El túnel; Ernesto Sabato

Literatura universal contemporánea. Siglo XX. Narrativa. Novela existencialista. Argumento. Pesimismo. Personajes

  • Enviado por: A Varvaro
  • Idioma: castellano
  • País: Venezuela Venezuela
  • 5 páginas
publicidad
cursos destacados
Escritor
CCC
¿Te has visto en la necesidad de contar algo por escrito y no has encontrado las palabras adecuadas? ¿O no has sabido...
Solicita InformaciÓn

Doctorado en Literatura Hispánica (Catalana, Gallega, Vasca) en el Contexto Europeo
UNED
Ofrecemos aquí una somera descripción del Doctorado en literaturas hispánicas (catalana, gallega y vasca) en el...
Solicita InformaciÓn

publicidad

EL TUNEL 1946

Capitulo I

  • Juan Pablo Castel, pintor que mato a Maria Iribarne Hunter.

  • “Todo tiempo pasado fue peor”, la gente olvido las cosas malas.

  • Quisiera aprovechar mi libertad liquidando a 6 o 7 personas.

  • En un campo de concentración un ex-pianista se quejo de hambre y lo obligaron a comerse una rata viva.

Capitulo II

  • Voy a relatar mi crimen.

  • Vanidad: Motor del Progreso Humano.

  • León Bloy, gran vanidoso, que dijo servir a quienes no le llegan ni por las rodillas.

  • Viajo durante 2 días sin dormir para ver a su madre que iba a ser operada de cáncer y llego a tiempo. Esta al verlo le sonrió a pesar de que se encontraba muy mal. Mas tarde murió.

  • Le anima la idea de que alguien llegue a entenderle a partir de este libro. Por lo menos una persona.

  • Podría hablar ante más de 100.000 rusos pero no lo entenderían.

  • Una sola persona podía entenderme, pero fue la mujer que mate.

Capitulo III

  • Presento su obra Maternidad en el Salón Primavera, en Buenos Aires, 1946.

  • El cuadro tenia en la parte superior izquierda una ventana con una playa en el fondo con una mujer cuya mirada era como esperando algo. Nadie lo noto, solo 1 persona.

  • En los siguientes meses solo pinto para esta mujer que noto este detalle, pero lo que sentía en realidad era que esa ventana se iba haciendo más grande.

Capitulo IV

  • Soy tímido, por lo que pensé mucho en que decirle al verla.

  • Nunca voy a salones de pintura, mis razones son muchas entre ellas:

-Detesto los grupos, sectas, etc. en fin, detesto los conglomerados.

  • También detesto el psicoanálisis, el comunismo, el fascismo, el periodismo, etc.

  • En cuanto al psicoanálisis, lo puedo explicar ya que una vez acudí al Doctor Prato, al cual también consideraba mi amigo. Pero en el momento en que todo el mundo comenzó a perseguirme el también lo hizo.

-Un día me invito a un coctel que denomino en “sociedad”, cosa que le molesta mucho a J.P. Castel ya que a su parecer no es lo mismo reunirse una sociedad que una sociedad psicoanalítica.

-También recordé haber leído sobre un junta de psicólogos presidida por Bernard o Bertrand y le pregunte si a donde iríamos esta relacionado con este hombre, y me dijo que era un charlatán que la única Junta de Psicoanálisis de Buenos Aires acredita desde Chicago, era la suya.

  • En la junta había mucha gente, entre ellos Goldenberg, recién salido del manicomio, quien me elogio tanto mis pinturas, que me di cuenta que las detestaba

  • Denomino a los psicólogos…Freudianos (por S. Freud).

Capitulo V

  • Me he apartado un poco del propósito del libro, por mi madita costumbre de justificar todo.

  • Escribiría un largo ensayo titulado “De la forma en que el pintor debe defenderse de los amigos de la pintura”

  • Mi idea era conseguir a alguien quien me la presentase.

  • Me avergonzó la idea de preguntarle a Mapelli o a Lartigue sobre ella.

  • Me he encontrado a personas en el Barrio de Berlín, luego en un lugar desconocido en Italia y después en una librería en Buenos Aires.

  • Para conocer a la chica primero pensó en presentársele, luego en que se la presentaran y finalmente se resigno a que esta tomara la iniciativa.

  • Se imagino aquel encuentro muchas veces con distintas respuestas y reacciones de su parte.

Capitulo VI

  • Finalmente la vio, y todas las variantes se amontonaron y se resolvieron en su cabeza. Pero en conclusión decidió optar porque ella tomase la iniciativa. La persiguió hasta que ella entro en el edificio de la Compañía T, y ahí en la espera del ascensor, muy toscamente decidió hablarle. Todo le salio mal y opto por retirarse muy cobardemente, y a las 2 cuadras, ella lo llamo e intento hablar con el, pero ella también se retiro tímidamente.

  • De este encuentro solo recuerda la frase “la recuerdo constantemente” (la ventana)

Capitulo VII

  • Después de esto, decidió buscarla en el edificio. Subió -por compromiso- al piso 8. En el ascensor como el pensó, alguien comento con el ascensorista acerca del calor húmedo.

  • Al llegar abajo, pensó en 3 posibilidades:

-Realizaría una gestión larga.

-Quedo excitada con el encuentro y dio unas vueltas.

-Trabaja ahí.

  • Se fumo un cigarro, y fue a un café que quedaba a una cuadra de la compañía donde podía ver quien se retiraba (3:15).

  • No ocurrió nada y a las 6 decidió ir a la puerta para ver detalladamente quien salía al terminar el horario de trabajo.

  • A las 6 y pico empezaron a salir todos.

  • A las 6:30 ya habían salido casi todos.

  • A las 6:45 solo salían altos empleados y sus secretarias.

  • A las 7, resignado se fue.

Capitulo VIII

  • Pensó en ir al día siguiente a la Compañía T.

Capitulo IX

  • Fue temprano y no la vio entrar.

  • Perturbado volvió a esperar en el café.

  • Ella salio del sub-terraneo a las 11:30.

  • El la busco, la tomo por el brazo y la llevo a la Plaza San Martín.

  • Hablaron y hablaron. El se refirió a los críticos del arte como cretinos.

  • Ella miraba fijamente a un árbol.

  • Concluyeron que quizás la ventana era un mensaje de desesperanza pero que era algo verdadero.

  • Ella le dice que el no debe acercársele puesto que le podría hacer daño.

  • Ella quito finalmente su mirada del árbol cuando el le pregunto que si le parecía elogiable que la ventana fuese un mensaje de desesperanza.

Capitulo X

  • Ella se fue, y quedaron en verse pronto.

  • En la noche el la llamo.

Capitulo XI

  • Paso la noche agitado.

  • Salio en la noche y con sinceridad dijo que por primera vez no vio a la gente con asco.

  • Entro en el café Marzotto donde la gente suele escucha Tango “como un creyente de Dios oye la pasión según San Mateo”

Capitulo XII

  • A la mañana siguiente como a las 10 llamo, y la misma mujer le dijo que había salido al campo, pero le dejo una carta.

  • Ella vivía en la calle Posadas casi en la esquina Server.

  • Le abrió la puerta un mucamo que parecía Polaco.

  • Después llego Allende Hunter, esposo de Maria Iribarne. Físicamente, flaco, alto, hermosa cabeza y ciego.

  • La carta decía “Yo también pienso en ti. Maria”

  • Maria iba a la estancia del abuelo de Allende, que mantenía su primo Hunter (hombre mujeriego y cínico).

Capitulo XIII

  • No me gustan los ciegos.

  • Empecé a pensar en todo.

  • De la carta dice que la letra es nerviosa. Le emociona que haya firmado Maria.

  • Se dio cuenta que la mucama vacilo porque dijo Señorita y no Señora Iribarne.

  • Piensa que las limosnas no resuelven el problema de los mendigos sino que satisfacen psicológicamente a las personas que creen ser generosas.

  • Pensó que Maria quiso dejarle la carta con el esposo ciego por placer.

Capitulo XIV

  • Llame para saber cuando vendría y averigüe la dirección de la estancia.

  • Le escribí una carta y se la mande.

  • Tuve un sueno relacionado con una casa, y a su vez todo estaba relacionado con Maria.

Capitulo XV

  • Le contesta la carta donde le menciona que esta en el mar, la playa y los caminos.

  • El le emociono particularmente que ella lo tuteara en la carta y la parte que dice que el se encuentra entre el mar y ella.

Capitulo XVI

  • Pasaron los días y le envió una carta que decía: “Te quiero Maria, te quiero, te quiero”.

  • Ella le contesto: “Tengo miedo de hacerte mucho daño”.

  • El le volvió a contestar: “No me importa. Si no pudiera amarte, me moriría”, a esta carta Maria no contesto, por lo que le envió “estas pisoteando este amor”.

  • Al día siguiente hablaron y ella le dijo que volvería.

  • Al día siguiente ella lo llamo y quedaron en verse en la Plaza La Recoleta a las 8

  • Encendió 2 fósforos para poder ver las expresiones de Maria.

  • El tiene 38 anos.

Capitulo XVII

  • Nos vimos todos los días durante más de un mes.

  • La escena de los fósforos se repitió 2 o 3 veces más en otros encuentros.

  • Le dijo que si la engañaba, la mataría.

  • Le dijo puta y ella lloro, pero se consoló rápidamente. Pensó quizás que porque si lo era.

Capitulo XVIII

  • Richard era un amigo de ella que se suicido. Ella quemo sus cartas. Dice que el era nihilista.

  • La muerte no es mi tipo, pero a veces me atrae (así comparo su relación con Richard).

Capitulo XIX

  • Maria me dijo en el puente que yo era la primera persona que en verdad quería.

  • A Allende lo quiere como un hermano.

Siempre recuerdo como el padre de Desdemona le recordó a Otelo que si esta había engañado a su padre, podría engañar a otro a hombre (a el).

Capitulo XX

  • Cuando le dije que engañaba a un ciego se puso muy mal, y arrepentido…. Le bese los pies (ello solo sintió piedad).

Capitulo XXII

  • Tuve un sueno donde llegue a mi casa y un señor me transformo en pájaro.

Capitulo XXIII

  • Desperté de pie, bañado en sudor frío por el sueno.

  • La llame, y se había ido para la estancia y le mande 4 cartas. A la quinta me respondió y me dijo que fuera a ella.

  • Corrí a la estación Constitución.

Capitulo XXIV

  • Llegue a la estación Allende, me recibió un chofer.Estuve a punto de regresarme

  • Mimi Allende mujer con acento parisino, malvada y miope. Fumaba con una boquilla largisima. Llego proveniente de Mar del Plata.

Capitulo XXV

  • Mis pintores preferidos: Van Gogh y el Grecco.

  • Mimi contesto a esto TIENS.

  • Séptimo Circulo, novela policial.

  • La novela policial representa en el siglo XX lo que represento Cervantes en la época de la Caballería.

  • Le comente a Maria que un atardecer quería ver las Torres de San Gemignano desde una colina.

Capitulo XXVII

  • Subimos a mi cuarto con la excusa de que íbamos a buscar unas manchas, por lo que bajamos con mi caja de pinturas y mis dibujos para disimular.

  • El cielo tormentoso me hizo recordar el del Tintoretto en el salvamento del sarraceno.

Capitulo XXIX

  • Regrese en tren y al llegar tome unos whiskyes y tome a un taxi hacia un bat en la calle 25 de Mayo o la Leandro Alem.

  • Frente a la estación Allende había un almacén llamado La Estancia o La Confianza.

Capitulo XXX

  • La estancia del abuelo de Allende Hounter se llamaba LOS OMBUES.

  • Se arrepintió de enviar la carta, pero al ir al correo no se la devolvieron por no tener el recibo. Le irritaba el lunar con pelos largos en la mejilla de la que atendía el correo.

Capitulo XXXI

  • La llame y le dije que si no se venia de la estancia los ombues para Buenos Aires, mañana me suicidaría.

  • Esa noche esperando perturbado, fue a un sitio y contrato una prostituta Rumana, a la que llevo a su casa y por su manera de actuar y de ver sus cuadros, caí en cuenta de que Maria podía ser una puta.

  • Inmediatamente consulte a Lartigue, gran amigo de Hounter si ellos eran amantes, pero no me respondió.

Capital XXXIV

  • Me dijo que Hounter estaba enfermo.

  • Nos íbamos a ver a las 5 pero ella nunca llego, y cuando llame me dijeron que había ido a la estancia.

  • Le pedí el carro prestado a Mapelli con la excuso de que mi padre estaba enfermo.

Capitulo XXXV

  • Salí a las 6, y me tomo 4 horas y 15 minutos llegar. Llegue a las 10:15pm

Capitulo XXXVII

  • Cuando llegue, los vi que estaban juntos. Al cabo de un rato subieron, y solo se prendió la luz de un cuarto, me mortifique.

Capitulo XXXVIII

  • Al ver que Maria prendió la luz de su cuarto, trepe una ventana, entre al cuarto y la apuñalé varias veces.

  • Fui a casa de Allende y le confesé todo, el solo decía que yo era un “Insensato”.

  • Me entregue a la policía a eso de las 6am.

Capitulo XXXIX

  • Llevo tiempo preso, y me entere que Allende se suicido.