El valor de educar; Fernando Savater

Filosofía española contemporánea. Filósofos españoles del siglo XX. Ensayística filosófica. Educación y Formación. Pedagogía. Ética. Transmisión de valores

  • Enviado por: Karlitos
  • Idioma: castellano
  • País: México México
  • 7 páginas
publicidad
publicidad

INTRODUCCIÓN

En mi opinión, lo que Fernando Savater nos quiere decir es como lo dice textualmente el título de su libro: que existe un gran valor en educar. Siempre decimos en la escuela normal que debemos de enseñar valores, conocimientos, aptitudes y desarrollar las habilidades necesarias para que el niño pueda crecer en su entorno, pero nunca nos hemos preguntado lo que significa realmente el educar, o el valor que tiene el educar, viendo a la educación como un proceso para ayudar a otro a crecer (definición de la educación dicha por el Ing. Treviño en la conferencia que vimos recientemente).

A la vez nos enseña cómo llegar a ser ejemplares maestros, nos plantea algunas preguntas para que en un futuro no muy lejano cuando tengamos un grupo al frente, nos sirvan tener esas respuestas, muchas de estas preguntas se auto-contestan comprendiendo en su totalidad el libro, las otras sólo con la misma experiencia adquirida nos las iremos respondiendo.

Un tipo de lecturas como esta, merecen la pena ser comprendidos, sobretodo en esta etapa en la que estamos “aprendiendo a enseñar a aprender”; un texto muy adecuado a las necesidades de toda aquel persona que desee ser maestro.

Algunos de los temas que trata Savater en su libro, los podemos dividir en sus capítulos para entender más o menos de lo que trata desde un punto de vista general y sin meternos muy a fondo:

  • El aprendizaje humano

  • Los contenidos de la enseñanza

  • El eclipse de la familia

  • La disciplina de la libertad

  • ¿Hacia una humanidad sin humanidades?

  • Educar es universalizar

  • En el desarrollo de este trabajo explicaré muy brevemente de lo que trata, (así como sus ideas principales) de todos y cada uno de estos capítulos en que se divide este buen libro.

    DESARROLLO

    EL APRENDIZAJE HUMANO

    Una de las primeras oraciones con las que empieza Savater este capítulo es: “Ser humano es también un deber”, menciona el libro que Graham Greene se refería probablemente a la compasión por el prójimo, la solidaridad o la benevolencia hacia los demás que suelen considerarse rasgos propios de las personas “muy humanas”, como sabemos todos nacemos humanos pero eso no basta, tenemos también que llegar a serlo.

    A lo que se puede entender es que, el uso del adjetivo humano adquiere un doble valor, o un doble significado, podríamos todos nacer humanos (desde un punto de vista biológico), pero moralmente no todos podríamos llegar a serlo.

    También más adelante vemos la siguiente frase: “La vida humana consiste en habitar un mundo en que las cosas no sólo son lo que son, sino que también significan”…. He aquí en donde yo creo los maestros llevan el enfoque de la educación, en el significado real de todas las cosas que nos rodean, y que habitan (habitan de alguna u otra manera) nuestro mundo.

    LOS CONTENIDOS DE LA ENSEÑANZA

    En este capítulo Savater nos dice: “Para ser hombre, no basta con nacer, sino que hay también que aprender. La genética nos predispone a llegar a ser humanos, pero sólo por medio de la educación y de la convivencia social conseguimos efectivamente serlo”.

    Frase larga y con mucho contenido, se relaciona con la idea del anterior capítulo, nacemos hombres, pero es necesario (para una supervivencia en la actualidad) aprender, aprender es textualmente todo lo que conlleva el aprendizaje, enseguida nos dice que “sólo por medio de la educación y de la convivencia social conseguimos efectivamente serlo”, creo que no nada más se debe limitar a decir “efectivamente serlo”, sino incluír un “satisfactoriamente”, ya que en base a mis experiencias, podría agregar que la emoción y la satisfacción, (además de el “interés por lo interesante”) son algunas de las cosas que nos llevan a seguir estudiando, y que nos dan una constante satisfacción, me atrevería a decir que obtenemos esa satisfacción a diario, ya que como alguna frase popular dice: “todos los días se aprende algo nuevo”, podríamos decir que en ese “aprendizaje diario” existe además de ser más humanos, la satisfacción que nos deja el efectivamente ser más humanos.

    EL ECLIPSE DE LA FAMILIA

    Al ver el título de este capítulo, me lleno de interés el leerlo, nunca había visto una frase tan misteriosa en contenidos como “el eclipse de la familia”. Savater en esta parte de su libro da como un hecho que los niños siempre han pasado mucho más tiempo fuera de la escuela que dentro, sobre todo en sus primeros años… cosa interesante es que nos menciona que existe algo a lo que él se refiere como “eclipse” según entendí es el proceso de enseñanza (sea bueno o malo) que se le ha dado al niño desde que nació, hasta el día en que cursa en una escuela.

    Probablemente podría poner un escenario de que en el núcleo familiar recae el 90% o más la responsabilidad de este eclipse, en algunos de los casos (desafortunadamente) no todos los niños que entran por igualdad de derechos a la primaria, entran con una igualdad de aptitudes fundamentales, o una problemática más común todavía, las experiencias de cada uno de los niños con la familia no siempre son de color de rosa como quisiéramos.

    También hablando en términos generales existen un cierto “tipo” de niños a los que Savater se refiere como “niños felices”, a los cuales también se refiere que no se llegan a un límite de perfecta felicidad, sino “un grado de aproximación a..”. De este tipo de niños nos avisa que nunca se restablecen totalmente de su infancia y aspiran durante el resto de su vida a recobrar como sea su fugaz divinidad originaria, lo cual se traduce en que existe una crisis de autoridad en las familias, no necesariamente “autoridad” es sinónimo de “mandar”, inclusive la palabra “autoridad” proviene de un verbo latino que significa ayudar a crecer.

    Con esto entiendo que hay que acercar a los niños a un principio de realidad, desgraciadamente los niños siempre son enseñados para ser adultos y no para seguir siendo niños en el presente… parece que lo más obvio se nos hace confuso, pero sin darnos cuenta (espero que realmente sea porque no nos damos cuenta, no intencionalmente) nos brincamos varias etapas en las que al niño lo desubicamos, y queremos “prepararlos mejor para un futuro”, pero descuidamos el presente, cuando es para mí, donde van las bases de un HUMANO, donde los niños les interesa realmente el mundo que les rodea, y en donde deben vivir en una convivencia afectiva para con la familia.

    LA DISCIPLINA DE LA LIBERTAD

    Ningún niño quiere aprender aquello que le cuesta trabajo asimilar y que le quita el tiempo precioso que desea dedicar a sus juegos. Con esta frase el autor nos hace una de sus muchas preguntas planteadas a lo largo del libro: ¿Es acaso cierto que obligamos a los niños a estudiar por su propio bien?

    Para empezar a analizar la pregunta, nos damos cuenta que cada vez cuando les exigimos a los niños a que se pongan a estudiar, y dejen de jugar nos responden con gestos, exclamaciones y en peores casos hasta insultos de mal agrado, típicos indicios de que existe una tiranía, erradicarlo debemos…

    La educación constituye así algo parecido a una obra de arte COLECTIVA que da forma a seres HUMANOS en lugar de escribir en papel o esculpir en mármol, y desgraciadamente como en cualquier obra de arte, hay mucho más de autoafirmación narcisista que de altruismo…

    ¿HACIA UNA HUMANIDAD SIN HUMANIDADES?

    Uno de los fantasmas que acechan al futuro de la educación es la desaparición en los planes de estudio de las humanidades, sustituidas por especialidades técnicas que mutilarán a las generaciones futuras de la visión histórica, literaria y filosófica imprescindible para el desarrollo de la humanidad.

    Esto lo afirma Savater, de cierto modo es algo que nosotros como maestros debemos empeñarnos en cambiar los métodos de enseñanza para que exista un real interés por aprender las humanidades, en lugar de especialidades técnicas, pero lo que yo creo en base a mi experiencia es que no debemos inclinar tanto la balanza de culpas hacia los maestros o a la educación.

    En una sociedad como la nuestra, desafortunadamente la supervivencia está regida por la ambición y por intereses comunes entre las personas, seguramente las personas a las cuales les des estas 2 opciones para estudiar (humanidades o técnicas) escogerían la técnica, no necesariamente por gusto o superación personal, sino por la demanda que existe en la sociedad, así que podría existir tal irresponsabilidad de elección en la sociedad, que a fin de cuentas, son las mismas sociedades las que conforman la humanidad, y chuscamente la educación es factor tanto en la sociedad como en la humanidad.

    EDUCAR ES UNIVERSALIZAR

    Un proceso de enseñanza nunca es una mera transmisión de conocimientos objetivos o de destrezas prácticas, sino que se acompaña de un ideal de vida y de un proyecto de sociedad. Creo que más claro no se puede definir esa frase, agrego que en cada uno de nosotros, como sujetos de el proceso de esa educación, tenemos en nuestro cargo el ideal de vida y el proyecto de sociedad que queremos.

    No sólo pensando en el futuro, sino en el presente, gran parte de las problemáticas que existen en la sociedad es por culpa de la escuela, e irónicamente, gran parte de las problemáticas de la escuela, es por culpa de la sociedad en la que vivimos, nuestro granito de arena como maestros no es sólo en la escuela (nuestra principal especialidad), sino el maestro también deberá de ser ejemplar en la sociedad, como agente del sistema educativo.

    Conclusión

    De este libro me llevo muchas enseñanzas, mi postura respecto a este libro es que en muchas de las cosas estoy de acuerdo, pero en muchos temas como que hacía falta agregarles algunos puntos más para complementar las ideas principales, probablemente es porque el autor es Español, o porque son ideas de años anteriores al actual, pero por lo que leí, está muy bueno el libro y el autor nos hace reflexionar (que es lo importante) sobre los contenidos, hace constantes referencias a varios autores más, y nos relata algunas anécdotas, lo que hace más digerible un libro al cuál tenemos que entenderle todo ya que es de suma importancia los temas tratados para nuestro futuro cercano como maestros.