El vizconde demediado; Italo Calvino

Literatura universal contemporánea. Narrativa y novela italiana moderna. Argumento. Personajes. Técnica literaria. Narración lineal

  • Enviado por: Albiwega
  • Idioma: castellano
  • País: España España
  • 26 páginas
publicidad

1- AUTOR

Bibliografía.

ÍTALO CALVINO: Escritor cubano (1923-1985). Nace el 15 de

octubre de 1923 en Santiago de Cuba. Hijo de Mariano

Calvino, agrónomo y botánico de origen ligur, y de Evelina

Mameli, profesora de botánica de origen sardo. En

1925 la familia se traslada a San Remo, Italia. En 1927

nace su hermano Floriano, futuro geólogo de fama

internacional. En San Remo, donde vive hasta los veinte

años, Calvino recibe una educación primordialmente laica y

mazziniana.

Se matrícula en 1941 en la Facultad de Agrónomos de la

Universidad de Turín, donde su padre era profesor. Durante

la ocupación alemana en la Segunda Guerra Mundial combate

con los partigiani en las Brigadas Garibaldi.

En 1944 se hace militante del Partido Comunista Italiano

(PCI). Tras la liberación se matricula en la Facultad de

Letras de Turín, licenciándose en 1947 con una tesina sobre

Joseph Conrad. Escribe entonces sus primeros cuentos (

luego integrados en Ultimo viene il corvo) y su primera

novela Il sentiero dei nidi di rango. Colabora en un

semanario y en el periódico L'Unità , y empieza a trabajar

para la editorial turinesa Einaudi, primero como vendedor

de libros a plazos y, desde 1947, como redactor. Il

sentiero... presentado a la editorial Einaudi por Cesare

Pavese, uno de sus formadores como escritor, alcanza un

moderado éxito y obtiene el Premio Riccione.

Durante los años 1948-1950 deja la editorial Einaudi para

incorporarse a la redacción turinesa de L'Unità. Empieza a

colaborar en el semanario comunista Rinascita. Publica

Ultimo viene il corvo. En 1950 se incorpora a la editorial

Einaudi como redactor.

El 27 de agosto de 1950 Cesare Pavese se quita la vida.

Diez años más tarde, en Pavese: essere e fare, Calvino

aborda la herencia moral y literaria del poeta.

En el año 1951 Viaja a la Unión Soviética. La

correspondencia de su viaje aparece en L'Unità entre

febrero y marzo de el año siguiente, consiguiendo el Premio

Saint- Vicent.El 25 de octubre fallece su padre, del que

años después trazará una semblanza en el cuento La srtada

di San Giovanni.

En 1952 publica Il visconte dimezzato que obtiene

un enorme éxito. Calvino, ese mismo año, se encarga de la

dirección del Notiziario Einaudi a partir del nº7.

Más tarde, entre 1953-1955 se empieza a ocupar del

proyecto de Fiabe italiane, selección y trascripción de

doscientos cuentos del folklore italiano. En 1956 aparecen

las Fiabe italiane que tendrán una fantástica acogida.

Un año más tarde presenta su dimisión al PCI con una carta

que publica el diario L'Unità.

En 1959 publica Il cavaliere inesistente.

Aparece el último número del Notiziario Einaudi, sin

embargo se crea la revista Il menabo di letteratura,

dirigida por Elio Vittorini y el propio

Calvino. En noviembre emprende un viaje a Estados Unidos,

donde permanecerá seis meses.

Publica, en Einaudi ,en 1960, la trilogía I nostri

antenati, que incluye Il visconte dimezzato, Il barone

rampante e Il cavaliere inesistente.

Conoce a Esther Judith Singer ,en abril de 1962, traductora

argentina de origen ruso que trabaja en organismos

internacionales. Calvino vive entre Roma, Turín, París y

San Remo. Se casa con ella en Cuba (La Habana) el

19 de febrero de 1964. Se establece en Roma y en el año

1965 nace su hija Giovanna.

Fallece Elio Vittorini (1966) cuya desaparición marcará un nuevo rumbo en la vida del escritor: “ sentí que debía empezar la vejez”.

Se traslada con su familia a París en 1967, donde se queda hasta 1980, con frecuentes viajes a Italia. Traduce Les fleurs bleus de Raymond Queneau, autor que tendrá una influencia decisiva en sus nuevas creaciones.

Aparece en 1969 Il castello dei destini incrociati en el volumen Tarocchi.

Tan solo un año después, vuelve a ocuparse del mundo de las fábulas y escribe varios prólogos para ediciones de obras de autores como Basile, Lanza, Grimm...

En octubre de 1973 publica, en Einaudi, Il castello dei destini incrociati, con el añadido de un nuevo texto, La taverna dei destini incrociati.

dicta conferencias en distintas ciudades norteamericanas durante el año 1976. Viaja a México y Japón y publica varios artículos en el Corriere.

Su madre fallece ,a los 92 años de edad, en 1978 y dos años más tarde, Calvino se instala de nuevo en Roma y publica Una Pietra sopra que recoge unos 40 ensayos de Calvino, del año 1955 al 1980.

En 1981 le conceden la Legión de Honor y en 1982 preside el jurado de la XXIX edición del festival de cine de Venecia.

Durante un mes del año 1983 es directeur d'etudes en la École des Hautes Études de la Sorbona. El 25 de enero imparte una lección magistral sobre Scienze et métaphore chez Galieé en el seminario de Algridas Julien Greimas. En la Universidad de Nueva York (“James Lecture”) dicta, en inglés, la conferencia “ Mundo escrito y mundo no escrito”.

viaja en abril a Argentina y en septiembre a Sevilla ,en 1984, donde participa, con Borges, en un congreso sobre literatura fantástica celebrado en la Universidad Internacional Menéndez Pelayo. Dicta en castellano, la conferencia “ La literatura fantástica y las letras italianas”

Fallece el 6 de septiembre de 1985 mientras preparaba un ciclo de conferencias que iba a pronunciar el la Universidad de Harvard (“Norton Lectures”).

2-ESTRUCTURA

Externa:

En las primeras páginas del libro hay una, no demasiado

extensa, nota preliminar del autor, Ítalo Calvino. La obra

se estructura en diez capítulos numerados pero no

titulados. Los primeros cinco capítulos constan de 2 o tres

páginas; el numero 5, el más extenso, tiene 10 páginas y el

último tiene 4 páginas. Al final, encontramos la

cronología de Ítalo Calvino escrita por César Palma que ,no

obstante, se inicia con unas declaraciones de P.P.Pasolini

que hacen referencia al estilo de escribir del autor.

Interna:

La narración se desarrolla de forma cronológica y es de

estructura tradicional, ya que, la historia tiene un

planteamiento, un nudo y un desenlace. Estas partes son

bastante apreciables, por lo tanto podemos dividir,

aproximadamente, la narración de este modo:

Los dos primeros episodios corresponden al planteamiento;

del tercer al noveno, el nudo; y en el décimo se nos

explica el final.

La acción así pues, es lineal, no obstante, podemos

encontrar algún flash-back:

“Recuerdo que cuando Medardo

era un muchacho y yo tenia

pocos años..”(Pág.36.)

En cuanto al final, hay que decir que queda totalmente

cerrado con la unión de las dos mitades del Vizconde, sin

posibilidad de segundas interpretaciones ni cabos sueltos.

3-TIEMPO

La acción sucede de forma cronológica. No hay prácticamente

ningún flash-back, ni elipsis, ni prolepsis, no obstante,

la acción entera es un gran flash-back del narrador, que

nos explica la historia a través de sus recuerdos de

infancia.

“Cuando mi tío

regresó a Terralba,

yo tenía siete u ocho

años.” (Pág.25.)

La historia se relata de forma totalmente lineal

con una introducción, un nudo y un desenlace o final. El

ritmo narrativo es más bien rápido. La narración está

narrada de forma veloz; el narrador se limita a explicar la

historia con escuetas descripciones de los personajes o los

lugares, simplemente utilizadas para que el lector se

sitúe. Sin embargo, en ningún momento da la sensación de

que la historia esté explicada de forma apresurada, es

simplemente una novela corta que tampoco necesita más

detenimientos. No hay saltos temporales ni tiempos vacíos.

Los tiempos verbales son utilizados todos en pasado pues

forman parte de los recuerdos del narrador que los rescata

de su memoria para explicarlos al lector. Como demuestran

estas citas:

“A menudo, por la

mañana, iba yo al

taller” (Pág.83)

La historia , intuyo, que no sucede en el siglo XX y,

quizás, tampoco en el XIX. Realmente, los siglos que más

posibilidades tienen son el XVII y el XVIII.

La acción, abarca algunas semanas, seguramente meses.

4-ESPACIO

La acción sucede en un espacio concreto y sus alrededores,

el pueblo de Terralba, un lugar que como se deduce por

diversos topónimos o onomásticos, como por ejemplo:

“El maestro Pietrochiodo...”

(pág.34.)

podría estar situado en Italia, sin embargo aunque Terralba

se puede situar en el mapa es un lugar totalmente

inexistente en la geografía real. La mayoría de la historia

sucede en el pueblo, no obstante, algunos hechos

transcurren en Turquía, al principio del libro cuando el

Vizconde está en la guerra, o en las poblaciones de los

alrededores de Terralba, como por ejemplo en Pratofungo,

aldea de los leprosos o Col Gerbido, pueblo de los

Hugonotes. Todo ello lo demuestran estas citas:

“ Había una guerra contra los

turcos. El vizconde Medardo de

Terralba, caminaba por

la llanura de Bohemia.”

(Pág.1.)

“ Las personas que más me atraían

ahora eran los hugonotes que

vivían en Col Gerbido.”

(Pág.45.)

La mayoría de la historia transcurre, pero, en Terralba y

los personajes se desplazan esporádicamente a las

poblaciones contiguas. El epicentro espacial de la obra es,

entonces, Terralba y más concretamente sus bosques y

parajes porque las acciones suceden, en su mayoría, en

espacios naturales:

“Así de los campos

pasaron al bosque” (Pág.32.)

Calvino no describe apenas los lugares donde transcurren

los hechos, en ningún momento se nos describe el castillo

del vizconde, el bosque o Terralba en general. No obstante,

el autor nos describe ligeramente los lugares curiosos o

que llaman la atención del narrador como por ejemplo

Pratofungo, aldea de leprosos:

“Alrededor de Pratofungo

crecían matas de mastranzo..”

(Pág.63)

En realidad, los espacios están descritos únicamente para

que el lector se sitúe, el escritor no se detiene demasiado

en las descripciones espaciales.

5-PUNTO DE VISTA

El punto de vista desde el que está escrita El vizconde

demediado es el que denominamos móvil, combinación de los

dos puntos de vista ( desde los cuales el narrador nos

narra la historia, relación que él adopta en la misma y su

perspectiva.) generales existentes: el externo

(omnisciente) y el interno.

La combinación utiliza el punto de vista omnisciente

absoluto (como punto de vista externo) y el punto de vista

yo-testigo (como interno). El primero, consiste en el

conocimiento absoluto de los personajes, sus pensamientos y

actos. En realidad, el narrador es una especie de dios que

sabe todo lo que pasa y lo relata en tercera persona. Como

observamos en esta cita:

“Así mi tío Medardo

volvió a ser un hombre

entero.”(Pág.95.)

En el segundo punto de vista, el yo-testigo (interno), el

narrador es un personaje secundario (el propio autor en

este caso), que conoce al protagonista y que, además, narra

la historia en primera persona.

“¿Qué es esta máquina

maestro?-Le pregunté.”

(Pág.84.)

6-PERSONAJES

Vizconde Medardo (mitad mala):Personaje principal,

protagonista y redondo.

Vizconde de Terralba e hijo del viejo vizconde de Terralba,

Aiolfo.

Físicamente es la parte derecha de un hombre, le faltan el

brazo y la pierna izquierdos y el tórax y el abdomen. En la

cabeza le quedaron un ojo , una oreja, una mejilla, media

nariz, media boca, media barbilla y media frente.

Al llegar a Terralba desde Turquía, donde queda

mutilado tras una batalla, en un principio no salía del

castillo y se mostraba esquivo al ver a alguien. Su padre

se interesó por él y su estado, y a cambio su hijo, le

causó la muerte. A partir de entonces, el vizconde empezó a

salir a cometer acciones perversas y malas contra todos.

Su malévolo carácter se volvía contra todos y en los

juicios que el presidía los veredictos eran injustos. La

gente le temía:

“Donde se oía el ruido

de los cascos de su

caballo todos escapaban”

(Pág.38.)

Desgarraba todos las cosas en dos y el solía pensar que

todo lo que estaba partido en dos había perdido la mitad de

sí mismo y el mundo, no obstante, la parte que quedaba era

mil veces mejor y podía percibir cosas que se escapan a

los cuerpos enteros. Explicaba su afán por partir las

cosas en dos así:

“Querrás que todo esté

demediado y desgarrado

a tu imagen, porque

belleza, sabiduría

y justicia existen

sólo en lo hecho

a pedazos”(Pág.53.)

Tras está idea que él tenía de su estado demediado,

comprendió, que si para los entero el amor, sentimiento que

el no poseía, era tan importante para él podría ser:

“Magnifico y terrible”

(Pág.55.)

Por este motivo decide enamorarse y la elegida es Pamela.

Su insistencia y tenacidad por conseguirla no tienen

miramientos y está dispuesto a pasar por encima de todo el

mundo.

Al final, y tras un duelo acaba, de nuevo, unido a su mitad

buena y su desmesurado mal se entremezcla con la bondad de

la otra mitad para formar un ser ni bueno ni malo, entre un

termino medio.

El registro que utiliza es más elevado que el del resto de

los personajes; hay que tener en cuenta que él es un

vizconde y una forma de remarcar esto es haciendo que

utilice un registro un poco más elevado. Su registro es un

estándar alto que le dota de educación al hablar.

(mitad buena): Personaje principal, protagonista y redondo.

Mitad izquierda de Medardo ,físicamente, la única

diferencia respecto la mitad derecha a parte de la

expresión del rostro mucho más agradable. Con un carácter

totalmente antagónico al de su otra mitad. Todo bondad y

generosidad, la parte izquierda del vizconde sobrevive

gracias a las curas de los bohemios. Regresa a Terralba y

,en un principio, la gente le muestra sus simpatías porque

él se las gana a base de buenos actos, no obstante, su

bondad extrema también tiene aspectos negativos y la gente

acaba cansándose de sus actitudes:

“Pero no sólo entre

los leprosos iba

menguando la admiración

por el bueno.”(Pág.87.)

También se enamora de Pamela y a pesar de desear la

felicidad hasta para la mitad mala, al final, se reta a

duelo con el Doliente. Acaba unido a su otra mitad para,

como al principio, formar un solo hombre.

Su registro es estándar. Tiene bastante importancia en la

obra ya que, al final, demuestra que los aspectos extremos,

aunque se algo tan positivo como la bondad, también tienen

cosas negativas.

Pamela: Personaje principal y redondo. Hija de dos

campesinos, por tanto de familia humilde. Joven, regordeta,

y de piel rosada ella es la que enamora a las dos y tan

diferentes partes del vizconde.

Es de carácter alegre, rústico, campestre y amante de los

animales con los que incluso hablaba, como dice esta cita:

“Pero Pamela sabía

hablar con los animales”

(Pág.60.)

Tras el asedio de la parte mala para que se vaya con él al

castillo y los atentados que este hace contra sus padres

decide irse a vivir al bosque con su pato y su cabra. Ella

en todo momento está enamorada del vizconde, de todo él,

aunque como son dos partes, Pamela está confundida: con la

parte mala no quiere ir porque le tiene miedo y a pesar de

que la parte buena parece la ideal, ella tampoco está

demasiado segura y es que lo que quiere es un marido

entero y ,como todo el mundo, ni tan bueno ni tan malo:

“Por fin tendré un

esposo con todos los

atributos”(Pág.95.)

Su registro es un poco más bajo que, por ejemplo, el del

Bueno, porque ella es una chica rústica y campestre. La

confusión por la que atraviesa en la obra es importante

para comprender, de nuevo, que los extremos no son buenos y

a ella no le gusta ninguna de las partes del vizconde al

100% sino aspectos de cada uno de ellos.

Sebastiana: Personaje secundario y redondo. Era la nodriza

y vicemadre del vizconde de Terralba. Era alta, iba vestida

de negro y no tenía apenas ni una arruga en todo su rostro

rosado. Mujer tradicional de carácter recto, había prestado

todos sus servicios y fidelidad a toda la familia Terralba:

“Había amantado a todos

los jóvenes todos de la

familia Terralba y se había

ido a la cama con

todos los más viejos,

y había cerrado los ojos

a todos los muertos.”(Pág.28.)

Es una de las primeras personas que advierte el mal que la

mitad de Medardo lleva y la única, que como prácticamente

madre que es, se lo recrimina. Por esto, el vizconde( parte

mala) decide vengarse de ella y mandarla con los leprosos.

Pese al atentado que el vizconde comete sobre ella nunca

le pierde el aprecio y su gran instintito maternal unido a

la confusión que en ella se origina porque no distingue las

dos mitades del vizconde, sermonea a la mitad buena sin

advertir que está incriminándole las acciones de la otra

mitad:

“Quien nunca se dejó

conmover por la bondad

del bueno fue la vieja

Sebastiana.”(Pág.86.)

Vive con los leprosos recibiendo visitas del Bueno y del

sobrino de Medardo. Su importancia en la obra se basa en

el cariño y la autoridad que siempre mantiene hacia Medardo

sin tener en cuenta la venganza que de este sufre; destaca

mucho su gran instinto maternal.

Su registro es coloquial.

Doctor Trelawney: Personaje secundario y redondo. Médico de

origen inglés era médico en los barcos ,e incluso había

viajado con el capitán Cook, llegó a Terralba tras un

naufragio.

Tenía unos sesenta años, bajo, de cara rugosa y con peluca,

de piernas desproporcionadas e iba vestido con un frac de

color tórtola.

Era doctor pero no se interesaba en los enfermos del pueblo

sino en sus experimentos científicos; se dedicaba a andar

por los bosques junto al sobrino de Medardo buscando fuegos

fatuos, grillos o algún animal válido para sus estudios:

“Su pasión por los

fuegos fatuos nos

empujaba a largas

caminatas nocturnas.”

(Pág.37.)

Le tenía mucho miedo a la mitad mala del vizconde y

intentaba esquivarlo a toda costa. Tras la aparición de las

dos mitades de Medardo su interés por la medicina crece y,

finalmente, es él quien los une de nuevo para formar una

sola persona. Un día, llegaron a Terralba unos barcos

ingleses capitaneados por el Capitán Cook y el doctor

Trelawney se fue, dejando a su más fiel compañero en

Terralba, el sobrino del vizconde, hecho que se refleja en

esta cita:

“Y llegó el día en que

también el doctor

me abandonó”(Pág.96.)

Su importancia en la historia, a parte de ser quien vuelve

a unir las dos mitades, es la de ser el más claro exponente

del miedo que le tenían al Doliente y ser el compañero del

narrador.

Su registro es estándar.

Galateo: Personaje secundario y plano. Leproso habitante de

Pratofungo, aldea de los leprosos, que todas las mañanas

pasaba por el pueblo a recoger comida. Llevaba un cuerno

de caza ,que hacía sonar para advertir de su llegada,

un cayado alto en la mano y las ropas desgarradas.

Era de carácter burlón y estaba resentido con todos y por

ello se mostraba esquivo. En Pratofungo, al igual que el

resto de enfermos, llevaba una vida de fiesta continua y se

decía que era mala persona:

“Y ese Galateo no es nada

bueno” (Pág.66.)

No tiene demasiada importancia en la obra y por lo único

que se le nombra es porque es el que se lleva a Sebastiana

hasta Pratofungo y también por llamar la atención del

narrador.

No habla demasiado pero se intuye por su carácter que debe

usar un registro coloquial.

Ezequiel: Personaje secundario y plano. Es el jefe de la

comunidad de los hugonotes. Viejo, con una barba larga

blanca que le llega hasta el pecho y con un sombrero negro

en forma de embudo, se dedicaba a gritar y ordenar al resto

de hugonotes lo que debían hacer y como hacerlo

constantemente e imponiendo respeto, lo demuestra esta

cita:

“Y emitía mil ordenes

y reproches con la ojeriza

de quien se dirige a una

pandilla de ineptos”(Pág.46.)

Le tiene mucho respeto el mitad mala del vizconde y monta

guardias nocturnas para protegerse de él. Más tarde se

protegerá también de la mitad buena. Son, él y el resto de

los hugonotes, desconfiados de todo el mundo a causa de la

persecución religiosa a la que estaban sometidos desde su

país de origen, Francia, del que habían huido por este

motivo.

Su aparición es un ejemplo de respeto a la maldad del

vizconde y de persona curiosa por sus costumbres y

religión.

Su registro es estándar porque es el líder de una

comunidad.

Esaú: Personaje secundario y plano. Hijo pequeño de

Ezequiel. Era uno de los amigos del sobrino del vizconde,

narrador de la historia. De carácter travieso solía

escaparse para no trabajar en el campo y su padre se pasaba

largas jornadas buscándolo. Desvergonzado, robaba, fumaba

tabaco, bebía aguardiente y no hacía caso de su padre:

“Esaú mordisqueaba una

manzana, como si aquel

sermón no fuera con él”

(Pág.49.)

Es el único amigo niño del narrador y también un ejemplo de

rebeldía contra la gran autoridad de su comunidad.

Su registro, por tratarse de un niño es totalmente

coloquial.

Pietrochiodo: Personaje secundario y plano. Era albardero y

carpintero. Trabajador serio y de talento que se dedicaba

con mucho empeño a sus encargos, la mayoría horcas

encargadas por el vizconde para cometer sus injusticias y

atrocidades. Era ingenioso pero vivía angustiado porque

solo era capaz y tenía que construir máquinas geniales

técnicamente para hacer el mal, en cambio, no era capaz de

construirlas para obrar bien:

“El maestro vivía entre

angustias y remordimientos

cada vez mayores.”(Pág.83.)

No tiene demasiada importancia en la obra, simplemente es

otro de los personajes confundidos por los caracteres

extremos de las partes del vizconde.

Su registro es coloquial.

Sobrino del vizconde (narrador): Personaje secundario y

redondo. Niño de siete u ocho años. Estaba huérfano. Era

hijo de la hermana mayor de Medardo que había manchado el

honor de la familia casándose y escapándose con un cazador

furtivo, su padre. Él era miembro reconocido de la familia

Terralba pero no llevaba su nombre y nadie tenía la

obligación de educarlo:

“No pertenecía a la

categoría de siervos

ni a la de amos”(Pág.36.)

No obstante, tras la muerte de sus padres, a su abuelo

Aiolfo, le dio pena y lo acogieron en el castillo y fue

educado por la nodriza Sebastiana.

Es muy amigo del Doctor, su único compañero, y Esaú. Le

gusta andar por los bosques buscando fuegos fatuos con el

doctor. Ayuda a Pamela y visita a Sebastiana.

Su registro es estándar.

7-ARGUMENTO

El vizconde de Terralba llega desde Italia para unirse a la

guerra que su país tenía con los turcos. Allí, al día

siguiente de su llegada y durante una batalla, un cañonazo

le alcanza partiéndole el cuerpo en dos partes, aunque solo

se recuperó una. Los médicos, tras curar, coser,...

consiguieron que viviera, pero, solo la mitad derecha de su

cuerpo: con el ojo derecho, la oreja derecha, la parte

derecha del rostro, sin tórax ni abdomen y con la pierna y

el brazo derechos. Así, mutilado y sin la mitad izquierda

de su cuerpo, regresó a Terralba.

“Se había salvado

sólo la mitad

derecha.”(Pág.)

Una vez allí, el vizconde se encerró, en un principio en el

castillo sin salir. A los pocos días, su padre, Aiolfo,

murió de pena por culpa de Medardo, que mató una de las

cosas que su padre más quería, uno de sus pájaros. En

realidad, esta mala acción del vizconde solo era el preludio

de la cantidad da maldades que le quedaban por cometer.

A partir de entonces, Medardo empezó a salir del castillo y

a dedicarse a partir las cosas por la mitad y a hacer el

mal con todo y con todos, sin miramientos, cosa que se

observa en esta cita:

“Hasta el punto de

de que el vizconde

aprovechó para

colgar diez gatsos..” (Pág.34.)

La nodriza, Sebastiana, de Medardo intuyó la verdad desde un

principio: lo que había vuelto de Medardo de la guerra era

todo maldad.

Su dedicación más común era rasgar las cosas por la mitad,

aplicar juicios injustos y encargar a Pietrochiodo, el

carpintero, enormes horcas o máquinas para matar en

general. Sus ganas de hacer el mal parecían no tener

límite, pues intentaba, cada vez que podía matar a su

propio sobrino. El doctor del pueblo, de origen inglés y

llamado Trelawney, no estaba demasiado interesado en su

profesión, la medicina, y mucho menos en el increíble caso

del vizconde, al que, como todos le tenía miedo.

Por las mañanas, pasaba por el pueblo un leproso llamado

Galateo. Era uno de los habitantes de Pratofungo, aldea

donde las personas que contraín la lepra, gran epidemia de

la época, se iban a vivir para evitar contagiarla al resto.

“Cuando alguien de la

la costa o del campo

era atacado por la

lepra, dejaba parientes

y amigos y se iba a

Pratofungo a pasar el

Resto de su vida.”(Pág.41.)

Allí, en Pratofungo, los enfermos de lepra formaban una

comunidad a parte en donde ellos imponían sus propias leyes

y costumbres. Galateo iba a Terralba a por comida que las

mujeres dejaban en la puerta para que él recogiese. Durante

un tiempo, Medardo se dedicó a provocar incendios, y un día

cansado y resentido porque Sebastiana, como nodriza suya

que era, le recriminaba sus fechorías, prendió fuego al

ala del castillo donde dormían los siervos. Sebastiana, que

se salvó, guardaba cama para curar sus quemaduras y el

vizconde, aludiendo que eran de lepra la entregó a los

leprosos que habitaban Pratofungo.

“Desde que Sebastiana

había desaparecido por

el sendero que llababa

al pueblo de los leprosos..”

(Pág.63.)

En otra región de los alrededores, Col Gerbido, era donde

sus malas actuaciones no podían llevarse a cabo porque los

hugonotes, personas que habitaban esa región, organizaban

una fuerza vigilancia nocturna que el vizconde no podía

doblegar. Los hugonotes, eran personas que huían de la

persecución religiosa que sufrían en su país, Francia, y se

instalaron allí. Su costumbres y su religión eran, muy

estrictas porque habían perdido todas las Biblias en su

huída y no recordaban los pecados que no debían cometer

, entonces, decidieron multiplicar las prohibiciones, para

así, no pecar. El cabeza de la comunidad de hugonotes era

Ezequiel, quien, al igual que todos, le tenía mucho respeto

y miedo a Medardo.

Pasaban los días, y el vizconde cabalgaba en su caballo

haciendo el mal aquí y allá.

“La maldad del vizconde

no perdonaba a nadie...”

(Pág.38.)

Un día se sintió atraído por una joven del pueblo, Pamela,

chica de familia humilde, que empezó a recibir curiosos

mensajes para citarse con el vizconde. Él enseguida le

expresó sus deseos quería llevársela al castillo y tenerla

allí, para, todavía, no sabía que. La joven se negaba

asustada.

A todo esto, la mitad izquierda del vizconde, que

sorprendentemente también había sobrevivido , andaba por

Terralba cometiendo buenas acciones, era la mitad

bondadosa, esto creaba una fuerte confusión entre la gente

que, acostumbrada a sufrir los malvados actos de Medardo no

se explicaban porque a veces se comportaba tan cruelmente y

otras, en cambio, tan bien.

La mitad buena del vizconde se hizo famosa enseguida por

toda la región gracias a su enorme bondad con todo y con

todos. Se empezaban a escuchar las primeras voces que

aseguraban que había dos partes de Medardo: una buena y

otra mala, cosa cierta como dice sta cita:

“Había sido cortado

en dos mitades.”(Pág.72.)

A todo esto la parte mala del vizconde empeñado con Pamela,

decidió hacer daño a sus padres hasta que estos le

entregasen a su hija. Los padres de Pamela, por su propia

integridad, lo hubiesen hecho si no fuese porque Pamela, en

vista de la situación, decidió irse a vivir al bosque con

su pato y su cabra para que Medardo(el malo) no la

encontrase.

Pamela, conoció a la parte buena y se enamoraron. Mientras,

la parte mala, ya al corriente de la existencia de la otra

buena, se puso a buscarlo para matarlo. No obstante, la

parte buena, encima de un viejo burro, había establecido

una buena relación con la gente, incluso con los hugonotes.

Un día, la parte del vizconde mala, mandó a sus siervos a

que matasen, definitivamente, a su homónimo bueno.

“Antes de mañana,

capturad al agitador

y dadle muerte”(Pág.84.)

Lógicamente, los siervos sabían que no debían matar a un

hombre de tan buena fe, no obstante, si no lo hacían ellos

iban a ser los asesinados, por lo tanto decidieron que

matarían a la parte mala. La parte buena se negaba y les

dio una botella con un brebaje con el que los bohemios lo

habían curado y que calmaba los dolores de la cicratiz, era

un regalo para Medardo el malo. Esto no funcionó y el

vizconde ordenó la muerte de los siervos.

La parte buena., sin embargo, fue ganando poco a poco

enemigos: sermoneaba a los leproso por su desairado

comportamiento, espiaba a los hugonotes para saber a que

precio ponían el grano...

“-De las dos mitades

es peor la buena que

la mala-“(Pág.87.)

Las dos partes del vizconde, intentando cambiar la

situación, idearon cada una un plan. La mitad mala dijo al a

madre de Pamela que había un vagabundo que se veía con su

hija, por tanto, debía casarse con ella. Mientras, la parte

buena pensando en la felicidad ajena pensó todo lo

contrario que Pamela no podía seguir viviendo en el bosque

y que su otra mitad no merecía estar tan solo. En

realidad, lo que el vizconde(malo) quería era que se casase

con la parte buena porque así ante la ley era también

esposa suya y ,entonces, se la llevaría al castillo. Pamela

que se eteró de todo a través de cada uno de sus padres,

les dijo a ambas mitades que si y a la mitad mala debía

ponerse de acuerdo con su padre y la buena con su madre. La

confusión crecía cada vez más en el pueblo y la chica no se

mobería del bosque hasta el momento del cortejo nupcial. La

parte mala no pudo llegar a tiempo porque su caballo se

partió una pata y el Bueno y la chica se casaron.

“Al ver llegar como

novio solo al bueno

[...]el matrimonio

se celebró normalmente”

(Pág.92.)

Sin embargo, el Doliente (mitad mala) reclamaba a la

muchacha como su legitima esposa, el vizconde de Terralba

era él. Para solucionar el problema se retaron a un duelo

que pospusieron a otro día para prepararlo mejor.

En el duelo se hirieron de tal forma, que las cicatrices

se les abrieron. El doctor Trelawney, que había recuperado

poco a poco su interés por la medicina, los volvió a unir

en un solo ser. Medardo era de nuevo un hombre entero, ni

tan malo ni tan bueno, sino una mezcla de ambos rasgos, y

Pamela tenía ya un marido entero, solo uno.

“Mi tío Medardo volvió

a ser un hombre entero..”

Pág.95.)

A todo esto, el doctor, se fue en un barco inglés con el

capitán Cook para ser doctor del barco, cosa que rea su

oficio antes de llegar a Terralba.

8-OPINIÓN PERSONAL

Definitivamente, el libro me ha gustado mucho. Es una

historia fantasiosa y curiosa escrita con muchísima

originalidad que relata hechos y situaciones , a veces con

pequeñas dosis de humor, realmente interesantes para mí,

pues nunca había leído un libro de este estilo que no

sabría definir. Se lee rápido e y de forma muy distraída e

incluso, se me hizo corto, aunque realmente no sé que

sucedería su fuese más largo, seguramente, perdería parte

de su encanto, la impresión que da de ser un cuento:

fantasioso, breve y de final feliz.

La verdad es que cuando lo empecé a leer estaba

desorientada no sabía frente a que tipo de libro me

encontraba, todo era bastante intrigante, hasta el título

era curioso y la verdad es que no me imaginaba de que podía

tratar la historia.

No creo que Calvino esté transmitiendo con El vizconde

demediado, intentando transmitir un mensaje moralista pero

si expresar que todos tenemos una mitad mala y una buena,

porque nada es absoluto y nadie, a no ser que al igual que

en su historia nos partiesen en dos, es ni bueno ni malo

sino una mezcla de ambos comportamientos.

En conclusión, este libro me ha gustado más que el del

trimestre anterior y me a animado a leer más libros de este

autor desconocido hasta el momento para mí. Yo

personalmente lo recomendaría.

1