Elecciones democráticas en la República Dominicana

Democracia dominicana. Estado dominicano. Sistema electoral. Campaña. Independencia de poderes. Partido Revolucionario Dominicano. Salvador Blanco

  • Enviado por: Rafael Smith
  • Idioma: castellano
  • País: República Dominicana República Dominicana
  • 34 páginas

publicidad
cursos destacados
Iníciate en LOGIC PRO 9
Iníciate en LOGIC PRO 9
Vamos a ver de manera muy sencilla y en un breve paseo de poco más de una hora como funciona uno de los...
Ver más información

Graba audio con Apple Logic Pro 9
Graba audio con Apple Logic Pro 9
En este curso aprenderemos a realizar grabaciones de audio de calidad utilizando Apple Logic Pro 9. Exploraremos todo...
Ver más información


INTRODUCCION

En este trabajo presentaremos síntesis de lo que fue el proceso electoral presidencial del año 1982.

Este Proceso fue un proceso muy accidentado tanto entre los partidos contrarios, como entre los militantes de un mismo partido.

En el cual salio electo el Dr. Salvador Jorge Blanco representante del Partido Revolucionario Dominicano (PRD).

En el aspecto político el Gobierno se encontró con la “Oposición Constructiva” de su mayo rival, el Partido Reformista y de su líder, el Dr. Joaquín Balaguer, quienes se limitaron a sostener una oposición mas bien pasiva y con detalles moderados. Por su parte, el Partido de la Liberación Dominicana y su líder Profesor Juan Bosch se dedicaron a hacer fuertes críticas a la política económica del Gobierno, mostrando en la vecindad del proceso electoral como sumamente desacertada. Asimismo, difundieron un “Álbum de la Corrupción” acusando a altos funcionarios de la Administración como beneficiarios de ingresos aparentemente indebidos.

Mientras tanto, dentro del partido oficial hubo desavenencias internas entre las cuatro “Tendencias” que se fueron fomentando en su seno: las tendencias de Guzmán, Jorge Blanco, Majluta y Franco Badía. Pero también hubo entre el Secretario General del Partido, Dr. José Francisco Peña Gómez, y el Presidente de la República y otros funcionarios del Palacio Nacional, épocas de cordialidad y acercamiento alternadas con etapas de enfrentamiento y hostilidad, que presagiaban destruir la integración que necesariamente debe reinar entre la Administración y su base política.

En diciembre del 1979 la lucha grupal interna del PRD se puso bien de manifiesto cuando las tendencias se disputaron la Presidencia de la organización. Gano entonces la candidatura de Don Manuel Fernández Mármol, apoyada por la tendencia Guzmán, Majluta y Franco Badía, llamada “Oficialista” contra la candidatura del Dr. Salvador Jorge Blanco, titulada “Institucionalista”. La misma convención estableció un arregla de proporcionalidad entre los cargos directivos de toda la organización, desde el nivel nacional, a fin de que todas las tendencias tuvieran acceso a los mismos.

Mas adelante, el señor José Ovalle propuso una formula que se bautizo con su nombre, sugiriendo una partipación directa de todos los miembros de comités de base del partido (PRD) en la nominación de los candidatos a cargos nacionales, iniciativa que dio lugar a que el líder de la entidad, Dr. Peña Gómez, a su vez sometiera otra formula de tipo intermedio, la llamada “Formula de los 13”, mediante la cual las bases escogerían trece delegados encargados a su vez de votar en las designaciones correspondiente a las mismas candidaturas nacionales (Presidente y Vicepresidente de la Republica). De esta manera quedo sustituido el sistema anterior de que en esos casos solamente iban a las urnas internas unos seis electores, y en cambio se promovió un activismo democrático en las bases perredeistas, que favoreció posteriormente las aspiraciones del Dr. Jorge Blanco.

En efecto, en noviembre de 1981, el Dr. Jorge Blanco gano con muy amplio margen la nominación a la candidatura presidencial al efectuarse las “Primarias”, unos 400 mil habitantes del PRD, obteniendo el Dr. Jorge Blanco, un 57' 0/0 del total del escrutinio.

Después de abandonar el Palacio Nacional el Dr. Balaguer viajó al exterior, especialmente a España y Estados Unidos, con fines de someterse a tratamientos médicos que le permitieran recuperar su enferma capacidad visual, logrando finalmente una mejoría limitada. Entonces retorno al campo político para poner en marcha a su partido y que este participara en la contienda electoral de 1982. En la Convención Nacional del mismo, como era de esperarse, obtuvo en forma abrumadora su postulación para la candidatura presidencial con 298 votos de un total de 318 delegados. La vicepresidencia, en cambio, que se venia discutiendo fuertemente entre Ramón Emilio Jiménez, Víctor Gómez Bergés y Fernando Álvarez Bogaert, la alcanzo este ultimo con una aplastante mayoría de 236 votos mientras Gómez apenas marco 20 votos y Jiménez 5.

La Convención Reformista fue muy accidentada suspendiéndose en las primeras horas de la madrugada del domingo 28 de marzo para ser continuada bien entrada la mañana de este mismo día. Se pensaba que el Dr. Balaguer por medio de la “dedocracia” señalaría, tal como lo establecen los estatutos partidaristas, su compañero de boleta. Pero esta vez el dejo que las bases eligieran libremente. Así quedaron pro el momento despejadas las dudas sobre quien seria el acompañante del Dr. Balaguer, que en esta ocasión lucia como un verdadero “heredero” en la silla para sustituir eventualmente al líder, a esas alturas, con avanzada edad y enfermedad visual. Las especulaciones, señalaban además del Álvarez Bogaert, Gómez y Jiménez, otras posibles candidaturas, tales como el lic. Francisco Augusto Lora, Dr. Donald Reid Cabral, Dr. Julio Cesar Castaños Espaillat, Dr. Ney Arias Lora, Dr. Fernando Amiama Tió y otros muchos individuos de reconocida prestancia personal.

La misma convención resolvió adoptar oficialmente el esquema doctrinario socialcristiano así como llevar candidaturas comunes con los partidos Revolucionario Social Cristiano y Movimiento de Acción Social Cristiana. Esta ultima parte dio motivo a posiciones encontradas ya que el PRSC y el MAS consideraron que el documento pro ellos suscritos no incluía apoyar la candidatura vicepresidencial de Álvarez Bogaert. Por ese motivo presentaron el binomio Joaquín Balaguer-Francisco Augusto Lora, que a su vez fue apoyado por los partidos nacional de veteranos civiles y acción nacional. Tal actitud fue impugnada por el Lic. Álvarez Bogaert antes la Junta Central Electoral, la cual declaro nulas las convenciones de todos los partidos en cuestión, así como inadmisibles los pactos o alianzas que ellos alegaron haber suscrito con el Partido Reformista, concediéndoles un breve plazo para que normalizaran, conforme a la legislación electoral vigente sus nominas de candidatos. También la junta admitió las candidaturas del Partido Reformista y Unión Cívica Nacional, que sustentaban el binomio Balaguer-Álvarez Bogaert, así como las candidaturas del Movimiento de Integración Democrática (MIDA), Lic. Francisco Augusto Lora, Presidente; Ing. Elías Brache Pellice, vicepresidente.

El primero de abril el Dr. Joaquín Balaguer anuncio su retiro inmediato de la justa electoral así como su renuncia a la presidencia del partido reformista. Como es de esperarse esta noticia causo un gran revuelo en todos los círculos políticos del país y por supuesto, confusión y ansiedad entre sus simpatizantes. Pero el directorio centrar ejecutivo del partido colorado rechazo tales declinatorias y acordó solicitar al Dr. Joaquín Balaguer le retito de ambas renuncias. Días después, el Dr. Balaguer abandono sus originales actitudes y retorno al ruedo electoral. A su vez, el candidato Álvarez Bogaert se mantuvo firme en todo momento haciendo caso omiso de las presiones que le hicieron repetidamente sectores tanto intrapartidos como extrapartidos para que abandonara su postulación. Inclusive, fue sometido a la acción de la justicia al presentar querella en su contra el señor Elpidio Antonio Rodríguez Mendoza (Patrón), por los delitos de “secuestro, extorsión, malversación de fondos y vías de hecho” en perjuicio del querellante, cometidos en 1975 cuando Álvarez Bogaert era director ejecutivo del consejo estatal del Azúcar y Rodríguez Mendoza, empleado. El Juez de instrucción de la segunda circunscripción del Distrito Nacional fue apoderado directamente del caso, pero Álvarez Bogaert no obtemperó a las citaciones que se le hicieron y la suprema corte de justicia declino el asunto al juzgado de instrucción de San pedro de Macorís.

Aunque la campaña electoral de hecho venia efectuándose desde muchos meses atrás, la Junta Centra Electoral lanzo su habitual proclama el 2 de febrero de 1982 anunciando los comicios del 16 de mayo venidero y convocando al pueblo elegir en esa fecha el presidente y el Vicepresidente de la república, 27 senadores, 120 diputados, 94 síndicos e igual numero de suplentes de síndicos, y 594 regidores municipales con sus respectivos suplentes. De ese modo el Distrito Nacional tendría 31 diputados y 62 regidores; Santiago, 11 diputados en la provincia y 24 regidores en el municipio; San Cristóbal, (Provincia) 8 diputados, (municipio) 12 regidores; La Vega, (provincia) 8 diputados, (municipio) 14 regidores. Asimismo, provincias Duarte, y San Juan, 5 diputados cada una; provincia Puerto Plata, 4 diputados; provincias Azua, Barahona, Espaillat, Seibo, Peravia, Sánchez Ramírez y San Pedro de Macorís, 3 diputados cada una. El resto, 2 diputados por provincia.

Con fines de participar en la justa volvieron a obtener su reconocimiento legal los Partidos Comunistas Dominicano, Quisqueyano Demócrata y Revolucionario Social Cristiano, así como los Movimientos de Integración Democrática y de Conciliación Nacional, Fuerza Nacional Progresista, Popular Cristiano, Democrático Nacionalista, Acción Nacional, Bloque Socialista y Movimiento por el Socialismo, las Entidades Locales, Agrupación Defensora de la Capital (ADECA) y Movimiento Independiente de Vicente Noble. En esas circunstancias quedaron aptos para concurrir a las urnas, 20 partidos con estatura nacional.

La candidatura del Dr. Balaguer fue impugnada por el Partido Quisqueyano Demócrata, bajo el alegato de imposibilidad física, pero tal recurso no fue acogido por el resto de los partidos a participar en los comicios y la junta central electoral lo desestimo. En el partido popular cristiano también hubo fricciones internas pero finalmente fue aprobada por el mismo tribunal electoral la candidatura Delgado Bogaert-Sosa Figueroa. Iguales fricciones las hubo entro del partido revolucionario social cristiano y su potencial candidato a al presidencia de la republica, Dr. Juan Tomas Mejía Feliú.

Al cerrarse el plazo vencedero el 31 de marzo, comenzaron a competir las siguientes candidaturas de carácter nacional: Salvador Jorge Blanco, Presidente, Manuel Fernández Mármol, Vicepresidente por el Partido Revolucionario Dominicano (PRD); Dr. Joaquín Balaguer, Presidente; Lic. Fernando Álvarez Bogaert, Vicepresidente, por el Partido Reformista (PR) y sus aliados Partido Nacional de Veteranos Civiles (PNVC) y Unión Cívica Nacional (UCN); Profesor Juan Bosch Gaviño Presidente, Lic. Rafael Francisco Alburquerque, Vicepresidente, por el Partido de la Liberación Dominicana (PLD); General retirado Elías Wessin y Wessin, Presidente, Lic. Pedro Aquiles Bergés, vicepresidente, por el Partido Quisqueyano Demócrata (PQD); Lic. Francisco Augusto Lora, Presidente, Ing. Elías Brache Pellice, vicepresidente, por el Movimiento de Integración Demócrata (MIDA) y el Partido de Acción Nacional (PAN); Dr. José Rafael Abinader, Presidente, Ing. José Augusto Tomas, vicepresidente del partido Alianza Social Demócrata (ASD); Dr. Marino Vinicio Castillo R., Presidente, Luis Vargas, Vicepresidente, por la Fuerza Nacional Progresista (FNP); Lic. Rogelio Delgado Bogaert, Presidente, Bolívar Sosa Figueres, vicepresidente, por el Partido Popular Cristiano (POC); Dr. Jaime Manuel Fernández, Presidente, José del Carmen Adames Feliz, Vicepresidente, por el Movimiento Conciliación Nacional (MCN); Sr. Narciso Isa Conde, Presidente, Lic. Fidelio Desprandel Roque, vicepresidente, por el Partido Comunista Dominicano (PCD) y por el Partido Movimiento por el Socialismo (MPS); Rafael Francisco Taveras (Fafa), Presidente y Lic. Juan Bautista Mejía, vicepresidente, por el Partido Bloque Socialista (PBS) y por el Partido Unión Patriótica (UPA). A nivel congresional o municipal, se inscribieron Partido Acción Constitucional (PAC) , Agrupación Defensora de la Capital (ADECA), Movimiento Municipal del Pueblo (MMP), Movimiento Popular Justicialista (MPJ), Movimiento Voluntad Popular (MVP), Moviendo 20 de octubre y Movimiento Independiente de Vicente Noble y la Romana.

Sin embargo, varias de las candidaturas nacionales se retiraron antes del cierre de la campaña, quedando finalmente como contendientes, Jorge Blanco, Balaguer, Bosch, Wessin, Isa Conde, Taveras y Abinader, es decir, un total de siete. Y aunque se había pronosticado que no ocurría polarización tradicional y de que por lo menos los candidatos Bosch y Wessin tendrían a su favor una gran votación, lo cierto es que volvió a escenificarse como en el torneo de 1978, la lucha del bipartidismo, entre los “blanco”, del PRD y los “colorados”, del PR. Entre jorge blanco, el “Presidente que el pueblo quiere” y Balaguer, “el presidente que el país necesita”. Pero merece especial mención, el PLD y Bosch, pues quedaron en tercer lugar con una cantidad apreciada de sufragios.

El candidato Jorge Blanco recorrió el país personalmente haciendo contactos directos en numerosas poblaciones y zonas rurales del territorio nacional, incluyendo sitios fronterizos jamás visitados por un candidato presidencial dominicano. El también visito a Estados Unidos, Venezuela, Alemania y al Papa Juan Pablo II en Roma. Siempre viajaba acompañado de su esposa doña Asela Mera de Jorge, de varios dirigentes perredeistas así como de un grupo profesional y empresarios independientes que constituyeron una organización temporera con fines de promover la candidatura de “Salvador, el mejor”, la cual estuvo presidida por el Ing. José Michelén, y denominada “Avanzada Electoral”. Esta organización periférica recabo ayuda económica y también la adhesión de numerosas personas sin filiación partidista conocida, entre ellas varias figuras de relieve en la sociedad dominicana. Por otro lado, la “Avanzada Electoral” suplió la falta de cooperación que pudiera asumir cualquier grupo del partido aun sumergido en la vieja lucha de “tendencias” y recordando días en que el “jorge-blanquísimo” era un “pecado” capaz de promover despidos y desgracias políticas en el seno de la administración publica.

La propaganda que monto la “Avanzada Electoral”, fue extraordinaria y con un alto sentido moderno de promoción de la personalidad del candidato presidencial. Ha sido la propaganda electoral más grande hasta ahora conocida en nuestra historia comicial y se presume que alcanzo cifras millonarias en materia de recursos y gastos al utilizar todo el espectro publicitario, incluyendo un parque infantil denominado “ Salvadorlandia”. Publico varias encuestas, entre ellas una, que afirmaba que Salvador ganaría en una proporción de dos a una con respecto a Balaguer y de cuatro a una relación a Bosch. También otra, más adelante, que adjudicaba 47 % para Jorge; 25% para Balaguer y 14% para Bosch.

El Partido Reformista no obstante el liderazgo poderoso de su “caudillo”, el Dr. Balaguer, concurrió el evento azotado por luchas internas, especialmente las que mantuvieron sectores opuestos a la candidatura vicepresidencial del Lic. Álvarez Bogaert, cuyos voceros se dieron a la tarea de pronosticar la derrota del partido por causa de la “mala imagen” del segundo hombre en la boleta. En este mismo sentido se pronuncio el dirigente máximo del frente nacional progresista, Dr. Vinicio Castillo. Otros Sectores contrarios a ala candidatura del “retroceso” como juzgaban la formula Balaguer-Álvarez publicaron el “Álbum de la Muerte” recogiendo en sus paginas todas las muertes violentas ocurridas durante los doce años de la Administración Balaguer.

La propaganda reformista fue moderada y hasta prácticamente escasa con relación a sus mayores rivales. Se basaba fundamentalmente en la situación económica reinante en el país y sobre todo el hambre y la miseria que había venido sufriendo grandes sectores de la población dominicana en el gobierno del PRD. También sobre la higiene y el ornato de la ciudad capital, afectados por un cúmulo permanente de basuras y desperdicios, productos de una notaria inercia por parte de las autoridades municipales. El Dr. Balaguer recorrió varias poblaciones de las regiones norte y central del país, así como algunas del sur y con su clásico verbo despertó nuevas simpatías mediante sus invenciones en un canal televisivo. Pocos días de cerrarse la campaña, en la ciudad de santo domingo, un grupo de jóvenes reformistas hizo una gran promoción “colorada” que culmino con la manifestación de los “calderos vacíos”, con asistencia de grandes contingentes femeninos de esa parcela política.

El profesor Bosch, por su parte, mantuvo una “línea dura” frente a sus adversarios perredeistas incluyendo ataques que denunciaban “falta de capacidad para gobernar” del equipo blanco así como la intercepción de los teléfonos de varias figuras políticas y del jefe de la policía nacional, bajo el patrocinio de la “Avanzada Electoral”. En sus recorridos por el territorio nacional, Bosch fue muy aplaudido y escuchado, surgiendo en breve tiempo como la “tercera fuerza” competitiva del torneo. Los demás candidatos también se movieron activamente, pero al fin de cuentas no lograron una votación importante, incluyendo los bloques de iz-Reformista, 10 senadurías; Santiago, Salcedo, Espaillat, Samaná, Elías Piña, Santiago Rodríguez, Puerto Plata, la Vega, San Juan y Sánchez Ramírez. En cuanto a las curules de diputados, PRS: 62; Reformista, 50; Liberación Dominicana, 7 y Acción Constitucional, 1. Ayuntamientos: PRD, 49; Reformista, 45.

En las grandes zonas urbanas el PRD logro las mayores ventajas. Por eso obtuvo ganancia comicial en la ciudad de santo domingo, (Distrito Nacional) y en los municipios de Santiago, San pedro de Macorís, Barahona, San Francisco de Macorís, Moca, Baní, La Romana, Mao, Salcedo, Higuey, Azua y Nagua, como en otros municipios cabeceras de menor población como Dajabón, Montecristi, El Seibo, Comendador y Pedernales. El Reformista por su parte triunfo en los municipios de La Vega, Puerto Plata, a San Cristóbal y San Juan, poseedores de importantes centros urbanos, como en los municipios cabeceras de Neiba, Sabaneta, Cotuí, Samaná y Jimaní.

En cuanto al aspecto geográfico, el partido revolucionario dominicano logro mayor votación en las regiones Este, Sur central, sur peninsular, nordeste y noroeste. A su vez el Reformista, en el cibao, norte central, norte peninsular y suroeste. Por provincias, repitieron por el PRS, con respecto al proceso de 1978, Distrito Nacional, Barahona, Duarte, Peravia, la Romana, San Pedro de Macorís y por el PR, Elías Piña, Puerto Plata, San Juan y Santiago Rodríguez. Pero cambiaron del PR para el PRD : Altagracia, Azua, Bahoruco, Dajabón, Independencia, María Trinidad Sánchez, Montecristi, Pedernales, Samaná, San Cristóbal, el Seibo y Valverde, como el PRD al PR, Espaillat, Salcedo, Sánchez Ramírez, Santiago y la Vega. Desde luego, descartando el “fallo histórico” del 7 de julio de 1978 dictado por la junta central electoral de entonces, el fono no cambiaron sino también repitieron, Altagracia, Seibo, Maria trinidad Sánchez y Bahoruco.

Durante algunas semanas del mes de junio, la junta central electoral estuvo ocupada en el conocimiento de los diversos recursos de apelación que intentaron varios partidos políticos participantes en la justa, especialmente el partido Reformista. Por desgracia, al final de una audiencia (18 de junio) donde se conocía de un recurso interpuesto contra decisión en primer grado de la junta municipal electoral de Cotuí, exploto una granada de mano en la sala de espera de la segunda planta del edificio de la misma Junta Central Electoral, hecho que ocasiono la muerte a cuatro o cinco personas además de resultar heridos otros veinte individuos, entre ellos algunas mujeres. El presidente de la republica designo una comisión investigadora del caso, presidida por el general de brigada José de Jesús Morillo López, de la policía nacional. Hasta el momento difieren las versiones sobre el origen de dicha explosión, ya que unas consideran que la misma fue de tipo accidental, mientras otras han comentando que se trata de un acto terrorista.

Finalmente el 7 de julio siguiente, cuarto aniversario del famoso “fallo histórico” de 1978, la junta central electoral celebro una sesión especial u publica con la finalidad de dar a conocer los resultados oficiales de los comicios. Luego dicha junta se traslado a la residencia del Dr. Salvador Jorge Blanco para entregarle a él y a su compañero de boleta, señor Manuel Fernández Mármol, los certificados que le acreditan como ganadores de los cargos de Presidente y Vicepresidente de la republica, respectivamente, con una votación para cada uno de 854,868 votos. Al día siguiente la misma junta entrego sus certificados de elección a los nuevos miembros del congreso nacional, incluyendo en el palacio nacional el perteneciente al senador Lic. Jacobo Majluta.

El jueves 15 de julio la junta municipal del distrito nacional entrego los certificados correspondientes a los funcionarios electos dentro de su jurisdicción, entre ellos uno como primer regidor al notable historiador Lic. Don Emilio Rodríguez Demorizi, Presidente de la Academia Dominicana de la Historia y otro al líder mayor del PRD, su secretario general, Dr. José Francisco Peña Gómez, quien se anoto un triunfo polito al lograr abrumadoramente el 51% del total de votos emitidos.

Los cómputos finales le otorgaron al PRD en candidaturas nacionales 854,868 votos y en otras candidaturas 825,016. Al Partido Reformista, 669,176, nacionales; 656,854 otras. A estos votos hay que sumar en nacionales, veteranos civiles, 29,922; Unión cívica nacional, 7,853; Acción Natural, 3,702; Movimiento de integración democrática, 7,066, para un total de 717,719, mienquierda “unidad socialista” con Isa Conde y Despradel como la “Izquierda Unida” con Taveras y Mejía.

La Junta Central Electoral para evitar medidas de ultimas hora dicto una resolución una semana antes del 16 de mayo, permitiendo votar en “sobres observados” las personas que no figuraran en el registro electoral de una mesa determinada no obstante tener en su carnet los indicativos de esa mesa. Para ello el sufragante debería dejar su cedula de identificación personal y su carnet electoral con fines de verificación posterior en la junta Municipal electoral correspondiente.

Los canales de radio y televisión de todo el país, por decreto presidencial, pasaron a ser controlados por la junta central electoral, mientras esta solicitaba a la prensa escrita no lanzar extras ni alcances que pudiera en forma interesada divulgar cómputos electorales incorrectos. Un contingente policial intervino la parte frontal del edificio donde se edita el diario “El Sol” por algunas horas, cumpliendo disposición de la jefatura de ese cuerpo del orden.

Pero fuera de este incidente y otros de menor jerarquía, así como de las torrenciales lluvias que cayeron en algunos sitios del país, las elecciones numero treinta y siente, transcurrieron con suma normalidad, reinando la paz y la calma en todos los recintos comiciales. La Junta central electoral puso en marcha un sistema electrónico para ir suministrando los resultados, que aunque criticando por su lentitud en la evaluación del dato, en cambio fue informado con confiable exactitud el querer de la voluntad popular. Así, el público conoció un nuevo sistema que puso en evidencia la importancia de mantener un registro electoral bien depurado y dotado de las técnicas más modernas. Por su parte, el presidente Guzmán en todo momento mantuvo un interés saludable para el proceso, de manera que el mismo culminara como culmino, en una excelente demostración de civismo dentro de un amplio marco de libertad.

En el último boletín radiotelevisado por la junta central electoral se anuncio que en forma “preliminar” se había computado la totalidad de las 5,611 mesas que habían funcionado en el certamen. Asimismo se ofrecieron estas informaciones:

Sufragantes inscritos a nivel nacional: 2, 601,684

Sufragantes concurrentes a la mesa: 1, 922,367, desplegados así: 1, 817,857 votos validos; 48,471 votos observados y 56,039 votos nulos.

Para las candidaturas nacionales la votación final había sumado 1, 794,344 sufragios validos, correspondientes:

PRD: 839,092 para un 46.76%

Reformista: 656,672 para un 36.60%

PLD: 73,896 para un 9.69%

PQD: 33,991(1.89 %)

Nacional de Veterano Civiles: 28,066 (1.56%)

Comunista Dominicano: 11,180 (0.62%)

Unión Patriótica: 8,879 (0.50%)

Alianza Social Demócrata: 8,879 (0.49%)

Movimiento por el Socialismo: 7,315 (0.41%)

UCN: 7,035 (0.30%)

MIDA: 7,034 (0.39%)

Bloque Socialista: 5,906 (0.33%)

Acción Nacional: 3,676 (0.20%)

Sumándole a la candidatura reformista los sufragios de sus aliados, UCN, Veteranos Civiles, MIDA, PAN, el binomio de Balaguer-Álvarez Bogaert ascendió en total a la cantidad de 702,483 votos (1.03%) y las de la “Izquierda Unida” Taveras-Mejía (UPA Y BS) a 14,494 Votos (0.83%).

En el distrito nacional, la votación fue extraordinariamente favorable al Partido Revolucionario Dominicano, en el cual de 668,081 sufragantes inscritos, acudieron a las urnas 451,540 mientras se abstuvieron: 216,541, es decir, un 32.40%, pero el PRD doblo a su mas cercano rival, el Reformista, ya que de 439,621 votos validos, descontando en forma preliminar 20,201 votos nulos y 12,936 votos observados, dicho PRD alcanzo en candidaturas nacionales, 236,438 contra 117,957 del Reformista; y 217,926 contra 170,002, respectivamente en candidaturas provinciales y municipales. Desde luego, el Reformista mejoro su situación con el voto de sus aliados en forma tal que totalizo 131,656 en candidaturas nacionales y 118,865 en candidaturas municipales. Le siguió el Liberación Dominicana, con 56,809, nacional; 51,715, congresional-municipal. Por efecto de esta contabilidad, en el distrito nacional las candidaturas del PRD lograron 1 senador, 17 diputados, 1 sindico y 34 regidores; las del Reformista, 8 diputados, 18 regidores; Liberación Dominicana, 4 Diputados, 8 regidores; Acción Constitucional, 1 diputado, 2 regidores.

Esos mismo cómputos preliminares adjudicaron al Partido Revolucionario Dominicano otras 16 Senadurías: Altagracia, Azua, Bahoruco, Barahona, Dajabón, Duarte, Independencia, Maria Trinidad Sánchez, Montecristi, Pedernales, Peravia, La Romana, San Cristóbal, San Pedro de Macorís, Valverde y el Seibo. Al Partido tras en otras candidaturas, los sufragios de los dos primeros partidos, únicamente para un total general de 693,104. El Partido Liberación Dominicana por su parte, 179,849 votos en nacionales y 174,464 en otras candidaturas. El Partido Acción Constitucional logro en el distrito nacional, 18,360 votos y el Partido Quisqueyano Demócrata, 35,355 en nacionales y 35,185 en otras. Los Partidos de Izquierda, Unión Patriótica, Bloque Socialista, Comunista Dominicano y Movimiento por el Socialismo, sumaron en total 33,731 votos en nacionales y 40,190 votos en otros, resultados que muchos consideran muy optimistas para el futuro político de dichas agrupaciones. En nuestros cuadros estadísticos, se podrán encontrar informaciones detalladas sobre todos estos resultados comiciales.

El ex-presidente Joaquín Balaguer, agotado por el ejercicio continuo de 12 años en al poder tomo un respiro y partió para España para tratar oprarse de la vista con el famoso oftalmólogo Balaguer quien comprobó que el deterioro era irreversible y se negó a practicar cirugía, recomendándole trasladarse a los Estados Unidos.

En los Estados Unidos, el ex-presidente  Joaquin Balaguer se opero de la vista; Pero ya era demasiado tarde.

En Miami expreso a varios dirigentes del Partido Reformista que cuando los militares los visitaron en la mañana del 17 de mayo del 1978, el único que hablo fue el general Rivera Caminero quien expreso que había que tomar medidas excepcionales y una de ella era extrañarlo del país.

Después se comprobó que Balaguer bajo la cabeza y ante el silencio sepulcral de varios minutos, los militares optaron por retirarse. Afortunadamente para la nación, los militares no interpretaron el silencio del presidente del Partido Reformista.

Meses después, la cúpula militar fue desmantelada y fueron puestos en retiro los altos jerarcas militares. Con esa medida el presidente Antonio Guzman inicio la despolitizacion y profesionalizacion de las Fuerzas Armadas.

A iniciativa del senador Salvador Jorge Blanco, el Congreso Nacional aprobó la ley de amnistía, mediante la cual fueron abiertas las cárceles y regresaron al país los exiliados políticos.

La amnistía incluía la libertad de Ignacio Marte Polanco, prisionero exclusivo del presidente Balaguer, quien, abusando del poder, por encima de la justicia ordinaria, se convirtió en su carcelero, marcando así el mal ejemplo de los desacatos que desgraciadamente todavía se ejercen en el ámbito policial y judicial dominicano.

El 31 de agosto de 1979, el país fue desbastado por el huracán David y la tormenta Federico. En esa época teníamos en el poder un presidente agricultor, Antonio Guzman Fernandez. Bajo sus auspicios, el titular de agricultura, Ingeniero

Hipólito Mejia, un político de firmes decisiones, utilizo la tecnología mas avanzada para hacer parir la tierra. Seis meses después, en todo el territorio nacional sobreabundó la producción agrícola, evitando la hambruna pronosticada.

Es desde entonces que se afirma, que Hipolito Mejía ha sido el mejor Secretario de Agricultura que ha tenido la nación.

En los países donde existe la reelección, es una constante de que allegados al presidente inventen fórmulas, movimientos, agrupaciones o frentes tendentes a que mandatario de turno opte por un nuevo periodo presidencial. Es así como surge el movimiento dirigido por Federico Ginebra que susurraba al oído del presidente Guzman de que quedaran el poder a través de las elecciones.

Aunque al presidente Guzman le gustase la música que le estaban tocando, era muy difícil que el eco tuviera aceptación, porque el Partido Revolucionario Dominicano mantiene una posición férrea totalmente antireeleccionista, por lo que el susurro reeleccionista se convirtió en natimuerto.

Al vicepresidente de la República, Jacobo Majluta Azar, le asignaron como funciones en el tren burocrático la Dirección de la Corporación de Empresas Estatales (CORDE), pero desde esa posición, que sus adversarios dijeron que no fue un ejemplo de pulcritud, tuvo divergencia con el presidente de la República Antonio Guzman Fernández, quien lo destituyo.

A pesar de las deferencias en el candidato presidencial del PRD, Jorge Blanco escogió como compañero de boleta al comerciante Manuel Fernández Mármol quien padecía de un cáncer terminal.

Jacobo Majluta alego que a había cometido fraude en la convención perredeista. Para tranquilizarlo, bajo la influencia del secretario del PRD José Francisco Peña Gómez, se le otorgo la nominación como candidato a senador por el Distrito Nacional con miras a ser presidente del Senado de la República. Lo designaron también presidente del PRD, prometiéndole además, la nominación presidencial futura.

En la convención del Distrito Nacional para elegir al candidato a síndico que el PRD llevaría en las elecciones del 16 de mayo del 1982, competencia en que participaron Winston Arnaud Guzmán, Rafael Angeles Suárez y Cesar Rutinel Domínguez (Tonty), intempestivamente, el líder del partido José Francisco Peña Gómez, indelicadamente se proclamo candidato a Síndico del PRD.

Con esta actitud el líder troncho y frustro las legitimas aspiraciones de los jóvenes perredeista, especialmente la s de Tonty Rutinel, quienes emplearon recursos, esfuerzos, dedicación y trabajo para servir al país desde la sindicatura del Ayuntamiento del Distrito Nacional.

LA CAMPAÑA POLITICA

Para preparar los comicios del 16 de mayo del 1982, el Senado de la República eligió a una Junta Central Electoral constituida por los siguientes juristas : Dr. Manuel García Lizardo, Presidente, Dr. Julio Genaro Campillo Pérez, Miembro,

Dr. Vinicio Cuello Castillo, miembro, Dr. Víctor Almonte Jiménez, Suplente del

Presidente, Dr. F. Armando Cruz Peña, Suplente del Dr. Campillo Pérez, Dr. Gustavo Gómez Ceara, Suplente del Dr. Cuello Castillo y el Dr. José Ramón Jiménez, Secretario.

Al ritmo de “Quien te salva Salvador”, “una nueva generación al poder”

“la democracia económica”, “el gobierno de concentración nacional” y “manos limpias” la campaña política de Salvador Jorge Blanco tuvo un colorido extraordinario y fue de gran atractivo el surgimiento de la avanzada Electoral, frente externo del Partido Revolucionario Dominicano, destinado a reclutar a personalidades independiente, de otros partidos e indecisos, a fin de aumentar el caudal de votos del PRD.

Los principales mentores de la Avanzada Electoral fueron, José Michelen, Enmanuel Esquea Guerrero, Antonio Rosario, José Antonio Fernández Caminero, José García Ramírez y Bernardo Defillo.

El partido Reformista inscribió en la Junta Central Electoral las candidaturas de Joaquin Balaguer y de Fernando Alvarez Bogaert.

El movimiento de Acción Social Cristiano, el Partido Nacional de Veteranos y Civiles, el Partido Revolucionario Social Cristiano y la Unión Cívica Nacional, inscribieron la candidatura de Francisco Augusto Lora como vicepresidente acompañante del candidato del partido Reformista Joaquin Balaguer, paralela a la candidatura vicepresidencial de Fernando Alvarez Bogaert. Tras largos debates, la Junta Central Electoral rechazo esa candidatura.

Al binomio Joaquin Balaguer-Fernando Álvarez Bogaert se sumaron los partidos Unión Cívica Nacional y el Partido Nacional de Veteranos y Civiles. El Partido de la Liberación Dominicana nomino a Juan Bosch y a Dr. Rafael Alburquerque.

Las otras organizaciones políticas que participaron fueron : Partido Quisqueyano Demócrata con Elías Wessin y Wessin y Pedro Aquiles Bergés Vargas ; Alianza Social Demócrata, con José Rafael Abinader y José Augusto Tomas ; Unión Patriótica y el Bloque Socialista a Rafael-Fafa-Taveras y a Juan B. Mejía ; Movimiento de Integración Demócrata, Francisco Augusto Lora y Elías Brache ; Partido Comunista Dominicano y el Movimiento por el Socialismo a Narciso Isa Conde y a Fidelio Despradel y el Partido Acción Nacional, quien no presento candidatura presidencial, sino quien respaldo las candidaturas congresionales y municipales del Partido Reformista en el Distrito Nacional.

Las elecciones se celebraron con la participación masiva de la ciudadanía, pero como de costumbre, los resultados fueron cuestionados. Esta vez el Partido Reformista, a través del Dr. Mario Read Vittini, inicio las impugnaciones amparadas en el artículo 156, 157, 158 de la Ley Electoral No.5884 del 5 de mayo de 1962.

El presidente virtualmente electo Salvador Jorge Blanco y su esposa Asela Mera visitaron al presidente Guzmán. Este se negó a conversar con la presencia de una mujer. Doña Asela, muy enojada, tuvo que permanecer en el antedespacho del mandatario.

EL GRANADAZO

EL 18 de junio de 1982, siendo las 12:20 PM. En el local de Junta Central Electoral, ocurrió un fatídico en la que perecieron los nombrados José Rafael Confesor, Clodoaida Amarante Tineo, Alejandro Santos, Virgilio Álvarez Fernández, y una joven sin identificar.

Resultaron heridos, Oscar Sánchez Baret, Antonio de León (Chiche), Juan Bautista Tineo Bourdier (Bolívar), Radhames Morales, Héctor Rafael Mirambeaux, Fernando Mena Rosario, Jesús Polanco, Juan Bautista Nouel, Jaime Villanueva, Félix Contreras y Martín Reynoso Alcántara.

El presidente Antonio Guzmán Fernández designo un comisión investigadora para determinar los responsables de este hecho que fue conocida como “El Granadazo”, integrada por el general P.N. José de Jesús Morillo López, el coronel E.N. Aris Manuel Burgos Villa, y el fiscal del Distrito Nacional Dr. Lázaro Euclides Pimentel Castro.

Para fines de investigación fueron detenido el coronel P.N. ( r ) Juan Antonio Bello Rocha, teniente coronel P.N. ( r ) Ramón Eugenio Hernández Fernández ( el Sombreru) y otros militares de menor rango.

Sobre el llamado “granadazo” hubo diferentes versiones y hasta la junta investigadora admitió, que le habían proporcionado distintas pistas y que muchas de ellas no correspondían a la verdad y no arrojaban suficiente luz para aclarar el desgraciado incidente.

El 3 de julio de 1982 la comisión investigadora con el apresamiento del nacional húngaro Ernest Oitozy, experto en explosivos que trabajaba desde hace muchos años para las Fuerzas Armadas ; y del capitán José Díaz García, experto en explosivos ; determinaron que la explosión se debió al estallido de una granada fragmentaria del tipo M26A1, que se le cayo a un miembro de la escolta del senador Sánchez Baret y que los principales sospechosos eran : Chiche de León, Juan Bautista Tineo Bourdier (Bolívar) y Jaime Villanueva, a quienes interrogaron tan pronto fueron dados de alta por los médicos que los atendían en deferentes clínicas.

En el comunicado publicado por la comisión investigadora, el general Morillo López especifico : “que la comisión formalmente estableció que la granada salio del grupo que acompañaba al licenciado Vicente Sánchez Baret, que no fue lanzada desde la escalera del edificio de la JCE, ni de la calle como se decía, puesto que la espoleta en el mismo sitio donde se produjo la explosión, que no se estableció si ha sido un accidente o un acto adrede y que investigaran quienes eran las personas que estaban sentadas en el sofá donde estallo la granada”

El lamentable accidente causo la muerte de 5 personas y 20 heridos. La Junta Central Electoral se pronuncio diciendo “que a sus integrantes no lo Iván a amendrentar”. En cambio, el senador Vicente Sánchez Baret alego “que ese era un atentado contra su vida”

Ni lo uno, ni lo otro. Al parecer no se atentado criminal ni contra Vicente Sánchez Baret, ni mucho menos contra la Junta Central Electoral con fines de amedrentación, mas bien fue un accidente en el que el licenciado Vicente Sánchez Baret no tuvo absolutamente ninguna responsabilidad.

EL SUICIO DEL PRESIDENTE GUZMAN

Al día siguiente, 4 de julio de 1982, siendo las 11:00 P. M, en el baño de su despacho del Palacio Nacional, el presidente Silvestre Antonio Guzmán Fernández se suicido con un disparo en la sien, utilizando un revolver de su propiedad calibre 38.

Gravemente herido, el Guzmán fue trasladado al Hospital Enrique Lithgow Ceara, y pase a los esfuerzos de los médicos para tratar de salvarle la vida, falleció a las 5:00 A. M

Esa madrugada, un grupo de dirigentes perredeista, entre los que estaban Julio Cesar Arias Mota, Domingo Porfirio Rojas Nina, Federico-Chichi-Mateo, Porfirio Duras Castillo, Víctor Tió Fernández, Chicha Angustia, Nicolás Acosta, Fiquito Vásquez, Rodolfo Mesa Beltre, Acides Camejo y el autor de este libro, acudieron a la residencia del presidente de la Cámara de Diputados, Hatuey De Camps Jiménez, situada a la calle Z del ensanche Naco

Hatuey llamo por teléfono al ex-presidente Joaquín Balaguer y este le recomendó que el vicepresidente de la Republica, Jacobo Majluta Azar, inmediatamente se traslada al Palacio Nacional y se juramenta

Hatuey De Camps se comunico con Jacobo Majluta y convinieron reunirse en el Palacio Nacional. Pero antes de marchar, Hatuey se amaro de la pierna derecha un pequeño revolver calibre 38

En el Palacio Nacional, a las 6:05 A. M, del día 5 de julio de 1982 el vicepresidente Jacobo Majluta Azar presto juramento ante el licenciado Néstor Cotin Aybar, Presidente de la Suprema Corte de Justicia, convirtiéndose así en Presidente Constitucional de la Republica

Parece que el presidente Guzmán bajo de estado de strees, acorralado por el vació y la soledad que se siente cuando se deja el poder, con comentarios de actos de corrupcionque podría envolver familiares cercanos, temeroso de presuntas relativa de su rival Jorge Blanco, opto por quitarse la vida.

El presidente Antonio Guzmán Fernández fue sepultado el 6 de julio de 1982, en el Cementerio de Santiago. Un nieto del asesino Ramón Cáceres, el licenciado Rafael Cáceres Rodríguez, pronuncio el panegírico.

El presidente Antonio Guzmán Fernández, quien se suicido en la el 4 de julio de 1982, fue el segundo mandatario dominicano que murió en pleno ejercicio de sus funciones. El primero lo fue Ramón Cáceres asesinado el 9 de noviembre de 1911. Ese mismo año, nació en la ciudad de La Vega, Antonio Guzmán Fernández.

El granadazo y el suicidio del presidente Guzmán Fernández apresurando el fallo de la Junta Central Electoral, la cual considero, “que la supuesta irregularidades eran fallas administrativas motivadas por la poca preparación y capacidad de los miembros de las mesas electorales y de los delegados de los partidos “. Por conseguimiento, rechazo las impugnaciones y los alegatos de le Partidos Reformista.

En sus alegatos, el Partido Reformista secalo una series de supuestas irregularidades, recogidas en un llamado Libro Blanco titulado: “Partido Reformista” “Comicios Dominicanos de 1982” “Irregularidades de un Proceso Electoral”, prologado por el doctor Mario Read Vittini. Supuesta irregularidades siempre cometidas en otras elecciones, esta vez se la atribuían al PRD.

El Dr. Salvador Jorge Blanco y Don Manuel Fernández Mármol, postulado por el Partido Revolucionario Dominicano, ganaron los comicios del 16 de mayo de 1982, cuyos resultados detallamos a continuación:

PRD Partido Revolucionario Dominicano 854,868

PR Partido Reformista 669,176

Aliados: UCN Unión Cívica Nacional 7,853

PNVC Partido Nacional de Veteranos y Civiles 29,922

706,951

PLD Partido de la Liberación Dominicana 179,849

UPA Unión Patriótica 9,033

BS Bloque Socialista 6,217

15,250

PCD Partido Comunista Dominicano 11,241

MPS Movimiento por el Socialismo 7,240

18,481

ASD Alianza Social Demócrata 9,280

PQD Partido Quisqueyano Demócrata 35,355

MIDA Movimiento de Integración Demócrata 7,066

PAN Partido Acción Nacional 3,702

Distrito Nacional

PAC Partido Acción Constitucional 18,360

ADECA Agrupación Defensora de la Capital 467

MMP Movimiento Municipal del Pueblo 93

Movimiento 20 de Octubre 266

MPJ Movimiento Popular Justicialista 657

La Romana

MIP Movimiento Independiente del Pueblo 28

Vicente Noble

MIP Movimiento Independiente Progresista 239

Partido Revolucionario Dominicano 854,868

Partido Reformista 706,951

Diferencia 147,917

36

Vídeos relacionados