El viejo y el mar; Ernest Hemingway

Literatura universal contemporánea del siglo XX. Narrativa. Novela norteamericana. Generación Perdida. Biografía. Argumento. Lucha del ser humano

  • Enviado por: Jmb
  • Idioma: castellano
  • País: Argentina Argentina
  • 5 páginas

publicidad
cursos destacados
Graba audio con Apple Logic Pro 9
Graba audio con Apple Logic Pro 9
En este curso aprenderemos a realizar grabaciones de audio de calidad utilizando Apple Logic Pro 9. Exploraremos todo...
Ver más información

Cómo montar un Ordenador
Cómo montar un Ordenador
En este curso te guiamos de una forma muy práctica y gráfica, para que puedas realizar el montaje de tu...
Ver más información


EL VIEJO Y EL MAR

Las aguas profundas de Ernest Hemingway

No quiero que el lector de mi trabajo sienta que en algún momento quiero forzarlo a pensar igual que yo, simplemente aquí esta escrita mi opinión personal de la obra, no me considero un conocedor del tema y por lo tanto no pienso que la mía sea la única alternativa de analizar esta historia, pido disculpas si con mi corta experiencia y mi gran ingenuidad lastimo los sentimientos del lector que estima en manera diferente que yo la obra de Hemingway.

Como todos sabemos desde los inicios de la humanidad, el hombre ha tenido la necesidad de luchar por su alimento, de luchar por un techo para poder vivir, de luchar por su honor y de hasta luchar por su propia vida. Esto, que ha ocurrido durante siglos en la historia; lo hemos visto plasmado en las grandes historias que han sido llevadas de generación en generación por gran cantidad de seres humanos gracias al papel, a la pluma de tinta china, a la tradición oral, etc.

Esto se comprueba nuevamente con la obra de Ernest Hemingway, el viejo y el mar, donde narra la lucha de un hombre en el ocaso de su vida, contra la naturaleza, representada por un gigante pez, decidido a sobrevivir al costo que sea. En esto se centra la historia que describe profundamente cada uno de los pensamientos que invaden la mente del viejo y llenan al lector de una melancolía inexpresable que lo saca del mundo real en el que vive y lo sumerge a este mundo lleno de peligro y oscuridades que nos pinta Hemingway. De hecho, como afirma Paul Johnson en su libro Intelectuales, el efecto de la obra, resultado del exceso de alcohol, es desastroso, y fue el detonador final que aceleró de tal manera la espiral cíclica de depresión y bebida que terminó por acabar con su vida. De inicio a fin la obra es relativamente corta, con capacidad de poder leerla fácilmente en uno o dos días.

Se cree que su inspiración para escribir el libro nació durante unos viajes que realizó el autor a la isla de Cuba. Durante su paso por la costa cubana, a Ernest, junto con otros estadounidenses lo tomo desprovisto una tormenta que causo que se rompiera el buque donde iban, mientras Gregorio, pescador cubano, así como Santiago, otro amigo; lo ayudo en ese momento de problemas, esto llevó a una gran amistad entre Gregorio y Ernest, tanto que este llegó a ser capitán del yate "PILAR" perteneciente a Ernest para los viajes que realizo después a Italia, España, África y otros lugares.

La idea de El Viejo y el Mar, surgió cuando una vez Gregorio y Ernest iban en el yate "PILAR" por las costas cubanas, allí se encontraron en una humilde lancha a un viejo pescando y a un muchacho aparentemente acomodándole el sedal al viejo, Ernest y Gregorio fueron a ayudar al viejo y al muchacho, ya que ellos pensaron de que el viejo necesitaba ayuda; Cuando se acercaron el viejo respondió de manera negativa pensando que le iban a quitar sus productos. Mientras Gregorio se alejaba, Ernest anotaba en un lado de la lancha unas notas, aparentemente sobre ese hecho. Luego Ernest le dijo a Gregorio que se alejara del mismo, pero con la visibilidad del viejo para poder estudiar las actitudes y posible actuación del viejo. Al escribir la novela le pidió a Gregorio que le sugiriera un nombre para esa obra inspirada en el viejo pescador, y Gregorio le dijo: “Es simple. ¿Donde vimos al viejo?. En el mar. Entonces ahí tiene usted el nombre: El Viejo y el Mar.”

Fuera del contexto de Hemingway a la hora de escribir esta obra, debo expresar que me ha sido muy difícil evitar una dura critica a la misma ya que este bodrio que nos dejó Hemingway, aburre en tal manera al lector que puedo decir que entre todas las bazofias que miles de “reconocidos” intelectuales nos han dejado a mano, creo que "El viejo y el mar" sobresale y supera toda imaginación. Teniendo en cuenta la visión general de la obra y siendo muy generoso, podría decir que El viejo y el mar es una interesante plasmación de la lucha por la vida, la capacidad del ser humano para enfrentarse a situaciones extremas, y una moraleja que nos enseña lo bien que resulta la persistencia, aunque al final también esto queda aplastado por la insensibilidad del autor que despedaza las ilusiones del lector, que fueron creciendo durante la lectura cuando los tiburones despedazan al pez cuya pesca, dejo mas exhausto al lector que al mismo viejo.

Llegando al final de la obra, el viejo, al llegar a la costa, encuentra al muchacho en lagrimas, tan preocupado por el viejo y la salud del mismo, que aunque no fuera su padre, mostró un amor irrevocable a Santiago, es un aspecto de la obra que tal vez Hemingway quiso dar como para darle un final emotivo a la novela, pero personalmente, no concuerdo en absoluto con esa idea y pienso que lo único que logró con ese final es dar un toque mas de melancolía a la novela, a la que ya poco le queda para repuntar.


El incauto lector, cuando lleva cuarenta páginas de este “interesante libro”, aún piensa esperanzado: "Al fin y al cabo, sólo son 100 páginas, y es imposible que pueda ser peor". Pues puede, señores, puede. Como varios de los grandes genios de la Literatura, queda demostrado que también Hemingway es capaz de convertir su inacabable prosa prácticamente en “arte por el procedimiento”, es una narración que demuestra la inagotable imaginación del autor para narrar una historia que bien podría ser resumida en cuatro o cinco renglones. A mi juicio la obra puede ser también interpretada como un escrito del autor solo creado para el autor mismo, ya que los delirios del viejo son creación de la mente de Hemingway y por lo tanto también son los mismos pensamientos que habitan la mente del autor.

En el Viejo y el Mar se nota un paralelismo, ya que no habla solamente del objetivo o fin principal, que es la lucha contra el pez sino de otras pequeñas historias sean reales o imaginarias, que contribuyen a definir la personalidad, el perfil psicológico y hasta la contextura física del viejo. Estos breves relatos de acontecimientos y pensamientos escritos entre líneas en la obra que poco tienen que ver unos con otros y con la historia en si, componen mas de la mitad de la obra y llenan renglones inacabables para el lector poco interesado en los mismos.

¿Los leones del África?, no se que es lo que mueve al viejo a pensar tanto en los leones, esto además no tiene concordancia con el resto de la obra, no puedo dilucidar que pensaba el autor cuando decidió incorporar los leones a la mente del viejo.

En fin, es un libro exageradamente largo para mi gusto, creo que el tema que trata no es lo suficientemente interesante como para dedicarle las cien páginas que Hemingway generosamente le entrega. Si bien es admirable la capacidad del autor para escribir tanto sobre tan poco y llenar las páginas con oraciones y temas que aunque demasiado aburridos de alguna forma pueden llegar a hacer al lector que continúe leyendo, el libro no se merece ningún tipo de halago y estoy completamente seguro que si lo llego a leer por segunda vez, no será por placer sino por intriga para descubrir que es lo que encierran verdaderamente esas páginas que tanta conmoción causaron.

BIOGRAFIA

Ernest Hemingway, hijo de un doctor que se quito la vida y nacido en Oak Park, Illinois, llegó a periodista en el Kansas City Star; y por ello se encargo de cubrir noticias sobre el periodo bélico (la Guerra Civil Española, la aplicación de las doctrinas comunistas en los países soviéticos y eslavos en toda Europa, el nacional socialismo, la integración y desintegración de imperios, reinos y repúblicas completas en Europa y Asia y el fascismo). Estuvo casado cuatro veces con mujeres distintas y fue durante toda su vida un conquistador empedernido y un alcohólico lleno de frustraciones.

Fue un hombre al que mató su arte; su vida encierra una lección que todos los genios reconocidos de la literatura; estas personalidades brillantes y contradictorias, magnéticas y peligrosas deben aprender... El arte, no basta.

Fuentes:

El viejo y el mar - Ernest Hemingway - Editorial: editores mexicanos unidos

Intelectuales - Paul Jonson - Editorial Vergara

Páginas en Internet:

http://www.dooyoo.es/review/141037.html

http://www.geocities.com/pugoz/castellano/ensayoviejo.htm

http://www.serv-inf.deusto.es/abaitua/_outside/ikasle/ih1_02/ianire/metamorfosis.html