El teatro Español a partir de 1939

Contexto. Teatro en el Exilio. Posguerra. Protesta. Teatro no realista de los años 60 y 70

  • Enviado por: Brb
  • Idioma: castellano
  • País: España España
  • 3 páginas
publicidad
publicidad

Tema 10El teatro Español a partir de 1939.

Generalidades:

Al finalizar la Guerra Civil Española, el teatro español tiene tres graves problemas:

a) La crisis económica hace que solamente los más poderosos puedan asistir a las representaciones y la censura impide todo contenido político crítico en las obras.

b) Se produce un corte muy profundo con respecto a lo que había sido el teatro con anterioridad a la Guerra:

-Han muerto algunos grandes maestros: Valle-Inclán, Unamuno, García Lorca.

-Otros se han exiliado: Jacinto Grau, Alejandro Casona…

-La censura impide que muchas obras se representen.

c) Se habla del inicio de una crisis del teatro que se explica por varias razones:

-Los empresarios recurren a traducciones de obras de autores extranjeros, con lo que los jóvenes dramaturgos españoles se van a encontrar con más dificultades a la hora de estrenar sus obras.

-El cine se convierte en el gran espectáculo de masas y desplaza al teatro en los gustos del público.

El teatro en el exilio

Cabe distinguir cuatro corrientes principales:

-Teatro político, heredero en cierto modo del esperpento y de Valle-Inclán, representado por Rafael Alberti.

-Teatro realista, que evoluciona del vanguardismo a un cierto compromiso social. (Max Aub).

-Teatro existencialista o intelectual, en el que se plantean cuestiones intemporales, como la felicidad, el amor o la muerte. (Pedro Salinas).

-Teatro poético o simbolista, que cuenta como principal figura de la dramaturgia transterrada , el asturiano Alejandro Casona, cuyo regreso a España en 1962 constituyó uno de los grandes acontecimientos literarios de aquellos años.

El teatro de posguerra (1939-1955).

En este período nos encontramos con tres tendencias principales:

-El teatro comercial o drama burgués (alta comedia, comedia de salón).

a) Continúa la comedia de salón de Benavente.

b) Ideológicamente se caracterizan por la defensa de los valores tradicionales. Dios, patria y familia.

c) Introduce siempre una ligera crítica de costumbres (hipocresía, principalmente).

d) Técnicamente se caracterizará por el uso de una escenografía realista y clásica, y por la búsqueda de la perfección formal.

La acción, desarrollada en ambientes de la clase media, se basa en los enredos sentimentales, el humor fácil y la moralización intrascendente. Final feliz.

Nómina: Aparte de Jacinto Benavente, destacan J. Mª Pemán, Joaquín Calvo Sotelo, Juan Ignacio Luca de Tena, José López Rubio, Víctor Ruiz Iriarte, Edgar Neville…

-El teatro humorístico. Destacan dos tendencias:

a) Un teatro cómico que busca la risa fácil con técnicas tradicionalistas y que continúa las formas anteriores a la Guerra Civil.

b) Un teatro más interesante, que busca renovar la risa, mediante situaciones, personajes, argumento y lenguaje inverosímil, casi absurdo…

Autores: Jardiel Poncela (ya iniciado antes de la Guerra), y sobre todo, Miguel Mihura.

A ellos se unirán otros autores, algunos de ellos colaboradores de la revista “La codorniz” como Antonio Lara: “Tono” o Álvaro de la Iglesia.

-Teatro existencialista

En este teatro se representan los conflictos existenciales del ser humano (soledad, incomunicación, falta de sentido vital, melancolía, fluir del tiempo, etc…).

También aparecen las preocupaciones sociales, aunque no será fácil exponer la crítica debido a la presión de la censura.

Destacan: Antonio Buero Vallejo con “Historias de una escalera” (denuncia social); Alfonso Sastre con “Escuadras hacia la muerte” (denuncia política).

Teatro de protesta y denuncia (1955-1965)

A partir del año 1955 se puede decir que aparece el teatro social en España, aunque ya había manifestaciones anteriores, como es el caso de las obras de Buero Vallejo y Alfonso Sastre.

La aparición de estas obras de contenido crítico y denunciador es posible gracias a:

a) La necesidad de que el teatro exprese los problemas del momento.

b) Aparición de un nuevo tipo público jóven y universitario que pide un nuevo concepto de teatro, crítico con la situación histórica que vive España.

c) Y, por supuesto, la relajación de la censura, que permite el estreno de estas obras políticamente comprometidas.

Los rasgos que definen su teatro pueden sintetizarse así:

-Predilección por temas como la injusticia social, la explotación del ser humano, las condiciones inhumanas en que viven las clases más desfavorecidas de la sociedad(proletarios, empleados…),la hipocresía, la violencia y la crueldad de los representantes de la “sociedad establecida”,etc.

-Utilización de un lenguaje violento, directo y sin eufemismos, consecuencia de la toma de posición frente a la conservadora lengua oficial. Predominio de un tono de amargura y desesperanza.

-Preferencia por las formas dramáticas realistas naturalistas, la farsa (influencia de Valle-Inclán, Carlos Arniches, Federico García Lorca o Rafael Alberti) y el sainete.

-Personajes sin complejidad psicológica a los que se ve sobre todo como representantes de un sector de la sociedad.

-Rechazo de las formas del teatro de vanguardia y del teatro del absurdo.

Representantes: Antonio Buero Vallejo:”Hoy es fiesta”, Antonio Sastre:”Muerte en el barrio”, José María Rodríguez Méndez:”Los inocentes de la Moncloa”, Laura Olmo:”La camisa”, Carlos Muñiz:”El tintero”, José Martín Recuerda:”Las salvajes de Puente San Gil”.

El teatro no realista de los años 60 y 70

Una serie de autores adoptan un estilo dramático diferente para tratar temas similares a los de los autores realistas (Luis Riaza, José Ruibal, Diego Salvador, Luis Martilla).

Rasgos:

a) Se sustituye persona-personaje por personaje-signo. Su función es conseguir la respuesta crítica del espectador, que nunca se identifica con ellos.

b) Acción y lenguaje simbólicos, el espectador debe descodificar y da otro sentido a lo que ve en el escenario. Aparecen en el espacio ruidos y efectos.

Acción no lineal sino estructurada en fragmentos. Concepción del teatro como espectáculo.

c) Pérdida de importancia del texto; que se concibe no como un producto acabo sino como un material.

d) Preferencia de la farsa y lo grotesco y satírico.

Es un teatro independiente que actúa como márgenes de todo lo comercial.

Destacan: Los goliardos, Tábano, La cuadra, El teatro Lebrijano, Els Joglars, Els comedians.