Empresas colombianas en el siglo XIX

Empresarios. Telemercadeo. Comercio. Impuestos. Crisis. Herrores. Inflación. Política. Contrabando

  • Enviado por: Kathem
  • Idioma: castellano
  • País: Colombia Colombia
  • 3 páginas
publicidad
cursos destacados
Marco Lógico para Proyectos Sociales
Marco Lógico para Proyectos Sociales
Curso práctico para aprender a formular o evaluar proyectos sociales usando la metodología de Matriz de Marco...
Ver más información

Introducción a la Industria de la Música
Introducción a la Industria de la Música
Curso introductorio a la industria musical, con información general de cómo está estructurado el negocio de la...
Ver más información

publicidad

EMPRESA Y EMPRESARIOS COLOMBIANOS EN EL SIGLO XIX

Las obras de la corona española durante el siglo XVII en la nueva parte del mundo llamada América, no se hacían esperar. Los reyes ordenaban crear o cambiar o quitar cédulas reales. En una de ellas fue creado el Virreinato de la Nueva Granada por el rey español Felipe V con Real Cédula de 27 de mayo de 1717.[Author ID1: at Sun Apr 4 18:23:00 2004]

[Author ID0: at ]

Desde luego en un reinado tan joven era necesario sacarle mejor o mayor provecho a la agricultura y a la gran riqueza minera, principales tributos de la tierra granadina que hasta ese momento se practicaban sin un orden. Unido a esto era necesario dar mayor autoridad a la figura de gobierno reinante en ese momento, es decir el virrey, pues era la cabeza principal y el más certero para combatir con éxito una de las formas de ilegalidad que desde entonces sería el clavo que hasta nuestros días no se ha podido sacar: el contrabando y de paso acabar con los abusos de los funcionarios de la audiencia y de los gobernadores, algo que no sólo no se ha extinguido siglo tras siglo; además parece resurgir con cada nuevo gobierno.[Author ID0: at ]

[Author ID0: at ]

Pero el esfuerzo real de la corona por extirpar tan grande mal como era el exceso de poder en los funcionarios de alto rango no se vio interrumpido en ningún momento; diversos informes acusaban que en nada había cambiado la situación económica, social y política, en tanto se gravaba en extremo el tesoro real por el enorme gasto que implicaba sostener una corte virreinal, donde todo era lujo y boato mientras el hombre común se sumía en la mayor pobreza. Aquel hombre sencillo que poco le faltaba para sublevarse a tan grandes injusticias.[Author ID0: at ]

[Author ID0: at ]

[Author ID0: at ]

Sumado a esto, todas las actividades estuvieron regidas desde comienzo del siglo XVIII por el Consulado de Comercio, quien establecía las condiciones en que cada gremio debía ejercer su quehacer empresarial y tenía ingerencia en todos los aspectos, desde la vestimenta “propia” de cada oficio hasta la regulación de precios y número de piezas ofertadas. [Author ID0: at ]

[Author ID0: at ]

Aunque el pueblo parecía ocupado en su incipiente actividad comercial, por lo menos eso pensaba la corona española, la verdad era que ya había comenzado a sectorizarse según lo consigna el censo de oficios adelantado en 1778 por el virrey Manuel Antonio Flores en el que daba cuenta que en la Nueva Granada había una clara “sectorización empresarial”. El auge de la actividad textil y manufacturera en la capital y en Tunja; la metalistería y la fundición en Popayán, la orfebrería en Mompox y el comercio y la incipiente industria naviera en Cartagena hacían prever que Colombia comenzaría su época industrial y empresarial en el entrante siglo XIX.[Author ID1: at Sun Apr 4 18:23:00 2004]

[Author ID1: at Sun Apr 4 18:23:00 2004]

El denominado “gracioso donativo”, nuevo impuesto que estaba acompañado por otros tantos, fue el que exasperó los ánimos de los tranquilos artesanos granadinos que hasta entonces soportaron todas las órdenes poco ordenadas que la corona imponía, los cambios de gobierno de virreinato al sistema de presidencia y de éste al anterior. Las insurrecciones mostraban el descontento de la población por la imposición de fuertes impuestos. [Author ID1: at Sun Apr 4 18:23:00 2004]

[Author ID1: at Sun Apr 4 18:23:00 2004]

Con este tributo las autoridades coloniales intentaban reunir fondos para la defensa de la ciudad de Cartagena de Indias (en la actualidad, en Colombia) frente a los ataques de los ingleses, que se mantenían en guerra con España desde 1779. Cuatro capitanes del común, elegidos entre los comerciantes de la ciudad, se colocaron a la cabeza de los comuneros de Socorro y con sus fuertes enfrentamientos consiguieron que el virrey aceptara sus condiciones. Tras ser aprobadas y promulgadas las propuestas de los sublevados, y conseguida la disolución de los ejércitos comuneros, aquéllas fueron anuladas y los capitanes perseguidos, siendo condenado a muerte, en 1782, el más importante de ellos: José Antonio Galán.[Author ID0: at ]

[Author ID0: at ]

Aunque el detonante principal de la revuelta estuviera en el rechazo de los nuevos impuestos, las pretensiones de este levantamiento popular no se referían sólo a la modificación de unas imposiciones concretas. En realidad, se buscaba una reforma mucho más amplia de la administración colonial que potenciara el poder comunal de los cabildos, que habían ido perdiendo independencia; sin embargo, estas aspiraciones no llegaron a concretarse en ningún momento al ser encabezados estos movimientos en muchos casos por miembros de las elites económicas, que se mostraban contrarias a los cambios profundos y sólo deseaban proteger unos privilegios específicos. [Author ID1: at Sun Apr 4 18:23:00 2004]

Esta inadecuada estructura gremial sucumbió con la independencia, que promulgó como norma constitucional, entre otros aspectos, la libre empresa y el libre derecho de los trabajadores a determinar las mejores prácticas para cada oficio, norma que ratificó la constitución de 1821. Fue así como el artesano se vio convertido en empresario, pero a su vez se encontró en medio de una competencia interna por los mercados de la naciente nación y la necesidad de suplir con productos nacionales los que venían de Europa.[Author ID1: at Sun Apr 4 18:23:00 2004]

Ahí se vislumbraba ya lo que sería la lógica del empresario del siglo XIX: defender sus intereses más allá de su progreso. El por que de esta afirmación se retrata en unos pocos, muy pocos comerciantes, llamados ya empresarios cuyas riquezas iban en aumento, quizá no tanto por su gran visión comercial e industrial; Sino por sus vínculos estrechos y maltrechos con la corona real y sus gobernantes en el territorio de la nueva América.,[Author ID0: at ]

Sin embargo muy contadas son las excepciones al pensamiento erróneo de preferir amasar fortuna que invertir en maquinaria industrial que podría traer mejores condiciones a las industrias nacientes e ingresos que permitirían a sus dueños un auge en sus incipientes cuentas bancarias. (La segunda expulsión de los Jesuitas, decretada por Tomas Cipriano de Mosquera, llevó a la desamortización de bienes de manos muertas, que no era otra cosa que la puesta en el mercado de los bienes del clero y que se encontraban hipotecados por éste, no pudiendo ser sujetos de libre comercio. De esta manera se inició la desarticulación del sistema crediticio del clero y el nacimiento de un sistema bancario incipiente). [Author ID0: at ]

Una de las excepciones fue la aparición de la primera empresa con algún grado de refinamiento en Colombia, nacida de esa necesidad de crear un sustituto de los bienes que antes eran importados, fue la fábrica de loza fundada en 1832 en Santafé de Bogotá, que contaba con la asesoría de técnicos ingleses. La empresa retomó la larga tradición alfarera que ya existía en Colombia desde la época prehispánica y la aunó a las más modernas técnicas industriales conocidas en la época. [Author ID0: at ]

Los empresarios colombianos en las postrimerías de la primera mitad del siglo XIX decidieron agruparse nuevamente, esta vez en una Sociedad Democrática de Artesanos que para 1850 ya contaba con sesenta y tres agremiaciones similares dispersas a lo largo del país. En teoría, tales asociaciones buscaban la capacitación de los empresarios, la igualdad de condiciones para todos, las buenas prácticas empresariales de cada sector productivo y la defensa de las “buenas costumbres”.[Author ID0: at ]

Los esfuerzos de los sectores por reestablecer condiciones favorables para los artesanos y el mal manejo de la fuerza con la que contó la Sociedad de Artesanos terminó por convertir a ésta en una fuerza política que aún sin proponérselo les llevó a ser uno de los factores que desencadenó la guerra civil de 1851, que acabó por sumir en la crisis al sector empresarial. [Author ID0: at ]

En medio de esta crisis, hay un nuevo aire para los empresarios de Santander, Cundinamarca y Antioquia quienes se consolidaban desde entonces como los estados con mayor número de empresas constituidas, la mayoría de ellas del sector manufacturero, minero, agroindustrial y comercial.[Author ID0: at ]

La ratificación (en la constitución de Rionegro de 1863) de la libre iniciativa empresarial privada, y el incremento de la exportación de materias primas y productos agroindustriales en 1870 propició la consolidación de la banca libre. La banca libre vivió su época dorada entre 1870 y 1886 donde llegaron a tener asiento 34 instituciones bancarias destacándose el banco de Bogotá (fundado en 1870), el Banco de Antioquia (1872) el Banco de Barranquilla (1873) y el Banco de Colombia (1875). [Author ID0: at ]

La creación del Banco Nacional en 1880, la sobreemisión de billetes por parte de éste, la prohibición a la banca libre de emitir los propios y la inflación de 1889 terminaron por llevar a los empresarios colombianos a una de las peores crisis que se recuerden.[Author ID0: at ]

Pero en ese mismo decenio de 1879 a 1890 es donde hay un segundo auge de la empresa colombiana, con el mejoramiento de los carreteables y la aparición de las redes ferroviarias, que dinamizaron el comercio en las regiones más apartadas de la capital, como fue el caso del Ferrocarril del Pacifico que oxigeno las operaciones de las empresas vallecaucanas, el Ferrocarril de Antioquia (obra del cubano-norteamericano Francisco Javier Cisneros), que hizo otro tanto por las empresas antioqueñas y el Ferrocarril de la Frontera que dio un mayor auge al comercio cucuteño con Venezuela. Para esta primera fase del tendido de vías, Colombia contó con un total de 201 kilómetros.[Author ID0: at ]

Santander, Valle del Cauca y Antioquia se afianzan en el panorama empresarial con las exportaciones de Chocolate, café, tabaco, caucho, loza cerámica (producida por la Compañía Cerámica Antioqueña, fundada en 1881) y piezas maquinadas a Sudamérica.[Author ID0: at ]

El incremento de las comunicaciones, la naciente inversión extranjera y un tímido comercio exterior da mayor dinamismo a las ciudades con puertos fluviales y marítimos, lo que vuelve los ojos a ciudades intermedias como Honda, La Dorada y Girardot y propicia el mejoramiento de las instalaciones portuarias en Buenaventura, Barranquilla y Cartagena. [Author ID0: at ]

La poca inversión en maquinaria y en industrialización de los oficios artesanales que se practicaban desde antes de la colonización; la inexistencia de una cultura organizacional al seno de las nacientes empresas, la expulsión de la comunidad jesuita a mediados de siglo, el errático manejo financiero del estado, la inestabilidad política de los primeros años post-independencia, la agreste topografía nacional, la carencia de vías de comunicación hasta casi finalizar el siglo XIX son, a decir de los tratadistas, las principales causas por las que no hubo un adecuado desarrollo de la actividad empresarial en Colombia desde los primeros años de independencia.[Author ID0: at ]

[Author ID0: at ]

La desidia de la corona española por tener a sus colonias al día en cuanto a la tecnología derivada de la primera revolución industrial, debido a la necesidad de invertir todos los recursos provenientes de las colonias en mantener la guerra con Inglaterra y con la Francia napoleónica fue causa fundamental para que tampoco bajo el dominio real se lograra perfeccionar la industria en el país.[Author ID0: at ]

Sumado a todo esto, se fortalece una práctica antigua fue el contrabando de tejidos, alcoholes potables, harinas y muebles ingleses que llegaban a Cartagena de Indias desde Jamaica, que lesionaba, como hoy, a los empresarios del país y que produjo un grave estancamiento de la empresa colombiana que hasta este siglo XXI se está, al parecer, reparando.[Author ID0: at ]

El contrabando de alcohol causó un grave perjuicio a las finanzas del Valle del Cauca que vio descender sus ingresos fiscales con la arremetida de los aguardientes y rones caribeños en el mercado nacional, toda vez que el cultivo de la caña de azúcar siempre ha estado vinculado al quehacer empresarial de esa región desde la época de la colonia. [Author ID0: at ]

Los errores cometidos en el siglo XIX, se repitieron en la actividad de los primeros años siglo XX al no hacer uso de los avances tecnológicos y los modelos empresariales que proponía la segunda revolución industrial, debido a la poca experiencia que en ese campo tenían los empresarios nacionales y a la desconfianza que generaba la inversión en actividades que les eran desconocidas.[Author ID0: at ]

Valga hacer énfasis en que los potentados de la época como José “Pepe” Sierra no se aventuraban en nuevos proyectos empresariales que significaran la compra de maquinaria especializada, sino que preferían amasar fortunas en negocios a bajo riesgo como eran la especulación en bienes raíces, los remates de renta (de bebidas alcohólicas y tabaco) y el crédito extra-bancario. [Author ID0: at ]

Se puede concluir que no hubo un desarrollo empresarial estable en el siglo XIX debido a las dificultades por las que atravesó el país luego de estar abocado a la inestabilidad que le trajeron más de 70 conflictos armados regionales y nueve guerras civiles en ese periodo. Tampoco hubo un crecimiento empresarial debido a los gobiernos cambiantes en cuanto ha tendencias políticas y económicas y con escaso conocimiento de los conceptos administrativos. [Author ID0: at ]

El colapso financiero, tecnológico y administrativo de la empresa en Colombia en el siglo XIX se hubiera minimizado asimilando el cambio que implicó la revolución industrial; adquiriendo tecnología de vanguardia disponible históricamente, y madurado el incipiente sistema político del país. [Author ID0: at ]

La lógica del empresario colombiano del siglo XIX no puede ser vista solo desde la perspectiva económica, debe ser tomada de manera multifocal; desde el campo político, social, estructural y de contexto histórico, que es como mejor se pueden comprender sus pocos aciertos y sus muchos yerros. Al hacerlo así bien se podrían catalogar como verdaderos héroes a los empresarios colombianos del siglo XIX que lograron sobresalir en su actividad pese a que las condiciones les fueron adversas, aunque también cabe decir que en las manos de ellos estuvo que la actividad empresarial en Colombia se modernizara mucho más rápido y mejor de lo que se está haciendo.[Author ID1: at Sun Apr 4 18:23:00 2004]

[Author ID0: at ]

[Author ID0: at ]

[Author ID0: at ]

[Author ID1: at Sun Apr 4 18:23:00 2004]

BIBLIOGRAFÍA[Author ID1: at Sun Apr 4 18:23:00 2004]

[Author ID1: at Sun Apr 4 18:23:00 2004]

NIETO ARTETA [Author ID1: at Sun Apr 4 18:23:00 2004]Luis Eduardo[Author ID1: at Sun Apr 4 18:23:00 2004], Economía y Cultura, Publicación del Ministerio de Relaciones Exteriores, 1941[Author ID1: at Sun Apr 4 18:23:00 2004][Author ID0: at ]

[Author ID0: at ]

CYBERGRAFÍA[Author ID0: at ]

[Author ID1: at Sun Apr 4 18:23:00 2004]

[Author ID1: at Sun Apr 4 18:23:00 2004][Author ID1: at Sun Apr 4 18:23:00 2004][Author ID1: at Sun Apr 4 18:23:00 2004]http://bicentenario.udea.edu.co/leg01-04.html[Author ID1: at Sun Apr 4 18:23:00 2004][Author ID1: at Sun Apr 4 18:23:00 2004][Author ID0: at ]

[Author ID1: at Sun Apr 4 18:23:00 2004]

MARTÍNEZ CARREÑO[Author ID1: at Sun Apr 4 18:23:00 2004] Aída, [Author ID1: at Sun Apr 4 18:23:00 2004]Artes y artesanos en la construcción nacional[Author ID1: at Sun Apr 4 18:23:00 2004]

[Author ID1: at Sun Apr 4 18:23:00 2004][Author ID1: at Sun Apr 4 18:23:00 2004][Author ID1: at Sun Apr 4 18:23:00 2004]http://www.banrep.gov.co/blaavirtual/credencial/mar971.htm[Author ID1: at Sun Apr 4 18:23:00 2004][Author ID1: at Sun Apr 4 18:23:00 2004][Author ID0: at ]

[Author ID1: at Sun Apr 4 18:23:00 2004]

MAYOR MORA[Author ID1: at Sun Apr 4 18:23:00 2004] Alberto[Author ID1: at Sun Apr 4 18:23:00 2004], [Author ID1: at Sun Apr 4 18:23:00 2004]El centenario de Bavaria[Author ID1: at Sun Apr 4 18:23:00 2004] [Author ID1: at Sun Apr 4 18:23:00 2004]historia de una supervivencia[Author ID1: at Sun Apr 4 18:23:00 2004]

[Author ID1: at Sun Apr 4 18:23:00 2004][Author ID1: at Sun Apr 4 18:23:00 2004][Author ID1: at Sun Apr 4 18:23:00 2004]http://www.banrep.gov.co/blaavirtual/credencial/hbavaria.htm[Author ID1: at Sun Apr 4 18:23:00 2004][Author ID1: at Sun Apr 4 18:23:00 2004][Author ID0: at ]

[Author ID0: at ]

MOLINA LONDOÑO [Author ID1: at Sun Apr 4 18:23:00 2004]Luis Fernando[Author ID1: at Sun Apr 4 18:23:00 2004], El arriero más rico del país DON PEPE SIERRA[Author ID1: at Sun Apr 4 18:23:00 2004] [Author ID1: at Sun Apr 4 18:23:00 2004]

[Author ID1: at Sun Apr 4 18:23:00 2004][Author ID1: at Sun Apr 4 18:23:00 2004][Author ID1: at Sun Apr 4 18:23:00 2004]http://www.banrep.gov.co/blaavirtual/credencial/hsierra.htm[Author ID1: at Sun Apr 4 18:23:00 2004][Author ID1: at Sun Apr 4 18:23:00 2004][Author ID0: at ]

[Author ID1: at Sun Apr 4 18:23:00 2004]

PRESIDENCIA DE LA REPUBLICA, [Author ID1: at Sun Apr 4 18:23:00 2004]Origen de los Partidos Políticos Tradicionales[Author ID1: at Sun Apr 4 18:23:00 2004]

[Author ID1: at Sun Apr 4 18:23:00 2004][Author ID1: at Sun Apr 4 18:23:00 2004][Author ID1: at Sun Apr 4 18:23:00 2004]http://www.presidencia.gov.co/historia/hispol.htm[Author ID1: at Sun Apr 4 18:23:00 2004][Author ID1: at Sun Apr 4 18:23:00 2004][Author ID1: at Sun Apr 4 18:23:00 2004]