El valor de educar; Fernando Savater

Filosofía española contemporánea. Manuales de Educación. Pedagogía. Educación. Aprendizaje humano. Enseñanza. Humanización. Educación en la familia. Profesores

  • Enviado por: Karis
  • Idioma: castellano
  • País: México México
  • 18 páginas
publicidad
cursos destacados
Cómo montar un Ordenador
Cómo montar un Ordenador
En este curso te guiamos de una forma muy práctica y gráfica, para que puedas realizar el montaje de tu...
Ver más información

Graba audio con Apple Logic Pro 9
Graba audio con Apple Logic Pro 9
En este curso aprenderemos a realizar grabaciones de audio de calidad utilizando Apple Logic Pro 9. Exploraremos todo...
Ver más información

publicidad

INTRODUCCIÓN

En mi opinión esta obra es una reflexión sobre la educación y su importancia como base de una moral y de una ética, en esta obra el autor quiere hacer énfasis en el gran compromiso y el inmenso valor que tiene el proceso de educar. Así como darle la importancia necesaria a todos y cada uno de los miembros que participan en este proceso.

Entiendo que en la licenciatura de pedagogía la responsabilidad de formar parte de la formación de cualquier individuo es en nuestros días una gran labor, actualmente las circunstancias en las que estamos viviendo no basta con ser un facilitador de conocimientos, si no que también deberemos poner importante énfasis en la transmisión de valores y en la forma de cómo ser un buen mediador para toda la cantidad de conocimientos que se adquieren por medio de los medios de comunicación y del medio ambiente.

Me parece que este libro es, al menos para mí una guía de cómo “aprender a enseñar a aprender”.

Creo que el autor a lo largo del libro desarrolla seis temas que son los siguientes.

  • El aprendizaje humano

  • Los contenidos de la enseñanza

  • El eclipse de la familia

  • La disciplina de la libertad

  • ¿Hacia una humanidad sin humanidades?

  • Educar es universalizar

Temas que intentare desarrollar bajo mi punto de vista a lo largo de este ensayo.

  • EL APRENDIZAJE HUMANO

Fernando Savater habla de la necesidad de la humanización del ser humano, no como especie si no en su formación moral, una de las frases con las que el comienza es “Ser humano es también un deber ser”, esta frase hace mención a que todos nacemos humanos pero esto no basta, si no que hay que llegar a serlo. Habrá pues quien ni siquiera intente ser humano o quien lo intente y no lo logre, junto a los que triunfen en ese noble empeño y para ello se necesita de la guía de otros seres humanos. De los humanos es de quienes aprendemos cualidades como la compasión, la solidaridad, la benevolencia, esta capacidad de formarnos que vamos teniendo a lo largo del tiempo es lo que nos diferencia de cualquier otra especia, otra frase que me parece muy significativa es la siguiente “La vida humana consiste en habitar un mundo en que las cosas no sólo son lo que son, sino que también significan”…. Es aquí en donde aprendemos de otros seres humanos el significado de las cosas que nos rodean y que son parte de nuestro medio ambiente, hay que tener en cuenta que para que una persona enseñe a otra únicamente se “enseña lo que sabe” y para ello echamos mano de las experiencias que hemos acumulado en el transcurso del tiempo.

Para poder desarrollar la capacidad de “ser humano” consiste en la habilidad de compartir lo que ya se sabe, el proceso educativo pude ser formal o informal.

El informal a través de los padres o cualquier individuo que este dispuesto a enseñar lo que sabe; el formal por medio de un grupo de personas que la sociedad haya destinado para ello.

El proceso educativo es en si el ayudar a otro individuo a forjar su personalidad, antes de ser educado no hay en el niño una personalidad sino características predispuestas biológicamente, es por medio del aprendizaje que el individuo forjara los rasgos que mas adelante culminaran en una personalidad única e irrepetible.

El procedo educativo es un quehacer meramente humano; lo que hace al aprendizaje meramente humano, no es la capacidad que el hombre tiene para aprender sino, ser enseñando otros miembros de su especie. Lo más importante de este proceso no es el contenido más bien, es aprender de nuestros semejantes y enseñar a nuestros semejantes

  • LOS CONTENIDOS DE LA ENSEÑANZA

En este capitulo comenzare por citar una de las frases que creo tiene un gran sentido ““Para ser hombre, no basta con nacer, sino que hay también que aprender. La genética nos predispone a llegar a ser humanos, pero sólo por medio de la educación y de la convivencia social conseguimos efectivamente serlo”. Decidí copiar este pequeño párrafo por que le daremos continuidad y ahondaremos en algunos temas que se vieron en el capitulo posterior.

Como ya vimos en el capitulo anterior no basta con la intención de educar a otros, lo importante es haber vivido antes que ellos ya que en base al cúmulo de experiencias tomaremos los conocimientos que hemos de transmitir.

El autor en este capitulo hace una profundo reflexión para poder diferenciar y separar la educación de la instrucción.

La educación siempre ha sido considerada con mayor importancia, por que se enfoca en la formación del alma, el cultivo de valores morales y patrióticos, en tanto que la instrucción se ocupa de enseñar destrezas, de conocimientos técnicos mayormente aplicados a un ámbito labora. En la actualidad estas diferencias han cambiado sus roles ya que ahora son mas apreciadas las destrezas y conocimientos técnicos que la formación cívica y ética.

En cuanto a estos conceptos nos dice el autor que no se puede dar una sin la otra, es decir no se puede educar sin instruir ni viceversa; porque par poder instruir se necesita de cierta ética y valores, así como para educar se necesita de destrezas específicas.

La enseñanza nos adiestra en ciertas capacidades que dividiremos en “abiertas y cerradas” ambas son de suma importancia; las cerradas son básicas para nuestra supervivencia tales como caminar, vestirse, asearse, leer, escribir etc; estas habilidades tienen como característica que pueden dominarse de modo perfecto. Por otro lado las capacidades abiertas son de grado más complejo y de cierto modo infinito; como por ejemplo razonar o hablar. Al principio casi todas las capacidades abiertas se apoyan e incluso fueron primeramente capacidades cerradas; aunque su característica es que nunca podrán dominarse a la perfección, como por ejemplo la misma capacidad de aprender es una capacidad abierta.

Relacionare ahora las capacidades abiertas y cerradas con la educación y la instrucción, de modo que la educación corresponde a las capacidades abiertas por que nunca se podrán dominar a la perfección, es decir siempre habrá algo nuevo que aprender acerca de esta destrezas; y la instrucción corresponde a todas las capacidades cerradas que son casi siempre primordiales para nuestra supervivencia.

Tanto la educación y la instrucción, cada una con su muy particulares capacidades deberán ser parte de la tarea de formación de la personalidad de un individuo. Estos conceptos tienen en común que no se adquieren espontáneamente, sino que se requiere de la escuela en donde se desarrollaran para así formar parte de la personalidad.

Ya que dejamos en claro que se necesita de La escuela para desarrollar estas capacidades como parte de la humanización del hombre, también mencionaré que dentro de la escuela como área de socialización es importante que en ella se de el proceso de reconocimiento. El individuo necesita ser reconocido en su condición de ser único e irrepetible para confirmarse en la sociedad sin angustia ni desequilibrio, de modo que entendemos que uno de las principales tareas de la enseñanza es también la de apoyar la autoestima del individuo; por que nadie puede sobrevivir sin ella.

  • EL ECLIPSE DE LA FAMILIA

Fernando Savater presenta a la familia como elemento imprescindible para la educación y formación en el ámbito personal del niño, ya que es en este núcleo en donde deberá aprender actitudes tales como hablar, obedecer a sus mayores, en general a convivir con personas de diferentes edades, seguir reglas, compartir, distinguir a su entendimiento lo que esta bien de lo que esta mal según los parámetros de la sociedad en donde se desarrolle, a todo esto se le llama socialización primaria.

La socialización secundaria se dará en las instituciones (la escuela) en donde adquirirá conocimientos especializados. Si la socialización primaria se llevo a cabo bajo buenas circunstancias, la secundadita será mucho más satisfactoria y fructífera.

En el entorno familiar se aprende de un modo en donde la afectividad es el factor más importante por que esta ligado a las principales formas de condicionamiento.

La amenaza de perder el amor de aquellas personas sin los que el niño no podría sobrevivir es el motor de muchas actitudes que el niño repetirá o anulara constantemente a lo largo de esta primera etapa de su vida.

Me parece de suma importancia que el factor principal del planteamiento anterior no es el hecho de desear ser amado sino el temor a dejar de serlo por las personas más importantes para en individuo.

A lo largo de nuestra vida este condicionamiento se repetirá en otros aspectos de nuestras vidas, en la infancia será el miedo de que los padres dejen de amarnos, mas tarde los compañeros de escuela, amantes, colegas, hijos, etc. La certeza de sabernos amados nos da fortaleza, nos vuelve invulnerables. Es por esto que la importancia de un buen funcionamiento familiar nos dará niños felices que mas tarde serán adultos seguros y completamente bien adaptados a la sociedad.

En la actualidad este proceso de socialización en la familia deja mucho que desear, por causas socioculturales o económicas la familia ha dejado de jugar el rol de socializador y ha dejado esta labor en manos de las instituciones (escuelas), es por esto que las escuelas no pueden enfocarse en transmitir conocimiento.

Otra de las problemáticas que cada día se vuelve más común en nuestra sociedad es como lo llama el autor “el fanatismo por la juventud”, son ahora uno de los ideales más representativos de nuestros días. Ahora los padres ya no ejercen el rol de formadores, sino el de ser amigos de sus hijos es con estas actitudes por las que la familia como núcleo social se ha vuelto cada día mas informal.

Para que una familia funcione adecuadamente es imprescindible que alguien en ella se resigne a ser adulto.

En la actualidad, por diferentes causas (socioeconómicas) los niños pasan el mayor tiempo libre frente a los medios de comunicación (televisión, Internet, etc.), los cuales son facilitador de múltiples conocimientos, dejándole una tarea mas a las instituciones (escuelas) la de ser también mediador para ayudar a los niños a organizar toda la información que reciben de estos medios.

  • LA DISCIPLINA DE LA LIBERTAD

¿Es acaso cierto que obligamos a los niños a estudiar por su propio bien?

La educación es a menudo forzosa y tirana, ya sea porque los mayores queremos obligar a aprender al niño cosas para que así perdure nuestra obra y ser de algún modo inmortales o para preparar individuos para realizar alguna tarea que les necesita. De modo que entendemos que la educación gira en torno a los intereses de los educadores y no de los educandos, es decir la educación esta regida por intereses sociales y esto es en cualquier grupo humano .

Como ya vimos en los primeros capítulos la sociedad produce humanos, es por eso que de alguna manera la educación se lleva a cabo de manera tiránica, aunque esto lo podremos entender única y exclusivamente si damos fin a este proceso educativo y de formación, del cual mas adelante podremos librarnos.

Es irónico que la educación se de, de una manera tiránica para después conseguir formar hombres libres. Esta contradicción la entenderemos una vez que hayamos adquirido nuestra integridad social. En la frase “No partimos de la libertad, sino que llegamos a ella” deja en claro que la libertad es liberarse de la ignorancia.

En los capítulos anteriores hablamos de las capacidades de cada ser humano, es por eso “que educar no es formar adultos según un modelo, sino liberar en cada uno lo que le impida ser el mismo, permitirle realizarse según su genio singular”.

En este párrafo el autor deja muy en claro que la tarea de educar es como ya dijimos liberar al individuo de todo aquello que no le permite desarrollar todas y cada una de sus capacidades esto es lo que en el primer capitulo llamamos el llegar a ser realmente humano, capaz de ser autónomo, de resolver problemas, de decir, etc.

La escuela debe formar ciudadanos libres capaces de llegar a tener su propio criterio es en esta sentido que se habla de la libertad.

  • ¿HACIA UNA HUMANIDAD SIN HUMANIDADES?

En estos tiempos se está dando más importancia a las asignaturas técnicas que a las humanidades, y esto es un error ya que se está dejando de humanizar a los alumnos a favor de prepararlos para un futuro inmediato laboral por el mero hecho de que tienen más salida las carreras técnicas.

Uno de los fantasmas que acechan al futuro de la educación es la desaparición en los planes de estudio de las humanidades, sustituidas por especialidades técnicas que mutilarán a las generaciones futuras de la visión histórica, literaria y filosófica imprescindible para el desarrollo de la humanidad.

Esto lo afirma Savater, de cierto modo es algo que nosotros como formadores debemos empeñarnos en cambiar los métodos de enseñanza para que exista un real interés por aprender las humanidades, en lugar de especialidades técnicas, Los maestros deberían esforzarse por que sus alumnos encuentren interés en la asignatura y así sean estos mismo los que sigan formándose por su cuenta. La enseñanza rebuscada y poco clara de algunos docentes es poco eficaz.

Es por esto que lo que haga al pupilo sentir placer por la asignatura y ponerse en el camino que le lleve a continuar formándose por si mismo gracias al gusto que esto le produce, es lo más eficaz y acertado.

En una sociedad como la nuestra, desafortunadamente la supervivencia está regida por la ambición y por intereses comunes entre las personas, seguramente las personas a las cuales les des estas 2 opciones para estudiar (humanidades o técnicas) escogerían la técnica, no necesariamente por gusto o superación personal, sino por la demanda que existe en la sociedad, así que podría existir tal irresponsabilidad de elección en la sociedad, que a fin de cuentas, son las mismas sociedades las que conforman la humanidad, y chuscamente la educación es factor tanto en la sociedad como en la humanidad.

  • EDUCAR ES UNIVERSALIZAR

Para conseguir la educación universal debemos desprendernos de los prejuicios a la hora de educar, y hacerlo de forma general sin distinciones.

Además la educación debe de estar al alcance de todos, y no negar por ejemplo la educación a alguien de más bajo nivel social, pues sus capacidades pueden ser igualmente grandes y hay que desarrollarlas.

“Un proceso de enseñanza nunca es una mera transmisión de conocimientos objetivos o de destrezas prácticas, sino que se acompaña de un ideal de vida y de un proyecto de sociedad”. Creo que más claro no se puede definir esa frase, agrego que en cada uno de nosotros, como sujetos de el proceso de esa educación, tenemos en nuestro cargo el ideal de vida y el proyecto de sociedad que queremos.

El punto de vista desde el que se trate la información que s transmite debe de ser también neutral.

El tutor debe, como mucho, exponer su punto de vista sin colocarlo por encima de los demás y razonando también las demás posturas que puedan existir.

Ante esta posibilidad de exponer un punto de vista razonadamente, cabe concretar que las opiniones respecto a temas ante los que se deben tomar posturas ya descritas por el sentido común y la humanidad (como el terrorismo), no deben ser neutrales, ya que se podría incurrir en la barbarie.

No sólo pensando en el futuro, sino en el presente, gran parte de las problemáticas que existen en la sociedad es por culpa de la escuela, e irónicamente, gran parte de las problemáticas de la escuela, es por culpa de la sociedad en la que vivimos, nuestro granito de arena como maestros no es sólo en la escuela (nuestra principal especialidad), sino el maestro también deberá de ser ejemplar en la sociedad, como agente del sistema educativo.

CONCLUCIONES

Las reflexiones anteriores indican que la educación está sometida a presiones de los más variados sectores, a expectativas elevadas que se combinan con una ausencia de compromiso, a la búsqueda de soluciones inmediatas ante problemas que no se originan en las escuelas ni tienen una respuesta evidente. No es fácil ponerse de acuerdo en muchas de las cuestiones que afectan a la educación, lo que refleja que no sólo existen diferencias técnicas o económicas sino que tampoco están claros para todos sus objetivos y las estrategias para conseguirlos.

Para reflexionar sobre la educación y encontrar sentido al esfuerzo que exige, a las contradicciones que conlleva, a la incomprensión que suscita y a la escasa valoración que muchas veces se percibe, es necesario disponer de algún tiempo, de una cierta tranquilidad de ánimo y, todavía mejor, de amigos compañeros con los que conversar. El sentido de la educación se encuentra y se reencuentra en la propia experiencia, en la reflexión personal sobre lo que cada uno vive y siente en la acción educadora.

UNIVERSIDAD TECNOLÓGICA DE MÉXICO

TEMA: ENSAYO SOBRE EL LIBRO “ EL VALOR DE EDUCAR”

MATERIA: ANTROPOLOGÍA EDUCATIVA

LICENCIATURA: PEDAGOGÍA

18