El Turismo en España

Examen. Selectividad

  • Enviado por: Alfonso Pérez Flores
  • Idioma: castellano
  • País: España España
  • 1 páginas
publicidad
publicidad

Punto teórico del examen global de Geografía 2º.Bachillerato.

El Turismo en España.

La palabra turista comenzó a usarse en Gran Bretaña a finales del XVIII para designar a los que hacen viajes recreativos, por ocio o placer. En España, el auge turístico de los años 60 fue motivado por factores internos y externos. Los externos fueron el crecimiento de Europa tras la II Guerra Mundial y el gran progreso del transporte europeo. Los factores internos lo constituyen la buena posición geográfica de España con respecto a los europeos, las excelentes condiciones climáticas, el atractivo cultural, el bajo coste supuesto a los europeos, las facilidades estatales y la aparición de grandes complejos hoteleros y agencias de viajes. En la actualidad, toman mayor relevancia otros factores como son la amplia demanda interior, la gran calidad de oferta y la mejora de las infraestructuras.

La oferta turística está integrada por los que venden el producto a los turistas, y por los que ofertan sus instalaciones. La oferta de alojamiento en España es muy amplia, teniendo algo más de un millón de plazas hoteleras, y más de diez millones extrahoteleras. La oferta de manutención se basa en servicios de restauración, cafeterías y bares. Esta amplia oferta turística también es posible gracias a una amplia oferta de recreo.

La demanda nacional ha aumentado desde los 60, procediendo de las zonas más industrializadas. Uno de los problemas más frecuentes del turismo en España es la estacionalidad de la demanda, que se concentra en verano, aunque también suponen un pequeño porcentaje de turismo en los meses de nieve.

El modelo turístico español tradicional entra en crisis a partir del 89 debido, en gran medida, al aumento de la entrada de turistas superior al de los ingresos dejados por estos, algunos problemas de la oferta turística como la saturación de la estacionalidad y el incremento de los precios, y el deterioro medioambiental. A raíz de todo esto, surge el turismo alternativo, que exige una reconversión y renovación basada en los siguientes objetivos:

  • Potenciar la calidad del turismo.

  • Mejorar la oferta con nuevas modalidades de turismo (tercera edad, ecoturismo…)

  • Disminuir la dependencia del exterior.

  • Hacer compatibles el turismo con el medio ambiente.

Los espacios con mayor densidad turística están compuestos por, a nivel tanto extranjero como del interior, el litoral mediterráneo, los archipiélagos canario y balear, y la capital Madrid. Pero no todas las áreas turísticas se hayan en estos puntos, sino que existen también áreas como las destinadas al esquí sobre nieve, al turismo rural, por ciudad histórica, etc. Así hay áreas turísticas de temporada, con estacionalidad superior a la media, y regiones de turismo estabilizado