Enfermedades infecciosas

Tétanos. Tuberculosis. Difteria. Pacientes. Tratamiento. Músculos del cuello y mandíbula inferior. Fosas nasales. Garganta. Bacilo tuberculoso

  • Enviado por: RoadDog Technical Support
  • Idioma: castellano
  • País: España España
  • 4 páginas
publicidad
publicidad

Tetanos o Trismo

Una enfermedad infecciosa, a menudo falta, que ataca especialmente los músculos del cuello y de la mandíbula inferior. Esta enfermedad está causada por el basilo tetánico, un germen que ordinariamente infecta los intestino del ganado. Los gérmenes invaden los seres humanos primeramente atraves de heridas.El germen es encontrado más abundantemente en heridas profunda, especialmente aquellas que contienen suciedad o materias extrañas.

Unos siete días después de la invación de la del germen, la persona infectada puede comenzar a sentir un tipo de dolor tirante en la herida. Esto es aconpañado por un espasmo de los musculos . Puede desarrollar calofríos y fiebre, un dolor de cabeza intenso y probablemente una sensacion general de irritabilidad. El endurecimiento es evidente primeramente en los músculosde la mandíbula y del cuello y una serie de convulciones violentas y espasmos puede seguir rápidamente.

El bacilo del tétanos engendra toxinas sumamente poderosas que pueden ser fatales. La prevención de la enfermedad consiste el la inyeccion de una anti toxina bajo la piel tan pronto como se ha sufrido la herida. La herida es luego abierta ampliamente, limpiada concienzudamente de materias extrañas, y lavadas con un antiséptico.

Difteria

Infección de las fosas nasales o garganta caracterizada por, inflamación, debilidad y anemia. Puede diagnosticarse con total seguridad. En cualquier circunstancia en que se sospeche su existencia un bacteriólogo puede determinar mediante un cultivo de gérmmenes de la zona infectada no sólo si tales gérmenes son diftéricos sino también sin constituyen algún tipo especial de los mismos.

Se ha comprobado que los gérmenes de la difteria varían en virulencia de unas epidemias a otras. Una persona puede alojarlos en su garganta sin setirse enfermos. Existen gérmenes no virulentos similares a los diftéricos. Estos últimos ejercen su acción morbosa con la producción de una sustancia tóxica conocida por toxina de la difteria. Inyectada esta toxina en animales puede matarlos si la dosis es lo bastante elevada. La virulencia del germen puede medirse tomando como base la cantidad de toxinas necesarias para aniquilar un animal de peso determinado.

La enfermedad se extiende por contacto directo de un niño que no la padezca o sea portador del germen. Posiblemente intervienen tanbién en la difución los contactos indirectos. Antes de adoptarse la pasterización de la leche contribuían en ocaciones a la extensión de la enfermedad la leche infectada,que hoy ha dejado de constituir una amenaza.

En un plazo que generalmente oscila de dos a cinco días después del contacto, el niño infectado registrará ligera fiebre de hasta 39 C, inflamación de garganta, malestar general y debilidad, como es frecuente el comienzo de casi todas las enfermedades infecciosas. Generalmente se observa congestión y comienzo de formación de una membrana en la parte superior de la garganta o faringe, que luego se extiende hasta la laringe y quizás también hasta las fosas nasales. La membrana consiste en una película delgada y grisácea que engrosa pronto. Al mismo tiempo que se produce inflamación y enrojecimiento de la zona infectada puede registrarse diltación de las glándulas cervicales y aumento de fiebre. Cuanto mayor sea la región afectada mayor será la extensión de la membrana en que se alojan los gérmenes.

Si no se administra al paciente rápidamente antitoxinas en suficiente cantidad, la inflamación de garganta se extiende, se producen emorragias, la voz se agudiza y quiebra, y un olor fétido escapa de la garganta. Caso de continuar la absorción de toxinas se produce modorra seguida de delirio y grave riesgo de muerte. Cuando la membrana de la laringe crece la respiración se hace difícil y puede presentarse sofocación.

Tuberculosis

Una enfermedad infecciosa caracterizada por la producción de tubérculos. Peque ños nódulos redondeados que pueden aparecer en casi todas las partes del cuerpo. Está causada por el germen comúnmente llamado bacilo tuberculoso.

La tuberculosis permanece siendo una enfermedad crónica y si cicatriza y el cicatrizado no es completo puede producirse recadía.

El tratamiento del paciente tuberculoso puede requerir un largo tiempo. El descubrimiento de nuevas drogas han revolucionado el tratamiento de la tuberculosis y los pacientes pueden ahora ser tratados por una combinación de hospital y cuidado casero.

La tuberculosis era muy pocas veces sospechada hasta que aparecía tos cevera con expectoración, seguida por pérdida de peso y perspiración nocturna. Las radiografías revelan los cambios que han ocurrido en los pulmones, y las unidades móviles de rayos X son comunes ahora en muchas comunidades. Otro método de detectar tuberculosis es la prueba tuberculínica. Una pequeña cantidad de tuberculina, es aplicada a la piel o en algunos casos iyecta entres las capas de la piel, este germen lo descubrio Robert Koch.