El señor de las moscas; William Golding

Literatura universal contemporánea. Siglo XX. Escritores británicos. Narrativa inglesa. Novela. Alegoría de la maldad y crueldad humana. Argumento

  • Enviado por: ANUSKI
  • Idioma: castellano
  • País: España España
  • 6 páginas
publicidad

El señor de las moscas.

Un avión en el que viajan estudiantes ingleses tiene un accidente y cae en una isla, en ella se encuentran dos chicos Piggy y Ralph, llegan a la conclusión de que los mayores que viajaban en el avión han muerto pero que debe haber más niños por allí. Piggy encuentra una caracola y le dice a Ralph la forma de hacerla sonar, éste la hace sonar y empiezan a salir niños de todas las partes. Había niños de diferentes edades los más pequeños de aproximadamente siete años y los mayores de 12 o 13. Entre los niños que llegan, llega un grupo de niños, los del coro, su jefe es Jack. Una vez todos juntos haciendo sonar la caracola deciden hacer una votación para elegir un líder, el líder elegido es Ralph, éste a su vez nombra jefe de cazadores al líder del coro Jack.

Raplh, Jack y Simón deciden explorar para saber si están en una isla. Piggy quiere acompañarles pero no le dejan.

Los chicos establecen normas, siempre escucharán y se reunirán al toque de la caracola, tendrán que mantener siempre encendido el fuego para que puedan verlos desde el mar si pasa un barco, tendrán que construir cabañas para resguardarse por las noches, etc. Pronto se olvidan las normas y se dedican a jugar, sólo los más responsables las siguen cumpliendo, pero no es suficiente para acabar con todo el trabajo.

Los chicos de Jack salen a cazar cuando les tocaba vigilar el fuego, rompen las normas, y el fuego se apaga, pasa un barco pero no puede verlos porque no hay humo. Ralph regaña a Jack por eso pero éste piensa que lo más importante es cazar para tener carne para comer.

Los más pequeños tienen miedo, dicen que han visto un monstruo, Piggy piensa que es muy importante consolarlos y tener refugios para que se puedan meter por la noche.

Jack convence a los demás de que lo mejor es cazar y que ninguna de las otras normas es más importante, incluso enseña a los más pequeños una canción que decía “mata al jabalí, mátalo, córtale la cabeza”, los pequeños se entretienen cantando.

Jack desafía al líder y se marcha al bosque, todos los mayores excepto Piggy, y los gemelos le siguen, Piggy, les dice que podían ir ellos también al bosque, a comer algo de carne cuando llegan allí Jack les invita a comer carne. En el bosque, Jack vuelve a desafiar al líder preguntando de nuevo al grupo si preferían que él fuera el jefe, muchos gritaron que si. Estando allí llegó Simón que había ido a ver si encontraba un monstruo que los gemelos decían que habían visto en la cumbre donde se hacía el fuego, Simón traía la ropa muy sucia y llena de sangre, los chicos no le reconocieron y le mataron.

Los gemelos, Ralph y Piggy regresan solos, todos los demás se quedan con Jack. Al día siguiente el grupo de Jack ataca al grupo de Ralph para robarle las gafas a Piggy, sólo con ellas podían aprovechar el sol y hacer fuego para cocinar la carne. Piggy no podía ver nada sin sus gafas y Ralph decide volver al bosque para recuperar las gafas, Jack y Ralph se pelean y uno de los chicos lanza una piedra que cae encima de Piggy y lo mata. Ralph escapó corriendo y los gemelos fueron capturados.

A la mañana siguiente el grupo decide ir a buscar a Jack para matarle, cuando le encuentran y Jack cree que ya nada puede hacer aparece un oficial de marina que ha visto el fuego desde su barco y ha ido a rescatarlos, el espectáculo de muerte y violencia y la pinta de los chicos le deja impresionado.

Comentario de texto.

Los chicos se reúnen y hacen grupos, las personas tendemos a reunirnos y a pertenecer a algún grupo, la elección del líder es importante, no tiene que ser el más fuerte si no es el más inteligente. En este caso el líder elegido es Ralph cuando Piggy había demostrado mejores ideas. Los integrantes del grupo siguen a su líder sin pensar si hacen bien o no, las personas deben pensar por sí mismas y saber distinguir el bien del mal.

Jack el líder de los cazadores es una persona violenta en cuanto puede desafía al líder Ralph y el grupo sin valorar si está bien o no le sigue. Jack no es un ejemplo adecuado de líder, los líderes tienen que saber dialogar no pelear.

Casi todos rompen las normas, descuidan el fuego, no terminan las cabañas, se dedican a jugar, cuando se rompen las normas nada puede funcionar, así el fuego se apaga y cuando pasa un barco no puede ver el humo y no los rescata.

También surge la parte mala de las personas, las ansias de poder, Jack sólo piensa en que es mejor líder que Ralph, y que sus decisiones son las mejores, es mejor tener carne que mantener el fuego encendido, para demostrarlo es capaz de matar a sus amigos y de intentar matar a Ralph.

A veces a las personas más inteligentes se las menosprecia, es el caso de Piggy, siempre cuida de los pequeños, sabe cómo hacer sonar una caracola, propone construir cabañas, etc, nadie valora sus conocimientos sólo se ríen de él porque físicamente es más débil. Es importante saber escuchar a todos, y es más importante saber valorar las opiniones sin pensar en sus condicionamientos físicos.

El señor de las moscas.

Después de un accidente de avión en el que viajaban niños ingleses, se encontraron dos de los chicos que viajaban en el, uno era Ralph y el otro Piggy, empezaron a hablar de lo que había pasado y de dónde estarían los demás niños y personas que viajaban en el avión y llegaron a la conclusión de que seguramente se habrían salvado más niños pero ninguna persona mayor porque ellos salieron antes y luego el avión explotó.

Hablaron sobre el lugar donde se encontraban pensando en la posibilidad de que fuera una isla, Ralph le dijo a Piggy que su padre que era teniente de navío los rescataría aunque Piggy no sabía cómo lo iba a hacer puesto que no sabían donde había caído el avión.

Andando encontraron una caracola y Piggy le dijo a Ralph como podía hacerla sonar , cuando Ralph la tocó empezaron a llegar chicos de todos los sitios. Cuando todos estuvieron junto pensaron que lo mejor sería elegir un líder por votación. Entre los chicos había un grupo de un coro que ya tenían un jefe Jack. Votaron y al final el ganador fue Ralph, pero éste le dijo a Jack que el podía seguir siendo el jefe de los chicos del coro y además les nombro cazadores. Cuando estuvieron medio organizados tres de los chicos fueron a comprobar si de verdad estaban en una isla, Ralph, Jack y Simon, Piggy quiso acompañarles pero no le dejaron, era de los más mayores del grupo de chicos perdidos.

Cuando volvieron Ralph tocó la caracola para reunir a los chicos, habían decidido que cuando alguno tocara la caracola los demás tendrían que escuchar, les contó que estaban en una isla y que no había nadie mayor y que además tendrían que poner normas para vivir. Todos estaban entusiasmados pero Piggy se dio cuenta que los pequeños tenían miedo, decían que habían visto un monstruo. El jefe dijo que tenían que hacer un fuego para que si algún barco pasaba cerca pudiera ver el humo y rescatarlos, todos se pusieron muy contentos a recoger leña, Jack le quitó las gafas a Piggy y aprovechando el sol pudo prender la hoguera. Piggy se dio cuenta de que todo había estado mal organizado, habían hecho un fuego tan grande que casi no tenía humo, solo fuego y además habían quemado parte de la montaña.

Los chicos del coro con su jefe Ralph fueron a cazar, aunque no lograron nada, Piggy les dijo a los mayores que los pequeños tenían miedo y que tendrían que construir cabañas para guardarse por la noche, pero sólo Ralph y Simón trabajaban los demás se dedicaban a jugar y a bañarse. Jack pensaba que lo más importante era cazar para tener carne para comer, habían comido mucha fruta y los pequeños sobre todo tenían muchos dolores de tripa. No se ponían de acuerdo entre ellos de qué era lo más importante y se enfadaron.

Un día Jack descubrió el lugar donde estaban los cerdos y se pintó la cara con arcilla y se fue a cazar con su grupo, mientras los del coro estaban cazando Ralph, Maurice, Simón y Piggy se quedaron bañándose. Ralph gritó porque había visto un barco pero cuando miró hacia la hoguera se dio cuenta que estaba apagada y que los del barco no podrían ver el humo. Ralph se enfadó porque los que tenían que haber estado cuidando la hoguera se habían marchado y habían dejado que se apagara y el barco pasó de largo, al rato llegaron los cazadores, traían un cerdo pero a Ralph le daba lo mismo, estaba muy enfadado porque Jack se había llevado a todos los chicos del coro incluso los que tenían que haber estado cuidando de la hoguera. Piggy también se enfado y discutió con Jack y éste le pegó, le tiró las gafas y se las rompió por un lado. Luego todos se tranquilizaron y asaron el cerdo y se lo comieron.

Al día siguiente Ralph toco la caracola para volver a dar normas porque nadie hasta ahora las cumplía y se dedicaban a jugar, nadie cogía agua, incluso habían decidido irse detrás de unas piedras para hacer sus necesidades y ya nadie lo cumplía, sobre todo les dijo lo de la hoguera si no estaba encendida nadie podría rescatarlos. También le dijo que sólo se podría cocinar en la hoguera de arriba de la montaña que nadie encendería otro fuego en ningún sitio. Luego Jack cogió la caracola y les dijo que lo del monstruo era una tontería y que ya estaba bien de reglas que lo importante era cazar Ralph se volvió a enfadar y Jack le mandó al carajo, los peques se reían, ellos no querían tener reglas, sólo jugar.

Los hermanos Sam y Eric vieron algo que se movía y pensaron que era el monstruo y salieron corriendo hacia las cabañas, cuando lo contaron Jack y los mayores decidieron ir para matar al monstruo, Piggy tenía miedo y se quedó con los pequeños. Los chicos recorrieron toda la isla hasta un sitio al que llamaban el rabo que era donde terminaba la isla. Luego todos siguieron a Ralph a la montaña y subieron por el camino de los cerdos (trocha) de pronto salió un cerdo hacia ellos Ralph levantó la lanza y le dio, pero el cerdo salió corriendo y no pudieron cogerle, los chicos gritaban ¡mata al jabalí! ¡mata al jabalí!. Luego se hizo de noche, ya estaban muy cansados y con miedo, sólo Jack llegó hasta la cumbre y volvió gritando que había visto algo. Ralph, Jack y Roger fueron a ver qué es lo que era, vieron algo que parecía un mono con una cabeza destrozada y salieron corriendo. Ralph le contó a Piggy lo que había pasado y que no podrían encender el fuego mientras el monstruo estuviera allí porque ni siquiera Jack y sus cazadores se atreverían a matarle, Jack se enfadó al escucharlo y levantó la caracola para llamar a todos les preguntó si querían aún que Ralph fuera el jefe porque el ya no quería, nadie contestó y Jack se marchó al bosque. Peggy pensó hacer una hoguera donde estaban y mientras la hacían todos los mayores menos Piggy, los hermanos Eric y Sam, Simón y Ralph se habían ido con Jack.

Jack los llevó de caza, cazaron un jabalí le arrancaron la cabeza y la clavaron en un palo, necesitaban fuego para poder asarlo y comerlo y como no tenían fueron a atacar al otro grupo para coger el fuego, Jack les dijo que se fueran con ellos a comer carne.

Simón había ido la noche anterior a la montaña para ver al monstruo, a pesar de tener mucho miedo logró acercarse lo suficiente como para ver que era un paracaídas con un hombre muerto, bajó corriendo a contárselo a sus compañeros. Ralph se dio cuenta que sólo estaban él y Piggy, todos los demás se habían marchado con Jack. Piggy pensó que sería buena idea ir también ellos a comer algo, fueron y Jack les invitó a comer carne, después volvió a preguntar quién quería que él fuera el único jefe, muchos chicos contestaron que si. Jack les dijo a los pequeños, para quitarles el miedo que bailaran y cantaran ¡mata a la fiera! ¡Córtale el cuello! ¡derrama su sangre!, los pequeños se animaron y cantaron y bailaron. Al rato llegó Simón hablando del muerto de la montaña como iba sucio y tenía sangre los chicos no le reconocieron y le apalearon hasta que le mataron.

Sólo volvieron con el grupo de Ralph, Piggy y los gemelos Sam y Eric, estaban muy asustados por la muerte de Simón. La tribu de Jack se había ido a vivir al peñón del Castillo y tenían un turno de vigilancia. Jack les llevó a atacar al otro grupo y le quitó las gafas a Peggy para poder encender el fuego.

Peggy no podía ver nada sin sus gafas y además sin ellas no podían encender el fuego por lo que decidieron ir a buscarlas, al llegar donde estaban los otros chicos se burlaron de ellos y no quisieron devolvérselas y Ralph y Jack se pelearon y cogieron a los gemelos, uno de los chicos de Jack empujó una piedra que cayó encima de Piggy y lo mató, luego quisieron matar a Ralph pero salió corriendo y los demás volvieron a su sitio llevándose a los gemelos.

Ralph ahora estaba solo y decidió acercarse escondido a donde estaba el grupo de Jack para poder hablar con los gemelos que le dijeron que les habían obligado a quedarse con ellos y que la tribu iba a salir a matarle. Ralph se escondió en el bosque pero los chicos de Jack le encontraron querían matarle con una piedra cuando ya parecía que no podía hacer nada y que le matarían encontró a un marino que había visto el fuego y había ido hasta la isla a rescatarlos.