El viejo y el mar; Ernest Hemingway

Literatura universal siglo XX. Narrativa norteamericana. Generación Perdida. Biografía. Argumento. Estructura. Personajes

  • Enviado por: Ferggy
  • Idioma: castellano
  • País: México México
  • 5 páginas
publicidad
cursos destacados
Iníciate con Ableton Live
Iníciate con Ableton Live
El curso da un repaso general por las órdenes y menús más básicos, para poder generar...
Ver más información

Cómo montar un Ordenador
Cómo montar un Ordenador
En este curso te guiamos de una forma muy práctica y gráfica, para que puedas realizar el montaje de tu...
Ver más información

publicidad

El viejo y el mar; Ernest Hemingway

FICHA DE LECTURA

  • DATOS BIBLIOGRÁFICOS:

  • Hemingway, Ernest El viejo y el mar México, Editores Mexicanos Unidos, S.A., 1982.

  • DATOS BIOGRÁFICOS:

    • Autor: Ernest Hemingway.

    Ernest Hemingway

    Novelista estadounidense


    Nació el día 21 de julio de 1899 en Oak Park, Illinois. No tuvo una infancia muy feliz, queda traumatizado por una madre autoritaria que lo vestía de niña y, posteriormente, a causa de una dolorosa experiencia al verse obligado a acompañar al padre (era ginecólogo) en el difícil parto de una india cuyo marido se suicidó por no poder soportar los gritos de su mujer. Desde su juventud sintió una adicción desmedida por el boxeo y la caza, deportes que unidos a la práctica del periodismo lo convierten en un trotamundos y en estudioso de la naturaleza humana. El escritor viajó por distintos países de Europa y Africa. Se inició como reportero en el Kansas City Star, y poco tiempo después se alistó como voluntario para conducir ambulancias en Italia durante la I Guerra Mundial. Más adelante fue transferido al ejército italiano resultando herido de gravedad. Después de la guerra trabajó como corresponsal del Toronto Star hasta su marcha a París. A partir de 1927 pasó largas temporadas en Key West, Florida, en España y en África. Volvió a España, durante la Guerra Civil, como corresponsal de guerra. Más tarde fue reportero del primer Ejército de Estados Unidos. Aunque no era soldado, participó en varias batallas. Después de la guerra, Hemingway se estableció en Cuba, cerca de La Habana, y en 1958 en Ketchum, Idaho.
    Hemingway utilizó sus experiencias de pescador, cazador y aficionado a las corridas de toros en sus obras. Al borde de la muerte en la Guerra Civil española cuando estallaron bombas en la habitación de su hotel, en la II Guerra Mundial al chocar con un taxi durante los apagones de guerra, y en 1954 cuando su avión se estrelló en África, finalmente falleció en Ketchum el 2 de julio de 1961, disparándose un tiro con una escopeta en medio de frecuentes accesos de locura, insomnio y pérdidas de memoria.
    Ernest Hemingway ha sido uno de los escritores más importantes entre las dos guerras mundiales. La primera obra que firma está fechada en 1923 y fue publicada en la revista Poetry. Un año más tarde, aparece un volumen de cuentos titulado En nuestro tiempo (1924, Hombres sin mujeres (1927), libro que incluía el cuento 'Los asesinos' y El que gana no se lleva nada (1933), libro de relatos en los que describe las desgracias de los europeos. La novela que le dio la fama, Fiesta (1926), narra la historia de un grupo de estadounidenses y británicos que vagan sin rumbo fijo por Francia y España, miembros de la llamada generación perdida del periodo posterior a la I Guerra Mundial. En 1929 publicó su segunda novela importante, Adiós a las armas, conmovedora historia de un amor entre un oficial estadounidense del servicio de ambulancias y una enfermera inglesa que se desarrolla en Italia durante la guerra. La novela termina con la muerte de ella al dar a luz. Siguieron Muerte en la tarde (1932), artículos sobre corridas de toros, y Las verdes colinas de Africa (1935), escritos sobre caza mayor.
    Tanto su novela Tener y no tener (1937) como su obra de teatro La quinta columna, publicada en La quinta columna y los primeros cincuenta y nueve relatos (1938), condenan duramente las injusticias políticas y económicas. Dos de sus mejores cuentos, 'La vida feliz de Francis Macomber' y 'Las nieves del Kilimanjaro', forman parte de este último libro. En la novela Por quién doblan las campanas (1940), basada en su experiencia durante la Guerra Civil española, intenta demostrar que la pérdida de libertad en cualquier parte del mundo es señal de que la libertad se encuentra en peligro en todas partes. Por el número de ejemplares vendidos, esta novela fue su obra de más éxito. Durante la década siguiente, sus únicos trabajos literarios fueron Hombres en guerra (1942), que él editó, y la novela Al otro lado del río y entre los árboles (1950). En 1952 Hemingway publicó El viejo y el mar, una novela corta, convincente y heroica sobre un viejo pescador cubano, por la que ganó el Premio Pulitzer de Literatura en 1953. En 1954 le fue concedido el Premio Nobel de Literatura. Su última obra publicada en vida fue Poemas completos (1960). Los libros que se publicaron póstumamente incluyen París era una fiesta (1964), un relato de sus primeros años en París y España, Enviado especial (1967), que reúne sus artículos y reportajes periodísticos, Primeros artículos (1970), la novela del mar Islas en el golfo (1970) y la inacabada El jardín del Edén (1986). Dejó sin publicar 3.000 páginas de manuscritos.

    • Movimiento Literario: Pertenece a la “Generación Perdida”.

  • OBRA:

    • Síntesis: La historia trata de un viejo y solitario pescador agobiado por muchos años de trabajo llamado Santiago, cuyo único amigo es un muchacho al cuál enseño a pescar a muy temprana edad conocido por todos como Manolín. Santiago hacia varios años que perdió a su esposa de la que conservaba una foto que guardaba en un cajón para no recordar lo viejo y solo que estaba. La gente del pueblo conocía a Santiago de muchos años atrás cuando el era joven, y le llamaban Santiago El Campeón, por su hazaña en un pulso contra un negro sudamericano que duró dos días pero por lo que realmente era conocido Santiago era por su mala suerte en el mar, sobre todo a la hora de pescar ya que llevaba 84 días sin recoger ningún.

    Todo el pueblo sabía que Santiago era un buen pescador quizá el mejor a pesar de su avanzada edad pero no era por su fuerza ni por otros atributos que hacen a un pescador sino por sus ganas de pescar y su ímpetu, coraje y valentía puesto que a pesar de no pescar ningún pez en todas las salidas que hacia cada mañana al mar, allí estaba cada mañana al salir los primeros rayos del sol sobre su bote esperando con la misma ilusión y ganas que el primer día que cogió su primer pez.

    Aunque su vida estaba tocando el fin, Santiago sabia que no le quedaba mucho de vida. Su última voluntad antes de morir era poder retirarse con una buena presa y demostrar a todos que aún seguía siendo un gran pescador. El muchacho que aprendió todo sobre la pesca del viejo le ayudaba siempre a desmontar y llevar los aparejos de pesca y también a montarlos. En el camino de ida hacia la casa del viejo y una vez allí el viejo y el muchacho hablaban de béisbol.

    En una de esas charlas Santiago y el muchacho hablaron sobre los mejores jugadores de béisbol y como de uno de ellos tenia un padre pescador que Santiago había conocido, al despedirse esa noche el muchacho le prometió que por la mañana iría ayudarle aunque sus padres no estuvieran de acuerdo ya que ahora el muchacho afanaba en otro barco, con otro pescador por que al ver que Santiago estaba negado para la pesca sus padres lo decidieron así. Aún así el muchacho continuaba ayudando al viejo y era el único que confiaba y daba ánimos al viejo diciéndole que algún día pescaría un gran pez con el que por fin podría retirarse y morir en paz.

    A la mañana siguiente el viejo fue a casa del muchacho a despertarle para cargar los aparejos de pesca en el bote, así lo hicieron y al remontar el bote hacia la orilla del mar el joven le dio ánimos al como solía hacer. Por alguna extraña razón el viejo al observar a los peces y su comportamiento, el tiempo, el cielo y todo su alrededor sabia que esta vez pescaría algún pez. Primero pescó un bonito con el que se podría alimentar durante el tiempo que estuviera en el mar pero pasadas unas horas al atardecer sus ojos no podían dar crédito al enorme pez que había mordido el anzuelo, sólo con observar la gran fuerza que este poseía se impresionó.

    A partir de ese instante entabla la que sin duda será su última gran batalla con un pez enorme. Esta batalla terminará con la derrota de alguno de los dos hasta que uno se rinda por el cansancio finalmente el pez sale a flote y el viejo observando su gran tamaño dos veces superior a su bote siente mucho que tenga que matarlo pero no por eso se arrepiente de ello pero finalmente lo hace y coloca el cuerpo fallecido del pez a la proa de su bote pero después de una tremenda lucha el pescador, regresa al puerto con el gigantesco pez atado a su bote, pero antes de llegar a tierra firme los tiburones atacan y devoran al pez. Santiago intenta defender su trofeo y premio pero los tiburones le dejan solo la cabeza con el esqueleto del pez. Santiago se siente vencido pero el muchacho que ha sido su fiel compañero le dice: “No, no has sido derrotado. El pez no te ha derrotado. Tú has vencido”.

    Por haber sabido enfrentarse a esa dura experiencia, ha obtenido en rigor una gran victoria: la de templar su ánimo y el de toda la comunidad, a la que ha dado ejemplo de voluntad y de valentía poco comunes. Al final el viejo consigue un triunfo pese al resultado final. Al retornar al puerto sólo con el esqueleto de su presa, pero ese símbolo de su voluntad, de su esfuerzo y de su valentía, es el símbolo de su propia superación.

    • Tema: La soledad, la dura relación del hombre con la naturaleza, el sentimiento de la muerte, el deseo de vivir y triunfar pese a todas los desengaños.

    • Estructura:

    1ª PARTE: Desde el principio hasta la captura del pez.

    2ª PARTE: Desde que mata al pez hasta el regreso a casa.

    3ª PARTE: Desde que el ataque de los tiburones hasta el final.

    • Género: Pertenece al género narrativo, novela corta.

    • Aspectos Formales:

    NARRADOR:

      • ¿Quién es?: Autor.

      • ¿Cuántos hay?: Uno.

      • ¿Cómo es?: No omnisciente.

      • Persona: 1ª y 3ª.

      • Punto de vista: Parcial y subjetivo.

    PERSONAJES:

    Son personajes de carne y hueso.

    Santiago: Es un hombre viejo, flaco, desgarbado, con arrugar profundas en la parte posterior del cuello. Las manchas pardas del benigno cáncer de piel que producen el sol del mar del Caribe en la mejilla. Era valiente, audaz, persistente y muy paciente. Tenia pecas por todos lados de su cara hasta bastante abajo y sus manos tenían las hondas cicatrices que causa la manipulación de las cuerdas cuando sujetan los grandes peces. Son manos eran tan viejas como las erosiones de los desiertos. Todo en él era viejo, salvo sus ojos; y estos tenían el mismo color del mar, eran alegres e inofensivos.

    Manolín: Era un joven muchacho que le tenia un gran aprecio y cariño a este porque le había enseñado a pescar. El muchacho entristecía al ver al viejo regresar todos los días con su bote vacío. Siempre bajaba a ayudarle. Y era quizás la única persona que se preocupaba por el llevándole comida y dándole ánimos cada día.

    ESPACIO: Un pueblo cercano al mar del Caribe y en el mar. (Cuba)

    TIEMPO:

      • Externo: No se dan fecha pero se podría deducir que se tratan de los años 50 ó 60 en adelante.

      • Interno: Se desarrolla en orden cronológico con algunos pequeños Flash-back.

    LENGUAJE:

    Nivel vulgar, los personajes y el autor hablan como en la vida cotidiana con palabras de procedencia sudamericanas.

    Predominan las narraciones, las descripciones son ajustadas y precisas, y los diálogos de estilo directo son concisos y cortantes.

    VOCABULARIO:

    Regala: Tablón que forma el borde de las embarcaciones

    Virar: Mudar de direccion en su marcha

    Marsopa: cetáceo parecido al delfín

    Sedal: Hilo que se usa para pescar

    Bichero: asta larga con un hierro en la punta

    Frazada: Manta pelda

    El viejo y el mar; Ernest Hemingway