El Valle de los Lobos; Laura Gallego

Literatura española contemporánea. Narrativa y novela juvenil. Aventuras. Amor a los animales

  • Enviado por: IDarroyos
  • Idioma: castellano
  • País: España España
  • 18 páginas
publicidad

Índice:

Página

-Ficha técnica del libro

2

-La autora

3

-Resumen del libro

-Capítulo I

4

5

-Capítulo II

6

-Capítulo III

-Capítulo IV

-Capítulo V

-Capítulo VI

-Capítulo VII

-Capítulo VIII

-Capítulo IX

-Capítulo X

-Capítulo XI

-Capítulo XII

-Capítulo XIII

-Capítulo XIV

-Epílogo

7

8

9

10

11

12

13

14

15

16

17

18

19

Ficha técnica:

Título:

El Valle de los Lobos

Autor:

Laura Gallego García

Editorial:

Ediciones SM

Idioma:

Español

Encuadernación:

Tapa blanda

Colección:

EL NAVEGANTE. FANTASIA

ISBN:

9788434873612

Primera edición:

Madrid, 2000

La autora

Laura Gallego García nació el 11 de Octubre de 1977, en Quart de la Plobet (Valencia). Ella empezó a escribir a los 11 años, una amiga y ella decidieron escribir un libro de fantasía. Tardaron 3 años, ese libro no se publicó, pero a Laura le sirvió para darse cuenta de que quería ser escritora.

A los 21 años, después de acabar secundaria entró en la universidad, para estudiar filología hispánica, para ser profesora de literatura. Ella seguía escribiendo, pero no se publicaba nada, hasta que escribió “Finis mundi”, que fue el primer libro que publicó. Antes de ese había escrito 13 libros más que no se habían publicado. Lo envió al premio barco de vapor (Ya hacía varios años que participaba, pero todavía no había habido suerte... Pero ese año lo consiguió!!!

Acabó la carrera y ahora está trabajando en su tesis sobre el libro de caballerías “Belianís de Grecia”. Ella sigue escribiendo libros. Ya van trece novelas y tres cuentos publicados y otro que está en camino. También hace guiones, pero no muy a menudo. Compagina todo esto con dar charlas en institutos y colegios, y en sus ratos libres, le gusta mucho viajar, dormir, hacer deporte, le gusta soñar, etc...

En la actualidad vive en un piso en Alboraya (cerca de Valencia).Tiene varios animales. Se independizó hace dos años, aunque su familia vive muy cerca.

Resumen del libro:

Dana, una chica de 8 años, tiene un amigo, Kai, al que solo ella puede ver. Siempre iban juntos al bosque a observar los animales y contemplar la vida de los mismos. Dana y Kai estaban hablando todo el día de sus cosas y como solo Dana poda ver a Kai la gente del pueblo pensaba que Dana estaba loca. Todo el mundo se burlaba de ella, incluso las vecinas de su edad le triaban piedras cuando pasaba. Pero unos meses después llego un cambio fuerte en la atmósfera que les prevenía del invierno y conllevo a una gran sequía, pero aun así tres familiares acabaron muriendo por el frío y porque los alimentos y el agua eran escasos. A las pocas semanas después Dana se dirigía hacia un pequeño pozo situado en mitad del bosque cuando un extraño hombre con una túnica gris le pregunto por la dirección hacia la ciudad y le dijo que esa misma noche todos sus problemas se resolverían, pero lo que Dana no sabía es que aquel hombre había notado la extraña presencia de Kai. Tal y como había dicho aquel hombre, aquella misma noche empezó a llover. Varios días después, el mismo hombre que Dana se había encontrado mientras sacaba agua del pozo, se encontraba sentado en una antigua silla en su casa. Sus padres no podían alimentar a toda la familia y por tanto habían pensado en que aquel hombre se la llevara y le diera una buena educación. Aquel hombre dejo que Kai se fuera con ellos, ya que él le podía sentir pero no lo podía ver. Se dirigían hacia la Torre, la vivienda y escuela de magia de aquel extraño hombre, que se encontraba en el Valle de los Lobos. Aquél hombre tenía algo que a Dana y a Kai les tenia intrigados. Después de cuatro días de largo camino, por fin llegaron al Valle de los Lobos. Aquella torre era grandísima y a Dana le sorprendió muchísimo. Aquel hombre al que ahora Dana llamaba Maestro, le iba a enseñar todos los trucos de la magia. A la mañana siguiente Dana comenzó a investigar las zonas de la torre y por la tarde el maestro le dio un libro donde aprendería el nivel básico de todo mago. Por fin Dana aprobó el examen de El Libro Del Agua y cambio su túnica blanca por una violeta. El siguiente libro era El Libro De La Tierra, donde cambiaria su túnica violeta por la verde, y con El Libro De El Aire cambiaria la túnica verde por una azul. Solo le quedaba un nivel para convertirse en una maga de verdad: El Libro Del Fuego. El más difícil. En 5 años en aquella escuela Dana ya se había hecho una verdadera maga y solo soñaba con poder superar al maestro algún día. Estos últimos años Dana se había distanciado mucho de Kai y casi no se veían nunca. A Dana se le aparecía una mujer que la mandaba buscar un unicornio y ella sintió mucha curiosidad hasta el punto en que un día decidió ir a averiguar más. Al día siguiente Dana decidió ir a buscar al unicornio y para eso tenía que salir de noche infringiendo las normas del maestro por culpa de los lobos que allí se encontraban. Dana por fin y bajo la luz de la luna encontró al unicornio pero pronto le perdió el rastro y una manada de lobos se dirigía hacia ella, el maestro que estaba observándolo todo lo dijo a Fenris que la fuera a ayudar arriesgando su vida por ella. Dana un año después todavía recordaba las imágenes de aquella fatídica noche en la que los lobos la atacaron y fue entonces cuando realmente recordó lo que había sucedido en el bosque y fue a llamar a Fenris para ver si con su ayuda ella podía volver a salir de noche, pero él se negó. Tras una larga tarde el elfo decidió acompañarla estuvo a punto de desvelarle el secreto de Kai, pero Dana ya sabía que Kai era un fantasma y que había muerto muchos años atrás. También descubrió que Fenris en la noche de plenilunio se convertía en un lobo y por eso podía controlar a los demás lobos de la manada. Kai y Dana se escondieron en una cabaña de los lobos y por supuesto Fenris no les acompañaba porque se había convertido en uno de ellos. Encontraron una trampilla en el suelo por la que bajaron y al fondo al lado de un pozo encontraron al unicornio, que solo se dejaba ver por quien el elegía. De repente el maestro entro en la sala encerró Dan y a Fenris en una celda de magia de donde no podían escapar, fue entonces cuando Dana se dio cuenta de que el maestro la utilizo para llegar hasta el tesoro del unicornio. Dana se puso en contacto con Aonia, la mujer que tantas veces se le aparecía y entendió que ella misma era el portal entre dos mundos: la vida y la muerte. Y Aonia se metió en el cuerpo de Maritta la cocinera de la torre para poder vengarse del maestro. Dana, Fenris, Maritta y Aonia lucharon contra el maestro y Dana y Fenris gobernaron la torre después de haber roto la maldición del valle de los lobos.

CAPÍTULO 1 “KAI”

Todo comienza el día del nacimiento de Dana, la comadrona nota algo extraño pero no dice nada. Seis años después Dana conoce a un chico llamado Kai. A partir de ese día se veían muy de vez en cuando, y luego todos los días. Kai iba todos los días a la granja ayudar a Dana hacer sus tareas, para terminar cuanto antes, y poder ir a jugar. Pasaron dos años cuando un día a Dana se le pasó la hora y llegó a la hora de cenar a casa, su madre la pegó hasta que ella le dijo que había estado con Kai, sus hermanos empezaron a decirle que Kai no existía, que solo ella podía verle, con razón solo Dana no sabía nada de él, solo que se llamaba Kai. Dana asustada por los comentarios de sus hermanos se fue a pasar la noche al granero. En ese momento apreció Kai que le preguntó si quería que él se quedase o se fuese para siempre, ella entre sollozos, respondió que se quedase siempre.

CAPÍTULO 2 “EL HOMBRE DE LA TÚNICA GRIS”

Pasaron dos años cuando Kai y ella regresaban a casa y vieron a un grupo de niñas jugar, Dana se acercó para preguntar a ver si podía jugar. Las niñas sin piedad la hicieron creer que la dejaban, para luego humillarla, por hablar sola, hasta el punto de tirarla piedras sin piedad hasta no perderla de vista. Después de esto, Dana se pensó si le merecía la pena seguir siendo amiga de Kai, porque sabía que la gente la llamaban bruja, loca, varias cosas y que hablaban mal de ella. Kai veía esto y sabía que tenía que seguir a su lado en este momento difícil. Ese año fue el peor, a parte del tiempo, que les perjudicaba en todas las estaciones, fue la pérdida de tres personas de su familia. Un día cuando Dana y Kai fueron a por el poco agua que quedaba, debido a la sequía, en el pozo, un hombre de túnica gris y viejo, le preguntó a Dana el camino a la ciudad. Cuando Dana se dio la vuelta para colocar bien el cubo de agua, el señor de la túnica se quedo mirando fijamente al punto donde se encontraba Kai, volvió a mirar a Dana y le dijo que hoy llovería, Dana miró al cielo y no vio ninguna nube, él se marchó. Dana y Kai se quedaron sorprendidos y dejaron apartado ese tema, hasta que esa noche llovió.

CAPÍTULO 3 “LA TORRE”

Un día que Dana volvía de jugar con Kai, vio la casa estaba cerrada, dos caballos blancos en la puerta, y sus dos hermanos menores fuera. Rodeó la casa hasta que encontró una ventana por la que escuchó una voz forastera, la de sus hermanos, y la de sus padres. Dana, ya había escuchado esa voz forastera, era el hombre de la túnica gris, estaba hablando con los padres de Dana de llevársela a algún sitio, Dana perpleja de lo escuchado salió corriendo hacía el granero, su madre al enterarse que Dana había escuchado la conversación, salió corriendo tras ella, y le explicó que sería lo mejor, y la dio un medallón, de una luna con una estrella que había pasado de generación en generación desde su tatarabuela. Dana preparó la maleta, se despidió de su familia, y se montó en uno de los caballos blancos del hombre de la túnica gris ya que él le había regalado uno de ellos, ella le puso de nombre Lunaestrella, por el medallón. Dana no se había olvidado de Kai, y se bajo del caballo, dijo que se le había olvidado una cosa y fue a buscarle, en el momento que le encontró, entró el hombre de la túnica, miró a Kai y le dijo: “Tú también puedes venir”.Dana le dio las gracias y partieron, los tres.

A mitad del viaje, Dana le preguntó el nombre al de la túnica gris, le dijo que le llamase Maestro. Fue un viaje largo, sin dirigirse la palabra, durmiendo poco en posadas de distintos pueblos, hasta que un día, llegaron a una enorme cordillera, donde él dijo que dentro de ella se encontraba su hogar, La Torre.Atravesaron el valle de los lobos y llegaron a una enorme torre, la cual al llegar, el maestro abrió las puertas al recitar unas palabras y la dijo a ella: “Bienvenida a la escuela de magia La Torre”.

CAPÍTULO 4 “PRIMERAS LECCIONES”

Al día siguiente, al despertarse, Dana vio dos túnicas blancas con una capa gris en la silla, y un suculento desayuno encima de la mesa. No vio a Kai, asique se puso una túnica, desayuno y fue a explorar la torre, no vio a nadie en toda la enorme torre, hasta que entro en la biblioteca. Allí encontró a un bello y enorme elfo, que se llamaba Fenris, él le dijo que sólo ellos dos eran los aprendices, y que él estaba en unos niveles muchos más altos que ella, también le advirtió que no subiera arriba de la torre, porque eran los aposentos del maestro y no se podía. Después Dana subió a su habitación y se encontró con una enana que le traía la comida y que refunfuñaba, se llamaba Maritta. Poco después apareció el Maestro, que venía para darle su primera lección. Le dió un libro, y con magia se fueron a uno de los bosques que rodeaban el castillo, Dana se sentía más segura ya que ya estaba con Kai. Allí el Maestro le habló sobre la vida con la magia, y le dijo que se acercara a un árbol, le sintiera, hablara con él, y luego le dijese que le pasaba al árbol. Dana no comprendía nada, pero lo intentó, el Maestro le dijo que ella tendría que venir todos los días y intentarlo, y cuando lo consiguiera vería como todo a partir de ahí iba a ser más fácil.

CAPÍTULO 5 “VISIONES”

Años después Dana, ya tenía la túnica verde, y tenía que empezar a estudiar el libro del fuego, su último nivel para llegar a ser maga, pero como todos estos años había estudiado mucho, decidió ese día tomárselo libre. Fue al lago y allí estaba Kai, transformado en un chico alto, rubio y guapo. Mantuvieron una conversación como de rencor, desde que llegaron a la torre casi no se habían visto, ya que Dana estaba muy centrada en sus estudios. Dana se fue, y llego a la cocina a cenar, donde con magia, ayudo a Maritta hacer sus tareas. Maritta la notó rara, y le dijo que estaba enamorada, a Dana se le calló el plato, lo recogió y se fue corriendo. Dana mientras subía por las escaleras, iba pensando, que Maritta se creía que estaba enamorada del elfo, y no de Kai, ya que Kai, solo lo ve ella y no hay ningún chico más en el castillo que Fenris, excepto el maestro, pero ella no creía que ella estuviese enamorada del maestro. Esa noche, se despertó por un terrible sueño, en el que aparecía Kai y una señora que le decía que estaba prisionera, y que Dana tenía que buscar al unicornio. Cuando se despertó, allí estaba Kai, hablaron y se reconciliaron mutuamente. Durante los días siguientes, Dana siguió viendo visiones de esa mujer, pero no solo por la noche, sino en todas partes, Kai quería buscar al unicornio pero Dana se negaba.

CAPÍTULO 6 “PREGUNTAS”

Dana sin poder más empezó a buscar información sobre los unicornios, había muchas leyendas, y un día, se encontró con Fenris en la biblioteca y le preguntó sobre ellos, el elfo, le dijo que todos los magos buscan un unicornio en su vida, y que se cuenta, que hay un unicornio en el valle de los lobos. Dana, mientras subía la escalera hacia su habitación, después de hablar con Fenris, se le apareció otra vez la mujer, le dijo “plenilunio”, solo eso, y desapareció. Cuando llegó a su habitación le contó a Kai, todo lo que le había pasado. Kai le dijo que todavía le faltaba preguntar por el unicornio, a la gente del pueblo, porque el que no había pasado desde el día que llegó. Dana le pidió un día libre al maestro, para ir al pueblo, pero con una excusa diferente a la de verdad. Al día siguiente partió al pueblo con Kai y Lunaestrella. Antes de llegar al pueblo estuvieron galopando y riendo en una pradera. Al llegar al pueblo Dana sólo vio a un niño con el que poder hablar. El niño la llamo bruja, y de los unicornios sólo le dijo que eran cuentos de viejas. Dana al darse la vuelta vio a una vieja ciega que reconoció a Dana por la voz de hace cinco años (su llegada). La vieja le dijo que el unicornio solo los llega a ver algunas damas, y no muchas veces, en ese momento el niño de antes le preguntó con quien hablaba, y al ir a señalar a la vieja al no vio nadie. Cuando volvió a la Torre, estuvo unos días muy descentrada, hasta que habló con Maritta, que le ayudó mucho, y le dijo que intentase ver al unicornio una noche de plenilunio. Dan se volvió a centrar en sus estudios, para que el maestro no sospechara nada de su salida por la noche al bosque, ya que se lo tenía prohibido, y no se debía de enterar de sus visiones.

CAPÍTULO 7 “LA NOCHE DE LOS LOBOS”

La noche del plenilunio Dana se reunió con Kai y Lunaestrellla, por teletransportación aparecieron en el bosque donde Dana hizo varios hechizos para sobrevivir. Avanzaban con mucha firmeza ya que Dana había hecho un hechizo para ver en la oscuridad. Llegaron a un río donde allí estaba el unicornio, que se fue al verles. Dana le siguió, dejando atrás a Kai y a Lunaestrella, llegó un momento que Dana le perdió de vista, y sólo vio a los lobos. Ella corrió a buscar al chico y a la yegua con los lobos persiguiéndola, y aguantando el sueño para que los hechizos no se deshicieran. Dana empezó a mandar estallidos de fuego contra los lobos, y el maestro desde la torre observaba los destellos, y mandó a Fenris a su ayuda. Cuando Dana ya casi devorada por los lobos apareció Kai al que se agarro como una persona humana y se sentó detrás de él, encima de la yegua. Ellos corrían y los hechizos de Dana empezaban a fallar, y los chicos cayeron de Lunaestrlla. En ese momento apareció Fenris e intentó mandar un conjuro a los lobos, cogió a Dana y se la llevó cabalgando sobre el caballo de él. Cuando llegaron a la punta del bosque el elfo se bajo de su caballo y la dijo a Dana que cabalgase hasta el castillo, que iba a terminar con los lobos, le dio un azote al caballo y Dana obedeció.

Capítulo 8 “ALGUNAS RESPUESTAS”

Cuando Dana despertó allí estaba el maestro, el cual no la castigo, porque le dijo que solo con el remordimiento de haber arriesgado la vida de Fenris la valdría como castigo. Dana bajo al establo para ver si Lunaestrella había sabido volver a la Torre, y efectivamente si estaba en el establo. Después Dana fue a ver a Maritta que le dijo que si la experiencia de aquella noche la había servido a ella lo demás no importaba, además también le dijo que había estado durmiendo durante cinco días. Más tarde Dana se encontró con Kai, que la dejo muy preocupada por sus palabras, él le dijo que no debía de volver más al bosque, porque es muy arriesgado, ella casi pierde la vida y no quería que volviese a pasar, además Kai no le quería contar una cosa que los dos habían visto esa noche, y que Dana no se acordaba. Dana, más tarde subió donde solía encontrarse el elfo. Cuando subió le pidió perdón, él le dijo que no pasaba nada. Fenris también le dijo que la leyenda cuenta que un mago muy poderoso escondió tesoro en el valle, y hechizó a los lobos para que lo protegieran de intrusos, y que el único que sabía dónde estaba el tesoro era el unicornio, y nadie conocía a gente que lo hubiera visto. Dana no le contó que ella lo había visto, solo le volvió a dar las gracias y se marchó. Por las noche Dana pensó todas las conversaciones que había tenido y se prometió a si misma que no iba a volver al bosque hasta que no fuese una maga profesional y pudiera combatir a los lobos del valle.

CAPÍTULO 9 “LA HUIDA”

Un año después Dana se despertó con el sueño de la noche de plenilunio, y la imagen que se la vino fue aquella escena que Kai no la quería contar. En ese mismo momento Dana subió a decírselo Kai, y en efecto, eso que no la quería contar, era que Fenris sabía controlar a los lobos del valle, por eso siempre estaba en las almenas cuidando la torre. Kai solo le dijo que no se lo quería contar porque sino Dana iba a intentar convencer al elfo para que la acompañase otra vez al bosque. Días después Dana habló con Fenris y le contó lo que pasó la noche de plenilunio, y las visiones que ve de la mujer de la túnica dorada, él la creyó, pero se negó acompañarla otra vez al bosque para protegerla de los lobos. Fenris habló con el maestro, el cual le dijo que acompañase a Dana otra vez al bosque para probar su valentía. Más tarde Fenris se teletransportó donde se encontraba Dana hablando con Kai, ella se asustó al verle porque no le gusta que la pillen hablando con Kai. El elfo la dio algunas pistas sobre la naturaleza de Kai, le dijo que Kai significaba amigo, compañero, y que él era un espíritu, también le dijo que las personas que ven otra dimensión, los espíritus, se llaman Kin-shannay. Fenris también le preguntó si la chica de la túnica era igual que Kai, ella le dijo que no, que era como una imagen que parpadeaba. Dana se puso muy contenta cuando Fenris le dijo que la iba acompañar al bosque esa noche de plenilunio. Dana le contó a Maritta lo que la pasaba con las visiones de la mujer de la túnica dorada, y Maritta le contó que esa mujer era la que gobernaba anteriormente en la torre y que se llamaba Aonia. Más tarde Fenris, Dana, Kai y los dos caballos se teletransportaban donde Dana vio al unicornio.

CAPÍTULO 10 “EL REFUGIO DEL BOSQUE”

Esa noche Maritta estaba trabajando cuando el maestro, bajo para decirla que se tenían que marchar de la torre, Maritta obedeció. Mientras Dana, Kai y Fenris esperaban al unicornio. Fenris le dijo a Dana que cuando se convirtiera por completo en lobo por la luz de la luna que corriera o se teletransportara. Cuando apareció el unicornio empezaron a seguirle, y los lobos a ellos. El elfo le dijo a Dana que corriera más deprisa detrás del unicornio, que él se estaba transformando, Dana le hizo caso. Hubo un momento que perdieron al unicornio y llegaron a una caballa, a la que Dana la hizo un conjuro para estar a salvo de los lobos dentro de ella. Allí Kai le contó toda su historia, que era un granjero que cuando vivió hace quinientos años y murió a los dieciséis. Kai también le contó que algunos de ellos, los espíritus, si nacía algún Kin-shannay valían a nacer, sin cuerpo, para ayudarlos. Estos kais solo podían ayudar a los Kin-shannay los años que habían vivido en vida, asique si Dan tenía dieciséis años, y Kai vivió dieciséis años les quedaba poco tiempo para estar juntos. Los dos se entristecieron al escuchar esto, ya que estaban locamente enamorados. En ese momento un lobo (Fenris) atravesó la cabaña, a la que intentaron calmar. Mientras calmaban al lobo encontraron una trampilla, con escaleras de mármol, donde el unicornio quería que llegaran, donde Aonia quería que llegaran.

CAPÍTULO 11 “ATRAPADOS”

Fenris que se encontraba en la cabaña volvió a ser el elfo de antes. En ese momento allí apareció el maestro con Maritta, el cual le pregunto dónde se encontraba Dana. El elfo pensó y dirigió su mirada a la trampilla. Dana y Kai se encontraban en una sala con un pozo, y el unicornio, que desapareció. En ese momento apareció el maestro con Maritta y Fenris. El maestro explicó a Dana que el unicornio guarda su tesoro en un pozo de reflejos, y que para coger el tesoro había que ser un mago profesional, cosa que ella no era. El maestro hechizó a Dana, a Fenris y a Kai metiéndolos en un agujero negro sin principio ni fin. Allí los tres se dieron cuenta que habían sido utilizados por el maestro. El maestro trajo a Fenris a la torre para que le protegiera, y a Dana para que le guiara hasta el tesoro del unicornio, que el mago que lo posea será el doble de poderoso, además el maestro contaba con la ventaja que Dana no podía hacer el ritual, ya que no era una maga. Fenris y Dana mandaron a Kai a por Maritta, porque para el ritual se necesitaba matar a una persona, y aquella persona era Maritta. Maritta no entendía nada, ya que una fuerza que no veía (Kai) la impulsaba hacía un agujero al que calló. El maestro no se dio cuenta de que Maritta no se encontraba con él, porque estaba muy concentrado en su ritual.

CAPÍTULO 12 “EL REGRESO DE AONIA”

Cuando Maritta se encontraba con los demás en el agujero, les contó que Aonia, quería volver para vengarse del Maestro. Él la había matado, cuando ella lo único que hizo fue cuidarle y enseñarle a ser un mago estupendo. Aonia le echo una maldición que era que algún día ella se vengaría, ya que revelarte contra tu maestro era pecado, Dana se estremeció al escuchar esto, ya que era lo que iba hacer ella. Dana se concentro mucho en intentar que Aonia volviese, ya que ella era una Kin-shannay (el portal de los vivos y los muertos). Aonia regresó, pero como necesitaba un cuerpo utilizó el de Maritta, y regresaron todos a la sala en la que se encontraba el Maestro. Allí Aonia grito, al maestro, él se encontraba como débil y asustado. Ella le hizo mirar por el pozo, y el Maestro después de mirar se retiró asustado, pero de repente se levantó y lanzo a Aonia hacia la pared, también cogió a Fenris y junto a él sé teletransportaron a la torre. Cuando el maestro ya no estaba Aonia mandó a Dana mirar por el pozo, Dana se negó pero Aonia enfadada la obligó cuando Dana miró lo único que vio fue al unicornio y un arcoíris. Aonia la explicó en el pozo se ve el reflejo de tú alma, y el Maestro había visto cosas terribles. Ella también le propuso a la aprendiza que la ayudase a terminar con el Maestro, ella aceptó, pero solo para salvar a Fenris.

CAPÍTULO 13 “LA PRUEBA DE FUEGO”

En la torre el Maestro se encontraba sumido en sus manuscritos, mientras que Fenris se encontraba vigilando a los lobos. Kai, Aonia y Dana llegaron a la cocina por teletransportación. Aonia y Dana se pusieron unas capas de ocultación para que el Maestro no notase donde se encontraban, aunque ya supiera que estaban en la torre. Aonia y Dana subieron las escaleras dejando a Kai en la cocina, para que el Maestro no notase donde se encontraban. En ese momento el maestro al detectar la presencia de Kai en la torre propuso a Dana un trato a través del eco, ese trato consistía en que Dana sirviese al Maestro durante toda su vida y su mente le perteneciera, a cambio de no atrapar a Kai en una botella un milenio, Dana aceptó, y Aonia se marchó para no volver más. A continuación Dana tuvo que subir a la sala de exámenes, para pasar el de la prueba de fuego. La aprendiza después de conseguir de derrotar a todos los monstruos de fuego que se la presentaban y de domar a un caballo de fuego, tocándolo y no quemarse, supero el examen y canto victoria aunque sabía que no la iba servir para nada ser una maga, porque iba a pertenecer para siempre al Maestro.

CAPÍTULO 14 “EL ADIÓS”

El Maestro comenzó hacer el conjuro del pacto de Dana y él. En ese momento Dana apareció al lado de Kai y de Aonia, que se encontraba ya en su cuerpo, no en el de Maritta, estaban en el mundo de los muertos Aonia había recuperado a Dana matándola, para que se librase del pacto, ahora Dana lo que tenía que hacer es volver a la torre y terminar con el Maestro. Cuando Dana volvió a la torre, y desafío al Maestro, Fenris se unió a ella para hacer más fuertes sus poderes, el Maestro hizo una serpiente enorme para que les atacara, pero Maritta apareció en ese momento y le clavó un cuchillo. Fenris mandó a los lobos que se le comieran. Aonia y Kai aparecieron para despedirse de Dana, aunque Dana no quería quedarse sin Kai, él la dijo que si alguna vez volvía a la granja de la que procedía que buscase los huesos del Dragón azul que él creía haber matado, y el cual le mató a él. Cuando ellos se fueron Maritta, Fenris y Dana se abrazaron, Maritta llamo a Dana Ama de la Torre, pero ella la entendió mal y le dijo que Aonia se encontraba bien.

EPÍLOGO

En este capítulo, la ama de la torre, una chica joven con en el pelo largo y negro, y ojos azules profundos manda a dos hombre buscar en la granja de la que provenía los huesos de un dragón azul, que efectivamente le habían matado hacía más o menos quinientos años. Cuando ella fue a recoger esos huesos, le acompañaba un elfo que dio un aullido de lobo.