El sabueso de los Baskerville; Arthur Conan Doyle

Literatura universal contemporánea del siglo XIX. Narrativa. Novela policiaca y misterio. Detectives. Sherlock Holmes. Doctor Watson. Argumento. Personajes. Estilo

  • Enviado por: Mariolf
  • Idioma: castellano
  • País: España España
  • 10 páginas
publicidad
cursos destacados
Curso completo de piano - Nivel básico
Curso completo de piano - Nivel básico
Este curso de piano está pensado para todos aquellos principiantes que deseen comenzar a tocar el piano o el...
Ver más información

Curso de reparación de teléfonos móviles / celulares
Curso de reparación de teléfonos móviles / celulares
El curso de Reparación de Telefonía Celular o Móvil está orientado a todas aquellas...
Ver más información

publicidad

Ficha de lectura:

Nombre del alumno: Mario López Francés

Curso:

Grupo: A

  • Título: El sabueso de los Baskerville

  • Autor: Arthur Conan Doyle .

  • 2bis: País del autor: Inglaterra.

  • Genero literario: Narrativa.

  • Subgénero: Novela.

  • Época: finales del siglo XIX

  • Movimiento literario: Tipo de novela: Policíaca-Terror

  • Argumento:

  • 7.1. Capítulo primero: El señor Sherlock Holmes:

    El Sr. Holmes y su ayudante Watson están examinando un bastón que una persona se olvido el día anterior cuando fue a hacerles una visita, seguramente para contratar sus servicios. Watson comienza a examinarlos diciendo que debía pertenecer a un médico de cabecera, entrado en años, con gran prestigio, rural etc...

    Acto seguido Holmes coge el bastón y comienza a examinarlo, deduciendo que casi todas las afirmaciones de su amigo son falsas, solamente había acertado que era un médico rural.

    Llaman a la puerta, y casualmente era el Dr. Mortimer, pero no era para nada como Watson lo esperaba. Era un hombre alto, delgado y con nariz larga y ganchuda. Tras recuperar su bastón, los detectives se dan cuenta de que la mayoría de sus deducciones no eran muy acertadas. Tras la debida presentación, el doctor Mortimer comienza a contar el porqué de la visita.

    7.2 Capitulo segundo: La maldición de los Baskerville

    El Dr. Mortimer comienza a hablarles sobre un manuscrito que lleva en el bolsillo, que puede serles de gran interés y es el motivo de que pida su ayuda.

    En dicho papel se narra una leyenda, extraña y pintoresca sobre un sabueso, el sabueso de los Baskerville. En ella se cuenta que en una época la mansión pertenecía a un hombre llamado Hugo, era un hombre malvado y salvaje. Dicho hombre se enamoró de la hija de un terrateniente que vivía cerca de la mansión, pero la señorita lo evitaba, debido a la crueldad por la que era famoso. Un día un grupo de amigos tan desalmados como él mismo, secuestraron a la doncella y la encerraron en una de las torres de la mansión. En un acto de valentía, la joven descendió de la torre por la enredadera que cubre las paredes de la casa y se dispuso a recorrer las millas que había de su casa a la mansión.

    Al ver que la muchacha había desaparecido Hugo se lanzó en su busca, decidieron lanzar a los sabuesos en busca de ella.

    Se encontraron con un pastor al que preguntaron a cerca de si había visto a Hugo, el dijo que sí, y que iba seguido de un sabueso infernal.

    Al llegar a un valle vieron a Hugo con un infernal sabueso encima de el, desgarrándole el cuello, y desde entonces el malvado sabueso persigue a la familia.

    Acto seguido el Doctor pasa a leer el periódico en el que se narra la muerte de Sir Charles Baskerville, el propietario más actual de la mansión. Diciendo que sufría problemas de corazón y que ese fue la causa de su muerte.

    Después cuenta cómo encontró a Sir Charles y dijo que había encontrado una gran huella de sabueso en el suelo.

    7.3 Capítulo tercero: El problema

    El doctor Mortimer narra sus opiniones a cerca de lo sucedido , dice que según él, con lo que están tratando es algo sobrenatural, debido al tamaño de las huellas que vio y el testimonio de algunos vecinos del páramo.

    Procede a describir la situación de los elementos de la mansión de los Baskerville. Dice también que Sir Charles permaneció en el portillo que da al páramo un periodo de tiempo ya que vio la ceniza del cigarro.

    Cuando Holmes le pregunta a cerca de que servicios necesita de ellos , el responde que lo que quiere es pedirles consejo a cerca de lo que debe hacer con Sir Henry Baskeville, ya que podría suceder los mismo que al antiguo dueño. A lo cual Holmes dijo que le diera 24 horas para pensar, que fuera a buscarlo y que permanecieran en Londres

    Holmes se encierra en casa para pensar y cuando Watson llega a casa le cuenta lo que ha podido deducir, dice que Sir Charles huía de algo y que ahora tienen que averiguar de qué. Quedan con el doctor y con el baronet al día siguiente.

    7.4 Capítulo 4: Sir Henry Baskerville

    Sir Henry era un hombre robusto, con la piel curtida y las cejas espesas, su mirada era fuerte y tranquila, eso es lo que vieron los detectives cuando él y su amigo Mortimer entraron en su casa.

    Tras presentarse Sir Henry dice que le han enviado una cara, un tanto extraña, en la que hay pegada una serie de recortes, de una revista. En ella se leía : <<Si da usted valor a su vida o su razón, se alejará del páramo >>

    Holmes cogió el Times y lo examinó hasta que descubre que todos los recortes de la carta, están sacadas de un articulo de dicho periódico .

    Le pregunta si ha notado algo extraño, desde que vino a Londres, a lo cual él dice que sí, que ha perdido una bota, a lo cual Holmes resta importancia. Quedan para almorzar ese mismo día. Justamente cuando salen los dos clientes de la casa, Holmes y Watson los siguen a una distancia prudente, se dan cuenta de que hay un cabriolé que sigue al doctor y su acompañante, de repente, se acercan pero solamente consiguen ver una barba espesa, Holmes echa a correr detrás de él pero no consigue alcanzarlo. Entran a una oficina y mandan a un muchacho buscar en las papeleras de los hoteles un ejemplar del Times recortado con la excusa de que se les ha perdido un telegrama.

    7.5 Capítulo 5: Tres cabos rotos.

    Partieron hacia el hotel donde habían acordado almorzar con sus clientes, cuando llegaron Holmes preguntó a cerca si podía ver la lista de las personas que se alojaban en el hotel, cuando las miró hizo una serie de preguntas, para confirmar que allí no se alojaba la persona que había enviado la carta, y efectivamente, allí no había nadie sospechoso.

    Se encontraron con Sir Henry, que al parecer había vuelto a perder otra bota, pero esta vez era una vieja y usada, estaba muy enfadado, preguntó a las personas del hotel pero nadie sabía nada.

    Durante el almuerzo, hablan sobre lo que hará el baronet , el cual había decidido ir a vivir a la mansión de su familia. Holmes le dice que no puede ir solo, que necesita que alguien le acompañe, por lo que deciden que sea Watson quien vaya con el. Cuando se disponían a salir, el baronet, encuentra su bota, la nueva, y extrañado, sin saber como ha llegado allí, se la lleva.

    Estando en casa Holmes recibe dos telegramas, en uno Sir Henry, decía que Barrymore estaba en la mansión y en el otro el chaval que habían mandado a buscar el Times en las papeleras, decía que no había encontrado la hoja recortada. Acto seguido llaman a la puerta, era el conductor del cabriolé, quien les pudo proporcionar la misma información de la cual ya disponían.

    7.6 Capítulo 6: La mansión de los Barkerville:

    Watson se dispone a partir hacia la mansión de los Baskerville, junto con Sir Henry.

    Pasaron por diferentes tipos de paisaje, Watson lo empleó para poder conocer mejor a sus acompañantes, y forjar un poco más de amistad.

    Sir Henry, comentó que hacía ya mucho tiempo que no había pasado por allí, desde que era un adolescente. Pasa a describir la mansión que ya se divisaba desde el cabriolé. El conductor dice, que se ha escapado un preso de prisión, y que todavía no lo han vuelto a coger, está escondido en el páramo según se cree. Era el asesino de Notting Hill .

    Llegaron ya a la casa, recorrieron sus patios. Cuando llegaron los recibió el servicio, Barrymore y su mujer. Tras ofrecerle las primeras cosas Barrymore anunció que cuando Sir Henry hubiera encontrado a alguien para sustituirlos les gustaría marcharse. A pesar del entusiasmo con el que el baronet había llegado a la casa, daba a entender que no le había gustado mucho, que no era un sitio muy alegre. Cuando estaba casi dormido, Watson, escuchó en la noche los sollozos de una mujer, desgarrada por el sufrimiento.

    7.7 Capítulo 7: Los Stapleton de la casa Merripit.

    Al día siguiente Watson y Sir Henry coincidieron en que la noche anterior una mujer estaba llorando amargamente. Por lo que decidieron preguntar a Barrymore a cerca de lo sucedido. El respondió que solamente había dos mujeres en la casa, la fregona y su mujer, la primera vivía en la otra ala, y aseguró que su mujer no emitió esos ruidos. Pero no era verdad, ya que Watson pudo verla, y tenía los ojos hinchados.

    Para atar cabos, lo que hizo el detective fue ir a ver al administrador de correos para cerciorarse de que Barrymore había recibido el mensaje que le habían enviado. Así descubrió que no lo habían recibo él mismo, sino su mujer, ya que el se encontraba en el ático.

    Cuando volvía para casa se encontró con un desconocido, que tras presentarse descubrió que se llamaba Stapleton. Tras una pequeña charla a cerca de la misteriosa muerte de Sir Henry, el hombre le invita a Watson a pasar por su casa, par así, presentarle a su hermana, a lo cual accedió. Le mostró un poco el páramo, le habló sobre la ciénaga de Grimpen, y le dijo que podía cruzarla sin problema. De repente, un largo aullido recorrió el páramo, helando la sangre a cualquiera que lo escuchara. Stapleton vio una mariposa y se lanzó tras ella, entonces la hermana de éste apareció cuando Watson se disponía a presentarse esta le dijo: márchese, vuelva a Londres inmediatamente, diciéndole que era por su propio bien, que debía marcharse.

    Llegaron a la casa e invitaron a pasar a Watson, tras una conversación, él se marcho, de repente la Señorita Stapleton apareció y se disculpó por lo que había dicho, ya que había habido un malentendido, eso que le había dicho, era para Sir Henry.

    7.8 Capítulo 8: Primer informe del doctor Watson:

    Este es el primer informe que Watson manda a Holmes, en el cuenta que se cree que el preso del páramo ya se ha marchado, por lo tanto los granjeros ya duermen mejor. Dice también que el baronet empieza a interesarse por la señorita Stapleton, ya que es una mujer hermosa y fascinante. Se supone que una unión así debería de agradar a su hermano, pero no parece ser así.

    Narraba también que había conocido a otro vecino del páramo, el señor Frankland, cuenta que es un hombre al que le apasionan las leyes.

    Cuenta que la pasada noche, el oyó una persona cruzando por delante de la habitación en la que dormía. Salió a ver quién era y descubrió que era Barrymore. El mayordomo entró en una habitación, Watson observaba desde la puerta, vio que el criado movía la vela en el cristal, tras unos minutos, apagó la vela, y el detective se apresuró en volver a su habitación.

    7.9 Capítulo 9: La luz en el páramo.

    A la mañana siguiente de la noche narrada en el capítulo anterior, Watson fue a mirar la ventana de la habitación en la que había estado Barrymore. Es la mejor desde la cual se puede ver el páramo. El detective lo comenta con el baronet, y deciden que la noche siguiente van a seguir a Barrymore, para saber lo que hacía.

    Una vez finalizada la conversación, Sir Henry, se dispuso a salir por lo que Watson hizo lo mismo, el baronet se vio sorprendido, y le dijo que había quedado con la señorita Stapleton, por lo que no podía acompañarle.

    Cuando ya había marchado, Watson comenzó a tener remordimientos por lo que decidió seguirlo. Lo encontró y estaba con la hermana del naturalista, por lo que decidió esperar a lo lejos, para que éstos no pudieran verlos. Entonces Stapleton apareció de no se sabe donde, y avanzó hacia la pareja, pareció que mantenían una discusión, más tarde, su hermana y el, se marchaban dejando al baronet solo y desconcertado.

    Esa misma noche, decidieron ir a espiar a Barrymore, esperaron toda la noche, pero no oyeron ni vieron nada, pero a la noche siguiente lo volvieron a intentar, y recolectaron sus frutos. Sorprendieron a Barrimore quien les contó la verdad, encendía una vela y veía una luz en el páramo, era el asesino que andaba suelto, estos le proporcionaban comida y bebida, ya que, era el hermano de su mujer. Tras su confesión los dos amigos decidieron y a la caza del preso, pero no pudieron atraparlo. Mientras lo intentaban atrapar, Watson vio la figura de un hombre, sobre un rico, mirando lo que pasaba, cuando volvió a mirar, ya no estaba allí.

    7.8 Capítulo 10: Fragmento del diario del doctor Watson:

    Debido a que deciden no decir nada sobre el fugitivo del páramo, Barrymore decide contarles algo más, que nadie sabe, sobre la muerte de Sir Charles Baskerville. Dijo que se había citado con una mujer, y por eso la esperaba en el portillo, aguardaba su cita. Dijo que encontró las cenizas de una carta, escrita con letra de mujer, en la que se podía leer “por favor, por favor, como es usted un caballero, queme esta carta y esté junto al portillo a las diez en puno”. Fdo. L.L.

    Watson salió a dar un paseo, cuando volvía se encontró con el doctor Mórtimer, y decidió preguntarle a cerca de las iniciales de la carta, él respondió que se trataba de la hija de Franckland, le contó su historia, en la cual su padre la abandonaba, gracias a las ayudas económicas de la gente y especialmente de Sir Charles, la señorita Lyons salió a delante.

    El detective mantiene una conversación con el mayordomo, en el que le dice que él también conoce la existencia de otro hombre en el páramo, que el preso lo ha visto más de una vez.

    7.11 Capítulo 11: El hombre del risco

    Watson decidió ir a Coombe Tracey para buscar a la señorita Lyons y para ver si, por fin, podían aclarar algo en sobre el asunto. Habló con ella, le preguntó a cerca de si se carteaba con Sir Charles, respondió que sí, la misma respuesta obtuvo el detective cuando preguntó si había tenido una cita con él, pero había un matiz, nunca acudió a ella. Dijo que le había pedido una cita para pedirle ayuda para divorciarse de su marido, que la abandonó. Eso fue todo lo que dijo.

    Regresó a casa el detective, y en el camino se encontró con el padre de la persona con la cual acababa de tener una conversación, mandó a una mensaje a Sir Henry diciendo que volvería para la cena.

    Frankland dijo que sabía donde se escondía el preso, y este le hizo subir hasta el ático donde tenía un telescopio, apuntando hacia una colina, pudieron ver a un muchacho , que llevaba un hatillo, y que parecía mirar para ver si lo seguían. Una vez que se libró de Frankland, decidió ir en busca del individuo del páramo. Encontró dentro de uno de las antiguas viviendas de los hombres prehistóricos una serie de objetos que permitían que ese lugar fuera habitable. Tras esperar unos momentos oyó unos pasos... se agachó esperando a atacar y descubrir al hombre del risco. Oyó una voz que decía: “un atardecer precioso mi querido Waston ”

    7.12Capítulo 12: muerte en el páramo:

    Era Holmes, la voz que le había hablado era Holmes, por lo tanto el hombre del rico tenía que ser el. Éste le dijo que se había escondido allí, haciendo creer a todo el mundo que estaba en la residencia de Londres, para poder llevar a cabo dos investigaciones desde puntos diferentes, sin que nadie sospechara que estaba allí. Holmes revela a Watson que la Señorita Stapleton no es señorita, es señora, ya que ambos dos son marido y mujer, y no hermanos como habían hecho creer a todo el mundo.

    De repente oyeron un grito, se acercaron y pudieron ver que el asesino que andaba suelto por el páramo, estaba muerto.

    Entonces Stapleton apareció por allí, y dieron la explicación de que Selden se había tirado desde lo alto de aquella colina, preso de la desesperación y la soledad.

    Se despidieron de él, y se marcharon hacia la mansión de los Baskerville.

    7.13 Capítulo 13: Preparando las redes

    Se presentaron entonces Holmes y Watson en la mansión. Sir Henry se mostró encantado de que por fin el detective se hubiera dignado a venir e investigar el caso personalmente.

    Mientras cenaban, Holmes se percató de los cuadros que había en la pared, y comenzó a hacer diferentes comentarios sobre ellos.

    Más tarde Holmes reveló a su ayudante, que la persona que estaba en el retrato de Hugo Baskerville, podía ser, sin ningún problema el naturalista Stapleton, no cabía duda de que el vecino del páramo, era un Baskerville.

    Al día siguiente engañaron a Sir Henry, haciéndole creer que regresaban a Londres, pero que no debía preocuparse, ya que iban a volver.

    Fueron hasta la casa de la señorita Lyons, para volver a interrogarla, ya que no estaban muy convencidos de que hubiera dicho todo lo que sabía.

    Proceden a decirle que el supuesto Sr. Stapleton y su hermana, no tienen dicho parentesco, sino que son marido y mujer, tras hacerlo la mujer confiesa que, él le había prometido que si conseguía divorciarse, se casaría con ella. Y que por eso, envió la cara a Sir Charles.

    Se reunieron en la estación con un detective, un antiguo amigo.

    7.14 Capítulo 14: El sabueso de los Baskerville:

    Llegaron a la casa Merripit, y aguardaron a que terminaran de cenar, la niebla se había hecho densa y prácticamente no podían ver nada.

    Aguardaron hasta que el baronet, salió de la casa, preparándose para regresar, tal y como le habían dicho hasta la mansión Baskerville a pie.

    Cuando Sir Henry ya había pasado por delante de donde se encontraban escondidos nuestros protagonistas, un gran sabueso grande, negro, con fuego saliéndole de la boca y un pelaje que se tornaba plateado por momentos salió de la niebla, y siguió corriendo hacia donde se encontraba Sir Henry.
    Los detectives estaban paralizados ante la impresionante bestia que acababan de divisar, pero Holmes, apuntó y disparó hacia el animal, que lanzó un alarido. Cuando la bestia ya se había abalanzado sobre el baronet, comenzaron a dispararle, hasta que el animal cayó al suelo. Sir Henry se encontraba bien, y habían conseguido matar al Sabueso de los Baskerville.

    Regresaron a la casa, en busca de Stapleton, para acusarlo, y llevarlo a prisión, pero no lo encontraron. Pero si estaba allí su mujer, atada en una habitación y con marcas de haber sido maltratada. Supusieron que el naturalista se había ido a la ciénaga, pues allí era donde guardaba a su perro. Al no encontrarlo, dedujeron, que no había sabido calcular, y se había hundido en las horribles ciénagas. Habían acabado con la maldición de los Baskerville

    7.15 Capítulo 15: Análisis retrospectivo.

    Los dos detectives hacen un resumen de los datos, las deducciones y los errores cometidos durante la investigación cuando ya ha pasado un periodo de tiempo tras la investigación. Hablan sobre la vida del supuesto Stapleton, lo que hará Sir Henry etc...

  • Tema principal y temas secundarios: T.P. la deducción, T.S. las cosas paranormales, el encubrimiento, el miedo...

  • Personajes principales y secundarios:

    • Personajes protagonistas y secundarios: Protagonistas: Sherlock Holmes: el detective. El Doctor Watson: ayudante del detective. Sir Henry Baskerville: Heredero de la gran fortuna de Sir Charles Baskerville. Stapleton: El supuesto hermano de la Señorita Stapleton.

    • Personajes secundarios: Sra. Stapleton: Supuesta hermana del Sr. Stapleton. Sr. y Sra. Barrymore: Los sirvientes de la mansión de los Baskerville.. Dr. Mortimer: El doctor de Sir Charles Baskerville.

    • Narrador: en un principio es Watson, además en algunos fragmentos de la novela narra a través de sus informes o de su diario, pero en algunos casos se convierte en narrador omnisciente (solamente en algunas partes mi cortas) en las que sabe todo a cerca de los sentimientos de los personajes.

    • Tiempo interno e histórico : El tiempo interno de la novela es de unos tres o cuatro meses, no sabría decir cuantas exactamente y el tiempo histórico debido a los cabriolés, a que aún no estaba totalmente extendida la electricidad ya que se utilizaban antorchas yo diría que se sitúa en el siglo XIX.

    • Espacio: Ocurren en Londres, en la Mansión de los Baskerville, en el páramo y en algunos fragmentos en casas de los vecinos.

    • Estructura interna y externa: El planteamiento va, a mi parecer, desde el principio de la novela hasta que narra la leyenda de los Baskerville y el sabueso, el nudo desde el momento que acabo de nombrar hasta que descubren a que Holmes está escondido en el páramo, y el desenlace desde ahí hasta el final. La estructura externa está dividida en capítulos.

    • Léxico nuevo:

          • Cabriolé: Coche antiguo tirado por caballos.

          • De ordinario: Normalmente

          • Espectral: Fantasmal

          • Quimera: Algo que se presenta como real y posible pero que no llega a ser algo más que una simple ilusión

          • Albacea: Persona designada por un juez que se encarga de ejecutar las posiciones testamentarias y administrar los bienes del finado hasta su asignación

          • Filigrana: Técnica de orfebrería que funde hilos o granos de oro y plata

          • Estirpe : Sucesión hereditaria que forman la descendencia de alguien

          • Apriscos: Redil

          • Efigie : Figura o representación de personas en ocasiones sagradas.