El señor de las moscas; William Golding

Literatura universal contemporánea del siglo XX. Narrativa. Alegoría de la crueldad humana. Valores y normas sociales. Argumento. Personajes

  • Enviado por: Taxra
  • Idioma: castellano
  • País: España España
  • 8 páginas
publicidad
publicidad

El toque de la caracola

Una treintena de muchachos viajaban en un avión, este se estrella y los muchachos caen en una isla desierta.

Al principio solo se encuentran dos, Ralph un muchacho rubio de 12 años y “Piggy” un muchacho que era un poco gordito. En un principio los dos muchachos se pusieron a disfrutar de la isla, ya que allí había una laguna de agua caliente dejada por el mar. Piggy advirtió que podía haber mas muchachos en la isla; Ralph encontró una preciosa caracola blanca, con instrucciones de Piggy de cómo soplar Ralph la hizo sonar unas cuantas veces sin éxito, pero la volvió a hacer sonar y el ruido fue tan tremendo que todos los muchachos que estaban en la isla la escucharon.

En los primeros momentos solo aparecieron unos pocos y Piggy empezó a tomarles los nombres, mas tarde llegaron unos muchachos que eran como una formación militar. Su jefe, el que daba las ordenes, se llamaba Jack, había otro chico que estaba muy pálido y a punto de desvanecerse que se llamaba Simon.

Aquellos chicos se movían como un ejercito y todos llevaban una capa y una gorra negra.

Debían elegir un jefe y Ralph fue el elegido. Mas tarde Jack, Simon y Ralph fueron a inspeccionar para saber si aquello era una isla, subieron a una montaña y lo confirmaron. Descendieron y fueron a comunicárselo a los demás chicos.

Fuego en la montaña

Cuando llegaron a la plataforma les comunico que aquello era una isla, pero que no se preocupasen porque había cerdos y frutas, también les contaron que Ralph casi mata un cerdo. Ralph dijo que había que poner normas y que solo podría hablar el que sujetase la caracola, todos estaban de acuerdo. Un niño pequeño con una mancha en la cara dijo que la noche antes había visto una serpiente y preguntaba si volvería la próxima noche, los mayores lograron convencerle de que no había ninguna serpiente.

Ralph propuso al resto hacer un fuego en la montaña por si pasaba algún barco, así el barco vería el fuego y los rescataría. Todos salieron corriendo a buscar leña y ha encender un fuego. Piggy se quedo en la plataforma sentado, mientras los chicos consiguieron reunir un montón de leña, pero no sabían como encenderla, de pronto llego Piggy y pudieron usar sus gafas como lupa, hicieron una hoguera en la que solo había fuego y no había humo, se organizaron en grupos para vigilar el fuego.

El fuego comenzó a quemar los bosques y Piggy les riño diciendo que no pensaban las cosas, que nadie había contado a los niños pequeños y que si se quemaba la isla no tendrían que comer.

Ralph le contesto diciendo que él debería haber contado los niños, Piggy le replico, dijo que no pudo contarlos porque todos se dispersaron en cuanto ellos se fueron de expedición.

El niño de la mancha en la cara había desaparecido.

Cabañas en la playa

Jack está intentando cazar un cerdo, pero, se ve incapaz. Va a reunirse con Ralph y con Simon, que son los únicos que están trabajando en las cabañas. Le comentan a Jack que ellos son los que trabajan y los demás se pasan el día jugando. Ralph y Jack discuten sobre lo que cada uno hace. Ralph le comenta a Jack que casi no hay humo, pero este no se fija en el humo, se fija en un lugar donde podría encontrar cerdos.

Cuando vuelven a donde se encontraba Simon, este ya no estaba, fueron a mirar a la poza, pero tampoco estaba allí.

Simon estaba en el bosque, cogió fruta y se la dio a los más pequeños se adentro tanto en el bosque que oía el agua del mar muy lejos, allí donde estaba en aquel lugar tan extraño y maravilloso estaba encantado.

Rostros pintados y melenas largas

Habían distribuido las horas, tenían una hora para cada cosa, como era costumbre en Inglaterra. El más raro de los niños pequeños era Percival siempre lloraba y era muy raro. Henry, Percival y Jonnhy jugaban en la arena, Maurice y Roger salieron del bosque y Roger piso los castillos que los niños habían construido, a Percival se le metió arena en un ojo y este empezó a gemir.

Ralph estaba en la poza con Simon, Piggy y Maurice, de pronto Ralph diviso a un barco en el horizonte, pero el fuego de la montaña estaba apagado. Mientras es sucedía Jack se pintaba la cara para ir de caza, los gemelos que debían estar en el fuego estaban con Jack.

Piggy, Ralph, Maurice y Simon corrieron hacía el fuego. Cuando estaban allí llegaron todos los demás con un cerdo. Jack estaba muy contento y les contaba como lo habían cazado. Ralph con tono serio le dijo a Jack que había pasado un barco y el fuego no estaba prendido. Después de unos reproches Jack le pidió disculpas. Piggy discutió y Jack le pego un puñetazo, por el cual las gafas de Piggy cayeron y se rompieron por un lado. Jack cocino el cerdo en un nuevo fuego, todos comieron del cerdo. Al finalizar Ralph dijo que iba a convocar una asamblea en la plataforma.

El mounstro del mar

Cuando llegaron a la plataforma aquello estaba distinto porque era de noche.

Ralph dijo que ya nadie cumplía las normas que habían puesto:

Mantener los cocos llenos de agua (todo el mundo iba a beber al río); En la construcción de las cabañas solo ayudaron al principio, la última fue construida por él y Simon solo; Las piedras que se habían colocado para hacer sus necesidades ya nadie las usaba, cada uno lo hacía donde le parecía, incluso algunos peques al lado de la comida; el fuego se había apagado.

Después de discutir esto empezaron a hablar del miedo, Jack dijo que no había nada que temer. Los peques mandaron hablar a un niño, este empezó a llorar, le mandaron decir su nombre y este dijo “Percival Wemys Madison”, le dijo a Jack que el monstruo salía del mar, a partir de ahí todos empezaron a hablar de monstruos y fantasmas. La discursion empezó a ser acalorada, Jack decía que los fantasmas no existían, el ambiente se caldeo tanto que Jack mandó a Ralph callar y que no le iba a hacer caso. Todos se marcharon de la plataforma menos Piggy, Simon y Ralph, este quería dejar de ser el jefe, pero Simon y sobre todo Piggy no querían, Piggy decía que Jack no le podía ver y que si Jack era el jefe acabaría con él. De pronto Percival, que se había dormido empezó a gritar asustando a los tres amigos.

El monstruo del aire

A quince kilómetros de ellos, en el aire, había un avión, un paracaidista se tiro y cayó en la isla. Los gemelos Sam y Eric que estaban cuidando el fuego vieron algo extraño en las rocas, creyeron que era la bestia y bajaron corriendo a avisar a Ralph.

Ralph convocó una reunión y después de comer algo los mayores salieron en busca de la fiera, Piggy se quedo con los pequeños.

Exploraron la parte de la isla en la que Jack no había cazado, pero no vieron nada. Ralph quiso ir a la cima, los demás ponían excusas,

Pero Ralph dijo que era el jefe y que las cosas debían hacerse como él quería.

Sombras y arboles altos

Después de comer siguieron caminando, se pararon un momento Ralph pensaba en lo feliz que era antes en casa con su madre y su padre cuando podía contemplar la nieve y los libros de su estantería.

De pronto apareció un cerdo, Ralph le hirió con una lanza, pero la atención se centró en Jack, ya que el cerdo le había herido. Siguieron caminando por el camino que era cada vez peor. Cuando iba anocheciendo Ralph dijo que alguien debía de ir a avisar a Piggy, Simon fue. Ellos siguieron y cuando llegaron a la montaña algunos de los chicos decidieron dar la vuelta, solo quedaron Ralph, Jack y Roger. Cuando llegaron a la zona quemada siguió Jack solo. Roger y Ralph se quedaron esperando, enseguida llegó Jack corriendo diciendo que había visto en la oscuridad algo que se hinchaba, subieron los tres y cuando estaban arriba vieron algo sentado que era como un simio, movió la cabeza y tres empezaron a correr.

Ofrenda a las tinieblas

Llegaron a la plataforma y contaron a los demás lo que habían visto. El fuego ya no se podía encender en la colina porque estaba la fiera.

Jack convoco una asamblea y se marcho diciendo que los que estuviesen hartos de Ralph fuesen con él, al principio no fue nadie, pero después fueron algunos, sobre todo los cazadores Maurice, Roger...

Jack y los suyos cazaron una cerda y Simon les vio como lo hacían, Jack cogió la cabeza y la clavo en una estaca a Simon le espanto. Como no tenían fuego decidieron ir a robarlo a Ralph, que habían encendido una nueva hoguera en la playa.

Mientras Ralph les decía que sin el fuego no lograrían sobrevivir, Jack llego y les robo el fuego después dijo que todos estaban invitados a comer cerdo, todos los muchachos lo deseaban menos Ralph, que propuso a los suyos que cazasen ellos.

A Simon El Señor de las Moscas le hablaba y entro en una gran crisis.

Una muerte se anuncia

Piggy y Ralph eran los únicos que quedaban en la plataforma, los demás habían ido a comer con Jack. Mientras Simon se despertaba e intentaba levantarse, vio la hoguera y decidió caminar hacia ellos.

Piggy y Ralph fueron con los demás a comer. Cuando estaban comiendo Jack pregunto quien se iba a unir a él, entonces empezó a llover y Ralph dijo que él tenía los refugios. Jack y todos los demás, exceptuando a Piggy y Ralph comenzaron a bailar, de repente hubo un relámpago y Simon apareció gritando, pensaron que era la fiera y todos le atacaron, también apareció el hombre en el paracaídas, el cuerpo de Simon se desplomo junto al mar, había muerto.

La caracola y las gafas

Sam, Eric, Piggy y Ralph intentaban olvidar lo ocurrido don Simon ya no se atrevían a pronunciar ese nombre. Mientras Jack y los suyos estaban refugiados en una cueva hablando de volver a quitar el fuego a los otros, también estaban intentando convencerse de que Simon era la fiera disfrazada.

Sam, Eric, Piggy y Ralph buscaban una forma de tener el fuego encendido siempre y decidieron apagarlo por la noche.

Cuando estaban durmiendo todos, Jack y los suyos les atacaron, hubo una duro pelea. Jack le quito las gafas a Piggy, pero Ralph y los demás todavía no se habían dado cuenta.

El Peñón del Castillo

Piggy, Ralph, Sam y Eric decidieron ir a hablar con Jack y los suyos. Piggy como no tenía las gafas tuvo que guiarse como pudo cuando llegaron donde Jack estaba Ralph le reprocho que hubiera apagado el fuego, que era un ladrón y que había matado a Simon, hubo una pelea entre Jack y Ralph, la pararon por Piggy, mientras Piggy hablaba, Roger que estaba en lo alto soltó una piedra que le dio de lleno a Piggy, haciéndole caer y partirse el cráneo, en un momento desapareció entre las olas del mar, la caracola también se había roto. Jack y los demás capturaron a los gemelos. Ralph consiguió escapar.

El grito de los cazadores

Más tarde Ralph volvió, estaban de guardia los gemelos, estos le dijeron que debía irse porque a la mañana siguiente iban a ir a cazarlo, y que los peores eran Roger y Jack, le dieron un trozo de carne y Ralph les dijo que iba a esconderse en unos arbustos que estaban allí cerca.

Cuando se fue sintió gritar a los gemelos, pero no hizo caso porque se durmió.

A la mañana siguiente se escondió en una grieta que había dejado la roca lanzada por Roger. Sintió unos gritos de los demás y como interrogaban a un gemelo. Tiraron otra roca y Ralph tuvo que huir. Los salvajes prendieron fuego a la isla. Ralph corrió todo lo que pudo hasta que llego a un lugar que le pareció ideal para esconderse, estaba en un lugar oscuro entre matorrales. No tardo en oír salvajes acercándose a él. Vio acercarse a uno y cuando pudo salto sobre él y salió corriendo hacia la playa cuando llego allí se encontró con un oficial de la Marina que vio el humo, le pregunto después de saludarlo si había algún muerto, Ralph empezó a llorar de emoción, poco a poco todos lloraron, el oficial se conmovió.

Ralph entonces se lamentaba por la pérdida de la infancia.

Citas

  • “Jack se volvió a los muchachos del coro, que aguardaban preparados para obedecer”. Página 61, párrafo 5.

  • “Al mediodía los espejismos se fundían con el cielo y desde allí, el sol, como un ojo iracundo, lanzaba sus miradas”. Página 86, párrafo 2.

  • “Por segunda vez en aquella noche Ralph tuvo que reajustar sus valores”. Página 112, párrafo 3.

  • “A lo largo de aquel mar que absorbía y expedía sus aguas cegadoras”. Página 161, último párrafo.

  • “Ralph lloró por la pérdida de la inocencia”. Página 273, último párrafo.

  • Resumen en base a citas

    La 1ª cita me llamo la atención, por la obediencia que muestran todos los chicos hacia Jack, de cómo están dispuestos a hacer todo lo que él diga.

    La 2ª cita me gasto por la forma tan maravillosa y real que tiene el autor de describir el paisaje, esto te produce sensaciones agradables sobre el entorno que rodea a la isla.

    La 3ª cita me sorprende la madurez que muestra Ralph al saber como tiene que cambiar su forma de pensar.

    La 4ª cita me gusto al igual que la 2ª por su forma de describir las cosas.

    La 5ª cita me vuelve a sorprender Ralph con esa gran madurez que le caracteriza y como se siente al perder algo tan valioso como es la infancia.

    Tema

    El tema es la crueldad del ser humano, y como influyen las normas en la sociedad.

    Conclusiones del autor

    Yo creo que las conclusiones que establece el autor son que la falta de leyes en la sociedad lleva a la barbarie.

    Valoración personal

    A mí este libro me ha gustado mucho por el desarrollo que tiene la historia, por la descripción de los paisajes y por la capacidad que tienen los chicos de vivir sin un adulto aunque a veces lo echen en falta.

    Lo que mas me gusto del libro fue el comportamiento de Ralph a lo largo de toda la historia, me sorprendió la influencia que puede tener un líder sobre los demás.

    Lo que menos me gusto fue la barbarie de los chicos cuando matan a Piggy.