El túnel; Ernesto Sábato. El móvil; Javier Cercas

Literatura hispanoamericana y española contemporánea. Narrativa. Novela. Argumento. Personajes

  • Enviado por: Inita
  • Idioma: castellano
  • País: España España
  • 9 páginas
publicidad
publicidad

Nombre: Marina

Apellidos: Roig Morata

Curso: 1º bachiller

Grupo: C

Índice

Páginas

Biografía de los autores de “El túnel” y “El móvil” 1

Género literario de cada obra 1

Resumen de cada novela 2

Tipo de narrador 2

Caracterización de tres personajes 3

Ambiente: espacio y tiempo 5

Sentido de los títulos 5

Valoración personal 6

Bibliografía 8


Biografía de los autores de “El túnel” y “El móvil”

Ernesto Sábato, autor de “El Túnel”

Nació en 1911 en Rojas población de la provincia de Buenos Aires, Argentina. Novelista y ensayista.

Penúltimo de once hijos, es enviado a la ciudad de La Plata al iniciar sus estudios secundarios. Allí se matricula en la Facultad de Ciencias Fisicomatemáticas y se afilia al partido comunista, que abandona después de un viaje a Bruselas en la que obtiene información de los crímenes cometidos por el régimen de Stalin. En 1937 viaja a París con una beca y establece contactos con los surrealistas.

A principios de la década de los cuarenta decide dejar su profesión e instalarse en un modesto rancho en las sierras de Córdoba. Allí escribe el libro de ensayos uno y el universo (1945), con el cual obtiene la Faja de Honor de la Sociedad Argentina de Escritores. Trabaja en París con la UNESCO. De nuevo en Buenos Aires es el director general de Relaciones Culturales del Ministerio de Relaciones Exteriores, cargo que abandona por la literatura.

Su producción ensayística posterior, cuyos temas se centran en los problemas del arte y la literatura, del artista y del escritor y su relación con la realidad, está reunida en Hombres y engranajes (1951), Heterodoxia (1953), El otro rostro del peronismo (1956), El escritor y sus fantasmas (1963), Tango, discusión y clave (1963), Itinerario (1969), Tres aproximaciones a la literatura de nuestro tiempo (1970), Claves políticas de Ernesto Sábato (1972), Apologías y rechazos (1979), Robotización del hombre (1981), y páginas escogidas (1984). Su producción narrativa se concentra en la trilogía compuesta por El túnel (1948), Sobre héroes y tumbas (1961), y Abadddón el exterminador (1974). Recibe el premio Cervantes en 19884

Javier Cercas, autor de “El móvil”

Escritor nacido en Ibahernando, Cáceres. Es autor de un libro de cuentos El móvil (1987), un ensayo La obra literaria de Gonzalo Suárez (1994), y de novelas, El inquilino (1989), El vientre de la ballena (1997) y Soldados de Salamina (2001), ambas con una excelente acogida crítica, además de un libro de artículos Una buena temporada (1998) y uno de crónicas Relatos reales (2000). Trabajó durante dos años en la Universidad de Illinois, y desde 1989 es profesor de literatura española en la Universidad de Girona. Es colaborador habitual de la edición catalana del diario El Pais. Javier Cercas ha tenido un enorme éxito por su novela Soldados de Salamina. Su protagonista Rafael Sánchez-Mazas, fundador e ideólogo de la Falange, quizás uno de los responsables directos del conflicto fratricida, no sólo logra escapar del fusilamiento colectivo, sino que, cuando los republicanos salen en su busca, un miliciano anónimo le encañona y en el último momento le perdona la vida. Su buena estrella le permitirá vivir emboscado hasta el final de la guerra. Soldados de Salamina es un relato real; los lectores, sin embargo, lo leerán como un thriller: Cercas nos embarca en una investigación de hechos históricos que resulta apasionante porque su propósito es desentrañar un secreto que se resiste a ser desvelado, un secreto esencial que concierne no sólo al pasado más incómodo de España, sino sobre todo a la condición humana.

Género literario de cada obra


Tanto “El Túnel” como “El móvil” poseen un género literario narrativo. En los dos se nos cuenta una historia relatando hechos y acciones. Esto lo sabemos porque las dos obras poseen muchos verbos que dan lugar a acciones. También podemos demostrar que son dos textos narrativos porque poseen de una introducción, un nudo y un desenlace.

En el caso de El túnel, la introducción sería la descripción de la forma de ser del protagonista y hasta cuando María ve su cuadro, el nudo sería desde que conoce a María hasta que decide matarla, y el desenlace es el asesinato de María y cuando se entrega a la policía.

En el caso del móvil, la introducción sería cuando el autor está pensando qué tipo de literatura escribir, cuando compara los pros y los contras de todos los tipos de literatura que conoce. El nudo empezaría cuando decide escribir sobre sus vecinos y decide conocerlos y finalizaría con el asesinato de el vecino del último piso, y el desenlace sería cuando Álvaro decide borrar la novela y empezar de nuevo.


Resumen de cada obra

El túnel

El personaje principal de esta novela es el pintor Juan Pablo Castel, que ha sido encerrado en prisión por el asesinato de una mujer, María Allende, que la conoce a través de un cuadro pintado por él. Éste cuadro es el objeto más simbólico de toda la obra, ya que hace que los dos personajes principales, Juan Pablo Castel y María Allende, se conozcan, tengan una relación amorosa, y finalmente él acabe matándola.

Durante todo el relato Juan Pablo Castel nos cuenta sus pensamientos y sentimientos sobre el mundo en general, o sobre casos concretos como el de María, por ejemplo, las razones que tuvo para matarla. Con ésto, podemos acabar el libro conociendo la psicología del protagonista totalmente, ya que es muy descriptivo.

El móvil

Esta novela trata sobre un autor entregado totalmente a la literatura, que después de pensar mucho, decide escribir una novela. Para escribir dicha novela se inspira en sus vecinos; un matrimonio con algunos problemillas de dinero y un vecino que vive solo en el último piso. Álvaro, el autor, para poder escribir sobre sus vecinos decide conocerles, para saber cómo viven y sus formas de ser. El mismo Álvaro va haciendo que las cosas pasen para escribirlas después en su novela, pero tiene un error. Él, lo que quería era que el matrimonio matara al vecino del último piso para que pudieran quedarse con su dinero, pero la pareja es más lista que él y lo matan con un destornillador suyo, que después le devuelven. Por tanto, el único sospechoso es Álvaro, por su destornillador y por la obra escrita, por ésto, decide borrar la novela y volver a empezar.

Tipo de narrador

En la novela de “El túnel” el narrador es el mismo protagonista, Juan Pablo Castel, que nos cuenta toda la historia. Por tanto, nos encontramos al narrador en primera persona, contando todo desde un punto de vista muy subjetivo. En cambio, en el “El móvil” nos encontramos con un narrador omnisciente. Este narrador sabe todo sobre todos los personajes de la novela, con esto, contará la historia desde un punto de vista ajeno, objetivo.


Caracterización de tres personajes

Los personajes que he elegido de la novela “El túnel” son: Juan Pablo Castel, María Ibarne Hunter y Allende.

Juan Pablo Castel: protagonista de la novela, de profesión pintor. Castel es un personaje marginado de la sociedad debido a su intolerante carácter. No le gusta la sociedad que compartimos, piensa que los humanos somos falsos por naturaleza, que queremos ponerle una justificación a todo. En estas descripciones también se incluye a si mismo, por ésto es que es una persona solitaria, sin amigos, con sentimientos profundos y una capacidad de reflexión muy desarrollada.

Durante la novela se nos da a saber que el pintor tiene 38 años, pero no cómo es físicamente, en cambio, podemos conocerle psicológicamente casi a la perfección dado a sus reflexiones continuamente explicadas. Es un hombre cerrado, como contagiado de si mismo y sin ganas de curarse de esa subjetividad que resume su enfermedad. Su relación más afectuosa durante la novela es la que tiene con María Ibarne. Antes de conocerla, se da cuenta de que ella es la única persona que puede comprender su amargura, pero cuando la conoce se da cuenta de que no son exactamente iguales. El protagonista está muy enamorado de ésta, pero recibe de parte de ella una mezcla de sentimientos que siempre le dejan más confuso de lo que está, porque no los comprende.

También se relaciona con Allende, Hunter y Mimi, pero estas relaciones están situadas en un grado muy inferior. De Allende, al principio siente pena, porque el pobre hombre está viviendo engañado por su mujer, y a parte, es ciego. Pero al final de la novela, sus sentimientos se parecen, ya que Castel se entera de que María también le está engañando a él.

Sobre Hunter piensa que es un mujeriego, y desde que oye hablar de él, siempre piensa que María va a la estancia tan de vez en cuando porque tiene relaciones con él, aunque no descubre que esto es cierto hasta que María se lo dice.

María Ibarne: segunda protagonista de la novela, casada con Allende. Mujer de pelo largo y castaño, con un rostro hermoso pero algo que inspira dureza y madurez. Por lo físico no aparenta más de 26 años, pero algo fuera de lo físico le hace parecer que tenga más edad. Con un carácter gris, nunca se sabe lo que piensa realmente, ni lo que siente, ni el porqué de sus actos. Es sombría y misteriosa, no le gustan las explicaciones, y no suele darlas por muy necesarias que sean.

Mantiene una relación amorosa con Juan Pablo Castel, al que siempre le está controlando indirectamente, ya que le responde a lo que quiere y ella misma hace lo que quiere sin ni siquiera comentárselo.
De su relación con su marido, Allende, no se habla mucho, se supone que sigue con él porque le da pena su ceguera.

El primo de María es Hunter, con el cual tiene una relación amorosa durante años.

Allende: es un hombre ciego, pero se ve que muy inteligente por el respeto y la admiración que le tiene su esposa, María. Vive engañado por ella, ya que tiene muchos amantes. Pero lo que no me queda claro de este personaje es si ya era consciente de eso o no, porque cuando Juan Pablo le cuenta lo de sus infidelidades, el ciego solamente se queda quieto y callado, petrificado, pero cuando le cuenta le había hecho pagar con su muerte, al ciego le entra un ataque de nervios e intenta atacar a Castel.

De la novela “El móvil” he decidido describir a Álvaro, Irene Casares y al Señor Montero.

Álvaro: de profesión asesor jurídico, pero se dedica solamente a escribir una novela que sea “la novela de las novelas”; es un hombre ambicioso, dedicado a escribir una ambiciosa novela y está dispuesto a hacer todo lo que sea para realizarlo, se toma su trabajo muy en serio, para escribir su novela decide conocer a sus vecinos para inspirarla en éstos.

Primero decide conocer a la portera porque sabe que ella es la que más sabe sobre los vecinos. Le pregunta primero sobre el Señor Montero, que representa al anciano de su novela. Con esta mujer mantiene una relación de conveniencia porque se acuesta con ella por información.
Con sus vecinos los Casares intenta llevar una relación amistosa, pero consiguen ser más listos que él e involucrarle en el crimen.+

Con la vecina del piso de abajo, la periodista, es la relación menos importante de la novela.

Físicamente no se habla de este personaje.

Irene Casares: mujer inmigrante casada. Físicamente no tiene ningún rasgo que sobresalga, tiene una belleza humilde, de su cuerpo brota frescura y posee una voz limpia y una serenidad admirable. Es de estatura media, los rasgos de su rostro son atenuados, suavizados por sus dulces gestos, tiene los ojos azules.
Es elegante pero humilde a la vez, sus maneras son estudiadas pero no postizas, se comporta con naturalidad, pero con una cierta disciplina también.

Su rostro es de una palidez bella, hasta que se convierte en un pálido producido por el cansancio de sus discusiones con su marido. Superó su adicción al tabaco hace cinco años, y piensa no volver a engancharse.
Es ama de casa, pero intenta buscar trabajo.

Viste con pulcritud y aseo, pero al no tener mucho dinero, refleja la impresión de ser una princesa pobre.
Está casada con Enrique Casares, también inmigrante. Con éste lleva una relación basada en las discusiones durante la novela, ya que están pasando por un bache económico, pero se nota que se compenetran muy bien al trazar el plan que les hace cometer un asesinato pero salir totalmente inocentes.
Con el protagonista, Álvaro, muestra una relación de amistad. Parece caerle bien, tiene la suficiente confianza con él como para contarle sus problemas de dinero (aunque Álvaro ya lo sabía).

Señor Montero: es un hombre mayor, de unos 80 años, con un carácter huraño y áspero, agrio...

Había perdido a su mujer hace años y había participado en la guerra civil. Una vez acabada, había seguido trabajando en el ejército, pero nunca en un rango alto, pero hace tiempo ya que le jubilaron, por eso odia a los políticos, por haber impuesto esa normativa militar. Su única pasión es el ajedrez, según él es un jugador excelente, y lo demuestra jugando contra Álvaro. No confía en los bancos, por eso tiene una caja fuerte en su casa donde guarda su pensión. Por lo que parece sólo mantiene relación con una mujer con residencia sudamericana, y con la portera, que le limpia la casa. Después empieza a mantener una relación con Álvaro, pero que Álvaro traiciona contándoles a sus otros vecinos que guarda dinero e incitándolos a matarle.

Ambiente: espacio y tiempo

El túnel

Este relato tiene lugar en Buenos Aires, Argentina. Durante toda la historia se citan muchos lugares como La Recoleta, Posadas, “Caminé por Posadas hacia el lado de la Recoleta”, el taller de pintura de Castel, el edificio de la compañía T, “pronto me encontré en la puerta de la compañía T. Y ella no se veía por ningún lado”, la estancia “En mi precipitación no había preguntado cuándo volvería María de la estancia; el mismo día de mi visita volví a hablar por teléfono para averiguarlo; la mucama me dijo que no sabía nada; entonces le pedí la dirección de la estancia”, la casa de Allende “Estas reflexiones me las hice por primera vez mientras corría hacia su casa. Era curioso que ella no hubiera averiguado mi dirección; yo, en cambio, conocía ya su dirección y su teléfono. Vivía en la calle Posadas, casi en la esquina de Saever.

Cuando llegué al quinto piso y toqué el timbre, sentí una gran emoción” , la playa, la plaza de San Martín “Llegamos a la plaza y busqué un banco aislado”, el puerto nuevo....

El libro nos cita algunas fechas que nos pueden orientar respecto al tiempo en la novela, como la exposición del cuadro de Castel, el 21 de septiembre de 1946.


El móvil


La historia pasa, en general, en el edificio de vecinos; en casa de Álvaro “Casares miraba por la ventana del comedor. Una paloma se posó en el alféizar. Álvaro advirtió que su vecino estaba aturdido”, en el ascensor “El ascensor llegó. Entraron. Álvaro comentó como pensando en voz alta...”, en el rellano entre las casas... También en el supermercado, en el coche de Álvaro...

En el libro no se cita ninguna fecha, pero podemos deducir que la situación es bastante actual por comentarios de los personajes sobre, por ejemplo, el gobierno, que es un sistema democrático.

Sentido de los títulos

El túnel

“...en todo caso, había un solo túnel, oscuro y solitario: el mío.”

Me parece que el autor se refiere a la vida, cómo es y el transcurso que sigue ésta. Un túnel es oscuro, sin vida, excepto por las pequeñas luces artificiales alternas, que pueden representar las alegrías y las tristezas de la relación con María, y por los dos extremos llenos de luz, que representan el nacimiento y la muerte. Una vez entras en el túnel, tienes que seguirlo hasta su única salida, y enfrentarte con sus oscuridades y sus iluminaciones lo mejor posible.

El móvil

“Según la policía, el móvil del crimen fue el robo”

El título de la novela representa la razón. Ésta razón es explicada en la novela; los Casares matan al señor Montero por su dinero. Igual que los representantes no vivos de esta pareja, pero además, con la influencia de Álvaro.

Valoración personal

En mi opinión, El túnel es mucho más interesante que El móvil. La historia es mucho más creíble y engancha mucho más. El lenguaje es mucho más fácil y comprensible, se basa en las descripción de sentimientos. El léxico utilizado mayoritariamente es sobre los estados de ánimos (amor, celos...); “esa noche volví a casa nervioso, descontento, triste” “Mientras volvía a mi casa profundamente deprimido, trataba de pensar con claridad”. También utiliza bastante variedad léxico para hablar sobre el arte, la pintura, el cuadro de Juan Pablo Castel, y sobre el mundo y las personas, “mi alma ha albergado muchas veces la codicia, la petulancia, la avidez y la grosería.”

En cambio, en El móvil, la expresión es mucho más compleja, por lo menos en los primeros capítulos, porque habla sobre la lengua y los tipos de textos, “narrar la epopeya inaudita de cuatro personajes menudos”, aunque después el vocabulario no es tan preciso y se va haciendo comprensible por todos, porque habla sobre las relaciones entre personas “la portera era quizá la única persona de todo el edificio que conocía todos los entresijos de la vida de los vecinos”, sobre los elementos de una casa y de un edificio, “el ascensor llegó” “Entonces recordó el ventanuco que, en el baño de su apartamento, se abría, a modo de respiradero, sobre el patio de luces del edificio”.

Respecto al ritmo, pienso que en El túnel es bastante lento durante toda la historia, ya que cuenta con muchas descripciones y puede llegar a hacerse un poco pesado. Para mi gusto, la historia cae en picado en el desenlace porque no te cuenta nada que no esperas. “Entonces, llorando, le clavé el cuchillo en el pecho. Ella apretó las mandíbulas y cerró los ojos y cuando yo saqué el cuchillo chorreante de sangre, los abrió con esfuerzo y me miró con una mirada dolorosa y humilde. Un súbito furor fortaleció mi alma y clavé muchas veces el cuchillo en su pecho y en su vientre”.

Desde el principio se sabe que la mata, “Todos saben que maté a María Ibarne Hunter” (capítulo III), pero el asesinato podría haber sido más impactante. En cambio, desde el principio hasta casi el final, la historia va “in crescendo”, porque cada vez vas entendiendo más el pensamiento de Juan Pablo Castel y la presencia de diálogos con María, Allende, Hunter...crea interés por los demás personajes.
Esto último igual pasa en El móvil, el interés va en aumento porque tiene un desenlace intrigante, y porque las relaciones que tiene Álvaro con los vecinos son interesantes. En esta obra, los primeros capítulos son los que decaen en interés, se hace muy pesado leer cómo el protagonista está pensando y reflexionando sobre qué tipo de literatura va a escribir.

Al contrario que en El túnel, la historia va bastante rápida, porque el relato está lleno de verbos. Pero hay ocasiones en que sabes lo que va a pasar y el autor sigue dándole cuerda al asunto.

El personaje que más me ha gustado, mezclando los dos libros, es el de Castel. Me parece el más interesante, a lo mejor debido a su transtorno. Admiro su sinceridad a la hora de expresar sus sentimientos sobre el mundo y las personas, no pone ningún reparo si tiene que admirar y menos si tiene que criticar. Pero detesto su aire machista, lo considero una faceta humillante, “A las siete menos cuarto no salía casi nadie: solamente, de vez en cuando, algún alto empleado; a menos que ella fuera un alto empleado (<Absurdo>, pensé) o secretaria de un alto empleado (<Eso sí>, pensé con una débil esperanza).

Posiblemente, los que menos me han gustado han sido María Ibarne y Álvaro.

A María la veo una mujer muy falsa, nunca va por la verdad por delante, siempre con mentiras y creyéndose superior a los demás, cualidades que no me gustan nada en una persona.
Y a Álvaro, lo veo muy egocéntrico y egoísta. Cree que su novela es más importante que las personas y el daño que le puede causar a éstas. No muestra ningún símbolo de pena cuando muere el Señor Montero, solo le preocupa que la policía le detenga. Engaña a la portera y después la trata mal, solamente por su libro y él.

En El túnel he podido observar cómo una persona se deja llevar por la rabia y los celos y acaba de mala manera. Ésto nos enseña que a veces es mejor retener los impulsos, aunque a veces es imposible, y superar el problema de otra forma. También debemos visualizar el problema desde el punto de vista más objetivo que podamos, razonar los actos hechos y los actos por hacer. Saber controlarse es primordial para la cultura en la que vivimos.

En El móvil se representa cómo una persona ambiciosa y tan centrada en si misma puede llegar a cometer maldades sin ni siquiera planearlas. Hay que pensar en los demás; cómo les sientan las cosas y evitar que por tu culpa se sientan mal. Está claro que también hay que pensar en uno mismo, pero no hasta el extremo de dejar a los demás en un escalón muy inferior al tuyo, como muy subordinados a ti.

En resumen, si tuviera que volver a leerme alguno de los dos libros, elegiría sin duda El túnel, ya que, desde mi punto de vista, es más ameno y profundiza más en rasgos y características que me interesan más como persona.

Bibliografía

Para realizar esta propuesta de trabajo he utilizado:

  • Páginas de internet para buscar las biografías.

  • El libro de texto de castellano de 1º de bachiller.

  • Los dos libros de lectura, El túnel y El móvil.

1