El túnel; Ernesto Sábato

Literatura hispanoamericana contemporánea. Novela argentina vanguardista. Psicología Juan Pablo Castell. Celos. Obsesión. María Iribarne

  • Enviado por: Mauricio Nicolás
  • Idioma: castellano
  • País: Argentina Argentina
  • 8 páginas
publicidad
publicidad

“Los celos obsesivos en El túnel”

INDICE:

Introducción………………………………………………………………….. Página 2

Desarrollo……………………………………………………………………...Página 3

Conclusión…………………………………………………………………….Página 6

Bibliografía……………………………………………………………………Página 7

INTRODUCCION:

En el tema evocado de esta obra se puede observar en forma particular una especial y creciente obsesión enfermiza que muestra la importancia excesiva por algo o alguien que llega a tal punto de angustia donde solo vive el día a día con la incógnita del pensar en la persona u objeto en cuestionamiento. A causa de esto se descubren dudas rebuscadas y mal interpretadas que llevan a la desconfianza y es la causa de la incomunicación entre las partes en cuestión, ya que la falta de comunicación lleva a la lejanía y esta a su ves a la anterior dicha desconfianza, que miraremos como la forma de dar a mostrar una inquietud acerca de algo o alguien y nos lleva a analizar situaciones tal ves inexistentes o imaginarias como desesperación y descontrol al encontrarse en un estado de inseguridad, que se refleja muchas veces en gente inestable, dudosa e inquietante, amarrada a las redes de la desconfianza, esa desesperante y enfermiza obsesión de las mismas personas que día a día se observa en muchos casos de violencia tanto física como psicológica, además de asesinatos por causa de estos sentimientos que van recorriendo el camino que los conduce finalmente a los celos, pero no son celos comunes sino celos enfermizos que llevan a la obsesión y concluyen con actos impulsivos que envuelve al victimario en una ciega actitud de dudas descontroladas haciéndolo actuar de cierto modo y deje consecuencias en las victimas.

Los celos se podrían definir como un estado emotivo ansioso que padece una persona y que se caracteriza por el miedo ante la posibilidad de perder lo que se obtiene o se debería tener (amor, poder, imagen profesional o social, etcétera). Las personas muy celosas son, frecuentemente, apasionadas, ansiosas y neuróticas, y proyectan en su entorno humano sus propias tendencias a la infidelidad. Buscan con detalle todas las pruebas de su presunto infortunio y se muestran opuestos a los argumentos racionales que les trasmiten las personas cercanas con las que se abren y dan a conocer.

Los celos delirantes que se sienten abandonados y burlados, pueden llegar hasta la tragedia de perseguir con odio a su “amor” y no dudaran en atacarlo. De ahí que este sentimiento genere tantos problemas, no solo en la seguridad física de la persona directamente afectada por casos criminales, sino también en el equilibrio emocional de otras muchas cuyo bienestar psicológico se ve amenazado. Los celos como veremos mas adelante se concretan en el personaje de Juan Pablo quien esta siempre preguntando el “por que”, siempre desea saber la verdad, pero aunque se la dijéramos él nunca la aceptaría. Es un enamorado obsesivo, esto deja de ser amor y pasa a ser una obsesión para dominar a la pareja y a la vida en ella.

Página 2

DESARROLLO:

La novela a tratar de Ernesto Sábato llamada “El Túnel” nos presenta una historia-tragedia de desventuras de amor, que es relatada en primera persona por el victimario Juan Pablo Castel donde comienza narrándonos lo que él ha hecho y de lo que se va a tratar el libro, con el único fin de que algún lector pudiera comprender su crimen y no crucificarlo de inmediato sin saber ni intimar con los capítulos relatados. Este se encuentra pagando su condena con una postura arrepentida y es cuando empieza a narrar su historia donde los protagonistas actúan y se relacionan en torno a la pasión desbordada de sentimientos que duramente mucho tiempo estuvieron ausentes en el protagonista de la novela.

El tema que se expone comienza luego de establecer una relación cercana entre Castel y Maria, que comenzó cuando él observó que el único ser solitario que realmente notó lo que le interesaba que los demás vieran en su pintura, la cual fue el punto de encuentro de ellos dos y de su futura relación cargada de pasión. Juan Pablo veía simplemente a una mujer hermosa con cierta madurez escondida en su juventud, misteriosa y de mirada cargada de sufrimiento. Pero luego, se implementaron curiosidades en consecuencia de ver como vivía realmente su amada y al percibir ciertos engaños y mentiras involuntarias.

A causa de los cuestionamientos que Juan Pablo hacía por una y otra causa, se creaba en él una angustia que lo ahogaba y le hacia creer que ella no lo amaba, sino que se burlaba de él, atrapándolo en una mentira. Luego esa angustia que crear las dudas se fortalecieron dentro de él y lo demostraba en sus actitudes hacia María, mezclando cuestionamientos y luego arrepentimiento, ya que nuestro cambiante protagonista una vez que se mostraba frío y hostil se invertía nuevamente en la penumbrosa vergüenza que lo opacaba en humillación interna demostrándolo claramente en sus extrañas actitudes y poniendo al descubierto por completo su espíritu vicioso de posesión y enfocando mucho mas sus celos obsesivos y enfermizos.

Castel en un principio soñaba con la idea de que Maria sea aquella importante persona con la cual esperaba compartir su vida, sus sueños, sus tristezas, sus pasiones ya hace tiempo guardadas y escondidas en su arte que era para él la pintura, pensaba que aquella mujer venia a su lado por un camino paralelo al de él, que entraría a su mundo “de extrañas ventanas y había entrevisto el espectáculo de mi insalvable soledad”, creía haber encontrado por fin alguien que pensara semejante a él y comenzó a pensar en Maria a partir de allí, imaginando situaciones ficticias, soñando con el encuentro verdadero, a ilusionarse con diversas ideas, obsesionándose con la fantasía de poseerla y tenerla dentro de sus cuatro paredes en su mismo departamento, enclaustrada y encapsulada en una utopía creada en sus pensamientos escondidos en la encrucijada de sus ilusiones.

Al darse cuenta tiempo después que Maria pertenecía en realidad al “ancho mundo, al mundo sin limites, de los que no viven en túneles” y entonces mientras él avanzaba en su pasadizo, “ella vivía afuera su vida normal, la vida agitada que llevan esa gente que viven afuera, esa vida curiosa y absurda en que hay bailes y fiestas y alegría y frivolidad”, de esta manera nuestro protagonista triste, solitario y sin esperanzas se rinde ante la desilusión que le entregaba el darse cuenta que la persona en quien llevaba puesta tantas ilusiones y sueños, no

Página 3

era quien creía ser, Maria Iribarme lo derrumbó de esta manera y de cierta manera quiso sin querer abrirle los ojos mostrándole a lo mejor un camino distinto, un camino que le enseñaba que no todos pueden ser como él quiere que sean, aunque probablemente Juan Pablo nunca llegó a comprender esto.

Con el paso de los meses Juan Pablo logro un encuentro con ella, y con el pasar de los días comenzaron a socializar y a tener relaciones mas cercana e intima después de su larga espera solitaria, donde muy pronto empezó a dudar muchas cosas, ya que según Castel ella le contestaba extrañamente con actitudes peculiares.

Castel, en un comienzo, al no saber y al no sospechar que su amada estaba casada hace ya bastante tiempo con otro hombre un tanto mayor, de una u otra manera el presentía algo por su afán de analizar todo, por lo tanto sentía un engaño en ella que lo inundaba de curiosidad y que finalmente respuesta que le sean satisfactorias. Al enterarse de esto sobre María, Castel sintió con gran impotencia un agobiante sentimiento de celo, que con el avance de la novela éste llega a la deducción de que la solución a sus problemas sería acabar con esa vida que tanto daño le hacía y en un momento de fuertes, humillantes y bajas acciones a causa de su angustia, él prefirió optar por el termino de la vida de su amada, quizás con el fin de que nunca más pueda lograr engañar a alguien y con el fin egoísta de que nadie aparte de él, la poseyera, dentro de sus razones para cometer este crimen era que su muerte afectaría mucho menos que todos los engaños hechos y que pudiera seguir haciendo en un futuro, aquí muestra su postura egoísta e individualista un poco jugando como ser Dios.

Nuestro particular artista, frecuentemente en la mayoría de sus encuentros se sentía demasiado lejos de las dimensiones en que vivía María y nunca lograba encontrar la faceta más profunda, real y oculta que cubría los verdaderos sentimientos que ella llevaba y sentía dentro de su corazón hacia él, mientras que Castel creía que estos sentimientos viajaban del inconsciente de María hacia él con el fin de dañarlo; por esta razón Juan Pablo siempre intentaba averiguar más y más todos los porqué del distanciamiento entre ellos dos, con constantes e insinuantes preguntas que lo llevaba lejos hasta sentirse derrotado y caer finalmente en el túnel de la desconfianza e inseguridad, incluso muchas veces llegó a ser hiriente en sus continuas discusiones, las cuales fueron bastante decisivas en cuanto al estado de su relación de amantes. Su angustia lo ahogaba de tal manera que se perdía en una profunda desesperación de inconmensurables límites.

A causa de estas fuertes discusiones, que pueden ser vistas un poco “infantiles”, Castel pierde el control por la soledad que sintió y el arrepentimiento, que cayó en el alcohol siguiendo con conseguir prostitutas para intentar olvidar su pasado, y además de todo lo anterior dentro de su misma desesperación llegó a tener la fatal idea de acabar con su vida, cosa que jamás llevo a cabo.

Todo esto es un claro ejemplo de todas las constantes contradicciones que se paseaban en sus pensamientos que el mismo asumía con despecho y mostraba su inseguridad la cual pudo haber brotado mucho antes de el momento en que se dio cuenta que María era capaz de poner en práctica el engaño con él hacia su propio marido sin remordimiento alguno; al igual que las constantes ocasiones en que María le pedía a Castel que se alejase de ella sino saldría lastimado, razón que hace pensar mas en plantearse la idea de que si ella era capaz de engañar

Página 4

a su marido ciego nada le costaría engañarlo a él con otro hombre, también la posibilidad de que en realidad engañaba a muchos, no solo a el; así también pues asumía como un hecho ya dado el que ya lo estuviese practicando el engaño mientras ella se escabullía de su mirada y de su presencia, que después pasó a ser para ella una verdadera tela de araña de sofocamiento .

María muchas veces, por lo que logramos percatar de la lectura del libro, se sentía como agobiada por la persistencia de las preguntas e interrogatorios a los que la sometía Juan Pablo, por esta misma razón percibimos como unas ganas de huir de él, pero ¿Hacia dónde huiría para poder esconderse de él?. Su hogar se siente frío como rodeada de desconocidos, su marido un simple amigo…debía huir a la estancia, una de las cosas que hacía a María distinta de Castel era su sentimiento maternal hacia los demás y que muchas veces confundía amor y comprensión, compasión y compañía, muy insegura y que necesitaba ser útil para el mundo y por eso buscaba compañía en personas incomprendidas.

Nuestra novela nos presenta tantos conflictos y planteamientos existenciales, tantos celos, tantas dudas y desconfianzas, que el solo hecho de creer que habían tenido pequeños momentos en los que se habían convertido en uno, que iban unidos caminando a través de la senda oscura de un misterioso túnel en el cual María jamás formó parte y en el cual Castel siempre vivió en soledad ya que para el no era necesario salir de este, ala sociedad, al mundo; y todo tornó a verse nublado y destruido por un sentimiento extraño que acabó en una arrebatada y trágica muerte.

Juan Pablo llega a su fin, su manía por analizarlo todo le había llevado a la condena. Mata al ser que mas quería en el mundo. A la única persona que logro entenderle.

Página 5

CONCLUCION:

Dentro de la obra tratada de Sábato se puede percibir que las pasiones desenfrenadas e impulsivas conducen a cualquier hombre directamente a al pozo de la destrucción. Si somos capaces de darnos cuenta que cada ser es un mundo único e irrepetible, un mundo aparte donde es posible destacar para afirmar valores y anti-valores que solamente cada dueño de su mundo pude llegar a descubrirlo para descifrar así sus propios enigmas.

La obra es en primer plano la confesión de un criminal que asesina por celos. Pero en profundidad nos muestra el drama de la soledad, de la comunicación, de la búsqueda de lo absoluto, hace entrar en la duda sobre cuestiones como: creer o no creer, el confiar o el dudar, si entregar nuestra propia interioridad dándonos por completo con una confianza totalmente entregada o encerrarnos en nosotros mismos por un único miedo a llegar por alguna eventualidad a ser dañados, estando en una situación de completa inocencia, siendo víctimas de una extraña locura amenazante que es producida por una mente bastante particular.

Página 6

BIBLIOGRAFIA:

Fotocopia Lengua (El Informe)

Microsoft Encarta 2006

http://www.geocities.com/leerasabato/tunel.htm

http://www.me.gov.ar/efeme/sabato/novelas.html

http://www.elmundo.es/esfera/ficha.html?27/esf924261172

http://www.literatura.org/Sabato/Sabato.html

http://www.epdlp.com/escritor.php?id=2248

Página 7