Eneida; Virgilio

Literatura antigua clásica. Lírica y épica latina romana. Mitología y realidad. Biografía. Vida y obras. Argumento. Libros. Estructura

  • Enviado por: Kraken
  • Idioma: castellano
  • País: España España
  • 7 páginas

publicidad
cursos destacados
Curso completo de piano - Nivel básico
Curso completo de piano - Nivel básico
Este curso de piano está pensado para todos aquellos principiantes que deseen comenzar a tocar el piano o el...
Ver más información

Iníciate con Ableton Live
Iníciate con Ableton Live
El curso da un repaso general por las órdenes y menús más básicos, para poder generar...
Ver más información


1. Introducción.

'Eneida; Virgilio'

Eneas abandonando Troya (1618 - 1619) de Bernini

Inspirándose en las obras homéricas la “Iliada” y la “Odisea”, el autor Publio Virgilio Maro llevó a cabo la escritura de “La Eneida”, la gran epopeya nacional romana. Las narraciones de los viajes y conflictos en los que se ve envuelto el héroe troyano Eneas tras su precipitada huida de la ciudad de Troya son una de las mejores muestras de la literatura épica latina. La obra se encuentra dividida en cantos o libros, siendo doce en total. Los seis primeros beben directamente en términos estilísticos de la “Odisea” mientras que los seis últimos se inspiran más en la “Iliada” y en la resolución de los conflictos que se le plantean al personaje. Es la resolución de esos conflictos y sobre todo el esfuerzo que conllevan uno de los temas centrales de la obra. La epopeya de Eneas está plagada de toda clase de obstáculos a los que el héroe consigue imponerse y superar gracias a su tenacidad, esfuerzo y determinación. En todo momento Virgilio pretende ensalzar a la figura de Eneas dado que en su obra lo convierte en el primer pilar de lo que será la fundación futura de Roma.

2. Biografía del autor y otras obras.

Publio Virgilio Maro nació en los Andes, hoy Pietole, actual Italia, aproximadamente en el 70 a.C. Aunque hijo de padres modestos, estudió retórica y lengua y filosofía griegas en Cremona, Milán, Roma y Nápoles. Si bien no intervino directamente en política, desde muy pronto disfrutó del apoyo de importantes mecenas y amigos, como Cayo Mecenas, el poeta Horacio e incluso Octavio, el futuro emperador Augusto, en parte propiciado por el éxito de su primera obra mayor, las “Bucólicas”, en las que desarrolla muchos temas de la tradición pastoril, tomados sobre todo de los “Idilios” de Teócrito, aunque introdujo numerosas alusiones a personajes y situaciones de su época. Incitado por sus protectores, escribió las “Geórgicas”, en apoyo de la política imperial de relanzar la agricultura en Italia, en las cuales recrea la belleza de la vida campesina y sus distintos aspectos: labranza, ganadería y apicultura. La vertiente pública de su poesía llegó a su cima cuando afrontó la tarea de escribir un ambicioso poema patriótico a imagen de las grandes epopeyas homéricas, la “Eneida”, que debía cantar las virtudes del pueblo romano y cimentar una mitología propia para la nación. Para ello escogió la conocida figura legendaria del héroe troyano Eneas. Durante otros doce años trabajó en la composición de esta su obra maestra. Según Virgilio, el linaje romano procede del hijo de Eneas, Ascanio. Sin embargo, el poeta no pudo terminar su obra, pues en el 19 a.C. emprendió un viaje por Grecia y Asia con la intención de corroborar sobre el terreno las referencias paisajísticas y geográficas de su obra maestra, prácticamente finalizada para entonces, y para profundizar en el estudio de la filosofía. Durante el viaje enfermó gravemente, y en su lecho de muerte pidió a sus amigos Vario y Plocio que destruyeran la “Eneida”, por considerarla imperfecta, ruego que no fue atendido por orden de Augusto. Se atribuye así mismo a Virgilio la composición de un conjunto de obras menores de carácter épico, elegíaco y didáctico, conocido como el “Appendix vergiliana”, que quizás podrían ser obras de juventud, aunque no está bien dilucidada su autoría. El renombre de que gozó fue enorme no sólo en su época, sino a lo largo de toda la Edad Media, que le consideró como un cristiano anticipado, e incluso se llegó a ver en una de sus “Bucólicas” una profecía de la llegada del Mesías. En su “Divina Comedia”, Dante lo convirtió en su guía a través del Infierno y el Purgatorio, y le consideró su maestro.

3. La Eneida: Resumen de la obra.

A continuación procedemos a efectuar un resumen de la “Eneida” libro a libro, centrándonos así de forma exhaustiva en la estructura argumental:

Libro I

Los troyanos salen victoriosos y con rumbo a Italia, al ver esto Juno, tras persuadir a Eolo, arremete contra Eneas. Mar adentro las olas se enfurecen contra los troyanos y estos piden ayuda a los dioses; Neptuno los ayuda arrastrándolos a la isla Libia. Mientras Júpiter le cuenta a su hija Citerea cual es la misión de Eneas: crear Roma. Eneas desconoce en que lugar se encuentra hasta que una hermosa mujer, que resulta ser Venus, su madre, le informa de ello. Se encuentran en las tierras de la reina Dido que acoge a los troyanos amablemente, enamorándose de Eneas gracias a la intervención de Cupido y Venus.

Libro II

Eneas comienza a contar las historias que habían tenido en la guerra; centrándose sobre todo en la estratagema del Caballo de madera de los griegos y en lo acontecido a un sacerdote llamado Laocoonte al que dos horribles monstruos marinos mataron; y también de que manera se le aparece Héctor a Eneas pidiéndole que saliera de Troya.

Libro III

  Aquí Eneas cuenta como llegó a tierras de Pérgamo junto con su padre Anquises, su mujer Creusa y sus hijos Iulo y Ascanio. También habla sobre las Harpías y la maldición que una de ellas lanza contra ellos. Se produce un encuentro con Andrómaca y las advertencias que ésta le hace para seguir su camino, aconsejando que hable con Sibilia de Cumas ya que ella le indicaría lo demás; Gracias a las predicciones de un astrónomo, Palunior, se continuó el viaje aunque con dificultades debido a las tormentas. Al llegar a la isla del cíclope se produce un encuentro con un Aqueo, miembro de la tripulación de Ulises que se quedó atrapado en la isla.

  Libro IV

  Eneas termina su historia. Dido le cuenta a su prima Ana, el amor que siente por el troyano y ésta le dice que luche por él. Yarbas, antiguo admirador de Dido, se entera y le pide a Júpiter que separe a Dido y Eneas. El dios accede, pero al hacerlo Dido pierde la razón y se quita la vida.

Libro V

El padre de Eneas muere y su hijo trata de hablar con él por medio del juego. Juno no deseaba que Eneas y los suyos continuaran con el viaje, así que ordenó a Iris a destruir los barcos quemándolos. Eneas recurre a la ayuda de Júpiter y sigue navegando con los que quieran seguirle; uno de los miembros del grupo, Polinuro, muere por desafiar a Morfeo dios del sueño y la noche.

  Libro VI

 Ya en Italia, Eneas habla con Sibilia la cual le ayuda a acceder al infierno y le acompaña. Allí se encontrará con Dido, entristeciéndose, y finalmente con su padre Anquises, que le dice que su nueva tierra será Roma, pero que antes de alcanzar ese objetivo afrontarán grandes problemas cuya solución será Marcelo.

Libro VII

Eneas llega a la tierra de Lacio, esposo de Amata y padre de Lavinia. Eneas se da cuenta de que esta es la tierra que buscaban a la vez que Lacio recibe muy bien al troyano y a los suyos. Ante esto, Juno urde un plan que desencadena la mordedura de Amata por una serpiente y la inculpación de esto a Eneas, iniciando así una guerra.

  Libro VIII

Durante el sueño a Eneas se le aparece el Tíber, que le indica donde hay una cueva que fue guarida del gigante Caco. Allí Eneas se encontrará con Evandro y su hijo Palonte los cuales le cuentan la historia de esas tierras. Para la guerra Venus le pide a Volcano que cree armaduras para Eneas y éste acepta.

Libro IX

Juno manda a destruir las embarcaciones de Eneas y Venus le pide a Júpiter que no lo haga. Dos jóvenes, Niso y Eurialo, pretenden matar a algunos latinos durante una noche pero los rútulos lo advirtieron y los mataron. Turno era novio Lavinia, pero ella elige a Eneas. Turno pretende incendiarlo todo provocando la ira de Ascanio, que loco de rabia mata a Lomulo (también conocido como Rémulo). Turno es acorralado y se arroja al río.

 Libro X

Júpiter reúne a los dioses en el Olimpo y da la orden de cesar sus disputas. Los guerreros de Eneas se encuentran asustados ya que su líder está ausente pero siguen peleando. Turno busca a Eneas para pelear, pero no puede debido a la intervención de Palante, que encontrará la muerte. Mezencio peleará con Eneas ocupando el puesto de Turno, terminando herido. En su defensa acude su hijo Lauso que morirá. Mezencio enterándose de esto también muere.

Libro XI

Los troyanos se encuentran entristecidos por la muerte de Palante, mientras Eneas jura que fundará la nueva tierra troyana. Los latinos, ante la fuerza de sus contrincantes deciden no pelear más, aunque Turno discrepa e insiste en mantener la lucha, contando solo con el apoyo de Camila, una valiente mujer guerrera.

Libro XII

Lacio, Amata y Lavinia le piden a Turno que desista de la idea pero él no quiere. Ya listos para la lucha la misma hermana de Turno, Yuturna, le pide que no lo haga. Se produce un escándalo y comienzan a pelear entre todos hasta que Eneas les interrumpe. Mientras tanto, Juno, ya cansada de la guerra pide a Júpiter que el que gane no quite las costumbres del otro, ante lo cual el dios está de acuerdo. Comienza el combate y Turno lanza una piedra contra Eneas que no sufre ningún daño. Éste coge su lanza y la hunde en el pecho de Turno dándole muerte. Finalmente Eneas y Lavinia se unirán en matrimonio.

4. Análisis y Estructura de la obra.

En cierto sentido Virgilio concibió la obra como una “Odisea” y una “Iliada” combinadas pero aún así diferenciadas dentro de la estructura final, sirviéndose del Libro VI como punto de inflexión que marca la diferencia entre las dos principales fuentes de inspiración estilísticas y temáticas de la “Eneida”. A su vez debemos observar la distribución de los temas en los capítulos según su importancia, estando aquellos más relevantes en los capítulos pares y los temas menores en los impares. Virgilio siguió el modelo homérico concibiendo cada uno de los doce libros que componen la obra como una unidad, y siguiendo a un tiempo los mismos esquemas alejandrinos y neotéricos que ya había usado en otras obras como las “Bucólicas” o las “Geórgicas”.

En la primera parte de la obra, inspirada en la “Odisea” y que abarca del Libro I al VI se centra sobre todo en los viajes de Eneas y su tripulación, su estancia en diversas tierras -sobre todo Cartago- e incluso un descenso a los infiernos que como ya hemos dicho marca el punto en que la narración deriva hacia una mayor inspiración en la “Iliada”. Y es que la segunda parte de la obra es conocida también como la “Iliada itálica”, abarcando los Libros VII a XII, comenzando con la llegada de Eneas al Lacio, la tierra donde deberá asentarse, y continuando con la guerra y conflictos en que se ve envuelto debido a las intrigas de Juno, la diosa que le ha obstaculizado durante todo el viaje. Pese a su clara influencia homérica, Virgilio introduce una serie de innovaciones y cambios, sobre todo estilísticos, que pese a su clara relación con la poesía homérica se presentan como muy diferentes. Su lenguaje y estilo son elegantes, armoniosos, siguiendo siempre el tono justo, sirviéndose de un buen uso de las comparaciones, los epítetos, el ritmo y otros recursos poéticos propios de la épica. Pese a ser una obra en cierto sentido “inacabada” (Virgilio no estaba del todo contento con el resultado y pretendía retocarlo antes de morir, cosa que no pudo hacer), la “Eneida” cumple con creces su papel de gran poema épico latino. La influencia de Virgilio en la poesía latina posterior es inimaginable, provocando que su obra pasara a los campos académicos muy rápidamente. Su fama fue tal que aún en la Edad Media se escribieron romances, cantares y gestas inspirados en la “Eneida” (aunque obviamente desde una perspectiva medieval y `cristianizada' de la historia).

5. Conclusión

Como ya hemos dicho, la “Eneida” ha quedado fijada como el gran poema épico latino. Gracias al esfuerzo de Virgilio y su habilidad, la literatura latina ganaba así una obra que la ponía en ese género concreto a la altura de genialidades de la épica griega como la “Iliada” y la “Odisea”, que siempre fueron un modelo a seguir. Además, Virgilio enriquece con la “Eneida” el pasado mítico y legendario de Roma, relacionando a la urbe de forma casi directa con la también casi mítica Troya y sus habitantes y, como ya hemos dicho, convirtiendo a Eneas en el primer pilar de lo que luego será el desarrolló de la civilización romana, idealizando al héroe y mostrándolo como una síntesis de todos los aspectos que se consideraban positivos del pueblo romano, ensalzando el esfuerzo y la voluntad de trabajo y superación de las dificultades.

6. Bibliografía

- VIRGILIO (1981) La Eneida, Barcelona, CÍRCULO DE LECTORES.

- VARIOS AUTORES (1999) Enciclopedia Microsoft Encarta 99, Microsoft.

7

“Y ya la noche húmeda pasa rápidamente en el cielo y los astros al ponerse invitan al sueño. Pero si tanto es tu deseo de conocer nuestras desventuras y oír brevemente el último sufrimiento de Troya, aunque el alma se horripila al recordarlo y da marcha atrás de pena, voy a empezar.”

VIRGILIO, La Eneida, Libro Primero