Emiliano Zapata

Políticos mexicanos. Revolución de México. Revolucionario. Vida. Obra política zapatista

  • Enviado por: Estrella
  • Idioma: castellano
  • País: México México
  • 4 páginas
publicidad
cursos destacados
Máster en Management, Gestión Económica y Análisis de la Rentabilidad de Proyectos
UNED
El objetivo general del presente MASTER es incrementar y mejorar radicalmente las condiciones de empleabilidad y el...
Solicita InformaciÓn

Graduado en Turismo
UNED
Con la Universidad Nacional de Educación a Distancia te formarás como profesional especializado en materia...
Solicita InformaciÓn

publicidad

Emiliano Zapata, era un líder revolucionario en 1910, en la zona sur del país, y además fue quien escribió el plan de Ayala. En 1906, éste, formó parte de la Junta de Cuatla, en la que se reivindicaban para sus trabajadores las tierras comunales de los campesinos indios de Morelos, violentamente reprimida por el gobierno. Hijo de granjeros, de piel tostada y gran jinete, dirigió un movimiento de ocupación de tierras, formado por granjeros vestidos con camisa y pantalón blancos que, al grito de "tierra y libertad", entraban en las haciendas defendidas por los terratenientes.

Los revolucionarios, desilusionados de Madero, consideraron que era necesario elaborar otro plan (el de Ayala) o anexarle algunos puntos al de San Luis, ya que se sentían engañados por el que entonces era presidente de la republica. El plan fue proclamado el 25 de noviembre de 1911.

En dicho plan, Zapata, le reclamaba a Francisco I. Madero por su ineptitud y por su traición a la revolución al no haber cumplido las promesas de tierra, libertad y democracia... Además, en el documento, se pedía que se desconociera a Madero como presidente debido a su mala actuación, como presidente.

Un error muy grave, que cometió Madero, fue conservar el mismo gabinete presidencial que tenía Porfirio Díaz. Los campesinos se pusieron furiosos, al percatarse de esta situación, sentían que habían luchado por un tirano que no les cumplió lo que ellos querían, que era prácticamente que les regresaran sus tierras… Además, pensaban que Madero era manipulado por los científicos.

En un fragmento, del plan, se declara lo siguiente:

“Declaramos al susodicho Francisco I. Madero inepto para realizar las promesas de la

revolución de que fue autor, por haber traicionado los principios con los cuales burló

la voluntad del pueblo y pudo escalar el poder; incapaz para gobernar y por no tener

ningún respeto a la ley y a la justicia de los pueblos, y traidor a la Patria por estar a

sangre y fuego humillando a los mexicanos que desean libertades, a fin de complacer

a los científicos, hacendados y caciques que nos esclavizan, desde hoy continuamos

la revolución principiada por él hasta conseguir el derrocamiento de los poderes

dictatoriales que existen”.

Zapata, se inspiró, para la elaboración de su plan, en el texto del Plan Político Social, proclamado por los estados de Guerrero, Michoacán, Tlaxcala, Puebla y el Distrito Federal, signado en la sierra del Estado de Guerrero el 18 de marzo de 1911. En dicho texto se le otorgaban, a la clase trabajadora, los derechos a la tierra educación y salarios justos.

Uno de los puntos, del plan de Ayala, más sobresalientes era que declaraban que los terrenos, montes y aguas, que habían sido usurpados por los hacendados, científicos o caciques, en forma ilegal, entrarían en posesión de esos bienes los pueblos o ciudadanos que tengan sus títulos de esas propiedades.

Además, se hacia una promesa, hacia las personas que no tenían ningún bien, aparte de el terreno en el que vivían, una mejora, en cuanto a oportunidades para tener algún negocio y ayuda para trabajar las tierras. Ya que, en ese entonces, la riqueza estaba en unas cuantas manos. Las tierras, montes y aguas; por esta causa, se expropiarían la tercera parte de esos monopolios, a los poderosos propietarios de ellos a fin de que lo gente pobre, principalmente los campesinos, obtuviera “lo que les correspondía”.

Por otra parte, los campesinos decidieron continuar con la revolución; a pesar de que Madero, supuestamente, era un presidente democrático y con ideas revolucionarias. Éstos, tenían como líder a Emiliano Zapata y él consideraba, junto con cientos de personas, que lo apoyaban, que Madero era antirrevolucionario, ya que en ningún momento mostró intenciones de cumplir las promesas que les había hecho a los campesinos.

A Madero, se le notaba influenciado por los científicos. Tomaba decisiones que atentaban contra los revolucionarios, sus ex-aliados. Además, ordenó la muerte de Orozco, es decir, sí se mostraba con ideas antirrevolucionarias. También, se le acusaba de haber iniciado todo el movimiento antiporfirista por razones personales (aspiraciones al poder); de haber provocado, inútilmente, derramamientos de sangre de mexicanos que creyeron en él.

El mayor descontento de los campesinos, era la cuestión de las tierras. Para los Zapatistas, la democracia estaba en segundo término. Mientras que, para Madero, la democracia ocupaba el primer lugar en su agenda.

Los neozapatistas comparten algunas características con las de los de 1910, o por lo menos eso declararon en sus comunicados, su postura es en contra de las dictaduras, ya sea de una persona o un partido político, exigen que la situación de los indígenas mejore, son del sur del país, denuncian el mal trabajo que hacen los gobernantes de su época, entre otras.

Sin embargo, considero que la situación que vivieron ambos grupos fue distinta, debido a que la forma en que eran oprimidos los seguidores de Zapata, no es equivalente, en ningún sentido, a la situación de los indígenas en Chiapas. Los segundos eran víctimas de la corrupción, y otros problemas actuales.

Declaración de los Neo-Zapatistas:

“Nosotros somos los zapatistas del EZLN, aunque también nos dicen "neo zapatistas". Bueno, pues nosotros los zapatistas del EZLN nos levantamos en armas en enero de 1994 porque vimos que ya está bueno de tantas maldades que hacen los poderosos, que sólo nos humillan, nos roban, nos encarcelan y nos matan, y nada que nadie dice ni hace nada. Por eso nosotros dijimos que "¡Ya Basta!", o sea que ya no vamos a permitir que nos hacen menos y nos traten peor que como animales. Y entonces, también dijimos que queremos la democracia, la libertad y la justicia para todos los mexicanos, aunque más bien nos concentramos en los pueblos indios. Porque resulta que nosotros del EZLN somos casi todos puros indígenas de acá de Chiapas, pero no queremos luchar sólo por su bien de nosotros o sólo por el bien de los indígenas de Chiapas, o sólo por los pueblos indios de México, sino que queremos luchar junto con todos los que son gente humilde y simple como nosotros y que tienen gran necesidad y que sufren la explotación y los robos de los ricos y sus malos gobiernos aquí en nuestro México y en otros países del mundo”.

Ambos zapatistas, tienen dos grandes enemigos: la pobreza y el gobierno. Éste último representa lo contrario a la justicia, siempre ha sido el mayor opresor…

Los indígenas de Chiapas se atrevieron a iniciar una guerrilla, contra el sistema político, debido a que su situación no es la mejor posible. Los indígenas, de Chiapas, viven en condiciones de pobreza extrema. A pesar de que se presume de apoyo a comunidades indígenas, la vida de éstas personas no es del todo placentera.

“los asesinos de nuestros héroes nacionales son los mismos tatarabuelos y abuelos del mal gobierno de ahorita, ellos son los que le quitaron la vida a esos inolvidables compañeros y compañeras".