico, que al llegar al pueblo iba buscando al director del instituto, Don Rafael Domínguez, pero éste, había fallecido, fue a casa del difunto a presentarle sus condolencias a la familia, y se hospedó en la pensión América. Allí conoció a la animadora del casino, Rosa, quien llevaba una borrachera impresionante. Subieron a la habitación de Rosa, para ver unas fotos de su pueblo, pero ella se encontraba mal, y se tumbó en la cama, él le quitó los zapatos y le echó la colcha de la cama sobre su cuerpo, y muy despacio y sin hacer ruido, Pablo, salió del cuarto de Rosa.

Julia, fue a confesarse al cura del pueblo. Ella le hablaba de las grandes tentaciones a las que estaba sometida continuamente en sus sueños y pensamientos, y el cura, la tranquilizaba y le decía que ella siempre sabia salir victoriosa de sus pecados. De camino a casa, Julia se encontró con Miguel, y estaban muy contentos los dos. Pero Miguel tan solo sabia hacer quedar mal a su novia, se comportaba de una forma brusca y no hacían mas que discutir. Sólo pasó un día allí, al siguiente ya se había marchado porque Julia, no quería vivir en una buhardilla.

Pablo llamó a casa de Elvira, la hija del fallecido director del instituto, con la excusa de sí habían puesto un nuevo director en el centro, ya que él, sería el nuevo profesor de alemán. En el instituto, los alumnos estaban separados según su sexo, a Pablo le tocaba dar clase en el pabellón femenino.

Pablo se hizo muy amigo de Rosa, y aunque no hablaban de mucho, al menos se hacían compañía, ella siempre le insistía para que fuera a verla cantar al casino, hasta que una noche fue, allí se encontró con Emilio.

Emilio se puso a bailar con una chica, y Pablo sacó a bailar a la amiga de ésta, pero resulta que era coja, y se tambaleaba. Ella se sintió insultada, al ver a Pablo hablar con Rosa, y se fue indignada.

Pablo tomó como costumbre, ir a ver siempre cantar a su amiga Rosa al casino, pero no volvió a ver allí a Emilio.

Pablo le enseño a Rosa, mientras paseaban, donde iba él a trabajar de profesor.

Pasados unos días, Rosa se marchaba de viaje, y dejó dicho a la vieja de la pensión, que trasladara a Pablo a su cuarto, porque era más grande y se sentiría mejor sabiendo, que él, la ocuparía, la noche anterior a su marcha, ambos se despidieron con un beso.

Julia le escribió una carta a Miguel, de nuevo pidiéndole perdón, y cuando se fue de paseo con sus amigas, la echó al buzón.

Julia se marchó enfadada, y las demás, siguieron caminando hasta casa de Elvira. Cuando se marcharon, Mercedes, Goyita y el resto, estaban convencidas de que a Elvira le gustaba Pablo.

Se dirigieron al cine a ver una película, y Julia, hizo su acto de presencia.

Natalia se había enamorado de Pablo, pero él no le correspondía.

Elvira y Pablo, estaban enamorados, pero ambos eran muy testarudos. Ella, según cuenta el libro, era la novia de Emilio, pero no le hacia nada de caso a él. Emilio le pidió consejo a Pablo, para que ella le prestase más atención, y éste le aconsejó que dejara a Elvira un poco de lado, y ella volvería a él, y resultaron ciertas las palabras de Pablo.

Un día mientras Pablo y Elvira paseaban, ella quiso acompañarlo a la pensión, y a las puertas de ésta, ella le pide que la deje subir a su cuarto, pero Pablo se niega.

Pablo fue a casa de Elvira, y mientras hablaban, ella se siente herida por sus palabras, y ambos discuten. En ese momento Elvira decide casarse con Emilio, y Pablo decide marcharse. En la estación de tren, Pablo ve a Julia, que iba camino de Madrid para reunirse con su amado Miguel.

TIPO DE NARRADOR:

Comienza siendo narrador testigo, que cuenta lo que ve y observa a su alrededor, pero pronto se va convirtiendo en narrador protagonista.

TIPO DE NOVELA:

Pertenece al género de novela social, realista, porque describe las maneras de ser de cada uno de los personajes.

GÉNERO NARRATIVO:

Novela realista, transciende su punto de partida, para convertirse en visiones existenciales que pueden referirse a cualquier país y tiempo.

TIPO DE LENGUAJE:

Se utiliza un lenguaje bastante común, así que yo diría que es un lenguaje coloquial con rasgos del familiar.

PERSONAJES:

Natalia; una chica de 16 años, bonita, rebelde, testaruda, angustiada por un amor no correspondido.

Julia; hermana de Natalia, 27 años, bonita, triste, con largos cabellos, enamorada de su novio Miguel.

Pablo; profesor de alemán, guapo, alto, simpático, alegre, enamorado de Elvira.

Elvira; guapa, alta, delgada, simpática, atrevida, enamorada de Pablo.

Emilio; alto, simpático, alegre, amigo de Pablo, novio de Elvira.

CONCLUSIÓN:

La obra es buena, pero para mi no está bien estructurada, puesto que entre capitulo y capitulo explica temas distintos lo que dificulta la comprensión de la lectura.

1