El sí de las niñas; Leandro Fernández de Moratín

Literatura española en el siglo XVIII. Neoclasicismo e Ilustración. Contexto social y literario. Teatro neoclásico. Argumento. Personajes

  • Enviado por: Chorva
  • Idioma: castellano
  • País: España España
  • 8 páginas
publicidad

El si de las niñas

De moratín

TEMA:

Crítica de la falta de las jóvenes para elegir marido.

ARGUMENTO:

En esta obra de teatro nos cuentan lo que sucedió en una posada de Alcalá de Henares, Madrid, donde se halla a D. Diego, un caballero acaudalado con su criado llamado Simón. Ellos esperan impacientemente a Doña Irene, madre de su “futura” esposa y Doña Francisca la “futura” esposa.

Doña Francisca acaba de salir de un convento de monjas que llevaba alojada desde pequeña.

Cuando llegan las dos damas(Doña Irene y su hija) acompañadas por su criada Rita, Doña Irene queda hablando con Don Diego sobre los preparativos del casamiento aunque Doña Francisca no ha tenido ocasión de opinar sobre su futuro. Cuando Doña Francisca se entera de esta dicha celebración queda muy afligida por el hecho de no ser libre a la hora de elegir esposo pero tuvo que aceptarlo para no defraudar a la madre.

A continuación ella escribe una carta para Don Félix, un joven del que se enamoró en el convento, aunque más tarde sabrá que es sobrino de Don diego y que su nombre en realidad es Don Carlos. A él le escribe una carta para comunicar de su casamiento injusto ya que no tuvo la oportunidad de opinar.

Cuando Don Carlos la recibe marcha rápidamente de Zaragoza hacia la posada donde se hospeda su querida Doña Francisca. Al llegar junto con su criado Calamocha, se tropieza con su tío, Don Diego y sorprendido de su rival no es capaz de decirle que está enamorado de su futura esposa, Doña Francisca.

Don Diego pensó que viniera a buscar dinero aunque había una temporada que no sabía dónde se hallaba. Le dio dinero aunque este se negaba y mandó a Simón acompañarlos hasta la puerta para que volvieran (él y su criado) a Zaragoza donde él residía de oficial.

Ellos marcharon y Rita, la confidente de Doña Francisca le comunica que su amado marchara. Ella queda muy afligida y herida, arrepintiéndose de su enamoramiento.

Más tarde ella escucha tres palmadas y se acuerda de Don Carlos porque cuando estaba en el convento era su seña para salir y comunicarse con él.

Rita y ella se acercan a la ventana y ven que es Don Carlos que le está lanzando una carta pero de repente aparece Simón y Don Diego a causa del ruido y tuvieron que escabullirse.

Don Diego encontró la carta, la leyó y todo enfurecido inmediatamente comunica a Simón que vaya rápidamente a buscar a su sobrino. Cuando llegan a la posada Don Diego le pregunta como se conocieron y que relación hay entre los dos y él se lo cuenta todo. Don Diego va a llamar a Doña Irene y Doña Francisca para contarles el descubrimiento del enamoramiento de los dos jóvenes y renuncia a casarse para favorecer la unión de los dos enamorados.

TRATAMIENTO DEL GÉNERO:

Es una comedia del neoclasicismo español, del que Fernández de Moratín fue un claro ejemplo por su naturalidad y elegancia en medio de un clima de idilio romántico y sentimental, característico del S.XVIII. Su finalidad es didáctica ya que ridiculiza los comportamientos ignorantes y las malas costumbres.

También es dramático ya que quieren casar a Doña Francisca con un caballero al que no ama.

ESTRUCTURA:

Estructura externa:

Este texto dramático está formado por 3 actos y cada acto en escenas:

Acto I: Compuesto por 9 escenas. Intervienen todos.

Acto II: Compuesto por 16 escenas. Intervienen todos.

Acto III: Compuesto por 13 escenas. Intervienen todos menos Calamocha, criado de Don Carlos.

Estructura interna:

Presentación: Tiene lugar en el ActoI. Se dan a descubrir a los personajes que intervendrán en la obra y las causas de las dificultades que se van a exponer a lo largo de la obra (principalmente cuando Doña Francisca se entera de que la quieren casar con Don Diego)

Desarrollo: Tiene lugar en el Acto II. Empiezan a desarrollarse los conflictos (Diálogo de Doña Francisca con su madre y con Don Diego, llegada de Don Carlos a la posada para ver a Doña Francisca pero estaba su tío, Don Diego, que era su rival)

Desenlace: Tiene lugar en el Acto III. En este acto es cuando los personajes de los conflictos resuelven los problemas (las confesiones de los jóvenes enamorados, iniciando así el desenlace feliz)

PERSONAJES:

Don Diego: ES el “futuro” esposo de Doña Francisca. ES adinerado y tiene una edad avanzada (59 años) Muestra interés por el matrimonio, por casarse, pero con mujeres más jóvenes que él. Caballero que piensa mucho antes de hacer las cosas, leal, sincero, noble y comprensivo. Le da importancia a lo que diga la gente por el principio de este casamiento ya que al final no se celebra. Plantea el tema de los matrimonios desiguales y el de la libertad de las hijas para elegir esposo. Razonador ya que reconoce sus culpas en los conflictos creados, al intentar desposarse con una niña que no le corresponde.

Don Carlos: Sobrino de su oponente, Don Diego. Joven, valiente (aunque cuando llega a la posada y ve que su oponente es su tío, lo ve todo perdido). Leal, activo, enamoradizo y enamorado de Doña Francisca (este romance empieza en Guadalajara ).

Sensato, ni egoísta ni interesado, con buen nivel cultural y respetuoso con su tío.

Doña Irene: Madre de Doña Francisca. Señora egoísta, interesada, con ansias de prosperar por medio de un matrimonio desigual, entablando a su hija con una persona de buena posición social y económica. Ella defiende que hay que enseñar a los hijos a obedecer ciegamente, y da x cierto su derecho a elegir ella misma, la pareja de su hija sin contar con la directamente interesada. Ella llama criar bien a una niña: enseñarla a que desmienta y oculte las pasiones más inocentes con una desleal disimulación (como veis en Escena V del Acto II ella siempre opina por su hija)

Doña Francisca: Hija de Doña Irene. Dama discreta, recatada, racional, enamorada y fiel a su amor. Obediente a su madre ya que a ella no la dejan elegir marido y lo acepta. Ella está enamorada de Don Carlos, sobrino de su “futuro” esposo pero gracias a una carta encontrada por Don Diego la boda se cancela.

Simón: Criado de Don Diego. Fiel, obediente y sobre todo es su confidente.

Calamocha: Criado de Don Carlos. Fiel y leal a su amo

Rita: Criada de Doña Irene y Doña Francisca. Leal, fiel y sobre todo confidente de Doña Francisca ya que era la única que sabia del romance entre doña Francisca y Don Carlos.

CONTEXTUALIZACIÓNDEL PERSONAJE:

Don Carlos: Persona joven. Es oficial y estaba haciendo el servicio militar en Zaragoza.

Se desplazó a la posada de Alcalá de Henares(Madrid) para cancelar la boda de su amada.

Doña Francisca: Se crío en un convento de monjas en Guadalajara.

Se desplazó a la posada porque la madre es donde quedaron para preparar los preparativos de dicha boda.

Doña Irene: Se desplazo a Guadalajara para recoger a su hija en el convento porque quería casarla.

CARACTERES DE LA REPRESENTACIÓN:

La escena se desarrolla en una posada de Alcalá de Henares.

El teatro representa una sala de paso con cuatro puertas de habitaciones para huéspedes, numeradas todas. Una más grande en el foro, con la escalera que conduce al piso bajo de la casa. Con ventana de antepecho a un lado.

La acción empieza a las siete de la tarde y acaba a las cinco de la mañana siguiente. Moratín mantiene la unidad de tiempo

Los aspectos visuales, sonoros y

Los decorados no se explican demasiado: una mesa, en medio, con bancos, sillas, etc

La información de los aspectos visuales y sonoros es muy escasa.

EL DISCURSO VERBAL:

Modos de la enunciación:

El diálogo domina plenamente en toda la obra teatral menos desde la línea 2273 hasta la 2351 en la Escena X del Acto III, aquí se utiliza la narración ( Don Carlos cuenta a su tío como y donde se enamoro y conoció a Doña Francisca)

Niveles del lenguaje:

Nivel semántico: Términos especiales que aparecen su significado coloquial en el borde derecho si es par o en el borde izquierdo si es impar la página.

Morfosintáctico: Se destaca principalmente el uso de laísmos y loísmos durante toda la obra.

Nivel fónico: Abunda interrogaciones y exclamaciones durante toda la obra.

CONCLUSIÓN Y COMENTARIO PERSONAL:

La importancia de esta obra en esa época ( S.XVIII) es que criticaba a :

  • Los matrimonios desiguales

  • La educación de las mujeres.

  • A los padres que no aconsejan bien a sus hijos y que casan mal a sus hijos por motivos económicos.

Considero la acción de los personajes positiva cuando se expone los temas anteriores escritos.
Considero a Doña Francisca la forma de aceptar su casamiento con Don Diego de forma negativa ya que ella debio mostrar respecto sobre el tema de la boda y poner claras las cosas desde el principio y no dejar que sea el hombre quien arregle las cosas.