El Tercer Mundo

Escolarización. Subdesarrollo. Mortalidad infantil

  • Enviado por: Jose Alonso
  • Idioma: castellano
  • País: España España
  • 6 páginas
publicidad

POBREZA EN EL TERCER MUNDO.

TERCERMUNDISMO.

-Ideología que se interesa por las potencialidades -revolucionarias o de

otro tipo- de los pueblos y de los estados de Asia, África, América Latina y Oceanía y sobre el papel que pueden llegar a desempeñar o que ya desem-

peña en la escena internacional.

-La época de su apogeo es contemporánea a la guerra del Vietnam, y su

signo fue Ernesto “Che” Guevara. La conferencia de solidaridad de los pue-

blos de Asia, América Latina, África, reunida en la Habana del 3 al 25 de E-

nero de 1966, aseguro su puesta en marcha y le dio su primer contenido que proclamaba la legitimidad de todas las formas de lucha de liberacion,”incluida la lucha armada”.

-Con el pasar de los años el tercermundismo perdió su impulso. Utili-

zado por derechas e izquierdas, conoció un eclipse antes de renacer de sus

cenizas. En efecto, las criticas de las que fue objeto, obligaron a sus repre-

sentantes a hacer un examen de conciencia.

LOS ADVERSARIOS.

-Pertenecen a dos amvitos: los irreductibles -los opositores de siempre- y el de los desencantados del tercermundismo.

-Los autores del primer grupo reprochan a los adeptos de esta ideología a

que contribuyan a minar los cimientos del mundo occidental y de este modo,

alo precipiten hacia su fracaso. Esta tesis es sostenida por un periodista ve-

lezolano, Carlos Rangel, en su libro Occidente y el tercermundo (1982).

-En el socialismo contra el tercermundo (1983), Yves Montenay y el

club de i´horloge señalan el carácter peligroso de esta ideología, que permi-

tiria a ciertos gobiernos del Tercer Mundo culpar al exterior de la responsa-

bilidad de su propio fracaso, y por y por ello, comprometería su oportunidad

de éxito.

-La critica de izquierdas denuncia las ilusiones propugnadas por la ideo-

logia terdermundista: prioridad a la violencia, idealización de los valores tra-

dicionales del Tercer Mundo, carácter reductor del tercermundismo, que ti-

ende a acentuar más los puntos en común que las diferencias de los países en vías de desarroyo transfiriendo a otros países un deseo revolucionario no

logrado de ninguna manera en el propio país.

-Recientemente a llegado otro tipo de tercermundismo, mas concreto y mas realista, que sigue aportando su apoyo a los pueblos menos favoreci-

dos, si bien sabiendo otras directrices. Este tercermundismo renovado da

prioridad a los lucha por los derechos humanos, se apoyan en las organi-

zacionas no gurnamentales que obran en esta dirección y, desconfiando

de los estados, estima que un derecho de los pueblos puede constituir una

feliz síntesis ente los derechos inalienables del individuo y los que deben

ser reconocidos a los grupos a los que pertenecen.

UNA IGNORACIA GENERALIZADA.

-En algunos países existe hasta un 80% de analfabetos. A menudo, la

escolaridad no alcanza al 20% de los niños. Pero la enseñanza propone mu-

chas veces los mismos programas que en los países industrializados, donde

hace mucho tiempo resultan inadecuados.

-Se ha iniciado una investigación, sin logros suficientes hasta el presente,

para elaborar en cada país una enseñanza que corresponda a las condiciones

generales del lugar, y para convencer a sus habitantes de que su cultura no

de ninguna manera menospreciable, sino que constituye un camino válido

hacia iguales metas, ya que el mismo “vehículo” no puede satisfacer los

desplazamientos en región llana y en región montañosa, en país frío y en

país calído.

-Esta investigación también debe recurrir al empleo generalizado de me-

dios individuales. Hay que mencionar asimismo la indispensable instrucción

de los campesinos: la utilización de granos seleccionados requiere tratamien-

tos quimicos, fungicidas e insecticidas, abonos y metodos de rotación de

cultivos; es decir, la precencia de instructores cuya preparación y puesta en

práctica no podrán efectuarse sin una organización apropiada.

-En 1945, la Organización de Naciones Unidas creó un departamento especializado para la alimentación (FAO,Food and Agriculture Organiza-

tion). Se emprendió una “Campaña mundial contra el hambre”, con un pro-

grama de cinco años, que parecía ser suficiente para la desaparición de es-

te flagelo.

-En 1965, pudo apreciarse que resultaba indispensable un nuevo esfuer-

zo de cinco años. En 1970, la “Campaña mundial contra el hambre” fue

remplazada por la “Década del desarroyo”.

LOS LIMITES DE LA AYUDA PARA EL DESARROLLO.

-No conviene exagerar la eficacia de tales esfuerzos y campañas. Ya he-

mos señalado el carácter por lo menos ambiguo de lo que se denomina ayu-

da privada. Ahora bien, este primer capítulo de “ayuda privada” representa

cerca del 40% de las cifras publicadas.

-En lo que concierne a la ayuda pública, figuran en las cuentas los suel-

dos de los cooperadores y el valor de las compras o de los suministros una

parte de los cuales está representada por beneficios que existen desde el

comienzo o comprende sumas repatriadas por los funcionarios de los países

que prestan la ayuda.

-El total representa un porcentaje que alcanza aveces el 50% de la can-

tidad estipulada en las estadisticas publicadas por las organizaciones inter-

nacionales.

-La ayuda real es, pues, dos veces menor de lo que parece. Despues de menos de diez años de esfuerzos, la noción de ayuda al desarrollo ha sufri-

do un claro retroceso y una peligrosa fatiga, ya que no ha sido comprendida

la necesidad:

a) de hacer de ella una obligación internacional;

b) de enseñar a los países ricos el porqué de esta obligación y de crear

ellos la voluntad de participación;

c) de enseñar en el Tercer Mundo, con medios suficientes, el porqué de

la necesidad del desarrollo y la obligación de desearlo, sin que éste

pueda considerarse un favor.

-El desarollo no es sólo cuestión de donaciones; implica la voluntad de

utilizar la ayuda de manera correcta y provechosa.

-En el Año 2000, H. Kahn y A. Wiener hacen resaltar que, al ritmo ac-

tual, para alcanzar PNB americano de 1965 serían necesarios de 16 años

(para Alemania Occidental) a 593 años (para Indonesia), con un término medio de 18 años para Francia, 19 años para el Reino Unido, 22 años para

Japón, 28 años para la U.R.S.S., 101 años para China y 117 años para la

India.

-En consecuencia, se acrecienta la distancia entre los paises desarrolla-

dos y los del Tercer Mundo, y en todas partes donde la desigualdad eco-

nómica existe y se amplía, se producen enfrentamientos cada vez más vio-

lentos.

A MANERA DE CONCLUSION.

-Desde el momento en el que Ford decidio que su negocio tenía el mayor

interés en que todos sus obreros se convirtiesen en propietarios de un auto de su marca, enprendió lo que se ha convertido en una de las más grandes

industrias automovilísticas de mundo

-Es preciso enseñar esta posivilidad de inversión razonada y razonable.

La civilización del siglo XX no debe ser la del consumo, en la que las in-

dustrias sobresalen por obligar a comprar, a través de la publicidad lo que

ellas saben fabricar con facilidad; debe ser la civilización en la que se im-

ponga la fabricación de lo que es util para todos.

-De esta manera se borrará el hambre del mundo, “en una civilización

de la elevación humana universal y amplia solidaridad” tal como describió

R.P.Lebret, y tal como lo han reconocido necesario las mayores autoridades

mundiales.

-El mundo puede conocer una prosperidad general, único elemento de

paz y de dicha, en el momento en que todos los hombres sean, por entero,

consumidores, clientes y proveedores.

REDUCCION DE LA MORTALIDAD MATERNO-INFANTIL.

-Las principales causas de mortalidad infantil son las enfermedades dia-

rréicas agudas, las infecciones respiratorias, las enfermedades inmunopre-

venibles y las peritoniales.

-La deshidratación a causa de la diarrea por las malas condiciones higie-

nicas y por el agua contaminada e infectada, producen anualmente en Perú

la muerte de 10.000 niños menores de cinco años. Los cuales podrian salva-

se con campañas de vacunación y potabilizando (poniendo potable) el agua.

-La mortalidad materna es muy alta, la principales causas son las hemo-

rragias, el aborto, las infecciones y la toxemia, en un 20% de las muertes

maternas se dan entre las adolescentes, a causa de los abortos, esto podria

remediarse si desde el mundo que llamamos civilizado se les ofreciera orien-

tación y los medios nesesarios y sanitarios, pero por desgracia nunca llega la

ayuda hasta esas personas que deberdad se mueren dia a dia. Mientras los

intermediarios se enrriquecen con estas muertes.

-Si es verdad que las distintas organizaciones humanitarias intentan que

les llegue, pero parece que quien se queda con la comida, las medicinas y el

dinero son los ejercitos de esos países, que segun vemos aunque la pobla-

ción esta totalmente muerta ellos están “goditos”y con las armas en las ma-

nos.

1