Energías renovables en España

Medio Ambiente. Biomasa. Energía Geotérmica, Solar, eólica

  • Enviado por: Hugo
  • Idioma: castellano
  • País: España España
  • 8 páginas
publicidad
publicidad

FUTURO DE LAS ENERGIAS RENOVABLES EN ESPAÑA

'Energías renovables en España'

La existencia de las instalaciones de energías renovables responde ni más ni menos que a la imperiosa necesidad de un cambio del actual modelo energético, basado en la combustión de fósiles y con la muleta de la energía nuclear a partir del último tercio del Siglo XX. A pesar de ello, la conveniencia del cambio del modelo energético está justificada por razones ambientales, estratégicas y socioeconómicas.

Pero además hay razones y muy contundentes de orden estratégico. La actual dependencia energética exterior de nuestro país casi llega al 80%. La media de la UE es ligeramente superior al 50% y ya se considera suicida para los intereses económicos y estratégicos. Socioeconómicamente, la alternativa a ese modelo, obviamente el conjunto de energías renovables, son fuentes energéticas también más interesantes puesto que llevan riqueza a zonas más desfavorecidas, son las que podrán adoptar países en vías de desarrollo y, además, crean cinco veces más empleos que las fuentes convencionales.
El actual modelo energético de España se basa principalmente en el gran peso de los hidrocarburos y en el notable aumento en los últimos años de la demanda de gas, apuesta que reduce notablemente los impactos ambientales aunque no los elimina

Otro de los aspectos que caracterizan el sector energético español es el brutal incremento de la demanda eléctrica en los últimos años con una media superior al 5%. En 2003 se produjo un incremento del 6% respecto al año anterior, lo que supone aumentar el consumo algo más de dos puntos por encima del crecimiento del PIB.
En resumen, son razones más que suficientes para que abordemos con decisión la sustitución de este modelo energético por uno basado en el ahorro, la eficiencia y las renovables. Esa sustitución no puede producirse de hoy para mañana obviamente, pero tampoco puede aplazarse indefinidamente ni limitarse a tímidos gestos de cara al público.



De las cuatro tecnologías renovables, la única que estaría en condiciones de cumplir los objetivos hoy en día sería la eólica.

Una barrera a la hora de implantar las renovables es la carencia de infraestructuras adecuadas. El actual crecimiento de las tecnologías limpias requiere la construcción de nuevas infraestructuras pero no debe ser a costa de los promotores.
El tiempo medio para poner en marcha un proyecto supera ya los cinco años en la eólica y hasta diez en minihidráulica.
Asimismo, y pese a ser tecnologías limpias, empiezan a surgir problemas de oposición social, en muchos casos por desinformación y en otros por posturas muy radicales de ciertos grupos conservacionistas que están suponiendo un retraso en la implantación de renovables en determinadas regiones, pese a que contamos con el apoyo decidido de las organizaciones ecologistas.

Conclusiones
- Las energías renovables suponen una necesidad medioambiental, económica y social. Una necesidad para cambiar el actual modelo energético.
- El Plan de Fomento de las Energías Renovables no se cumplirá de seguir así.
- La modificación de la nueva metodología y el nuevo decreto de conexiones son claves para el futuro de las energías renovables

ENERGÍA DE LA BIOMASA

 

La forma de aprovechar la biomasa como recurso energético puede ser a través de la combustión directa, o bien mediante la conversión de la biomasa en diferentes hidrocarburos a través de diferentes tipos de procesos.

La combustión directa es el proceso por el que se aprovecha el poder calorífico de la biomasa. La pirolisis además del carbón puede dar lugar a líquidos como el alquitrán que es un combustible con cierto poder calorífico alto de unas 9,000 ó 10,000 Kcal. por litro y también da lugar a la producción de monóxido de carbono que es un gas que puede emplearse como combustible.

 Por el otro lado se tienen procesos biológicos, los tradicionales, la producción de alcohol a partir de productos celulosos 

El proceso de la fermentación anaeróbica puede ser empleado en muchos casos, en los que se obtiene por ejemplo un combustible que es el conocido como biogás. La energía de la biomasa es aquella que se obtiene de la vegetación, cultivos acuáticos, residuos forestales y agrícolas, urbanos, desechos animales, etc. Genéricamente las fuentes de biomasa se pueden clasificar como primarias (recursos forestales) y secundarias (básicamente los residuos como serrín, residuos de las hojas de árboles, los agrícolas, pajas, rastrojos y los urbanos).

 

Energía geotérmica

 

    Las plantas geotérmicas aprovechan el calor generado por la tierra a varios kilómetros de profundidad. Además en algunos lugares se dan otras condiciones especiales como son capas rocosas porosas y capas rocosas impermeables que atrapan agua y vapor de agua a altas temperaturas y presión y que impiden que éstos salgan a la superficie. Si se combinan estas condiciones se produce un yacimiento geotérmico.
    Una vez que se dispone de pozos de explotación se extrae el fluido geotérmico que consiste en una combinación de vapor, agua y otros materiales. Éste se conduce hacia la planta geotérmica donde debe ser tratado. Primero pasa por un separador de donde sale el vapor y la salmuera y líquidos de condensación y arrastre, que es una combinación de agua y materiales. Esta última se envía a pozos de reinyección para que no se agote el yacimiento geotérmico. El vapor continúa hacia las turbinas que con su rotación mueve un generador que produce energía eléctrica. Después de la turbina el vapor es condensado y enfriado en torres o lagunas.
    La energía geotérmica tiene varias ventajas: el flujo de producción de energía es constante a lo largo del año ya que no depende de variaciones estacionales como lluvias, caudales de ríos, etc. Es un complemento ideal para las plantas hidroeléctricas.
    El vapor producido por líquidos calientes naturales en sistemas geotérmicos es una alternativa al que se obtiene en plantas de energía por quemado de materia fósil, por fisión nuclear o por otros medios. La explotación de esta fuente de energía se realiza perforando el suelo y extrayendo el agua caliente. Si su temperatura es suficientemente alta, el agua saldrá en forma de vapor y se podrá aprovechar para accionar una turbina.

    Podemos encontrar básicamente tres tipos de campos geotérmicos dependiendo de la temperatura a la que sale el agua:

- La energía geotérmica de alta temperatura - La energía geotérmica de temperaturas medias - Campo geotérmico de baja temperatura

       Hacen falta grandes inversiones para crear plantas geotérmicas que permitan extraer a través de pozos agua subterránea que se calienta entre 200 y 300 ºC, calor que se aprovecha como energía mientras el agua se regresa al acuífero para no desequilibrar al planeta.
    La geotermia es una alternativa energética que debería incrementarse, aprovechando en diferentes procesos, como en cascada, el agua cada vez menos caliente que se saca del subsuelo. Podría usarse en procesos industriales la energía que desprende el líquido a alta temperatura, agua menos caliente en algunos tratamientos textiles o de la industria de alimentos y tibia para llevarla a balnearios sin necesidad de utilizar combustibles ni electricidad para calentar en calderas.
   

ENERGÍA SOLAR

(Una energía garantizada para los próximos 6.000 millones de años)

    El Sol, fuente de vida y origen de las demás formas de energía que el hombre ha utilizado desde los albores de la Historia, puede satisfacer todas nuestras necesidades, si aprendemos cómo aprovechar de forma racional la luz que continuamente derrama sobre el planeta. Ha brillado en el cielo desde hace unos cinco mil millones de años, y se calcula que todavía no ha llegado ni a la mitad de su existencia.

    Durante el presente año, el Sol arrojará sobre la Tierra cuatro mil veces más energía que la que vamos a consumir.

    España, por su privilegiada situación y climatología, se ve particularmente favorecida respecto al resto de los países de Europa, ya que sobre cada metro cuadrado de su suelo inciden al año unos 1.500 kilovatios-hora de energía. Esta energía puede aprovecharse directamente, o bien ser convertida en otras formas útiles como, por ejemplo, en electricidad.

    El calor se logra mediante los captadores o colectores térmicos, y la electricidad, a través de las llamados placas fotovoltaicas. Ambos procesos nada tienen que ver entre sí, ni en cuanto a su tecnología ni en su aplicación.

   

    El calor recogido en los colectores puede destinarse a satisfacer numerosas necesidades.

     También, y aunque pueda parecer extraño, otra de las más prometedoras aplicaciones del calor solar será la refrigeración durante las épocas cálidas precisamente cuando más soleamiento hay. En efecto, para obtener frío hace falta disponer de una «fuente cálida», la cual puede perfectamente tener su origen en unos colectores solares instalados en el tejado o azotea. En los países árabes ya funcionan acondicionadores de aire que utilizan eficazmente la energía solar.

    

     Las «células solares», dispuestas en paneles solares, ya producían electricidad en los primeros satélites espaciales. Actualmente se perfilan como la solución definitiva al problema de la electrificación rural, con clara ventaja sobre otras alternativas, pues, al carecer los paneles de

partes móviles, resultan totalmente inalterables al paso del tiempo, no contaminan ni producen ningún ruido en absoluto, no consumen combustible y no necesitan mantenimiento. Además, y aunque con menos rendimiento, funcionan también en días nublados, puesto que captan la luz que se filtra a través de las nubes.

    La electricidad que así se obtiene puede usarse de manera directa (por ejemplo para sacar agua de un pozo o para regar, mediante un motor eléctrico), o bien ser almacenada en acumuladores para usarse en las horas nocturnas. También es posible inyectar la electricidad generada en la red general, obteniendo un importante beneficio.

ENERGÍA EÓLICA

        Se conoce como energía eólica al aprovechamiento por el hombre de la energía del viento. Antiguamente se utilizó para propulsar naves marinas y mover molinos de grano. Hoy se emplea sobre todo para generar energía limpia y segura.

        La energía eólica presenta ventajas frente a otras fuentes energéticas convencionales:

    • Procede indirectamente del sol, que calienta el aire y ocasiona el viento.

    • Se renueva de forma continua.

    • Es inagotable.

    • Es limpia y no contamina.

    • Es autóctona y universal. Existe en todo el mundo.

    • Cada vez es más barata conforme avanza la tecnología.

    • Permite el desarrollo sin expoliar la naturaleza, respetando el medio ambiente.

    • Las instalaciones son fácilmente reversibles. No deja huella.

 

        Una energía limpia:

        La generación de electricidad a partir del viento no produce gases tóxicos, ni contribuye al efecto invernadero, ni a la lluvia ácida. No origina productos secundarios peligrosos ni residuos contaminantes. Cada árbol es capaz de absorber 20 Kg. de CO2; generar 20 Kilowatios de energía limpia, tiene el mismo efecto, desde el punto de la contaminación atmosférica, que plantar un árbol.

        El sol, una fuente inagotable:              

        La energía eólica forma parte de las energías renovables, que proceden del sol. La energía procedente de la radiación solar, que la Tierra absorbe en un año, equivale a unas 20 veces la energía almacenada en todas las reservas de combustibles fósiles del mundo (carbón, petróleo y gas). Si se pudiera aprovechar tan solo el 0'005% de dicha radiación mediante aerogeneradores, turbinas y otros procedimientos tecnológicos obtendríamos más energía útil en un año que la que conseguimos quemando carbón petróleo y gas con la diferencia de que las energías renovables no se agotan.

UNA ENERGÍA EN DESARROLLO.

        La energía eólica está conociendo un crecimiento importante a escala mundial. Actualmente se calculan unos 30.000 generadores eólicos repartidos por el planeta.

        La industria eólica emplea directamente a más de 4.000 personas y existen unas 30 empresas para la fabricación de aerogeneradores.

ESPAÑA COMO PAIS EÓLICO EN LA U.E.

        España ocupa un lugar destacable en el panorama eólico comunitario, con el 5º puesto por potencia eólica instalada, detrás de Dinamarca, Alemania, 'Energías renovables en España'
Reino Unido y Holanda.

'Energías renovables en España'
¿Qué ventajas aporta el viento?

  • La electricidad producida por un aerogenerador evita que se quemen diariamente 3.150 Kg. de lignito negro en una central térmica.

  • Ese mismo generador produce idéntica cantidad de energía eléctrica que la obtenida por quemar diariamente 1.000 Kg. de petróleo.

  • Al no quemarse esos Kg. de carbón, se evita la emisión de 4.109 Kg. de CO2, lográndose un efecto similar al producido por 200 árboles.

  • Se impide la emisión de dióxido de azufre y de óxido de nitrógeno principales causantes de la lluvia ácida.

  • La energía eólica no contamina, frena el agotamiento de combustibles fósiles y contribuye a evitar el cambio climático.

  • BIBLIOGRAFÍA

    PAGINAS WEB:

    • energías-renovables.com

    • nodo50.org

    • waste.ideal.es

    • educa.aragob.es

    • ictnet.es

    • tecnociencia.es

    LIBROS:

    • Energía en Castilla y León.

    Por ente regional de la energía