El sí de las niñas; Leandro Fernández de Moratín

Literatura española del Siglo XVIII. Teatro neoclásico. Argumento. Personajes. Matrimonios concertados

  • Enviado por: El remitente no desea revelar su nombre
  • Idioma: castellano
  • País: España España
  • 11 páginas
publicidad
publicidad

Localización

La Obra se llama: El sí de las niñas. El autor es Leandro Fernández de Moratín. Este, hijo de un famoso escritor Nicolás Fernández de Moratín, nació en 1760 en Madrid. Por el ambiente intelectual de su familia, se inclinó desde pequeño por las letras a lo que también contribuyo su carácter tímido y retraído. Al lado de algunos políticos viajó por Europa. Tras la invasión francesa, fue acusado de colaboracionista y afrancesado. Tuvo que abandonar España y, aunque pudo volver más tarde, murió en París en junio de 1828.

Fue uno de los grandes escritores neoclásicos. Escribió poesía prosa y teatro. Su producción teatral es la más reconocida por la crítica. Su afán didáctico le llevo a utilizar el teatro como escuela para la sociedad y satirizar, desde el escenario los vicios que consideraba que debían corregirse. “El viejo y la niña”, “El barón”, “La mojigata”, “La comedia nueva”, y “El sí de las niñas” son sus comedias originales. Defendió el neocolonialismo, cumplió las reglas preceptivas y extrajo los temas de la sociedad que le tocó vivir.

El contexto histórico-social es el conocido como Neoclasicismo (El término neoclasicismo surgió en el Siglo XIX para denominar de forma peyorativa al movimiento estético que venía a reflejar en las artes los principios intelectuales de la Ilustración que desde mediados del siglo XVIII, se venía produciendo en la filosofía y que consecuentemente se había transmitido a todos los ámbitos de la cultura.)

Argumento

Doña Paquita es una joven que vive en un convento de monjas, tiene dieciséis años y está prometida con Don Diego, un hombre adinerado, y muy mayor. El casamiento ha sido concertado entre Don Diego y la madre de Paca, Doña Irene, en el que la prometida no tuvo tiempo de opinar sobre su futuro. Doña Paquita está a la vez enamorada de un joven militar, Don Carlos, sobrino de Don Diego. El enamorado, con el objetivo de impedir la boda, acude a ver a su amada a una posada, sin saber que era su tío su futuro marido, quien desconocía el amor entre Paquita y Carlos. Por las sospechas que tenía, Don Diego, ordena a su sobrino que regrese al regimiento y éste se dispone a obedecer, renunciando a la vez a su amada. Para informar a Doña Paquita, le envía una carta, que llega a manos de Don Diego, que, comprendiendo el amor entre los jóvenes, decide renunciar a su matrimonio con la joven, y haciendo llamar a su sobrino, hace posible la unión entre los dos enamorados, en contra de los deseos de Doña Irene. La acción transcurre en solo unas horas, en una posada de Alcalá.

Resumen

Primer Acto

Don Diego, de acuerdo con Doña Irene han hecho posible el matrimonio de Don Diego con Doña Francisca, sin consultar para nada la voluntad de la joven, a quien la madre le hace decir que sí de manera inapropiada sabiendo que la niña siempre la obedecía.

Pero Doña Irene está enamorada del sobrino de Don Diego, Don Carlos. Que era un hombre de armas con un valor inigualable.

En este acto el autor plantea el enredo: Doña Paca ama a otro hombre, Don Carlos. Con este pequeño relato de como está la situación, comienza a palparse la intriga y la emoción que caracteriza este acto.

Segundo Acto

Doña Francisca se encuentra presionada por su madre, en una conversación en la que aparece Don Diego preguntando por el amor de su futura mujer, queriendo saber si el amor era verdadero y si la relación llevaba buen camino, pero Doña Irene no le deja contestar y prácticamente le obliga a responder que todo va bien, sin tener en cuenta los sentimientos de su hija. Más tarde Don Carlos le declara su amor.

En la cena, Simón (criado de Don Diego) se encuentra a Don Carlos y a Calamocha (criado de éste) preguntándoles que qué hacían en el mismo hostal. Después tras hablar el tío y el sobrino, Carlos se ve obligado a marchar a Zaragoza o a pasar la noche fuera de la ciudad. Este final contrasta vivamente con el esperanzador y alegre del Primer acto.

Tercer Acto

Doña Francisca se muestra resuelta al no ceder ni a ruegos ni a amenazas cuando llegue el momento de pronunciar el si definitivo; pero los dos enamorados se encuentran perdidos al enterarse Don Carlos de que su rival es Don Diego, su tío. La amorosa pareja renuncia a su felicidad, resignándose a su triste e inevitable futuro, pero Don Diego, enterado del sacrificio que se habían impuesto, desiste de sus propósitos y convence a Doña Irene de que debe casar a su hija con Don Carlos, no sin que la testaruda señora proteste de que la muchacha sea capaz de querer a otro hombre que no sea designado por ella. Así termina el acto III y la obra entera. El acto está montado en aparte de Don Diego que pasa de ser amante correspondido a traicionado, y posteriormente a ser juez y abogado de los jóvenes y de la sociedad en general. Final edificante, con arrodillamientos, lágrimas y perdón, melancólico por la abnegada renuncia de Don Diego, que se sacrificó personalmente para permitir la felicidad los enamorados.

Los acontecimientos principales son cuando al inicio de todo, que Don Diego se casaría con Paca.

También es importante cuando Don Carlos declara su amor a Doña Paca y cuando finalmente Don Diego se entera del amor de los jóvenes por una carta de amor y él s sacrifica personalmente para que ellos sean felices, en contra de los deseos de Doña Irene.

El tema fundamental es el amor de dos hombres por la misma mujer, y el sacrificio por parte de uno de esos hombres para permitir la felicidad a el otro, sabiendo que la mujer tampoco estaba contenta de haberse casado con él mismo.

Yo creo que el mensaje que quiere transmitir el autor es que algunas veces por el bien de los demás deberías sacrificarte tú mismo.

El espacio en el que se desarrolla la acción en en una pequeña posada en Alcalá.

El nudo es cuando Diego y Carlos aman a Doña Paquita y esta se encuentra entre ellos toda confusa porque se debe casar con Diego pero a quien ella ama es a Don Carlos, y el desenlace es cuando Don Diego se entera de el amor de los jóvenes y deja que se casen ellos en vez de él.

Este desenlace es conocido, dado la infelicidad de la joven con Don Diego y su amor por Carlos, que los jóvenes acabarían juntos alguna vez, y está relacionado con el tema porque el tema principal es el amor entre los dos hombres por la misma mujer.

Estructura Interna

Se transmite en prosa, aunque lo normal en aquellos tiempos eran las poesías en verso, pero no niega el hecho de que se hubieran escrito obras picarescas u otras por el estilo.

El subgénero es el drama porque existe una confusa tendencia dramática únicamente a todo lo que incluya elementos trágicos, aunque esta vez no hay un final trágico, sino infeliz para uno de los personajes.

El título tiene relación con el libro si tenemos en cuenta el -Sí de las niñas- y el hecho de que Doña Irene le obligaba a Paca a decir que sí a Don diego en la boda y a informarle de que todo iba bien.

Los hechos se clasifican en actos, y a la vez en escenas. Consta de tres actos y de unas trece escenas en cada uno de ellos.

Se respeta la regla de las tres unidades porque no informa de que es entre los S XVIII y XIX, y que ocurren unos determinados hechos en una posada.

Personajes

Principales

Los protagonistas son Doña Paca, Don Carlos y Don Diego.

Don Carlos: Es el sobrino de Don Diego y prometido de doña Paquita. Contrasta su valor en la batalla y su timidez ante su tío. Es un joven valiente que no dudará en luchar por su amor contra Don Diego y la sociedad.

Don Diego: Es el personaje que desencadena la acción. Se le puede considerar el verdadero protagonista de la obra.

Paquita: Es una muchacha coqueta y discreta que es forzada a casarse con un hombre mayor que ella. Es la causante del nudo de la obra, ya que debido a su educación no es capaz de demostrar sentimientos y esto la llevara a arriesgar el amor que siente por Don Carlos.

Doña Irene: Es la madre de Doña Paquita y representa un personaje autoritario que refleja la autoridad de los padres de la época sobre sus hijos.

Secundarios

Simón: Es el criado de Don Diego

Rita: Es la criada de Doña Irene

Calamocha: Es el criado de Don Carlos

Todos se relacionan porque son los criados de los protagonistas.

No hay antagonista peo podría decirse que era Doña Irene, porque quería casar a Paca contra su voluntad con Don Diego porque creía que era una persona con suficiente experiencia en la vida para que viviera feliz y adecuadamente.

Los personajes se presentan ellos mismos, a través de palabras.

Tiempo

Sólo dura unas horas el relato, sin saltos temporales ni retrocesos en el tiempo.

Acontece en la época conocida como Neoclasicismo, pero no afecta de ningún modo a la obra. El desarrollo es lento porque aparte de tardar sólo unas horas, transcurren muchas acciones.

Espacio

Aunque todo transcurre en la posada, en algún momento puntual Don diego se ha referido a un lugar externo, que no se relaciona con la obra en ningún sentido.

Elementos funcionales de la acción

Que yo recuerde hay un monólogo, que es interpretado por Don Diego en el que se lamenta porque encuentra la carta de amor de Don Carlos y es más tarde cuando se decide sacrificar para que Carlos y Doña Paquita sean felices. No existe ningún tipo de coro.

Hay gestos o movimientos de los personajes que actúan de un manera que influye en su comportamiento (Mímica).

Las acotaciones informan sobre el espacio, o sobre los pensamientos de los personajes en determinados momentos.

Lenguaje

Hay diferencias en el lenguaje dependiendo de la escala social. Los protagonistas usan un vocabulario muy culto para el uso de los criados, que usn un registro más coloquial.

Conclusión

Y

Opinión Personal

Es un libro que en parte me ha gustado unas veces sí y otras veces no. Porque no comparto las ideas de la protagonista Paquita, ni las de su madre. Es ilógico someterse a algo así sólo porque lo ha decidido tu madre. El comportamiento de Doña Irene no es aconsejable en la vida real.

Me ha gustado que ha tenido que ser precisamente un hombre quien solucione la situación, incluso sabiendo que salía malparado. Me gusta que se sacrifique por el amor de los jóvenes .

Creo que Paquita se debería haber rebelado ante su situación y hacer entender a su madre que ya está enamorada, pero de otra persona, y que es ella misma quien tiene que decidir su futuro y en tal caso atenerse a las consecuencias de sus propias decisiones. Aunque el dinero es el que manda en esa época era una de las formas de conseguirlo por las mujeres que se veían en una situación como esta.

Pág -10-