El sector exterior

Economía. Balanza de pagos en España. Cuenta corriente y capital, fianciera e inversiones

  • Enviado por: Zira
  • Idioma: castellano
  • País: España España
  • 4 páginas
publicidad

TEMA 12. EL SECTOR EXTERIOR.

12.1. LA BALANZA DE PAGOS EN ESPAÑA: ESTRUCTURA.

Según el FMI se define la balanza de pagos, como un documento contable en el que se lleva a cabo un registro estadístico y sistemático de las transacciones económicas realizadas durante un periodo de tiempo determinado entre los residentes de un país y el resto del mundo.

El método de contabilización es el de partida doble, por lo que la suma de los saldos positivos y negativos tiene que ser cero, por lo que los superávit o déficit se producen en sus subbalanzas: cuenta corriente, cuenta de capital, cuenta financiera y errores y omisiones.

Cuenta Corriente: Recoge todas las operaciones con el exterior que pueden alterar la renta del país. Se distinguen 4 rúbricas.

  • BIENES. A la que se denomina balanza comercial o de mercancías. Refleja los ingresos y pagos derivados de las exportaciones e importaciones de mercancías.

  • SERVICIOS. Refleja los ingresos y pagos procedentes de los intercambios con otros países por actividades como el turismo, transportes, telecomunicaciones, royalties, etc.

  • RENTAS. Se reflejan ingresos y pagos como remuneraciones de los factores trabajo y capital.

  • TRANSFERENCIAS. Representan ingresos y pagos que no tienen contraprestación en bienes, servicios o factores. Se distinguen: Transferencias corrientes y de capital. Solo las corrientes se contabilizan dentro de la balanza por cuenta corriente. Estas afectan directamente al nivel de renta disponible, como ejemplo: herencia, donaciones, fondos procedentes del Fegoa-Garantía, etc.

  • Cuenta de Capital. Refleja el saldo de las transferencias de capital sin contraprestación. No provocan variaciones en la renta sino a la tendencia de activos fijos, como ejemplo: donaciones por inversión, fondos de la UE para mejoras estructurales, etc. Están destinados a la inversión, supone un aumento de la riqueza global del país.

    Cuenta Financiera. Refleja la posición acreedora o deudora del país frente al resto del mundo. Dentro de ella se distinguen:

  • INVERSIONES. En ella se contabilizan:

    • Directas. Se caracterizan por perseguir el control de la empresa, necesario que alcancen al menos el 10% del capital social.

    • En cartera. Buscan obtener rentabilidad a c/p.

    • Derivados financieros. Se contabilizan opciones y futuros.

    • OTRAS INVERSIONES. Se reflejan operaciones de prestamos comerciales, financieros y depósitos.

    • RESERVAS. Representan la variación de las reservas exteriores. Un saldo negativo, representa que han subido.

    • Errores y Omisiones. Permite ajustar la balanza para lograr su equilibrio contable. Esta partida es necesaria ya que el Banco de España, para la elaboración de la balanza de pagos utiliza información estadística que no garantiza la absoluta exactitud de las cifras presentadas.

      Un saldo negativo en la cuenta corriente supone que las salidas de divisas han sido mayores que las entradas, esto tendrá que ser financiado por otras operaciones. En caso contrario supone una disminución de las reservas internacionales, además de un aumento del endeudamiento. Si esto persiste disminuye la posibilidad de mayor utilización del endeudamiento y sube considerablemente su coste de financiación. Un saldo positivo supone un aumento de la capacidad financiera del país, siempre que las transferencias de capital no absorban dicho superávit. El saldo de la cuenta corriente es muy importante en cuanto a su significado ya que refleja la competitividad de la economía.

      12.2. LA CUENTA CORRIENTE Y LA CUENTA DE CAPITAL

      BALANZA POR CUENTA CORRIENTE

      A| BIENES (Balanza comercial). Las características estructurales de la balanza comercial son:

    • El aumento progresivo de las relaciones con el exterior, lo que supone un notable grado de apertura, importaciones + exportaciones sobre el PIB, aunque todavía es inferior a la media europea.

    • Déficit permanente. Se considera un déficit estructural, con fluctuaciones (años más altos y años más bajos). Vamos a ver las razones que lo explican:

      • El comercio exterior es sensible al comercio internacional, se ha manifestado en que el aumento de la actividad comercial ha sido mayor que la media mundial ha favorecido a aumentar más que proporcional las importaciones.

      • La economía tiene una fuerte dependencia del petróleo, y los precios de este tienen una gran importancia según las importaciones.

      • La inflación ha hecho subir los precios de nuestros productos. Esto se ha producido por la dependencia tecnológica y el mayor Bienestar que hace que se demanden más bienes extranjeros considerados de mayor calidad, lo que ha producido un aumento de las importaciones. Esto trae como consecuencia la necesaria devaluación de la peseta para aumentar la competitividad, antes no se ha permitido ya que supone perdida de prestigio.

      • La economía española se ha especializado en bienes de demanda y contenido tecnológico bajos, por lo que existe escasa producción de bienes de demanda y contenido tecnológico alto, de demanda en expansión. Esto refleja la debilidad del empresario español. Esto tiene como consecuencia en la BC, por un lado como el aumento de la demanda de bienes no puede ser satisfecha por la producción nacional, aumentan las importaciones. Por otro lado comienzan a desarrollarse este tipo de actividades en países emergentes con bajos costes, por lo que aumenta la competitividad.

      • En pocos años se han introducido cambios en la regulación comercial, para favorecer la apertura, lo que tiene un gran impacto en la Balanza de Pagos. Esto se produce como consecuencia del bajo nivel de apertura en los años '60 que exige la eliminación de las barreras comerciales para aproximarse a Europa.

      • B| SERVICIOS.

        El saldo de los servicios refleja un continuo superávit, se considera por tanto una característica estructural, lo que compensa total o parcialmente los déficit comerciales. Los servicios al exterior son una actividad productiva importante para la economía española ya que reducen la necesidad de aumentar el endeudamiento externo para financiar adquisiciones de bienes.

        Las actividades que se contabilizan en la rúbrica de servicios son heterogéneas, entre ellas están:

          • Turismo. Es la principal partida de los servicios. Su elevado superávit refleja que en la economía española existe cierta especialización en dicha actividad.

        Los pagos por turismo son muy reducidos frente a los ingresos, debido a que la población española ha sido reacia a salir al exterior.

          • Otros Servicios. Son un conjunto de partidas muy heterogéneas, algunas de las cuales están muy relacionadas con el turismo. Hay que destacar el saldo negativo y con tendencia a aumentar de los royalties y propiedad intelectual, por la excesiva dependencia de la economía de la tecnología extranjera.

        C| RENTAS. Las rentas de trabajo generan un reducido volumen de ingresos y pagos, ya que son situaciones esporádicas.

        Las rentas de capital presentan un saldo negativo elevado, al ser mayores las inversiones extranjeras en España que las de España en el exterior. Podemos destacar el aumento de los pagos en busca de alta rentabilidad, la cual ofrecían los activos financieros denominados en pesetas a partir de los 80 con la incorporación de España a la UE.

        D| TRANSFERENCIAS CORRIENTES. Las transferencias han jugado un papel compensador de los déficit de la BC. Veamos su evolución:

          • Hasta mediados de los años 70, su saldo presenta una evolución positiva. Esto se debe a los ingresos de los emigrantes.

          • Desde mediados de los 70, hasta la incorporación de España a la CE, se aprecia la moderación de la evolución de los ingresos. La crisis del petróleo expulsa mucha mano de obra en Europa y el consiguiente retorno de muchos emigrantes.

          • Tras la incorporación de España a la CE, el saldo aumenta por la recepción de los fondos europeos, especialmente los Feoga-Garantía.

        E| CUENTA DE CAPITAL. Presentan un saldo positivo en transferencias de capital por recepción de fondos de la UE, fondos estructurales como Feoga-Garantía, Feder y FSE y de cohesión.

        12.3. LA CUENTA FINANCIERA Y LA INVERSIÓN EN ESPAÑA.

        La cuenta financiera refleja los cambios en la posición acreedora o deudora de un país respecto al resto del mundo. El saldo resultante es complementario del que reflejan las restantes balanzas. Esta cuenta informa del origen de la financiación de los déficit originados por las operaciones no financieras. En caso de superávit la cuenta financiera informa según el destino del excedente.

        Evolución y composición de la cuenta financiera:

          • Inversiones de España en el exterior. Su nivel ha sido bajo durante un largo periodo de tiempo, debido a que la salida de capital tenia fuertes restricciones legales. Tras la liberación de los movimientos de capital impulsado por la adhesión en la CE, el saldo ha experimentado un crecimiento. En el ultimo periodo han crecido las inversiones directas, que buscan el control o gestión de las empresas a las que se dirigen, fundamentalmente en Sudamérica y los países de la CE.

          • Inversiones extranjeras en España. Han supuesto una fuente de financiación de los déficit corrientes y el crecimiento y modernización del país. La entrada de capitales ha seguido una tendencia creciente desde la eliminación de las restricciones. En esa evolución se pueden distinguir diferentes periodos:

          • Desde 1960-85. Marcado por la preponderancia de las inversiones directas según las de cartera. Se produjo una importante penetración de capital extranjero, especialmente en el sector industrial.

          • Desde 1985-91. Se produjo la eliminación de las barreras a los movimientos de capital. Como consecuencia aumento la entrada de capitales para la adquisición de activos financieros. Por lo que se modifica la relación entre inversión en cartera y directa.

          • Desde 1991-94. Se produjo una fuerte salida de capitales debido a la perdida de confianza de los inversores extranjeros en nuestro país y las sucesivas devaluaciones de la peseta desde 1992. Se dejo sentir especialmente en los activos financieros.

          • Desde 1995. Tras la recuperación económica, se produce un crecimiento considerable de la inversión extranjera, en cambio la inversión directa se mantiene estable.

        • Otras Inversiones. Reflejan generalmente saldos positivos. Dentro de estas distinguimos las siguientes operaciones:

          • Préstamos comerciales. Van ligados a la financiación de operaciones de comercio.

          • Prestamos financieros. Son los que han tenido mayor peso en el saldo positivo de la Balanza de Pagos, pues han representado el 90% del total de los recursos.

          • Depósitos. Han crecido de forma notable debido a la alta remuneración, cuando los tipos de interés españoles eran superiores a otros países europeos.