Enseñanzas y aplicaciones del Baloncesto

Deportes de cesta. Basquetball. Basket. Basquetbol. Educación deportiva. Metodología

  • Enviado por: José
  • Idioma: castellano
  • País: España España
  • 3 páginas

publicidad
cursos destacados
Iníciate con Ableton Live
Iníciate con Ableton Live
El curso da un repaso general por las órdenes y menús más básicos, para poder generar...
Ver más información

Cómo montar un Ordenador
Cómo montar un Ordenador
En este curso te guiamos de una forma muy práctica y gráfica, para que puedas realizar el montaje de tu...
Ver más información


ESTILOS DE ENSEÑANZA Y SU APLICACIÓN EN LA INICIACIÓN AL BALONCESTO

Fundamentalmente lo que pretendemos en este artículo es destacar la importancia del entrenador y de la enseñanza que transmita a los jugadores. Este aspecto tiene mucho que ver con el cumplimiento de los objetivos previstos, en función del equipo. Un buen resultado depende en gran medida de la congruencia entre lo que se pretende y lo que realmente ocurre.

En cuanto se asume la responsabilidad de un equipo de Baloncesto, se deben plantear unos objetivos caracterizados por la cuestión de ¿qué queremos conseguir?. A partir de aquí se deriva la siguiente pregunta, ¿cómo conseguirlo?, y por supuesto surgirán otra serie de cuestiones vinculadas a las dos anteriores que tienen relación con ¿cuándo enseñar?, ¿cuánto enseñar?, ¿cómo organizar mi equipo? etc.

Nos interesa la actuación del entrenador desde una postura de mediador y ayuda del aprendizaje, así como de la mejora en el rendimiento de los jugadores. Esta intervención del entrenador puede tener diversas características, que en función de como se manifiesten, se concretan en un estilo de enseñanza; éste se puede definir como la forma peculiar del entrenador al elaborar su planificación, aplicar el método, organizar el entrenamiento y relacionarse con los jugadores, en definitiva el modo de llevar el entrenamiento (Delgado 1991).

Por último se presenta una breve propuesta que se encuentra enmarcada en el ámbito escolar (Jiménez Sánchez, 1997), pero que nos puede servir de ejemplo para el contexto de un equipo deportivo, que es el tema propuesto en este artículo.

ESTILOS DE ENSEÑANZA Y SU APLICACIÓN EN LA INICIACIÓN AL BALONCESTO

Concepción Jiménez Sánchez. INEF, Universidad Politécnica de Madrid.

1.- ANÁLISIS DE DIVERSOS MODELOS DE ENSEÑANZA EN LA INICIACIÓN AL BALONCESTO. CARACTERÍSTICAS

No vamos a afrontar con profundidad el análisis de métodos, estilos o técnicas, aspectos que han tratado una multitud autores en el ámbito de la Actividad Física y el Deporte, sino que vamos a centrar el tema en el aspecto de cómo enseñar en Baloncesto, abordando una de las preocupaciones actuales en cuanto a la enseñanza de entrenador de Baloncesto, en categorías de iniciación.

Nuestra preocupación radica en qué tipo de modelo de enseñanza aplicar en nuestro equipo. Algunos autores denominan a estos modelos, estrategias en la práctica. Cabe destacar varias estrategias o modelos que el entrenador de Baloncesto puede utilizar en su contexto como entrenador en niveles de iniciación:

ESTRATEGIAS DE ENSEÑANZA EN BALONCESTO

Enseñanza de la técnica

Tareas analíticas

Enseñanza de la táctica

Tareas globales

Enseñanza de la táctica-técnica

Tareas globales y analíticas

1.1 ENTRENAMIENTO DE LA TÉCNICA

Tradicionalmente la enseñanza del Baloncesto ha tenido una estructura analítica en el que a partir del aprendizaje y dominio de determinados elementos técnicos, éstos se iban introduciendo en el contexto real del juego. Esta enseñanza de la técnica se centra en situaciones aisladas, en donde el fundamento determinado se descompone para una mejor asimilación y una vez dominado, se ubica dentro del marco de la situación real.

Numerosos estudios reflejan que este tipo de enseñanza declina en una serie de factores poco favorecedores para los jugadores en categorías benjamines, alevines e incluso infantiles. Este tipo de actuación por parte del entrenador, anula una serie de valores indispensables para la correcta evolución del jugador. Cabe destacar que con la propuesta del entrenamiento de la técnica:

a) Los jugadores no comprenden fácilmente la transferencia del aprendizaje de un fundamento a una situación de partido.

b) Es una enseñanza muy directiva que ofrece escasas tomas de decisión al jugador/a; por tanto cabe la posibilidad de que los jugadores estén automatizados y no sean capaces de crear situaciones de peligro en los partidos.

c) Requiere mucho tiempo para dominar los fundamentos.

d) Es monótono para los jugadores, y consideramos necesario, sobre todo en estas edades, que los chicos y las chicas tengan un alto nivel de motivación y estén ilusionados por entrenar y jugar.

Este tipo de entrenamiento abarca totalmente la cuestión de ¿cómo hacer los fundamentos? Sin embargo, presenta una gran incógnita al desarrollar el juego, y es la de ¿cuándo realizar esos fundamentos en los partidos?; ¿qué fundamento elegir en función de las circunstancias del juego?.

1.2. ENTRENAMIENTO DE LA TÁCTICA

Fundamentalmente se basa en plantear tareas globales en donde los jugadores tengan que resolver situaciones y problemas planteados por los defensores o atacantes que impiden cumplir el objetivo previsto. Una vez que los jugadores "comprenden" la esencia del juego en el contexto global, el entrenador irá introduciendo los distintos elementos técnicos para que los puedan aplicar en esas situaciones de juego. Esta tendencia del trabajo global es más actual y parece más preponderante que la enseñanza analítica. Son muchos los partidarios de esta propuesta, entre otros Devís y Peiró (1992), Durán y Lasierra (1987), Zaragoza (1992), Junoy (1997).

Este planteamiento de iniciar el Baloncesto por el aspecto táctico ofrece unos valores considerables:

a) El entorno de aprendizaje de los jugadores es el mismo en donde se desarrolla la acción del juego, por tanto existe una clara transferencia.

b) El entrenador/a "cede" al jugador/a en gran medida el bloque de tomas de decisión, elemento muy importante para potenciar el nivel de creatividad y la capacidad de elegir.

c) Fomenta que los jugadores sean polivalentes; evita la especialización temprana.

d) Tiene un alto nivel de motivación en los jugadores puesto que las actividades que realizan son grupales, y el juego es un elemento imprescindible en el desarrollo de dichas actividades.

Este tipo de entrenamiento de iniciar por el componente táctico solventa la problemática de cuándo realizar una acción idónea en función de la situación que plantea el juego. Sin embargo, puede llegar una etapa del entrenamiento en que los jugadores deban conocer una gama más variada de fundamentos y de esta forma poder elegir cuál de ellos utilizar de modo correcto.

1.3. ENTRENAMIENTO TÁCTICO-TÉCNICO

Este planteamiento considera importantes tanto el iniciar la enseñanza del Baloncesto con un planteamiento técnico, como con un planteamiento táctico, por este motivo intenta la enseñanza aglutinando los dos bloques el de la táctica y la técnica, sin que uno sea excluyente del otro. En realidad se parte de la opinión de que un elemento no podría, o no debería desarrollarse sin el otro.

Esta tendencia surge a partir de algunos estudios que muestran que no existen diferencias significativas a nivel de rendimiento, cuando se utiliza el entrenamiento de la técnica en primer lugar, o se inicia con el entrenamiento de la táctica. Castejón y López (1997), se plantean una serie de cuestiones: ¿para aplicar una correcta táctica es necesario dominar la técnica?; ¿cómo se puede realizar una buena técnica sin realizarla en un contexto global del juego?.

Partiendo de la base de que técnica y táctica son indivisibles y que no puede existir un buen desarrollo de un elemento sin el otro, se plantea la posibilidad de realizar una enseñanza de ambas partes; es decir, situar a los jugadores en contextos globales, situaciones en donde ellos deban resolver los problemas que ofrecen atacantes o defensores, aplicando elementos técnicos más o menos básicos y necesarios para que dichos jugadores puedan elegir correctamente y obtengan el resultado deseado (French y col, 1996. Castejón y López, 1997. Castejón y col, 1997).

De este modo los partidarios de esta opción, consideran que existen mayores ventajas ofreciendo más beneficios tanto a los jugadores como entrenadores. No obstante es preciso destacar que en determinados momentos del entrenamiento se tendría que dar mayor consideración a los elementos tácticos y menor a los elementos técnicos, y viceversa, mayor consideración a los fundamentos técnicos y menor a los fundamentos tácticos.

Estos modelos presentados no tienen que estar enfrentados unos a otros. Dependiendo del momento en que se aplique y de su objetivo, puede que sea más idóneo uno que otro. Serán los entrenadores los que deban elegir el que más beneficio proporcione a sus jugadores atendiendo a las características del equipo. No obstante parece ser que el entrenamiento de la táctica y el entrenamiento de la táctica-técnica son los más completos en las categorías de iniciación.

2.- CONSIDERACIONES DIDÁCTICAS

Compartiendo la opinión de un gran número de entrenadores, entendemos que existen unos puntos que debemos considerar, al aplicar nuestra labor como entrenadores:

1.- No olvidar las características individuales de todos y cada uno de nuestros jugadores, (a nivel de juego, social, maduración, psicológico etc).

2.- El Baloncesto de iniciación no debe ser una réplica del Baloncesto profesionalizado y es necesario inculcar valores imprescindibles para la formación como jugadores y como personas.

3.- El Baloncesto en estas edades debe orientarse como una actividad lúdica y agradable, no vinculada exclusivamente a los parámetros "éxito y derrota". El juego es un medio idóneo para cumplir los objetivos previstos; la motivación aumenta considerablemente.

4.- Cualquier tarea que se plantee es importante que siga una progresión de menor a mayor dificultad.

5.- La participación del jugador es imprescindible, por tanto es conveniente que los entrenamientos no tengan pausas largas y esto se puede evitar si el entrenador evita grandes discursos, tanto al ofrecer información como al corregir. También es importante la organización de los grupos en función de la tarea planteada, de las características de los jugadores y de las instalaciones en donde se entrena.

6.- No hipotecar el futuro del jugador especializándole en un puesto que posiblemente no será el de dentro de unos años.

7.- No trabajemos sólo a corto plazo; aunque posiblemente no sigamos dentro de unos años con nuestro equipo actual, si "quemamos" etapas, perjudicaremos la formación y trayectoria de estos jugadores.

8.- Seamos capaces de ofrecer al jugador la posibilidad de que tomen decisiones en las situaciones de resolver los problemas. La función de ayudar, sin dar respuestas totales reforzará al jugador a pensar y comprender mejor el juego.

9.- Procurar que nuestra enseñanza en Baloncesto provoque en los jugadores la resolución de estas cuestiones: ¿qué hacer? ¿Cómo hacerlo? y ¿cuándo hacerlo?.

Fichas de Baloncesto.

BIBLIOGRAFÍA

CASTEJÓN, F.J. y LÓPEZ, V. (1997). Iniciación deportiva. En F.J. CASTEJÓN (coord.). Manual del maestro especialista en Educación Física. Pila Teleña, Madrid, pp. 137-172.

CASTEJÓN y col. (1997). Una reflexión sobre la iniciación deportiva con exigencia táctica, exigencia técnica o exigencia