El señor de las moscas; William Golding

Literatura universal contemporánea. Novela y narrativa norteamericana. Hombre en estado salvaje. Convivencia humana. Organización sociedades

  • Enviado por: BoNy
  • Idioma: castellano
  • País: España España
  • 4 páginas
publicidad

  • Título: El Señor de las Moscas

  • Autor: William Golding

  • Editorial: Alianza (Biblioteca de autor)

  • Esta obra se divide en los capítulos:

  • El toque de caracola: En este capítulo se conocen todos los personajes y estos descubren donde se encuentran.

  • Fuego en la montaña: Deciden hacer una señal en la montaña por si algún barco pasa lo suficientemente cerca como para divisar el humo. Cómo no están acostumbrados aun a su nueva situación, con un descuido prenden fuego a parte de las cercanías y pierden a uno de los niños pequeños.

  • Cabañas en la playa: Los protagonistas empiezan a dividirse claramente, para unos su objetivo es cazar, la carne, la diversión; para otros la seguridad, hacer cabañas, la responsabilidad para estos últimos es lo primero; luego están los personajes secundarios que aquí ya se empieza a saber quienes son, y estos prefieren pasárselo bien.

  • Rostros pintados y melenas largas: Empiezan los conflictos, los de la caza han dejado que eso les llene la mente y han dejado sus responsabilidades atrás, han dejado que el fuego se apagase, lo cual fue un craso error, por que justamente se puedo divisar a un barco a la lejanía y si el fuego hubiera estado encendido, igual les hubieran rescatado. Este hecho empieza a separarles.

  • El monstruo del mar: Empiezan a sufrir los efectos de estar en la isla, de la falta de gente mayor, dejan de hacer lo que se les manda, no se toman en serio sus tareas. Además empiezan a sentir miedo de aquello que desconocen, la noche, el mar. Los pequeños y algunos de los mayores empiezan con pesadillas.

  • El monstruo del aire: Tienen un nuevo “compañero” en la isla, un cadáver de la guerra que ayuda a aumentar su locura y sus problemas.

  • Sombras y árboles altos: Los dos personajes principales están juntos en la búsqueda de la fiera pero, los dos temperamentos empiezan a chocar a dejar notar sus diferencias. En este capítulo se nota bien quien goza de una mente más serena y quien no es responsable ni consciente de su situación.

  • Ofrenda a las tinieblas: Aquí los dos grupos se separan, ahora, al principio, equitativamente. Los salvajes hacen una fiesta con un jabalí que han cazado, la cabeza de este la clavan al suelo con una lanza de ofrenda a la fiera. Invitan a todos, al principio van casi todos, luego, guiados por el hambre y por las ganas de divertirse, Ralph y Piggie se unen a ellos, pero las diferencias tensan el ambiente y el grupo de estos últimos va menguando. Simon, otro de los protagonistas de esta novela, tiene una extraña experiencia con “El señor de las Moscas”, la cabeza de jabalí, cuando se va a su lugar secreto.

  • Una muerte se anuncia: Según estaban los muchachos en la fiesta en plena canción ritual (la canción de la fiera), apareció Simon inesperadamente de la nada, con sus ropas andrajosas y arrastrándose por los suelos, y como los chiquillos estaban en plena excitación se dejaron llevar por ella y confundieron a aquel indefenso muchacho que venía a desvelarles un importante descubrimiento sobre la fiera, con la misma, y le mataron.

  • La caracola y las gafas: Los salvajes por la noche deciden ir a por el fuego de los del otro campamento, aparentemente sus enemigos, y llegan a la conclusión de que para que van a coger el fuego si pueden conseguir las gafas (material con el que provocaban la llama). Para ello tienen una pelea en el refugio de sus “oponentes”. También en este apartado, se sienten culpables por la muerte de uno de sus compañeros, esto se les está empezando a ir de las manos.

  • El peñón del castillo: Los asaltados van al refugio de los salvajes a recuperar lo robado. El grupo de ve más reducido, una muerte y dos secuestros, Piggie, muere, una victima más de la excitación de los salvajes. Y los gemelos son raptados por la tribu. Jack (el jefe de la tribu) y Ralph se pelean de forma salvaje. Dejan al jefe solo.

  • El grito de los cazadores: Los salvajes se preparan para matar a Ralph, se disponen a acabar con él por que todo se les ha ido de las manos. Este capítulo transcurre en una huida desesperada, en una caza. Es el último episodio, nuestros protagonistas son rescatados gracias a que la isla se estaba prendiendo fuego.

        • Idea principal:

    Esta obra trata sobre la forma de comportarse y de desenvolverse de unos niños de entre 6 a 14 años aproximadamente. Es una fábula moral acerca de la condición humana, en la que puedes observar como la agresividad y la violencia se apodera de los muchachos. Ves en ellos situaciones de la vida cotidiana, como la supervivencia o el liderazgo. Estos niños tratan de sobrevivir sin adultos, sin reglas, sin una guía que les ayude, están empezando de nuevo. El autor nos quiere enseñar como reacciona el ser humano en verdad a la hora de mantenerse con vida, y lo hace, mayoritariamente, mediante la agresividad e imponiendo su superioridad al resto de personas.

    Resumiendo, en esta obra el ser humano está retratado, sin tapujos, como el animal que llevamos en nuestro interior, los instintos más primarios salen a flor de piel.

    • Términos:

    - Supervivencia: Para un grupo, la supervivencia se basa en actos violentos e irresponsables, se preocupan por el ahora. Sin embargo los otros son más prácticos, sólo quieren salir de allí y se molestan en intentarlo, muestran una actitud más adulta que los otros.

    - Liderazgo: Como en todos los términos, éste es distinto para unos personajes que para otros. Para los salvajes es tener el dominio de todo, sobre todo para Jack. Pero para Ralph significa orden, significa poder llegar a casa.

    - Responsabilidad: Esta palabra solo habita en la mente de Ralph y de Piggie, son los que son más conscientes de donde se hayan y la situación en la que se encuentran o se podrían encontrar. Ellos sólo quieren salir de allí y eso les lleva a ser responsables, a hacer lo que creen adecuado en cada momento y a actuar con moderación, salvo en esos casos en los que se ven envueltos en la excitación de los otros, se dejan llevar por un instante.

    - Compañerismo: Este está muy relacionado con el anterior. Pero me atrevería de decir que se ve reflejado en los grupos, de formas distintas cooperan entre sí para llevar acabo sus intenciones.

    - Temperamento: Los temperamentos de los protagonistas Ralph y Jack son los que más destacan en esta historia. Son muy diferentes entre sí; el temperamento de Jack es más salvaje, más impulsivo, mientras que el de Ralph es más tranquilo y sereno, suele controlarse, pero tiene muy claro que lo que quiere es salir de allí y eso se refleja en todo momento en su temperamento.

    - Comprensión infantil: La forma que tienen de ver los niños lo que les ha pasado, lo ven de una forma inocente, no intentan reconstruir los hechos simplemente, ven un mundo sin mayores al principio, luego pasa a ser su mundo, pero poco a poco lo acaban haciendo como el de los mayores, ya que al fin y al cabo ellos son sus ejemplos.

      • Símbolos:

    - Reglas: Los protagonistas las llaman a gritos, pero al ver que no hay nadie mayor, nadie aparentemente superior que pueda castigarles por no obedecer, como pasaba en su “mundo”, se lo tomaban más a la ligera. Se dejan guiar (algunos) por sus instintos más primarios, los que enumeraré a continuación.

    - Ralph: Representa el sentido común.

    - Piggie: Simboliza la inteligencia que por padecer asma es ignorado.

    - Jack: Es el cazador, el salvaje, el fascista en la mitología de la época.

    - Simon: Tiene miedo pero es curioso, y busca la verdad:

    - Personajes secundarios: Son el claro ejemplo del “borreguismo” que padece la sociedad. En el relato se ve quienes poseen el carácter más flojo, los que no saben pensar por sí mismos. Demuestra que la gente necesita ser gobernada, que por ellos mismos con incapaces de hacer las cosas, por ellos estarían el día jugando o durmiendo. Y esto en la sociedad se ve continuamente.

    - Mar: Es lo que les impide llegar a casa, es su frontera.

    - “El Señor de las mocas: Es la locura, el único elemento propiamente humano, grotesco, creado como una diversión, la única válvula de escape que tienen los niños en la isla. También es el símbolo de la muerte en la isla

    - La caracola: El cuerno de llamada, que da derecho a hablar a quien la tiene en sus manos, Ralph elegido jefe, con la caracola como símbolo trata de hacer lo que un buen inglés de buena raza.

    • Opinión personal razonada: Si soy sincera no esperaba que me gustase este libro, presentía que iba a ser un tanto aburrido, pero según te vas adentrando más en la novela te vas “enganchando” y no la puedes dejar. Los términos que aparecen, los tenemos en nuestra vida cotidiana sin darnos apenas cuenta, siempre queremos ser los mejores en algo, que nos respeten… La responsabilidad siempre la tenemos ahí. Me parece una obra de lo más moralizadora, en ella se puede observar la condición humana en su mayor esplendor, unos niños que apenas están inundados por las normas sociales tienen que aprender a sobrevivir de la noche a la mañana y lo hacen de distintas maneras; primeramente de forma democrática y finalmente de forma salvaje y despótica.

    La narración es dura, sin duda alguna, pero fascinante. Es un libro para adultos, un niño no aguantaría la degradación de la infancia de esa manera tan cruel, desde mi punto de vista, esto sucede por que los niños querían imitar el mundo de los mayores y ahí está el error, por que son los adultos los que han llenado este mundo de corrupción.

    Fábula, parábola, fantasía o ciencia ficción, El Señor de las Moscas es muy buen libro, se que no digo nada nuevo, y estoy segura de que volveré a leerlo.