Enfermedades cardiovasculares

Causas de mortalidad. Infarto de miocardio. Cardiopatía isquémica. Colesterol. Hipertensión. Tabaquismo

  • Enviado por: Etre
  • Idioma: castellano
  • País: España España
  • 7 páginas
publicidad
cursos destacados
Derivadas Parciales
Derivadas Parciales
En este curso sobre derivadas parciales estudiaremos todos los temas relacionados al calculo diferencial multivariable....
Ver más información

Curiosidades Matemáticas
Curiosidades Matemáticas
En realidad más que un curso, esta una serie de videos sobre algunos trucos matemáticos útiles...
Ver más información

publicidad

Introducción.-

Hipertensión, colesterol, estrés... conceptos que manejamos aun desconociendo el alcance real de sus significados. Sin embargo, son factores de riesgo de enfermedades que estadísticamente se consideran la primera causa de mortalidad en los países desarrollados: las cardiovasculares, como el infarto de miocardio. En opinión de los cardiólogos, su incidencia bajaría si la población conociera y vigilara las causas que las desencadenan.

Con este objetivo la Sociedad Española de Cardiología realiza una campaña de prevención; entre sus actividades figura la edición de un libro que tiene como objetivo divulgar información detallada para prevenir este tipo de enfermedades.

LAS ENFERMEDADES CARDIOVASCULARES, PRIMERA CAUSA DE MORTALIDAD EN LOS PAÍSES INDUSTRIALIZADOS

El libro "Cuida tu Corazón" ha sido elaborado por un grupo de destacados cardiólogos, coordinados por el Dr. Jose Antonio Velasco Rami. Con su publicación se ha intentado dar respuesta a interrogantes acerca de como evitar y como recuperarse de un infarto de miocardio.

Entre las enfermedades cardiovasculares, es la cardiopatía isquémica la que obtiene mejores resultados con una buena prevención. Los estudios demuestran que los tres principales factores de riesgo son la hipertensión arterial, la hipercolesterolemia y el tabaco. Otro factor de riesgo es la diabetes, sin olvidar el hereditario. En cuanto al sexo, las mujeres tienen menos riesgo que el hombre, pero sólo hasta la menopausia, ya que después la frecuencia aumenta de forma importante. La causa puede estar en un cierto efecto protector de las hormonas femeninas.

Todos los factores pueden corregirse mediante la modificación de los patrones alimenticios para reducir los niveles de colesterol, aumentar el control y el tratamiento de la hipertensión, y disminuir el consumo de tabaco. Países donde se a llevado a cabo estas campañas, esta enfermedad a disminuido un 40%.

La cardiopatía isquémica puede manifestarse de dos formas. Si la obstrucción es grande aparece el dolor de angina en el pecho y cuando la arteria se obstruye totalmente se origina el infarto de miocardio. La angina de pecho se manifiesta con un dolor en el centro del pecho que suele extenderse al cuello, hombros brazo izquierdo o ambos brazos. La duración del dolor sobrepasa los 10 o 15 minutos, si es mayor puede tratarse de un infarto, que suele in acompañado de una sensación fuerte de opresión en el pecho, sudoración intensas, nauseas, etc.

Atención urgente.-

Según el doctor García-Aranda, ante la mínima sospecha de padecer un infarto, es sumamente importante acudir a un hospital, ya que la mayoría de enfermos que mueren de infarto lo hacen de arritmia grave producida en la primera hora y que precisa de atención urgente. En este sentido, recomienda por la eficacia demostrada utilizar el 061 que atiende toda aquella urgencia grave que se presente.

La hipertensión y el aumento del nivel de colesterol en sangre, son dos factores de riesgo importantes en la cardiopatía isquémica. El Dr. García-Aranda apunta a la diabetes como factor de riesgo cada vez de mayor consideración. Para este especialista es más serio todos o gran parte de los factores que uno solo muy elevado. "Cuando aparecen dos o más factores -afirma- el daño es siempre multiplicativo y no la suma de los efectos aislados de cada uno de ellos. Desgraciadamente, la mayoría de la población está en ese grupo".

Los estudios demuestran que a partir de los 50 años es necesaria la realización de un control periódico que vigile los factores de riesgo, especialmente si se tienen antecedentes familiares o está afectado por uno de ellos. El Dr. García-Aranda como grupos de alto riesgo las mujeres menopáusicas-diabéticas, las jóvenes fumadoras que toman anticonceptivos orales y en los hombres jóvenes es el tabaco el factor de riesgo más importante.

Alcohol y tabaco, causas de hipertensión.-

Las causas de la hipertensión se desconocen, aunque parece que existe predisposición genética. Existen estudios que demuestran que las personas con hipertensión arterial si no se tratan viven menos años que aquellas que tienen cifras normales, ya que suelen padecer enfermedades del corazón cerebro y riñón.

En España una de cada cinco personas es hipertensa y su frecuencia de aparición es mayor en las personas de edad avanzada.

La sociedad de cardiología índice en una serie de factores de riesgo cardiovascular que favorecen la hipertensión como la obesidad, el sedentarismo, el consumo de alcohol, tabaco y el estrés. El doctor García-Aranda quiere "echar por tierra" una serie de viejos tópicos; por ejemplo que el alcohol, al ser un vaso dilatador, tenga un efecto protector sobre el corazón. "El alcohol de alta graduación es nefasto para los enfermos del corazón. Al ser un vaso dilatador periférico, las coronarias no se dilatan y se produce un robo de sangre de otros órganos". El alcohol y el tabaco puede ser por si solos la causa de una hipertensión sin olvidar que aumentan las posibilidades de padecer una enfermedad cardiovascular.

En cambio, el café y el té no parece que modifiquen la presión arterial, aunque es recomendable moderar su consumo. Tampoco parece que tenga relación el consumo de café con el celesterol alto.

A pesar de la gravedad de esta dolencia, un hipertenso puede corregir la presión arterial con un tratamiento adecuado, aunque debe de mantenerlo durante toda su vida. Independientemente del tratamiento farmacológico, si se ha prescrito por indicación médica, es muy beneficioso realizar algún tipo de ejercicio físico moderado y llevar a cabo una dieta que le haga perder el sobrepeso. Reducir las calorías a 1.200 al día, disminuir el consumo de grasas saturadas, incluir alimentos que contengan fibras, reducir la sal y moderar el consumo de alcohol.

Para muchos hipertensos moderados, sólo con corregir la dieta y perder el sobrepeso, es suficiente para conseguir la normalización de su presión arterial.

El colesterol y nuestra alimentación.-

El colesterol en exceso puede ocasionar un daño irreparable en las arterias y junto con otros factores desencadenar un proceso de arteriosclerosis, responsable de más de la mitad de las muertes que se producen en las sociedades industriales.

Existen dos tipos de colesterol: el "malo", que se deposita en las células y en la pared de las arterias, originando la arteriosclerosis, y el "bueno" que se transporta al hígado para su eliminación.

Los niveles de colesterol se elevan por ingerir grasas de una forma inadecuada y por un exceso de la fabricación de colesterol en el hígado. En definitiva, la hipercolesterolemia la produce habitualmente la conjunción de una predisposición personal y unos hábitos poco saludables. Para prevenir y controlar el colesterol es fundamental una dieta saludable, vida sana, tomar medicamentos sólo cuando el medico lo considere oportuno, desconfiar de informaciones no exactas y de publicaciones engañosas.

La alimentación es fundamental para controlar las cifras de colesterol y en esta afirmación coinciden todos los especialistas: La dieta mediterránea.

¿Cuáles son los principales pilares de la dieta mediterránea?

Ingestión moderada de grasas, fundamentalmente el aceite de oliva y las poliinsaturadas.

Ingestión abundante de vegetales, legumbres y hortalizas.

Ausencia de alimentos de elaboración industrial.

Ingestión moderada de alcohol, en forma de alcohol no destilado.

Hay dos hábitos que pueden prevenir el colesterol y cuya eficacia a venido demostradas por trabajos recientes: el ejercicio físico moderado y la ingestión de una o dos copas de vino diarias. Se han presentado estudios muy concluyentes sobre los efectos del vino tinto y por ello debido a la existencia de materias antioxidantes en su composición.

Otro producto recomendado para la prevención de la arteriosclerosis e hipertensión arterial es el ajo crudo, ya que en enfermos cardiovasculares, está demostrado que sus propiedades controlan los niveles de colesterol.

Tabaquismo o salud.-

En cuanto al tabaco, otro factor de riesgo cardiovascular, las noticias sobre su peligrosidad son relativamente reciente. Se ha constatado que es factor más importante de la muerte prematura y responsable del 90% de las muertes por cáncer de pulmón y del 25% de las causadas de accidentes coronarios.

Se ha observado que puede ser el causante de infartos de miocardio y cánceres de pulmón. El tabaco produce cáncer, enfermedades respiratorias y cardiovasculares. Concretamente, el daño que produce a las arterias puede dar lugar a varios tipos de accidentes cerebrales.

Las sustancias que pueden producir esta tipología de enfermedades son la nicotina, el monóxido de carbono, el oxido de nitrógeno, el benceno, el alquitrán, el hierro y el azufre, compuestos químicos de comprobado efecto tóxico y cancerígeno.

Enfermedades cardiovasculares
El Dr. García-Aranda señala en la publicación que fumar es, junto al colesterol elevado, el más importante factor de riesgo de infarto de miocardio y angina de pecho. Este especialista quiere hacer un llamamiento a los jóvenes fumadores, ya que se ha demostrado estadísticamente que en los individuos varones menores de 40 años que sufren infarto de miocardio, la causa más frecuente es el consumo de cigarrillos.

También quiere hacer especial incidencia en los graves perjuicios que puede producir en la mujer gestante. El consumo de tabaco durante el parto provoca generalmente placenta previa, abortos o partos prematuros, una pérdida de peso en el niño, lo que se traduce en un aumento de muertes precoces y una mayor propensión a las enfermedades. Por otra parte, los hijos de padres fumadores, tienen un 13% más de ausencia escolar y un menor rendimiento escolar.

Para el Dr. García-Aranda el abandono del tabaco debe ser radical y recomienda para que sea más llevadera esta renuncia la sustitución de estos productos por otros que contengan nicotina, como los chicles y los parches transdérmicos, siempre que se utilicen bajo el control médico. También aconseja beber agua y zumos de fruta. Sin embargo, no es partidario del tabaco laight, ya que las personas que fuman tabaco bajo en nicotina y alquitrán disminuyen poco los riesgos del tabaco. Suelen hacer inhalaciones más profundas y frecuentes para mantener los niveles de nicotina en sangre a concentraciones similares a las que obtendrían fumando tabaco normal.

Hábitos de vida saludables y dieta mediterránea.-

Ante este tipo de enfermedades no se puede perder la esperanza, se viene demostrando en los últimos años que realizando una correcta prevención puede disminuirse tanto el número de enfermos como la mortalidad.

Se puede actuar sobre los factores de riesgo más importantes, y para ello evitar el exceso de grasa en las comidas, abandonar el consumo del tabaco y controlar la presión arterial.

Igualmente, hay que tener en cuenta el estrés o el sedentarismo.

La prevención de estas enfermedades es una responsabilidad que deben de compartir las administraciones públicas, los maestros y todo el personal sanitario.

En España la muerte por infartos y enfermedades coronarias no han disminuido y nos encontramos que los niveles de los factores de riesgo son más elevados que los otros países europeos. De ahí, la necesidad de iniciar con absoluta urgencia campañas de prevención.

Lo ideal para prevenir estas enfermedades y para evitar recaídas es mantener unos hábitos de vida saludables, que se resumen en no fumar; comer sólo las calorías necesarias; cuidar nuestra alimentación procurando que nuestros alimentos sean naturales y variados y realizar algún tipo de ejercicio físico.

1° Bachillerato Tecnológico

-7-