Energías renovables en Andalucía

Sector económico. Fuentes de energía. Sector energético. Andalucía. Energía solar, fotovoltaica, solar térmica, eólica, biomasa, hidroeléctrica

  • Enviado por: Locke
  • Idioma: castellano
  • País: España España
  • 15 páginas
publicidad
publicidad

SECTOR ECONÓMICO DE LAS ENERGIAS RENOVABLES EN ANDALUCÍA

INDICE : Pág.

  • Índice 1

  • Clasificación de fuentes de energía 2

  • Sectores energéticos 2

  • Ventajas 2

  • Energía renovables en Andalucía 4

    • Solar 4

    • Fotovoltaica 5

    • Solar térmica 7

    • Eólica 8

    • Biomasa 10

    • Hidráulica 12

  • Progreso económico 13

  • Bibliografía y créditos 15

Clasificación de fuentes de energía

Clasificación clasificamos en energía primaria o secundaria; renovable o no renovable:

-Primaria: la que precisa de una transformación al salir del medio natural (petróleo, carbón...)

-Secundaria: la que no precisa transformación (luz, calor, energía magnética…)

-Renovables: las que tienen un ciclo de regeneración, inagotables (solar, eólica,…)

-No renovables: sometidas a la disponibilidad de los yacimientos, agotable a corto o largo plazo

Los sectores energéticos

En las fuentes de energía, la electricidad es muy importante, pues hay varias maneras de obtenerla y múltiples aplicaciones, además de que cada vez se utiliza más por el desarrollo económico. En cuanto a la estructura de la producción, destacar que las renovables en Andalucía están en un 4% de la producción, uno de los mejores niveles de la UE. La energía termoeléctrica es una de las bases de la energía eléctrica española, en evolución ascendente; la energía hidráulica es renovable, y tiene muchas ventajas (instantánea, no contaminante,…), pero también problemas (es muy irregular, depende de la lluvia); ha sido substituida por la termoelectricidad, es complementaria ahora.

Ventajas

- Una vez realizada la instalación y hecha la inversión inicial, no se originan gastos posteriores; el consumo de energía eléctrica es totalmente gratuito.

- La instalación con paneles fotovoltaicos es de tipo modular; si aumentan las exigencias de consumo, puede aumentarse el número de paneles sin necesidad de intervención de especialistas.

- No usa combustibles, eliminando la incomodidad de tener que aprovisionarse y el peligro de su almacenamiento.

- La electricidad que se obtiene es en forma de corriente continua y generalmente a bajo voltaje, con lo que se evita el riesgo de accidentes, tan peligrosos en las líneas actuales.

- La energía solar se produce en el mismo lugar donde se consume: no necesita transformadores, ni canalizaciones subterráneas, ni redes de distribución a través de las calles.

- Impacto ambiental nulo: la energía solar no produce desechos, ni residuos, basuras, humos, polvos, vapores, ruidos, olores, etc. Al ser la única energía natural, origen de todas la demás, no contamina la naturaleza, ni descompone el paisaje con torres, postes y líneas eléctricas.

- Resistencia a las condiciones climatológicas más adversas: lluvia, nieve, viento, granizo.

- No necesitan mantenimiento: los paneles solares no tienen piezas móviles y se limpian con la lluvia.

- Es posible el aprovechamiento de las instalaciones convencionales, suministrando corriente alterna a 220 V, mediante el empleo de inversores.

- Las dimensiones de los paneles son muy reducidas, pudiendo instalarse fácilmente sobre el tejado de cada vivienda, con la única precaución de que reciban la luz del sol directamente y sin sombras durante todo el día.

- Ambas energías, solar y eólica, tienen la ventaja de complementarse entre sí. La radiación solar suministra energía los días despejados (por lo general días con poco viento), mientras que los días fríos y ventosos (generalmente nublados) es el viento el que proporciona la energía suficiente para hacer funcionar el aerogenerador.

ENERGIAS RENOVABLES EN ANDALUCIA

Andalucía tiene un elevado potencial de energías renovables, con enclaves de grandes posibilidades para la energía eólica, hidráulica, biomasa y solar.

Al inicio de los noventa quisieron conseguir un sistema energético nacional y controlado, el programa PROSOL, esto ha promovido la instalación y financiación de plantas solares térmicas, fotovoltaicas y eólicas las cuales explicaremos a continuación.

En la actualidad, el nuevo plan energético para Andalucía tiene como objetivo para el año 2010 que el consumo en biocombustible equivalga a 210000 tep (toneladas equivalentes de petróleo) y que la aportación de las energías renovables al consumo de energía primaria sea del 15%.

Energía solar

El sol ha sido una constante fuente energética a través de la evolución de la humanidad y en las diferentes áreas de actividad que el hombre ha desarrollado, como la agrícola, urbana o industrial. Pero para conseguir un aprovechamiento completo ha sido necesario aplicar una serie de sistemas de captación que se han ido desarrollando a medida que avanzaba la tecnología. Esta energía posee como ventajas su elevada calidad energética, su escaso impacto ecológico y su largo período de duración. Los inconvenientes se deben a que llega a la tierra de forma dispersa y además no se puede almacenar de forma directa. 

Andalucía por su privilegiada situación y climatología, se ve particularmente favorecida respecto al resto de los países de Europa, ya que sobre cada metro cuadrado de su suelo inciden al año unos 1.500 kilovatios-hora de energía. Según la forma de recogida de la radiación solar, podemos obtener calor y electricidad. El calor se logra mediante los colectores térmicos, y la electricidad, a través de los llamados módulos fotovoltaicos. Ambos procesos nada tienen que ver entre sí, ni en cuanto a su tecnología ni en su aplicación. 

Debemos aprovechar los excedentes de ese enorme potencial energético, ya que así podríamos gastar mucha menos energía. La energía solar es muy importante para los trabajos naturales como los cultivos, también se podría utilizarse para transformarla en energía eléctrica fotovoltaica.

La energía del sol es eternamente renovable y fácilmente almacenadle. Cuando el cielo esta claro y el sol cae verticalmente sobre la tierra, llega un promedio diario de 870 vatios por cada metro cuadrado en forma de radiaciones electromagnéticas. Esta cantidad equivale al consumo diario del medio habitante andaluz. Por ejemplo para cubrir los requerimientos de la humanidad en el año 2000 bastaría con cubrir una zona de 100.000 Kilómetros cuadrados de extensión.

Es un negocio para las industrias del ramo energético y también para las constructoras. Los expertos anuncian un monto de 300 millones de euros para el 2006, que serán invertidos por empresas como la eléctrica Iberdrola, la constructora ACS así como la alemana Solar Millennium.

Energía fotovoltaica

Se encuentra todavía en fase de lento desarrollo pues, aunque es posible y las células fotovoltaicas se fabrican ya en Andalucía, su coste supera a la energía obtenida de ellas. Es muy útil para electrificar zonas aisladas, en las que consideraría un elevado coste económico con las energías convencionales. Además se utiliza para alimentar pequeños emisores, como los repetidores de telefonía etc.….

Esta se basa en la aplicación del efecto fotovoltaico que se produce al incidir la luz sobre unos materiales semiconductores, generándose un flujo de electrones en el interior del material, y en condiciones adecuadas, una diferencia de potencial que puede ser aprovechada con múltiples aplicaciones como la de la electricidad, tanto doméstica como en servicios públicos. Es especialmente importante para aquellos lugares aislados, granjas o caseríos. También se puede aplicar en agricultura y ganadería, no solo en electrificación sino también en sistemas de bombeo de aguas, de riego, depuración...etc. Las células solares se usan también en calculadoras, relojes o juguetes. En señalización y comunicaciones pueden desarrollar un papel muy importante, tanto en navegación aérea como marítima, así como de carreteras y ferrocarriles, en repetidores de radio y TV, telefonía móvil, satélites artificiales o en aplicaciones especiales como oxigenación de aguas y vehículos eléctricos. 
En Tabernas, Almería existe una plataforma solar que funciona desde los años 80 y donde se vienen desarrollando numerosos proyectos de investigación y desarrollo de estos recursos.

La Comunidad de Andalucía está sobrepasando con creces sus objetivos fotovoltaicos para este año de 2006. El balance de la potencia instalada hasta el 2004 es de 11,78 megavatios, más de un punto por arriba que lo previsto en el Plan Energético Andaluz (Plean), 10,5 megavatios, según la Agencia Andaluza de la Energía. Habrá que esperar a conocer las estadísticas para los años 2005 y 2006, fecha de finalización del plan energético, pero todo indica que continúa incrementándose a gran ritmo el número de sistemas fotovoltaicos conectados a la red eléctrica en Andalucía con instalaciones cada vez más potentes, en muchos casos con el modelo de 'huertas solares'.

Energía solar térmica

Puede competir perfectamente con cualquier otra fuerza de calor. En zonas de mucho sol como las de Andalucía, este es el método más económico para producir agua caliente. Sus aplicaciones habituales son la obtención del agua caliente, tanto domestica como industrial.

Un familiar de 4 personas podría ahorra unos 540 euros anuales, pero para ello es necesario una adecuada política fiscal y una subvención.

Se trata de recoger la energía del sol a través de paneles solares y convertirla en calor. El calor recogido en los colectores puede destinarse a satisfacer numerosas necesidades. Por ejemplo, se puede obtener agua caliente para consumo doméstico o industrial, o bien para dar calefacción a hogares, hoteles, colegios o fábricas. También, se podrá conseguir refrigeración durante las épocas cálidas. En agricultura se pueden conseguir otro tipo de aplicaciones como invernaderos solares que favorecieran las mejoras de las cosechas en calidad y cantidad, los secaderos agrícolas que consumen mucha menos energía si se combinan con un sistema solar, y plantas de purificación o desalinización de aguas sin consumir ningún tipo de combustible. 

Reducir más del 25 % del consumo de energía convencional en viviendas de nueva construcción con la consiguiente reducción de quema de combustibles fósiles y deterioro ambiental. Debemos tener en cuenta que la obtención de agua caliente supone en torno al 28 % del consumo de energía en las viviendas y que éstas, a su vez, demandan algo más del 12 % de la energía en nuestro país. Dirigir hacia nuestra provincia los recursos económicos disponibles, en el ámbito regional, nacional e internacional, para la instalación de estos sistemas y que cubrirían un porcentaje importante del coste de la misma. La Comunidad Autónoma Andaluza es pionera en la ejecución de estos programas a través del denominado PROSOL de la Junta de Andalucía. Desarrollo del tejido empresarial en el sector energético, con el consiguiente incremento de puestos de trabajo, debido al aumento del mercado y de los recursos disponibles.

Energía eólica

La variedad del viento, tanto en intensidad como en dirección, dificulta la instalación de los aerogeneradores. La velocidad promedio del viento y su distribución en un lugar dado son factores muy importantes en los generadores del sistema. Esto, dado a la irreguralidad de los vientos, estos sistemas de operación operan con otros sistemas alternativos de energía, como pequeñas plantas diesel de producción de energía eléctrica, utilizando sistemas de almacenamiento como baterías, o intercambios a la red general de distribución.

Las turbinas eólicas son las que convierten la energía cinética del viento en electricidad por medio de aspas o hélices que hacen girar un eje central conectado, a trabes de una serie engranajes (la transmisión) a un generador eléctrico.

El aprovechamiento del viento como recurso energético presenta el inconveniente de que requiere una serie de condiciones de emplazamiento que restriñen de forma significativa la difusión de este sistema, aunque la innovación tecnológica hace que en la actualidad sea un modelo competitivo a nivel internacional para la generación comercial de electricidad. La costa de Almería y el Estrecho de Gibraltar son de las zonas españolas con mayor potencial, ya que allí se generan velocidades de hasta 8,5 m/s, superiores a los considerados aptos para obtener un buen rendimiento económico. En 1970 se instalaron los primeros prototipos y en la actualidad Andalucía cuenta con el mayor parque eólico de generación comercial de electricidad de Europa, gracias a los 74Mw de potencia instalada. Según un informe encargado por Greenpeace, la Asociación Europea de Energía Eólica y el Foro para la Energía y el Desarrollo, el 10 por ciento de la electricidad mundial podría ser eólica en el año 2020 así como crear 1.700.000 empleos y reducir las emisiones mundiales de CO2 en más de 10.000 millones de toneladas.

En el año 1999, la energía eólica fue la fuente energética de más rápido desarrollo en el mundo, con un crecimiento medio del 40,2% a escala mundial entre 1994-1998 y 10.000 MW de capacidad instalada en más de 50 países, liderados por Dinamarca, Alemania y España, y en esta Andalucía y Galicia. El informe señala el destacado papel de España en el contexto mundial de la energía eólica: De los 10.153 MW instalados en el mundo a fin de 1998, 880 MW estaban en España, que ocupa el tercer puesto de Europa y el quinto del mundo. El potencial técnico eólico en España equivale a cerca de la mitad del consumo eléctrico total, por lo que nuestro país podría llegar a cubrir fácilmente el 20% del consumo con energía eólica (límite técnico actual). 

El índice de crecimiento medio en España en los últimos 3 años ha sido del 87,7%, el mayor del mundo. La media mundial ha sido del 27%. Las primas a la electricidad de origen eólico han sido claves en el desarrollo experimentado en Alemania, Dinamarca, Holanda, Suecia y España. Para alcanzar el 10%, el informe pide a los gobiernos: que establezcan objetivos en firme, que eliminen 'Energías renovables en Andalucía'
barreras inherentes en el sector eléctrico, que detengan las subvenciones a los combustibles fósiles y a la nuclear, y que introduzcan una serie de mecanismos legales para apoyar económicamente y dar prioridad a la entrada de la energía eólica en el mercado. 

La energía eólica aglutina el protagonismo de un espectacular crecimiento en los últimos años acompañado de un interés también creciente por parte de empresas y comunidades autónomas.
En instalaciones para parques eólicos se han invertido, en 1998, casi 80.000 millones de pesetas, el doble que en 1997 y más que en los doce anteriores, es decir; desde que empezaron a levantarse molinos de viento en 1986. Según el Instituto para la Diversificación y Ahorro Energético (IDAE), hay medio millar de empresas involucradas en este sector.
Andalucía es el gran líder en energía eólica: diseñan los parques con cuidado para no tener problemas con los grupos ecologistas locales, pagan una prima de unas 11 pesetas por el kilovatio de eólica transferido a la red. Greenpeace asegura que las compañías eléctricas se resistieron en los primeros años al desarrollo de la eólica pero después, cuando han visto que es un negocio, se han apuntado al carro. El parque eólico de Tarifa, por ejemplo, exigió una inversión de 40 millones de euros y ahora factura 8 millones de euros al año.

Energía de la biomasa

Conocida como biomasa energética al Conjunto Material orgánico, al origen vegetal o animal y a los materiales procedentes de su transformación natural o artificial. Residuos forestales procedentes de diversos tratamientos selvícolas, como entresacas, podas o limpieza de matorrales , residuos agrícolas de diferentes podas de cultivos leñosos como olivos, vides y frutales , también residuos de cultivos de cereales como el centeno, maíz, trigo, sorgo o arroz e incluso se utilizan los residuos de otros cultivos herbáceos como el tabaco, remolacha, algodón y girasol , residuos de industrias forestales, procedentes en su mayoría de industrias de tratamiento de madera, chapa de madera, corcho o papel , residuos biodegradables de industrias agroganaderas y agroalimentarias y también los procedentes de actividad urbana, entre los que destaca el biogás procedente de estaciones depuradoras de aguas residuales urbanas y de los Residuos Sólidos Urbanos , cultivos energéticos y biocarburantes. 

El grupo Endesa esta realizando fuertes inversiones para la construcción de una planta de producción de energía eléctrica mediante la combustión de biomasa generada en los procesos del olivar. La planta estará ubicada en la comarca de la Loma en Jaén y tendrá una potencia equivalente al suministro de una población de más de 30.000 habitantes. Está previsto formalizar nuevos acuerdos para la construcción de este tipo de plantas en las provincias de Jaén y Granada, así como otros proyectos de producción eléctrica aprovechando residuos agrícolas, forestales y ganaderos. 

En Andalucía se usa principalmente la biomasa procedente de los derivados de la molienda de la aceituna. Y existe una planta de reproducción de energía eléctrica en las que sea invertido 21.000.000 euros. Su combustible es el proceso olivar, de consumidos al año son 90.000 toneladas y convertida en energía eléctrica un 20 o 30 % de energía. La planta se sitúa en Jaén y tiene una potencia de 16 Mw. A escala global, la biomasa, es al material vegetal usado como fuente de energía. En la Sierra de Segura se está tanteando el terreno. En esta planta la materia prima será el alpeorujo, con un resultado de 10 megavatios de potencia. Una vez que se hayan terminado los dos proyectos Jaén se convertirá en la segunda provincia en aprovechamiento de la biomasa en toda España. Si se suman los megavatios que se producirán una vez que estén funcionado las dos plantas, el resultado será que se podrá abastecer a una población de más de 90.000 personas (con una media de consumo como la que se registra en la actualidad en la zona donde se construirán estas fábricas). Los beneficios ambientales que reporta la utilización de este tipo de energía renovable son, por el contrario, incalculables. Por otra parte, en lo que respecta a la producción y uso de energía solar térmica, Jaén es la última provincia de la comunidad autónoma, con el 2,3% y 2.500 metros cuadrados de paneles. En fotovoltaica, con el 7,9% y 277 kilovatios de potencia se sitúa también en una de las últimas posiciones.  El Instituto para la Diversificación y Ahorro Energético (IDAE) ha aprobado la creación de un programa de ayudas destinadas a la financiación de inversiones en proyectos de aprovechamiento térmico, a baja temperatura, de la energía solar, alcanzado una cuantía máxima de 220 euros por metro cuadrado de superficie útil de captación instalada.

El biogás es otro tipo de biomasa, como combustible es el biogás procedente de la digestión de los fangos en las depuradoras de aguas residuales. La depuradora de Granada, cuenta con una planta de producción simultánea de calor y electricidad a partir de biogás. La planta, con una potencia de 550 Kw., abastece el 50% de las necesidades energéticas de la depuradora. Este tipo de instalaciones, si se utilizara en el gran número de depuradoras repartidas portada Andalucía, supondría un gran ahorro en el consumo de energías provenientes de fuentes contaminantes.

Energía hidroeléctrica

Uno de los recursos más importantes cuantitativamente en la estructura de las energías renovables es la procedente de las instalaciones hidroeléctricas y además es una fuente energética limpia y autóctona. Estos recursos nos los ofrece la naturaleza de forma gratuita, solo hay que construir las infraestructuras necesarias para aprovechar el potencial disponible con un coste nulo de combustible. 

Dentro de este tipo de instalaciones son muy importantes las centrales de pequeña potencia, ya que no necesitan de grandes embalses reguladores y provocan un menor impacto ambiental.

Estas pequeñas centrales necesitan de unas instalaciones que transformen la energía potencial de un curso de agua en energía eléctrica disponible. Según su forma de implantación se clasifican en centrales fluyentes, de pie de presa, y centrales en conducciones de riego o de abastecimiento. El problema de este tipo de energía es que depende de las condiciones climatológicas. En Andalucía, por ejemplo, es irregular su producción debido a los fuertes periodos de sequía que se producen, por ello se plantea la necesidad de construir minicentrales en algunas zonas concretas. 

Producen pérdidas de suelo productivo, en la cobertura vegetal y fauna terrestre por inundación del terreno destinado al embalse. También provocan disminución en el caudal de ríos y arroyos, así como alteración en la calidad de las aguas y repercusiones en la fauna acuática. Además hay que tener en cuenta los impactos paisajísticos y sobre la fauna y flora por la integración de las nuevas estructuras de obra y la construcción de presa o azud. 

La potencia hidroeléctrica instalada en Andalucía en 2001 subía a un total de 1.123 Mw. , aunque la potencia minihidráulica suma 191 Mw.. El plan energético establece para el 2006 un objetivo de 24 Mw. nuevos mediante la instalación de pequeñas centrales para explotar el recurso , que aunque escaso , se encuentra disperso , resultando difícil su acceso y extracción.

Progreso económico

La electricidad de origen renovable supuso en 2000 el 17% de la generación eléctrica bruta nacional, un porcentaje claramente superior al de 1999, cuando fue del 15,6%, según un documento que acaba de publicar el Instituto para la Diversificación y Ahorro de la Energía (IDAE).
El aumento del porcentaje de participación de la electricidad renovable en el total es "tanto más importante por cuanto la generación de electricidad se ha incrementado en un 7,3 por ciento a lo largo del último año", agrega el boletín del IDAE "Eficiencia Energética y Energías Renovables".
La contribución de la "electricidad verde" , generada a partir del agua, el sol, el viento o la biomasa , al balance eléctrico global supone, según el Instituto dependiente del Ministerio de Ciencia y Tecnología, un crecimiento de la producción por encima del incremento de la demanda eléctrica en el último año.
El consumo de estas energías también aumentó, en 545 ktep (kilotoneladas equivalentes de petróleo), pasando de 6.500 Ktep en 1999 a 7.045 el pasado año.
El mayor crecimiento durante 2000 correspondió a la energía eólica (del viento), que casi duplicó la producción del año anterior, con un incremento del 78%.
Aunque con menor repercusión en el balance energético global, el IDAE destaca el aumento de la potencia fotolvaica instalada (genera directamente electricidad a partir del sol) que, según el informe, puede considerarse el primer resultado de actuaciones como el Real Decreto aprobado en septiembre de 2000 sobre "Condiciones administrativas y técnicas de conexión de estas instalaciones a la red de baja tensión". Sin embargo, la biomasa (residuos sólidos urbanos, biogás y biocarburantes) sigue siendo la energía "verde" con mayor contribución al balance energético global, ya que representa algo más del 50% de los consumos de renovables.
Del aumento de los consumos de biomasa en 2000 con respecto a 1999, el 34% corresponde a aplicaciones eléctricas, principalmente, en plantas de biogás en Andalucía y Cataluña; del 66% restante a aplicaciones térmicas, el mayor porcentaje se atribuye a la puesta en marcha de la planta de bioetanol en Cartagena, primera que produce en España carburantes de origen vegetal. También se ha incrementado la producción solar térmica, ya que el pasado año se instalaron 35.600 nuevos metros cuadrados de paneles solares, correspondiendo el 50% de esta superficie a Andalucía gracias al programa PROSOL.
Por otra parte, respecto a medidas de eficiencia energética como la cogeneración producción combinada de calor y electricidad , el IDAE resalta que la puesta en marcha de nuevas plantas se ha ralentizado en el último año, en el que comenzaron a operar solo el 60% de los proyectos que estaban en ejecución y que debían entrar en funcionamiento. El IDAE achaca este hecho a la subida de los precios del petróleo y la debilidad del euro frente al dólar, que han comprometido la rentabilidad de algunos proyectos en explotación, que han visto reducidos sus márgenes.

-Agradecimientos a :

  • Greenpeace , seguid así compañeros

  • Internet , por casi todos los números e información

  • A mis manos , por escribir todo esto

  • Al carnaval de Cádiz , por acompañarme al escribir esto

14