El viejo y el mar; Ernest Hemingway

Literatura universal contemporánea. Siglo XX. Narrativa. Generación perdida. Novela norteamericana. Pescador. Soledad. Vejez. Valentía. Lucha por la supervivencia. Reflexiones. Argumento. Vida y Obra

  • Enviado por: Thelma
  • Idioma: castellano
  • País: México México
  • 5 páginas
publicidad
publicidad

ESCUELA NORMAL SUPERIOR DE YUCATÁN

4º SEMESTRE

ESPAÑOL

EL VIEJO Y EL MAR

MATERIA:

ESTRATEGIAS DIDÁCTICAS DE TEXTOS EXPOSITIVOS

Mérida, Yuc., a 23 de Abril de 2007.

EL VIEJO Y EL MAR

Datos del autor:

Nombre.- Ernest Hemingway.

Nació el 21 de julio de 1899 en Oak Park, un suburbio de Chicago

Movimiento Literario: Pertenece a la “Generación Perdida”.

Ernest Hemingway se aficionó desde joven al deporte y la caza.

Su padre quería que Ernest fuera médico como él y su madre, Grace Hall, que tenía aficiones artísticas, quería hacerlo músico y lo obligaba a practicar en el violonchelo por largas horas, durante las cuales, por el solo hecho de "permanecer sentado pensando", se desarrolló en él su vocación de escritor.

Su padre se suicidó en 1928 debido a que padecía una enfermedad incurable

La novela que le dio la fama, Fiesta (1926)

En 1954 Ernest Hemingway recibió el Premio Nobel de Literatura.

Murió en Ketchum el 2 de julio de 1961 en Ketchum, Idaho, U.S. disparándose un tiro con una escopeta.

Hemingway constituye la figura más relevante de la literatura estadounidense de la primera mitad del siglo XX y uno de los escritores contemporáneos más influyentes e innovadores, tanto por su estilo seco y preciso como por su capacidad para resumir en sus héroes su propia vida y las tensiones morales de la década de 1920

Síntesis de la obra:

La historia trata acerca de un viejo, quien pescaba solo en un bote en el Gula Stream, y en ochenta y cuatro días no había pescado nada.

Él era un pescador de oficio antiguo, había estado en embarcaciones de gran tamaño, pero ahora se encontraba solo, sin nadie que le ayudara.

En los primeros cuarenta días tenia consigo a un muchacho, pero sus padres al percatarse de que nunca pescaban nada, le dicen que dejara al viejo, ya que no tenia suerte, estaba salado.

Todos los días, el viejo Santiago se levantaba temprano para ir a pescar, se preparaba y caminaba desde su pequeña choza hasta el muelle de la playa.

El muchacho se encontraba muy agradecido con él, por lo que siempre estaba pendiente de lo que pasaba con su vida. Ya que desde chiquito el viejo se había encargado de enseñarle todo lo correspondiente al oficio de pescador.

El viejo era tan pobre que no tenia para comer ni mucho menos para tener ropa en buenas condiciones, dormía en una cama que no tenia colchón, sino que estaba recubierta con los periódicos viejos que le regalaban para que leyera, y de almohada ponía sus pantalones que usaba a diario.

Sus constantes charlas con el muchacho, era para contarle sobre los leones que conoció en África en los días que se iban de pesca o para contarle todo lo que sucedía en la liga de baseball, deporte que admiraba bastante.

El sueño del pescador, era atrapar un enorme pez, aquel que nadie hubiese visto, y así ser reconocido por haber pescado tan enorme animal.

Hasta que un día, como cualquier otro, el viejo se lanza a la mar, dispuesto a pescar con la esperanza de encontrar al pez mas grande, se dirige a mar abierto, alejándose cada vez de la costa, cuando de repente, algo tensa su sedal, un pez tan fuerte que jalaba el bote, llevando cada vez mas lejos; no perdía las esperanzas, pensaba que en algún momento el pez se cansaría y tendría la oportunidad de arponearlo para así llevarlo consigo. Consigue su objetivo, amarrándolo a un costado del bote, pero en su camino de regreso a la Habana se enfrenta con tiburones quienes cada vez que atacaban al pez muerto el viejo se enfrentaba a ellos con valor, defendiendo lo que era de él. Así transcurre todo el trayecto hasta llegar a tierra firme; se siente desilusionado porque todo el pez se lo habían comido, pero a la vez contento de haber logrado su objetivo.

Así, llegó por fin a puerto. Era de noche y no había nadie para ayudarle a recoger. Cuando terminó se fue a su casa a dormir. A la mañana siguiente el muchacho, muy preocupado, fue a su casa para ver cómo estaba y le prometió que saldría a pescar con él.

El muchacho se siente contento de verlo, diciéndole lo preocupado que tenia a todos por no saber donde se encontraba. Expresando toda la gratitud y cariño que le profesaba al viejo.

Opinión:

Es una historia muy bonito, que muestra la valentía de un hombre de edad avanzada, sus ganas de sobrevivir por si solo y no aceptando la ayuda de otros, así como del amor que le tenia al oficio que ejercía, el autor describe con bastante claridad todo lo que sucede cuando atrapaba al pez, lo que pasaba por la cabeza del viejo, el sufrimiento que atravesaba, y el coraje y las ganas de seguir hasta la muerte.

Te deja un mensaje muy claro, no dejar vencerse por nada ni nadie, con el fin de lograr lo que te propones. Luchar contra viento y marea.

Propuesta didáctica:

Esta novela la aplicaría con todos los grados de secundaria; en el caso de la materia de español, que lean la novela y elaboren una síntesis; que localicen palabras que no comprendan su significado o ubiquen los párrafos que describen las acciones que realiza el personaje, que describen el ambiente donde se encuentra, con el fin de tratar el tema de los textos descriptivos y narrativos.

En la materia de Formación Cívica y Ética para que reflexionen de la importancia de nunca darse por vencidos y luchar por lo que se desea conseguir.