El sí de las niñas; Leandro Fernández de Moratín

Literatura española del Siglo XVIII. Teatro neoclásico. Género. Movimiento literario. Figuras literarias. Argumento. Escenas. Personajes

  • Enviado por: Piojis
  • Idioma: castellano
  • País: República Dominicana República Dominicana
  • 14 páginas

publicidad
cursos destacados
Iníciate en LOGIC PRO 9
Iníciate en LOGIC PRO 9
Vamos a ver de manera muy sencilla y en un breve paseo de poco más de una hora como funciona uno de los...
Ver más información

Curso completo de piano - Nivel básico
Curso completo de piano - Nivel básico
Este curso de piano está pensado para todos aquellos principiantes que deseen comenzar a tocar el piano o el...
Ver más información


Asignatura:

Lengua Española

Tema:

Guía de análisis de la obra El sí de las niñas

Introducción

El si de las niñas es una comedia critica escrita por Leandro Fernández de Moratín. En esta obra el autor critica la poca libertad que tenían las jóvenes de la época para elegir a su futuro esposo y que en muchas ocasiones eran casadas con hombres a los que no amaban solo por conveniencia y en muchos casos estos le llevaban muchos años.

La obra tiene como protagonistas a Don Carlos y Doña Paquita, quienes se amaban profundamente, pero ven sus planes de amor frustrados porque, Doña Irene, la madre de Paquita, le busca como marido a Don Diego, tío de Don Carlos, quien no estaba enterado del amor de su sobrino hacia Paquita y al enterarse decide hacerse a un lado para que los dos jóvenes sean felices.

Esta pertenece al movimiento literario neoclasicista, propio de la época y esta escrita en el genero dramático, ya que es para ser representada en un teatro.

También se detalla la manera en que la obra se desarrolla en los ámbitos, social, político, económico y familiar, la biografía del autor, la época y lugar en que se desarrolla, las ideas principales y secundarias, la ficha bibliográfica, la persona gramatical en que esta escrita, un vocabulario con algunas de las palabras poco comunes de la obra, entre otros puntos de análisis.

Ficha bibliográfica

Obra El sí de las niñas

Autor Leandro Fernández de Moratín

Editora Editorial Alba

Año de edición 2000

Época y lugar en que se desarrolla

La obra se desarrolla en una posada de Alcalá de Henares, en un periodo de tiempo de siete de la noche a cinco de la madrugada, a principios del siglo XIX.

Movimiento literario

La obra pertenece al neoclasicismo porque se desarrolla en un solo lugar, en una posada de Alcalá de Henares. También porque cumple con la unidad de tiempo, ya que se desarrolla en menos de 24 horas y porque, como es propio de este movimiento, solo se cuenta una historia, el amor entre Paquita y Carlos y los impedimentos que tienen para ser felices.

Genero y subgénero literario

El genero es dramático porque la obra esta escrita para ser representada delante de un público. El subgénero es comedia porque presenta de un modo jocoso un conflicto de la vida humana y tiene un final feliz.

Resumen de la obra

La obra se desarrolla en una posada de Alcalá de Henares de 7 de la noche a 5 de la madrugada.

Acto primero:

Don Diego informa a Simón de sus intenciones de casarse con Doña Paquita, pero este lo malinterpreta y cree que destina a la joven a su sobrino Don Carlos, pero Don Diego estaba muy enojado con Carlos porque le hizo creer que había llegado a Zaragoza mientras estaba detenido en el camino.

Doña Paquita y Doña Irene llegaron de donde la monja tía de Paquita e informan a Don Diego del aprecio que le tienen todas las monjas del convento y le muestran los regalos que le han dado a la niña. Doña Paquita se marcha y Doña Irene comenta a Don Diego lo feliz que esta Paquita con su boda, este le pregunta si todas estas cosas las ha dicho ella, pero Doña Irene le contesta que no, que ella es quien se lo h dicho a Paquita, pero que esta la escuchaba con tanta atención que pareciera una persona mas mayor y que la niña esta muy conciente de lo beneficioso que sería para ambas el matrimonio.

Llega Simón y le dice a Don Diego que alguien lo esta esperando, por lo que este se ve presto a salir e informa a Doña Irene que parten a Madrid a las seis de la mañana.

Doña Irene pregunta a Rita por el tordo y se va a su habitación a escribir una carta a Circuncisión, la tía monja. Al salir Rita de la habitación se encuentra con Calamocha, quien le informa que el y Don Carlos han salido de Zaragoza el mismo día que recibieron la carta de Doña Paquita informándole de la boda y Rita le cuenta que Doña Paquita tuvo que aceptar el matrimonio porque se vio agobiada por las cartas de su madre y las insinuaciones de su tía monja allá en Guadalajara, pero que esta estaba sufriendo mucho, que hacían pocos días la madre había llegado al convento acompañada del supuesto esposo a recoger a Doña Paquita y que estaban en Alcalá visitando otra tía monja que la niña tenía.

Calamocha se va a buscar a Don Carlos y Rita corre a decirle a Doña Paquita que su amado esta en la posada y que tienen que planear la manera en que se van a ver. Rita quedó de ir abajo y avisarle de su llegada. Paquita se muestra muy entusiasmada con la presencia de Don Carlos en Alcalá, al que ella y Rita conocen como Don Félix.

Acto segundo:

Paquita esta muy impaciente porque Don Carlos aun no aparece, llega su madre y le dice que la ha dejado muy sola y le reclama que no muestra suficiente entusiasmo frente a Don Diego, le dice que este esta muy sentido por eso y le recuerda lo beneficioso que resultará el casamiento para las dos.

Llega Rita a la habitación y Paquita le pregunta si Don Carlos no ha llegado, a lo que esta le responde que vendrá, luego Doña Irene ordena a Rita que le diga a Simón que envíe la carta que escribió y que le prepare una sopa.

Doña Irene vuelve a decir a Paquita lo maravilloso que es Don Diego y lo beneficioso de su casamiento, también le dice que como duró tanto tiempo entre monjas ya de seguro quiere ser una de ellas, pero que eso no puede ser porque su deber como buena hija es permanecer al lado de su madre y no darle pesadumbres.

Don Diego llega a la posada y se excusa diciendo que unos amigos lo han detenido en el camino. Doña Irene le dice que la niña siempre esta acordándose de sus monjas, por esto Don Diego le pregunta a Doña Paquita si volvería al convento de buena gana, pero Doña Irene interrumpe cada vez que ella intenta hablar, lo que enfurece a Don Diego. Paquita dice que no quiere decir nada que los enfade y obedecerá a lo que se le mande, por lo que Don Diego responde que los padres no deben mandar en materia de matrimonio porque seria un desastre y que espera que a pesar de sus casi 60 años Paquita se enamore de él. Doña Irene dice a Paquita que la quiere mucho y que solo busca su bien por lo que los tres empiezan a llorar.

Rita llama a Doña Paquita y le dice que Don Carlos ha llegado, los dos enamorados se encuentran y conversan de las penas de amor que tienen y se prometen fidelidad, Don Carlos le dice que cuenta con el apoyo de un tío en Madrid y que impedirá que ella se case con ese señor. Los jóvenes se despiden y Don Carlos y Calamocha van a comer.

Calamocha y Carlos se encuentran con Simón, quien los interroga acerca de que hacen en Alcalá; desde lejos Don Carlos logra escuchar la voz de su tío Don Diego y asustado sale a saludarlo, este no quiere recibir su saludo por el enojo que tiene con él, Carlos le dice que se siente mal porque esperaba sorprenderlo en Madrid y se lo encuentra en la posada. Don Diego, enojado, le dice que no puede andar abandonando sus compromisos militares así por así, que debía regresarse a Zaragoza de inmediato y que mientras sus caballos descansaban debía irse de la posada y dormir en el mesón del frente.

Doña Paquita comenta a Rita lo feliz que se siente de que Don Carlos la haya ido a buscar y que le pagara con amor y agradecimiento siempre. Su felicidad se espanta porque habla con Simón y este le dice que los dos militares que estaban en la posada se han ido y Rita lo comprueba al ver que el cuarto de ellos no hay nada.

Acto tercero:

Don Diego y Simón conversan y escuchan una música desde el callejón, Doña Paquita y Rita salen del cuarto y se dirigen a la ventana, Don Diego y Simón las espían. Doña Paquita habla con Don Carlos por la ventana y este le tira una carta, pero se oye un ruido y debe regresar a su habitación. La carta es encontrada por Don Diego y este se entera del amor de los dos jóvenes. Rita va a buscar el papel, pero al enterarse de que Don Diego y Simón estaban ahí cuando hablaron por la ventana Doña Paquita supone que ellos tienen la carta. Paquita le dice a Rita que no tuvo tiempo de enterarse de los motivos de la huida de Carlos, pero que en la carta estaban escritos. Doña Paquita piensa que Don Carlos es un cobarde.

Don Diego ordena a Simón que valla en busca de Don Carlos. Doña Paquita y Don Diego se encuentran y el le pregunta que porque esta llorando, Paquita le dice que el es la razón de su dolor, pero que obedecerá a su madre en lo que le mande y se casará con el.

Simón llega con Don Carlos y lo deja a solas con don Diego para que hablen; Don Diego quiere saber que ha hecho antes de partir y este le responde que estaba en el mesón, pero que debió salir a resolver un asunto urgente con un sujeto; Don Diego le muestra la carta y Carlos le dice que porque pregunta, si lo sabe todo y le explica que la conoció en una fiesta en Madrid y que desde ahí se veían todas las noches, pero tuvo que partir a su regimiento y ella le mandaba cartas; en la ultima le explicaba su boda, por lo que decidió salir a toda prisa a buscarla.

Don Diego le dice que el también la quiere y que se van a casar, pero Carlos le responde que aunque se case con él y se comporte como buena esposa el siempre será el dueño de su corazón. Don Carlos intenta irse, pero Don Diego le dice que se quede en su cuarto.

Sale Don Diego del cuarto y se encuentra con Doña Irene y le dice de la relación amorosa de Paquita y Carlos, pero la señora piensa que es una excusa de Don Diego para no casarse con su hija, pero este le muestra la carta a Doña Irene, quien se da cuenta de la situación y le aclara a Doña Paquita que el joven no se llama Don Félix de Toledo, sino que es su sobrino Don Carlos de Urbina. Al ver esto Doña Irene intenta golpear a Paquita, pero Carlos sale en su defensa y Don Diego dice que ellos se aman y que seria una desgracia separarlos, le perdona todo y los deja ser felices. Por este acto de bondad los jóvenes quedan muy agradecidos y Don Diego les dice que cuando tengan su primer hijo que se acuerden que gracias a el es que ellos están vivos y felices y que ver su felicidad es para el una gran satisfacción.

Idea principal

La idea principal es que Paquita y Carlos se amaban profundamente, pero esta había sido prometida por su madre, Doña Irene, en matrimonio a Don Diego, un señor muy rico, tío de Carlos, pero con edad para ser el padre de Paquita. Esta, que no quiere casarse con él, envía una carta a Carlos para que valla en su búsqueda y este sale corriendo a buscarla a Madrid, pero se detiene en una posada, donde estaban Don Diego, Doña Paquita y Doña Irene con Rita y Simón, sus sirvientes. Ninguno de ellos había planeado este encuentro y al encontrarse los dos enamorados Carlos promete hacer todo lo posible porque puedan estar juntos; pero la suerte esta en su contra y Carlos es encontrado por Don Diego, quien lo manda de regreso a Zaragoza, donde este es militar. Antes de irse, Carlos Y Calamocha, su sirviente, planean avisar a Doña Paquita y le mandan una carta a media noche, pero esta es encontrada por Don Diego, quien se da cuenta de todo lo que ocurre y bondadosamente decide dejar que Paquita y Carlos sean felices.

Ideas secundarias

  • La amistad entre Paquita y Rita, quien apoya y consuela a Paquita incondicionalmente en su dolor.

  • La impertinencia de Doña Irene, que no deja que su hija exprese libremente lo que siente, sino que habla por ella en todo momento.

  • La bondad de Don Diego, que renunció a su felicidad con tal de ver felices a Paquita y a su sobrino Don Carlos.

  • Las cómicas conversaciones entre Rita y Calamocha.

Personajes principales

Doña Francisca: Mejor conocida como Paquita, era una joven bella, dulce y graciosa de tan solo 16 años. Estaba muy enamorada de Don Carlos y sentía gran tristeza pero debía casarse con Don Diego porque era una niña obediente y nunca haría sentir mal a su madre. Fue educada en un convento, por lo que es muy religiosa.

Don Carlos: Es un joven militar de alto rango, sobrino de Don Diego. Conoció a Paquita en una fiesta en Madrid y se enamoró de ella. Tiene unos veinte y tantos años y es un joven muy apuesto y caballeroso. Confía ciegamente en Calamocha, su criado. Es muy seguro y decidido. Era conocido por Paquita como Don Félix.

Don Diego: Es un caballero rico de 59 años que nunca se ha casado. No es muy apuesto y tiene como único pariente a Don Carlos, a quien estima como un hijo. En compañía de Doña Irene arregla casarse con Paquita, pero al enterarse de la relación entre esta y Carlos los deja ser felices, poniendo de manifiesto su bondad y el cariño que tenia a los dos jóvenes.

Doña Irene: Es la madre de Doña Paquita. Es una mujer mayor que ha enviudado tres veces, ha tenido mas de 20 hijos de los que solo Doña Paquita le sobrevive. Es una persona entrometida y que pretende manejar a su antojo la vida de Paquita con el pretexto de que debe ser una niña obediente. Piensa aprovechar el matrimonio de su hija para sostenerse ya que esta pobre y vieja.

Personajes secundarios

Rita, Simón y Calamocha, los sirvientes.

Inicio, nudo y desenlace

Inicio: La obra comienza cuando Don Diego hace saber a Simón de sus intenciones de casarse con Paquita. Después Don Diego conversa con Doña Paquita y Doña Irene para saber su opinión con respecto a la boda y acordar su partida a Madrid al otro día muy temprano.

Nudo: El nudo empieza con la llegada de Don Carlos y Calamocha a la posada, quienes coincidencialmente se encuentran con Rita y Doña Paquita y alimentan sus esperanzas de cancelar la boda; pero tambien se hallan con Don Diego, quien al verlos ahí, los manda de regreso a Zaragoza. Doña Paquita, pensando que Carlos era un cobarde, se siente desilusionada y llora inconsolable. Antes de irse, a eso de las 3 de la madrugada, Don Carlos hace una señal a Paquita, logra hablar con ella y le tira una carta por la ventana, la cual ella no puede leer porque se pierde en la oscuridad y es encontrada por Don Diego, que estaba espiando en la oscuridad y se entera del romance de los dos jóvenes.

Desenlace: La historia finaliza cuando Don Diego habla con Doña Paquita y esta le hace entender que no se casa con él por amor, sino por obligación. Este manda a buscar a Carlos, quien le cuenta como conoció y se enamoró de Paquita; luego Don Diego le informa a Doña Irene de los amoríos de Paquita, por lo que Doña Irene la quiere golpear y Carlos interviene a defenderla y Don Diego les dice que los deja ser felices porque sabe que se aman y que separarlos seria lo mismo que matarlos.

Persona gramatical

La obra está escrita en primera y tercera persona. En primera porque los personajes dialogan entre ellos y en tercera porque a la vez que los personajes dialogan el autor va narrando las acciones y ademanes que estos realizan.

Aspecto sociológico

Político:

Se desarrolla en un periodo de paz en España, ya la guerra había cesado, por eso era que Don Carlos le decía Don Diego que no era necesario que estuviera en el cuartel militar porque su presencia no era imprescindible. Esta paz terminaría años mas tarde, con la invasión napoleónica en 1808.

Social:

Se desarrolla en una sociedad machista, donde las señoritas eran educadas para seguir ordenes y obedecer a sus padres y no existía la libertad de elegir el esposo. También se desarrolla entre dos clases sociales diferentes, ya que Doña Irene y Paquita eran pobres y Don Diego era muy rico.

Familiar:

Se desarrolla en una familia conformada por una señora viuda y su hija menor, que hace todo por obedecer a su madre. Por otro lado esta también la familia de Don Diego, que tiene como a único pariente a Carlos, su sobrino.

Económico:

Se desarrolla entre personas de muy ricas como Don Carlos y Don Diego, personas de clase media baja como Doña Irene y Paquita y gente muy pobre, Simón, Rita y Calamocha, que eran los sirvientes.

Figuras Literarias

Símil:

“Feas como demonios”

“Sanito estaba, gracias a Dios, como una manzana”

“Como una plata era el angelito”

“Mas ha comido que una avestruz”

Metáfora:

“Niñas de mis ojos”

“Monstruo de crueldad”

Personificación:

“El sol nos da de espaldas”

“Santas costumbres”

“Imaginación acalorada”

Hipérbole:

“Colección de bichos más abundante no la tiene el gabinete de historia natural”

Hipérbaton:

“Ello tú al cabo lo has de saber”

Anáfora:

“Cansa el leer, cansa el dormir”

“Es muy linda, muy graciosa, muy humilde”

“Me amenaza, me llena de temor”

Epíteto:

“Distancia tan grande”

“Prendas tan estimables”

“Donosa pregunta”

Perífrasis:

“Aquel caballero que vimos allí con esa cruz verde, tan galán, tan fino...”

Vocabulario

Carromatero: Persona que dirige un carro grande con toldo, que es arrastrado por caballos.

Hacendosa: Diligente en las faenas domesticas.

Medrado: Que mejoró de fortuna o de posición.

Pícaro: Dícese de la persona, no exenta de simpatía, que comete engaños en provecho propio con habilidad y destreza.

Pabellón: Tienda de campaña de forma cónica, sostenida en su interior por un palo hincado en tierra, y sujeta al suelo, en el exterior, pro cuerdas y estacas.

Fullera: Que hace fullerías o trampas en el juego.

Posta: Conjunto de caballerías que se apostaban en los caminos a distancias regulares para renovar las del correo, diligencias, etc.

Fonda: Establecimiento publico donde se da hospedaje y comidas.

Tordo: Pez de colores, de unos 15 cm de largo, que vive en el mediterráneo.

Arrapiezo: Persona de corta edad.

Alferecía: Enfermedad caracterizada por convulsiones y perdida del conocimiento.

Intención de autor

La intención del autor era mostrar la situación en que vivían las jovencitas de esa época, a las cuales no se les permitía elegir el hombre con quien se iban a casar, sino que tenían que elegir entre ser monjas o casarse con el marido que le eligieran sus padres, muchas veces en contra de su voluntad. Además, estas eran educadas para reprimir sus sentimientos y vivir en un mundo falso, fingiendo ser felices cuando están tristes y viceversa.

Mensaje de la obra

La obra nos enseña que tenemos que luchar por lo que queremos y defender nuestros sentimientos a toda costa. Es mejor ser autentico y expresar la realidad que sentimos que reprimirla y ocultarla, esto ultimo a lo único que nos llevara es a la infelicidad. También nos enseña a ser buenos con los demás, como lo hizo Don Diego, que renunció a su felicidad con tal de ver a Paquita y a Carlos Felices.

Opinión personal

Creo que es una obra muy buena y aunque presenta una situación no tan común en la época en que vivimos creo que el tema de dejar que los hijos elijan lo que quieran siempre existirá en el mundo porque de una manera u otra siempre hay algo que los jóvenes quieren hacer, pero que de una manera u otra, sus padres no llevan a hacer otra cosa, en contra de su voluntad.

Conclusión

La obra “El si de las niñas” es la más reconocida del escritor Leandro Fernández de Moratín, anteriormente se presentó un análisis detallado de esta. Para concluir seria bueno citar los aspectos más importantes de la obra que son:

  • Cuando Don Diego informa a Simón de su boda con Paquita.

  • Cuando Doña Irene le dice a Don Diego que Paquita esta muy feliz por la boda.

  • El encuentro de Rita y Calamocha, quien le informa a Rita que Don Carlos está en Alcalá.

  • Rita le dice a Doña Paquita que Don Carlos esta ahí.

  • El encuentro de Don Carlos y Doña Paquita.

  • El encuentro de Don Carlos con Don Diego.

  • La desilusión de Paquita al pensar que Don Carlos se fue.

  • Cuando Doña Paquita habla con Don Carlos por la ventana y Don Diego y Simón la espían.

  • Don Diego recoge la carta que Don Carlos le tiró a Paquita.

  • Don Diego se entera del romance y se lo informa a Doña Irene, quien trata de golpear a Paquita, pero Don Carlos la defiende

  • Don Diego renuncia a Paquita para que sea feliz con Carlos.

Bibliografía

  • Enciclopedia Encarta 2001.

  • Diccionario Larousse.

  • Obra “El si de las niñas”, de Leandro Fernández de Moratín.

  • Internet.