El zulo; Fernando Lalana

Literatura española contemporánea del siglo XX. Narrativa y novela corta juvenil. Argumento. Personajes. Temas

  • Enviado por: Laura Abril
  • Idioma: castellano
  • País: España España
  • 5 páginas
publicidad

ÍNDICE

Biografía 1

Tema 2

Argumento 2

Estructura interna 2

Estructura externa 3

Protagonistas 4

Estilo 4

Opinión personal 5

Biografía

Nació en Zaragoza en 1958. Es autor de multitud de libros infantiles y juveniles. Ganó el Premio Gran Angular en 1984 con “El Zulo”, en 1988 con Hubo una vez otra guerra y en 1991 con Scratch, y el Premio Nacional de Literatura Infantil y Juvenil con Morirás en Chafarinas, de la que se han vendido más de 150.000 ejemplares y que dio pie a la película que lleva su mismo título.

Tema

Un grupo teatral amateur es invitado a un importante certamen. En este contexto se produce el secuestro de dos miembros del T.I.Z. por un grupo terrorista, su objetivo es la conmutación de la pena de muerte a un condenado en el Goloso.

Argumento

La ilusión del T.I.Z. por participar en el XVI Certamen Nacional de Teatro Amateur se ve frustrada por el secuestro en un zulo de dos de sus miembros: Natalia y Jaime. Durante el transcurso de estos acontecimientos se formula una incógnita: la verdadera identidad de Raúl, su director.

Estructura interna

Primera parte: Zaragoza (Págs. 7-54).

El autor sitúa la historia en un determinado contexto y da a conocer a los protagonistas. Esta parte acaba con la invitación al T.I.Z. a participar en el más importante certamen nacional para aficionados, el Certamen Nacional de Teatro Amateur. Durante esta presentación ya se muestra la inquietud de miembros del T.I.Z. por esta inesperada invitación.

Segunda parte: Guadalajara (Págs. 55-110).

El autor desarrolla intranquilidad por parte de Ernesto hasta que descubre la verdad y... el zulo. Se narra el secuestro de Natalia y Jaime y cómo Alicia es disparada.

Tercera parte: Guadalajara, todavía (Págs. 111-166).

El autor describe unas angustiosas horas: desde que Natalia y Jaime son encerrados en el zulo con dos terroristas que piden la conmutación de la pena de muerte a un condenado en El Goloso hasta que estos dos miembros del T.I.Z. son rescatados. Termina el capítulo con la representación teatral que les había llevado a Guadalajara.

Epílogo: Madrid (Págs. 167-170).

En esta parte el comisario Romero dialoga con Raúl que le da a conocer su intención de dejar el cuerpo de policía para poder volver a mirar a los miembros del T.I.Z.

Estructura externa

Es una obra escrita e prosa que intercala estilos directo e indirecto. Se corresponde con un género literario épico y un subgénero novelístico.

Protagonistas

Raúl Baraza: es el director de la compañía teatral T.I.Z. Pertenece al cuerpo de policía en el que trabaja como inspector, durante el relato está adscrito temporalmente a la brigada antiterrorista. Posee una voz grave y cálida, cabello rubio y peinado hacia atrás, ojos ambarinos, metro setenta y poco de estructura y caminar encorvado. Es un fanático del cine y el teatro y un buen director eficaz y meticuloso que se preocupa por todos los detalles. Tiene las ideas claras aunque a veces deje entrever indecisión. Es desordenado. Se lleva muy bien con los miembros del T.I.Z. pero tras la sospechosa invitación algunos dudan de él.

Ernesto: moreno, metro setenta y cinco, ojos castaños y muy inteligente aunque intenta disimularlo para no sentirse desplazado. Se mantiene callado cuando no se encuentra en confianza y suele calibrar a las personas precozmente, lo que le hace algo cerrado. Es íntimo amigo de Jaime y quizá eso acentúe el parecido que mantienen. No es muy apto para el teatro y sólo actúa en papeles secundarios, eso hace que en el T.I.Z. se sienta bien por no ser el número uno como en todo. Es un lobo solitario porque no sabe adaptarse ni convivir. Es cabezota y le encanta investigar y verse envuelto en extraños casos. Está enamorado de Natalia.

Jaime: es moreno, con ojos castaños y mide un metro setenta y cinco. Es divertido, cabezota y muy buen actor. Es amigo íntimo de Ernesto y tiene mucha suerte con las chicas por lo abierto que es. También él está enamorado de Natalia pero al contrario que su compañero ve su amor correspondido.

Natalia: tiene un gran atractivo tanto físico como psicológico. Es alta, delgada, morena y de buena apariencia. Acaba de cumplir dieciséis años aunque sus preciosos ojos grises la hacen aparentar tres o cuatro más. Está muy unida a su padre a pesar de sus zigzagueantes relaciones, pues discuten incesantemente. Su madre desapareció cuando ella tenía penas cinco años, quizá esa es la causa de su inseguridad bien oculta a los demás.

Estilo

Utiliza expresiones coloquiales aunque con un vocabulario amplio y variado. Emplea un estilo conciso y directo sin demasiadas figuras literarias.

Opinión personal

Si tuviese que puntuar “El zulo” del 1 al 20 le daría probablemente un 19 o más. Es un libro que me ha gustado mucho porque nunca había leído nada sobre esa fatídica época española ambientado en una ficción que bien pudo ser real.

Una de sus principales características y que yo creo que le distingue de los demás libros es, no sólo mantener la intriga hasta el final sin desvelar la verdad, sino conseguir que el lector se introduzca en el relato de forma que llegue a pensar y sentir como los mismo personajes y que baraje falsas hipótesis que se van destruyendo a medida que la historia transcurre. Tiene un final inesperado porque no se encuentra dentro de los cánones clásicos, quizá lo único que se puede adivinar es que no se le conmute la pena de muerte porque dada la sociedad en que vivimos se ha reflexionado bastante sobre si se debe o no ceder a la violencia y consentir las peticiones de los grupos terroristas. La conclusión ha sido un rotundo no. Los pequeños detalles con que el autor a dotado al libro y que inducen a pensar en novela policíaca de ficción con teorías e hipótesis difíciles e imaginar conducen la atención del lector a todo aquello que está sucediendo y hace que la lectura le resulte cada vez más amena. Por todo éstos y por más, la obra de Fernando Lalana ha captado mi atención y no he podido dejar de leer desde el principio e que describía a los personajes de una forma tan precisa y la vez tan libre para la opinión del lector.