El sabueso de los Baskerville; Arthur Conan Doyle

Literatura universal contemporánea del siglo XIX y XX. Narrativa. Novela de misterio y detectives. Sherlock Holmes. Argumento. Personajes. Estructura

  • Enviado por: PunkFlai
  • Idioma: castellano
  • País: Chile Chile
  • 19 páginas

publicidad
cursos destacados
Cómo montar un Ordenador
Cómo montar un Ordenador
En este curso te guiamos de una forma muy práctica y gráfica, para que puedas realizar el montaje de tu...
Ver más información

Iníciate en LOGIC PRO 9
Iníciate en LOGIC PRO 9
Vamos a ver de manera muy sencilla y en un breve paseo de poco más de una hora como funciona uno de los...
Ver más información


El sabueso de los Baskerville

Vocabulario:

Páramo “Todo el páramo entero estaba cubierto de un velo de melancolía”: Terreno yermo, raso y desabrigado || Cualquier lugar sumamente frío y desamparado.

Levita “Holmes llevaba puesta su levita”: Vestidura masculina de etiqueta, más larga y amplia que el frac, y cuyos faldones llegan a cruzarse por delante.

Tartana “La tartana se desvió por una carretera lateral”: Carruaje de dos ruedas con cubierta abovedada y asientos laterales || Cosa vieja e inútil, especialmente tratándose de automóviles.

Pesquisas “El mismo resultado negativo dieron otras pesquisas”: Información o indagación que se hace de una cosa para averiguar la realidad de ella o sus circunstancias.

Debe “Watson, Watson, si usted es honesto ¡tendrá que apuntar esto en el debe! Contraponiéndolo a mis éxitos: Una de las dos partes en las que se dividen las cuentas corrientes.

Dandi “Iva vestido como un dandi”: Hombre que se distingue por su elegancia y su buen tono.

Jaco “Esperaba una tartana tirada por dos jacos”: Caballo pequeño y de aspecto pobre.

Talud “Con taludes muy altos a los lados”: Inclinación del parámetro de un muro o un terreno.

Brezo “Una pendiente llena de brezos”: Arbusto de la familia de las ericáceas, de uno a dos metros de altura, muy ramoso, con hojas verticales, lineales y lampiñas. Flores pequeñas en grupos axilares, de color blanco o rojizas, madera dura y raíces gruesas, que sirven para hacer carbón de fragua y pipas de fumador.

Yermo “El paisaje yermo”: Deshabitado || Incultivado.

Fusta “El cochero señaló con la fusta”: Vara flexible o látigo largo que por el extremo superior tiene una trencilla de correa que se usa para estimular a los caballos.

Liquen “Manchados de líquenos”: Organismo resultante de la simbiosis de hongos con algas unicelulares. Crece en sitios húmedos, extendiéndose sobre las rocas o las cortezas de los árboles en forma de hojuelas o costras grises, pardas, amarillas o rojizas.

Escudriñar “Se tumba en el tejado de su casa y escudriña el páramo”: Examinar, inquirir y averiguar cuidadosamente una cosa y sus circunstancias.

Desasosiego “Ello explicaría el sigilo de sus movimientos y también el desasosiego de su esposa”: Falta de sosiego.

Vislumbrar “Llegamos a tiempo de vislumbrar la alta figura de barba negra y hombros arqueados”: Ver un objeto tenue o confusamente por la distancia o falta de luz || Conocer imperfectamente o conjeturar por leves indicios una cosa inmaterial.

Alféizar “Recogí la vela del alféizar donde la había dejado el mayordomo”: Vuelta o derrame que hace la pared en el corte de una puerta o ventana, tanto como por la parte de adentro como por la de afuera, dejando al descubierto el grueso del muro.

El espacio:

Baker Street: Es donde viven Holmes y Watson, no se describe directamente pero debe ser una casa amplia, con muebles clásicos y elegantes, que encajen con el carácter de ambos personajes.

Grimpen: Es la oficina de telégrafos a la que acude Holmes para realizar algunas investigaciones.

Paddington: Estación de tren en la que se despide el trío compuesto por Mortimer, Watson y Sir Henry de Sherlock Holmes para coger el tren que les llevará hacia la antigua mansión Baskerville.

Devonshire: Es una región muy fértil, con mucha vegetación y deja maravillado al Baronet. Cuando la cruzaron en tren vieron como la tierra marrón se tornaba rojiza, la arcilla se había convertido en granito, y las vacas, rojas, pastaban en unos prados bien delimitados por medio de vallas en los cuales la hierba fresca y la vegetación más lujuriante daban testimonio de un clima más rico y húmedo.

El páramo: Lugar seco y lúgubre, donde se desarrolla la historia que contó Mortimer a Holmes y Watson, llano y cubierto de brezal salpicado de tormos y amontonamientos rocosos, agrestes y escabrosos. El terreno parece desnudo y salvaje, y de vez en cuando se pueden ver paredes derruidas de lo que debían ser antiguas casas.

Baskerville Hall: Rodeado por un jardín, cercado por una fantástica verja de red de hierro forjado y cuya puerta estaba flanqueada por sendos pilares que el tiempo había desgastado, en los cuales habían incrustado líquenes, y que estaban coronados por las cabezas de jabalí de los Baskerville. Desde la puerta salía una ancha avenida y esta desembocaba en un amplio espacio cubierto de césped y en el centro, una casa. Toda la fachada estaba cubierta de hiedra, salvo en algunos lugares aislados donde surgían ventanas. De este bloque se elevaban dos antiguas torres gemelas, almenadas, en las cuales se abrían numerosas aspilleras, y a continuación se encontraban las dos alas de la casa, construidas en granito negro.

El interior de la casa: El salón, excelente, grande, elevado y sólidamente techado con unas vigas enormes de roble que el tiempo se había encargado de oscurecer. La chimenea era grande y antigua. El comedor era un lugar sombrío y triste. Se trataba de una sala larga, con un escalón que separaba la plataforma, donde se sentaba la familia y la porción inferior, destinada a los invitados. Toda la casa era muy amplia, de techos altos y aspecto solitario, demasiado grande para los cuatro habitantes.

La ciénaga de Grimpen: Es un lugar situado en el centro del páramo que ha costado la vida a muchas personas y animales ya que si a simple vista parece un peregrino lugar para galopar, su suelo es pantanoso y pisarlo equivale a ser engullido por la terrible ciénaga.

La cabaña que ocupa Holmes en el páramo: Había mantas enrolladas y en el rústico hogar estaban amontonadas cenizas del fuego, a su lado había algunos utensilios de cocina y un cubo de agua medio lleno. Un montón de latas vacías demostraban que el lugar había estado ocupado durante un tiempo. También en el interior de la cabaña había una botella de licor y un pequeño vaso.

Merripit House: Donde vive el matrimonio Stapleton.

Coombey Tracey: Lugar donde vive Laura Lyons y donde se encuentra la estación de trenes.

La acción que se desarrolla en Londres, cuando Holmes y Watson persiguen a Mortimer y Sir Henry, sucede en varias calles londinenses: Oxford Street y Regent Street.

LOS PERSONAJES:

Personajes Protagonistas:

Sherlock Holmes: Detective inglés de gran astucia, generalmente se levanta muy tarde y según su compañero Watson es alto delgado y de complexión atlética, corre con gran velocidad a pesar de fumar mucho. Suele vestir con un traje de tweed y una gorra de paño.

Doctor Watson: Como este es el narrador de la historia se hacen pocas descripciones de él en la novela por no decir ninguna. Por lo que dice Holmes de él, se deduce que es una persona muy activa y compulsiva ya que se lanza a hacer concusiones sin tener los datos necesarios.

El Doctor Mortimer: Es una persona muy alta y delgada, con una larga nariz picuda que surge de entre dos ojos grises y penetrantes, bastante juntos, cuyo brillo se percibe tras unas gafas de montura de oro que lleva. Es joven, pero tiene la espalda ya curvada y camina con la cabeza inclinada hacia delante.

Sir Henry Baskerville: Hombre bajo de acento norteamericano, avispado, su rostro es moreno y sus ojos grandes y de color castaño; de unos treinta años, su complexión es fuerte, sus cejas son espesas y negras, las cuales le dan un con carácter combativo. Lleva un traje de tweed y, según Watson, daba la impresión de haber vivido al aire libre, pero en su mirada había algo que demostraba que se trataba de un caballero. Era el sobrino de Sir Charles Baskerville y, al parecer, el único heredero de su fortuna.

Jack Stampleton: Hombre de talla baja, delgado, de facciones rasuradas y rostro fino; de entre treinta y cuarenta años, el pelo rubio y las mandíbulas pequeñas. Éste y su esposa, Beryl Stampleton, se hicieron pasar por hermanos al llegar al páramo.

Personajes Secundarios:

El mayordomo John Barrymore: Hombre de aspecto digno, alto y elegante, con una barba negra, cuadrada y facciones pálidas. Sirviente de la familia Baskerville durante años fue quien encontró el cadáver de Sir Charles Baskerville en el camino de los tejos.

La Mujer de Barrimore, Eliza Barrymore: Mujer corpulenta, impasible, de facciones duras y ojos vivos, y con una expresión de firmeza y seguridad en la boca.

Beryl Stampleton: Una mujer ciertamente hermosa, de una belleza poco frecuente. Delgada, alta y elegante. Su rostro altivo y de rasgos correctos, muy regular. Su boca, sensible, y sus bellos ojos, negros y vehementes. Posee algo exótico y tropical que forma un contraste singular con la frialdad y la falta de emotividad de su hermano.

Personajes Secundarios:

Sir Charles Baskerville: Murió hace dos o tres meses antes de la acción en que se desarrolla la historia. Era un hombre firme, sagaz, práctico y poco dado a las fantasías.

Sr. Frankland: Anciano colérico, de rostro enrojecido y pelo blanco. Su pasión es el derecho británico y ha gastado una fortuna en pleitos. Le gusta litigar y le da igual estar a uno u otro lado de la cuestión judicial.


Laura Lyons: De extraordinaria belleza, su cabello y sus ojos tienen el mismo color castaño, y sus mejillas, aunque bastante pecosas, tienen el rubor de exquisito capullo de la mujer morena, el delicado color rosado que se oculta en el corazón de la rosa azufre. Pero en su rostro había algo, aunque sutil, que no encajaba: cierta vulgaridad en la expresión, dureza en sus ojos y cierta flaccidez de los labios que estropeaban su perfecta belleza. Es hija del señor Frankland.

Cartwright: Amigo de Sherlock Holmes, es un joven de catorce años de rostro despierto y mirada inquisitiva. Fue el encargado de hacerle llegar comida al detective cuando se encontraba escondido en el páramo y quien le ayudó al principio de la investigación buscando en las papeleras de varios hoteles un periódico recortado.

Perkins: Hombre de corta estatura y rostro duro y retorcido, es el cochero de la familia Baskerville, quien transporta a algunos de los personajes de la novela cuando se mueven por el páramo o hacia la estación de trenes.

Selden: Es el preso fugado de la prisión de Princetown, hermano de Eliza Barrymore, sobrevive escondido en el páramo gracias a las ayudas que recibe del matrimonio. Es el famoso asesino de Notting Hill, pero su hermana le sigue viendo como un niño pequeño.

Lestrade: Es un amigo y compañero de Holmes, de corta estatura, fuerte y con aspecto de mastín. Ayudó al detective al final de la investigación.

EL SABUESO (mascota del naturista): Era un sabueso comprado por Stapleton en Londres, para simular que es el verdadero sabueso de la leyenda. Era una bestia negra, de mandíbula grande, dientes muy afilados, que echaba fuego por la boca. Su dueño lo pintaba para que se pareciera más a una bestia diabólica.

En la época de gran rebelión, Hugo Baskerville era el propietario de la mansión Baskerville. Era un hombre salvaje y soez que se enamoró de la hija de un terrateniente de la zona. La doncella siempre trataba de evitar al joven por su nefasta notoriedad, pero un día de San Miguel, éste y sus compañeros secuestraron a la joven llevándola a la mansión, encerrándola en una habitación. La muchacha consiguió escapar dispuesta a correr tres leguas, que era la distancia que la separaba de la granja de su padre. Al enterarse de la huida, Hugo y sus compañeros, todos borrachos, soltaron a los perros para que siguieran a la doncella, y detrás salieron ellos a caballo. Hugo se adelantó y sus amigos encantaron media legua más adelante su yegua pero sin jinete. Al encontrar a los perros, vieron que estaban parados frente al estrecho valle que tenían delante. Entonces fueron cuando a la luz de la luna en un claro vieron a la joven doncella tirada en el suelo, cansada. Pero lo que les horrorizó fue ver el cadáver de Hugo, sobre el que estaba encima, desgarrándole el cuello una sabueso infernal, grande y negro.

3.-

En la actualidad en la que se basa la novela, el doctor James Mortimer pide consejos a Sherlock Holmes y al doctor Watson sobre qué hacer con Sir

Henry Baskerville, el único heredero de la familia encontrado tras haberse sabido el caso de la muerte de Sir Charles Baskerville, el tío de Sir Henry. Al parecer, en el camino de los tejos el mayordomo de la mansión encontró el cadáver del pobre Sir Charles, sin ningún golpe o herida física. Por que al parecer, le había dado un ataque al corazón al haber visto al sabueso infernal.

De modo que después conocerse Holmes, Watson, Mortimer y Sir Henry planificaron el viaje de a Devonshire, exceptuando a Holmes, que se quedaba en Londres para atender otros casos. Pero se dieron cuenta de que había alguien que los vigilaba a todos. Así que viajaron muy preocupados al páramo donde se encontraba la mansión, mientras que Holmes se quedaba en Londres.

Al llegar, supieron que un preso se había fugado de la prisión Princetown, y que era muy despiadado, el llamado Selden. Al entrar en la mansión, conocieron al mayordomo y a su esposa, los Barrymore. Aunque a Sir Henry, el baronet, le encantara la idea de vivir en el hogar de sus antepasados, a Watson le preocupaban muchas otras cosas. El doctor Mortimer se despidió de ellos, y se fue con su mujer a su casa, también situada en el páramo.

El doctor Watson redactaba informes sobre los hechos que sucedían en el páramo y en la mansión, y después se los mandaba a Holmes, para que estuviera al corriente de la situación, pues la misión encomendada a Watson por Holmes era además de informar de los hechos, proteger al baronet.

Conocieron a todos los vecinos en el páramo, y Sir Henry se enamoró de la hermana del naturista, Beryl Stapleton.

Aunque una noche, el baronet y Watson descubrieron que Barrymore iba cada noche a una ventana que daba al páramo para contactar con el preso fugado mediante señales de luz. Cuando interrogaron al mayordomo y a su esposa, descubriendo que Selden, el preso fugado era en realidad hermano de Eliza, la esposa del mayordomo. Las señales que se hacían Barrymore y Selden eran para que el preso supiera que tenía comida preparada y Selden le respondía con luz diciéndole a dónde tenía que llevársela.

Después de esto, el baronet y Watson fueron tras Selden, a donde aun ardía la vela en el páramo. Cuando llegaron a donde estaba situada la vela, solo vieron, gracias a la luz de la luna la cara del preso, pues este escapó. Pero Watson consiguió ver de nuevo, gracias a la luna, la silueta de un hombre en lo alto de un risco. Aunque sólo él consiguió verlo.

4.-

Después de charlar con los vecinos, y en especial con el señor Frankland, descubrió que sí era verdad lo que vio aquella noche, la silueta en el risco. Y que además un joven le llevaba a ese sujeto en un hatillo con probablemente provisiones, además, el viejo loco, el señor Frankland le contó que ese hombre se guarecía en una de las ruinosas casas que se situaba a las faldas de una montaña, unas casas que en la antigüedad los habitantes del páramo usaban como viviendas.

Cuando Watson se terminó de charlar con el viejo loco, se dirigió a las ruinosas casas. Al llegar, entró en la que seguro habitaba el individuo del risco. Vio todo lo necesario para sobrevivir ahí. Entonces fue cuando oyó pasos, que eran del sujeto. Ahí fue cuando escuchó la voz de Holmes pidiéndole que saliese.

Holmes le contó que todo el tiempo había estado en esa casa, para hacer investigaciones y averiguaciones por su cuenta para poder conectarlas más tarde con las de su compañero. Aunque a Watson no le izo mucha gracia que su mejor amigo le hubiera mentido, acabó por entenderle.

Entonces oyeron aullidos de un sabueso, pues ya era de noche, y también escucharon los gritos de pánico, terror y horror de un hombre. Al llegar a los pies de los riscos, se encontraron con el cadáver de Selden, desnucado, rodeado de sangre y en una postura no muy cómoda. Primero se habían asustado, pues llevaba puestas las ropas del baronet, pero Watson recordó que Sir Henry se las había regalado a Barrymore y por consiguiente él al preso.

Holmes y Watson se dirigieron a la mansión, y contaron todo lo que sabían todos para que Holmes pudiera concretar un plan para el día siguiente. Holmes les contó que en realidad Beryl no era la hermana de Jaca sino que eran marido y mujer. ¡Menuda sorpresa para el baronet! También les contó que en realidad el hombre que les había seguido en Londres no era nada más ni nada menos que el naturista, el señor Stapleton. De modo que como Sir Henry había quedado para cenar la noche siguiente con los Stapleton, Holmes le ordenó que fuera pues ellos se volvían a Londres. Por lógica el baronet estaba muerto de miedo por la historia del fantasma de su familia.

A la mañana siguiente, Holmes y Watson le hicieron creer al baronet que se marchaban, pero lo único que hacían era hacer que el inspector Lestrade fuera al páramo, mediante la estación de Coombey Tracey.

Así que ésa noche, cuando el baronet ya estaba en la casa Merripit, donde había quedado para cenar, los tres astutos detectives se escondieron a las afueras de la casa para que cuando el baronet abandonara la casa, poder salvarlo del malvado Stapleton, pues ya sabían que él le iba a soltar al sabueso para que acabara con él y poder conseguir así la herencia familiar.

5.-

Así pues, al salir de la casa, Jack soltó al sabueso que había comprado en Londres y había pintado para que pareciera el verdadero sabueso de la leyenda, así que Watson y Holmes dispararon con sus revólveres al sabueso, acabando con la vida del perro causante de la muerte de Sir Charles Baskerville. Cuando comprobaron que el baronet estaba en buen estado de salud, se dirigieron en busca del naturista. Pero supieron que se había ahogado en el pantano que había en el páramo.

De modo que, Sherlock Holmes y su compañero el doctor Watson resolvieron el caso más difícil de sus carreras como detecti

Estructura o división formal de la obra

Capítulo 1 - El señor Sherlock Holmes (Página 9): Este primer capítulo nos basa a los lectores en la ambientación de la novela. Hace una presentación a las dotes deductivas de Sherlock Holmes.

Capítulo 2 - La maldición de los Baskerville (Página 19): En el segundo episodio, el doctor Mortimer cuenta el relato de la leyenda de los Baskerville, en la que el malvado Hugo rapta a la doncella que ama.

Capítulo 3 - El problema (Página 34): Holmes descubre algunas cosas que les podrían servir de utilidad en la investigación.

Capítulo 4 - Sir Henry Baskerville (Página 46): La presentación del baronet, Sir Henry Baskerville.

Capítulo 5 - Tres cabos rotos (Página 62): Watson y Holmes, con la información del doctor Mortimer y del baronet, desvelan algunos misterios sobre la investigación.

Capítulo 6 - La mansión de los Baskerville (Página 76): Sin Holmes, Watson y los dos clientes viajan al páramo donde se encuentra la mansión Baskerville, y reciben la noticia de que un preso ha huido de la cárcel.

Capítulo 7 - Los Stapleton de la casa Merripit (Página 90): Watson y el baronet conocen a los supuestos hermanos Stapleton, y van a su casa, la casa Merripit a visitarles.

Capítulo 8 - Primer informe del doctor Watson (Página 109): El doctor Watson escribe a Holmes un informe con los hechos, teorías, hipótesis y suposiciones de los últimos días.

8.-

Capítulo 9 - La luz en el páramo (Página 119): En el segundo informe redactado por Watson, cuenta como ocurrió el desvelamiento del secreto familiar de Eliza Barrymore en la madrugada de una noche pasada.

Capítulo 10 - Fragmento del diario del doctor Watson (Página 142): Tercer y último informe del doctor Watson a Holmes, narrando lo ocurrido en días atrás.

Capítulo 11 - El hombre del risco (Página 155): Entrevista del doctor Watson con Laura Lyons y objeciones de Watson sobre el hombre visto en la cima del risco.

Capítulo 12 - Muerte en el páramo (Página 172): Después de que Watson supiera que Holmes estaba en el páramo, descubren la muerte accidentada de Selden, el preso fugado.

Capítulo 13 - Preparando las redes (Página 191): Maquinación del plan de Holmes, con ayuda de los demás para resolver el caso.

Capítulo 14 - El sabueso de los Baskerville (Página 205): Resolución total del caso. Holmes y Watson, con ayuda de Lestrade, salvan al baronet, matan al ficticio sabueso y descubren la muerte de Stapleton.

Capítulo 15 - Examen retrospectivo (Página 221): Conclusión final del caso, analizando todo lo sucedido con pelos y señales

La historia está situada en Inglaterra, más concretamente en Londres y en el páramo donde se sitúa la mansión de los Baskerville. El ambiente es de un misterio absoluto, con los hechos que suceden.

El año en el que se basa es desconocido para los lectores, puesto que no lo mencionan en toda la novela. Lo que sí se puede decir es que sucede en Octubre y Noviembre. Para ser más exactos desde el 5 de Octubre en adelante más o menos. La primera vez que se menciona la fecha es en el capítulo “Primer informe del doctor Watson”, puesto que indica: 13 de Octubre, y la novela comienza dos semanas antes.

Los lugares específicos en los que se basa la novela son los siguientes:

Regent Street

Changing Cross

9.-

  • Baker Street (Donde viven Holmes y Watson)

  • Bond Street

  • Oxford Street

  • Hotel Northumberland (Donde se aloja al comienzo, el baronet)

  • Dartmoor

  • Grimpen (Oficina de telégrafos)

  • Devonshire (Donde se encuentra la mansión Baskerville)

  • Paddington (Estación de tren)

  • Depósito Shipley (Donde se guardan los cabrioles)

  • Trafagar Square

  • Princetown (Cárcel en el páramo)

  • Casa Merripit (Donde vive el matrimonio Stapleton)

  • Coombey Tracey (Donde vive Laura Lyons y donde hay una estación de tren)

El tiempo verbal es en pasado, por que lo cuenta el doctor Watson siempre como si ya hubiera ocurrido

¿Cuál es el tema?

Basándose en la antigua leyenda del sabueso de los Baskerville, el naturista Jack Stapleton, que en realidad es otro miembro de la familia Baskerville, intenta conseguir la herencia familiar que se perdió matando al único heredero que encontraron, al matar él mismo al anterior poseedor de la riqueza familiar y la mansión Baskerville, usando una mascota parecida que compró en Londres al sabueso de la leyenda. Puesto que su malvado plan era acabar con todos los Baskerville y quedarse él con las riquezas, por ser el más próximo.

Sherlock Holmes y su compañero el doctor Watson intentarán resolver el misterio, lleno de tramas y peligros.

Al final, después de descubrir de una vez por todas el misterio, acaban con la imitación del diabólico sabueso y descubren la muerte del malvado Stapleton, salvando a su cliente y amigo, Sir Henry Baskerville.

Todo empieza un día en el que un cliente deja olvidado un bastón, al día siguiente los visita el propietario que es el doctor James Mortimer para exponerle el problema. Tras conocer mas tarde al sujeto en peligro, realizan Holmes y Watson una serie de pesquisas por Londres resultando casi nulas. A la semana siguiente Watson parte con Sir Henry hacia la mansión de los Baskerville encargado de protegerlo y hacer la oportuna investigación mientras Holmes solucionaba otros casos. Watson le va enviando informes a Holmes de lo que va sucediendo y sus averiguaciones hasta que descubre que Holmes esta oculto allí en el páramo. Holmes hace creer a todos que se va de vuelta a Londres pero lo que realmente hace es preparar una trampa al asesino, el cual es el señor Stapleton desaparecido supuestamente en unas ciénagas. Después de unos días de vuelta a Baker Street Holmes explica a Watson todo el procedimiento seguido en la solución de uno de sus casos más difíciles.

Esta novela a significado mucho para mí. Me ha enseñado como se puede narrar una historia y describir mil cosas, personas o animales al mismo tiempo. También me ha servido para compararla con otras novelas, como las del curso pasado, y me alegra poder haber leído una novela tan buena como esta.

La manera que tiene el autor de expresarse en todo momento es estupenda, todo lo que desea contar se entiende a la perfección, ya sea mediante descripción, narración o dialogo. Además, la manera que tiene de crear personajes, describirlos, darles alguna historia, es algo muy bien hecho. Por ejemplo, yo no hubiera sabido crear tantos personajes para meterlos en una novela tan cerrada y tan abierta al mismo tiempo, puesto que se pueden meter muchos hechos, pero lo que es meter tantos personajes... es algo en verdad muy difícil.

  • ¿Aparecen en la novela todas las partes señaladas en dicho texto auxiliar?

Si, todo empieza en Baker Street, llega un nuevo cliente(el doctor James Mortimer), Holmes hace deducciones sobre el personaje, se enmarca el problema(la amenaza de los Barkerville), en esta parte ocurre al revés que en la mayoría de las novelas pues es Watson quien realiza la mayor parte de las investigaciones mientras que Holmes esta ausente, Watson y Holmes descubren el lugar del crimen y el enigma, y unos días mas tarde de vuelta en Baker Street explica su razonamiento

  • ¿Cómo se integra la reconstrucción de la muerte de Sir Charles con la amenaza que se cierne sobre Sir Henry?

Debido a la existencia de una “maldición familiar” que amenazaba con la muerte también de Sir Henry del mismo modo que la de Sir Charles.

  • Exponga una síntesis oral o por escrito.

Todo empieza un día en el que un cliente deja olvidado un bastón, al día siguiente los visita el propietario que es el doctor James Mortimer para exponerle el problema. Tras conocer mas tarde al sujeto en peligro, realizan Holmes y Watson una serie de pesquisas por Londres resultando casi nulas. A la semana siguiente Watson parte con Sir Henry hacia la mansión de los Baskerville encargado de protegerlo y hacer la oportuna investigación mientras Holmes solucionaba otros casos. Watson le va enviando informes a Holmes de lo que va sucediendo y sus averiguaciones hasta que descubre que Holmes esta oculto allí en el páramo. Holmes hace creer a todos que se va de vuelta a Londres pero lo que realmente hace es preparar una trampa al asesino, el cual es el señor Stapleton desaparecido supuestamente en unas ciénagas. Después de unos días de vuelta a Baker Street Holmes explica a Watson todo el procedimiento seguido en la solución de uno de sus casos más difíciles.

2. Composición y estructura

  • ¿Qué capítulos se centran sobre Sir Henry y el sabueso?

Los capítulos II, IV, V, VI, VIII, IX, X, XIII, XIV.

  • ¿Opinas que los capítulos en que predominan él genero de terror se han introducido de forma artificial para convertir un relato breve en una novela?¿Qué función tiene, en el conjunto del relato, esta parte?

Puede que si, porque en esta aventura de Sherlock Holmes fue apareciendo por capítulos y porque Conan Doyle concebía el relato policial de forma breve para no aburrir. Para mantener la intriga y dar a la obra más misterio.

  • ¿Se justifica de algún modo la ausencia de Holmes de esa parte de la novela?¿Determina la presencia de Holmes los limites entre lo estrictamente policial y lo sobrenatural?

Si, se da a entender que esta solucionando otro caso, pero realmente es parte de su estrategia. Si, cuando él analiza los hechos los racionaliza y desmitifica.

  • ¿Cuándo identifica el lector al asesino?¿Cómo se mantiene el interés a partir de entonces?

Depende de la sagacidad persona. El interés se mantiene a partir de entonces por todos los sucesos que aun no tienen explicación y los acontecimientos que van ocurriendo.

  • ¿Qué historias distraen la atención del lector?¿Decae el interés en algún momento? Si es así ¿Cómo lo reaviva el autor?

La historia del preso fugado o la de Hugo Baskerville. Si, cuando saben quien es el asesino pero no tienen pruebas para inculparlo. Con la muerte del preso llevando las ropas de Sir Henry.

  • ¿Logra también confundir al lector con en alguna ocasión con sospechas desencaminadas?

  • ¿Cómo eran los finales de los capítulos?¿Son así los de El sabueso de los Baskerville?

Con un final que da una sensación de confusión y la necesidad de leer el siguiente para enterarse. Si, por ejemplo en los informes de Watson que indica que en el siguiente informe confía en desvelar algunos misterios o cuando Watson entra en aquel sitio y oye una voz familiar.

3. Entre la razón y la fantasía

¿Qué características tiene el medio geográfico en que se desarrolla la trama de carácter sobrenatural?¿Qué reacciones provoca este medio en las personas que allí habitan o que lo visitan?

Es oscuro con mucha niebla y no hay nada en mucha distancia alrededor de él. Se siente atemorizadas porque se notan acechadas y podrían ser la presa de algo salvaje estando constantemente en tensión.

¿De qué personajes se trata y cuál es la actividad profesional o la afición de cada uno de ellos?

De Holmes que aplica la razón desmitificando el asunto, es detective; Stapleton que conoce la verdad, es aficionado a coleccionar mariposas; otros personajes como Mortimer, un medico y Watson, un detective terminará cayendo en el mito.

¿Es necesaria esta vuelta al orden?¿A que la atribuyes?

Sí. A la necesidad del lector de aclararle que no existen tales mitos.

  • ¿Qué puede inducir a un lector a desear estos finales reparadores de la justicia?

La necesidad de poder confiar en el poder de la razón y la ciencia.

  • ¿Cómo podría Stapleton haberse beneficiado de la muerte de sir Henry?¿Que habría ocurrido cuando hubiese ido a cobrar la herencia?

Siendo el heredero por línea directa de su fortuna. Al ser un hombre muy inteligente y metódico, lo haría dé forma que nadie sospechara.

4. Holmes & CIA.

  • ¿Cuáles son esos rasgos?

Destaca sobre todo su personalidad. Sus numerosas y variopintas aficiones, su carácter, sus manías, su estilo de vida, es egocéntrico, solitario, austero, sin relaciones conocidas con el sexo opuesto, individualista.

  • ¿Qué aspectos de su personalidad son propios de un excéntrico?¿Qué rasgos de su personalidad te admiran?

Su estilo de vida y personalidad ajenos a las convenciones sociales. Su inflexibilidad y gran capacidad de deducción.

  • ¿Es para Holmes un aliciente esa especie de pulso de la inteligencia frente al misterio?

Sí.

  • ¿No se oculta quizás la necesidad de ser admirado y el placer de desconcertar a Watson con la precisión de sus deducciones?

Si, porque cuando van a capturar a Stapleton, Holmes no le cuenta su plan a Watson hasta el final para supongo, tenerlo intrigado y sorprenderlo al final con su genialidad.

  • ¿Cuándo se hace la figura de Watson más relevante?

En el momento en que viaja sin Holmes la mansión con Sir Henry y empieza a hacer sus investigaciones.

  • ¿En qué variaría el relato si el narrador fuera Holmes?

En que el lector estaría mucho más informado de todo lo que ocurre y conocería los planes y deducciones de Holmes desde el principio, pudiendo perder interés la obra.

  • ¿En qué sentido contrasta con Holmes?

En que Watson representa al hombre medio y Holmes representa al hombre ideal de Conan Doyle.

  • ¿Qué rasgos definen la personalidad de Stapleton?

La crueldad y el ansia de dinero oculta.

  • ¿Es el antagonista de Holmes?

Sí.

  • ¿Qué cualidades le permiten enfrentarse al héroe en un plano de casi igualdad?

Su gran inteligencia y conocimientos combinada con su habilidad de no dejar pistas.

  • Comenta brevemente las características de Mortimer y de Henry Baskerville, y de los personajes femeninos.

DOCTOR JAMES MORTIMER: Es un hombre muy alto y delgado, de nariz larga y ganchuda entre ojos grises y penetrantes, muy juntos, que centelleaban desde detrás de unas lentes doradas. Vestía de acuerdo con su profesión, pero de manera un tanto descuidada. Holmes y Watson antes de verle se esperaban al típico médico rural, por ello se sorprendieron al verle.

SIR HENRY BASKERVILLE (el baronet): Un hombre de unos 30 años, pequeño despierto, de ojos negros, constitución robusta, espesas cejas negras y un rostro de rasgos enérgicos que reflejaban un carácter batallador. Su rostro era moreno y expresivo. Es el sobrino de Sir Charles Baskerville, y el único heredero de la fortuna familiar encontrado. Antes de llegar a Inglaterra vivía en los Estados Unidos.

ELIZA BARRYMORE: La mujer del mayordomo de los Baskerville, una mujer grande, de aspecto impasible, facciones muy marcadas y un gesto de boca muy severo y decidido. Era hermana del preso fugado, Selden. Ella todavía se acuerda de cuando los dos hermanos eran pequeños.

BERYL STAPLETON: La mujer del naturista, que también se hacía pasar por la hermana de este es muy hermosa. Desde el punto de vista de su enamorado el baronet, el de Watson y el de los demás vecinos del páramo es muy hermosa.

LAURA LYONS: Es una mujer muy guapa. Con los ojos y el cabello de un color castaño cálido. Tiene abundante cantidad de pecas en las mejillas.

Lengua y estilo

1. FORMAS DE EXPRESIÓN

Analiza la forma en que Watson plasma sus impresiones sobre el páramo y la mansión, en el cap. VI. Señala la importancia que el paisaje, la luz y los objetos cobran en la conformación de ese ambiente. Anota las características y la importancia de la adjetivación.

Lo describe de forma real, en el que la mansión de noche con las sombras parece mas solitaria y de día algo mas alegre. El páramo lo presenta como un lugar lúgubre y triste.

Observa en que momentos la noche y la oscuridad presiden la trama y comenta su significado.

Suelen aparecer en las partes en las que los personajes están mas excitados emocionalmente convirtiendo esas emociones en inseguridad y miedo.

¿Qué destacan en las descripciones de los personajes los rasgos físicos o los sicológicos?¿Son ricas en detalles?¿Vuelve el narrador a describir o a analizar a esos personajes?

Los rasgos físicos. Solo cuenta lo necesario. No.

  • Comprueba cómo se describe a otros personajes.

Se los describe de igual modo.

  • ¿Qué adjetivos y comparaciones emplea para describir al sabueso?¿Parece un ser real?

Adjetivos y comparaciones que exaltaban la ferocidad y el aspecto del sabueso. No, mas bien uno diabólico.

  • ¿Qué función especifica tiene él dialogo en una novela policial como esta?¿Esta relacionado con la presencia de algún personaje especial?

La de transmitir al lector un interrogatorio o conversación como si estuviese allí. Si, normalmente con un sospechoso o con alguien relacionado con la investigación, como en la situación en que interrogan a Laura Lyons o hablan del caso con el doctor Mortimer y Sir Henry.

La lógica de Sherlock Holmes

  • ¿En que debería basarse la novela policial según Doyle?

En una serie de hechos reales en las que el detective descubre la verdad por su capacidad analizando los hechos y acciones, y no fortuitamente.

  • ¿Qué papel desempeña la policía en esta novela?

Solo el de ir a arrestar al culpable de asesinato.

  • ¿Qué imagina o supone entonces, que otras deducciones lleva a cavo?

Supone que ha sido escrita la palabra páramo al no encontrarse normalmente en los periódicos y que la letra es así para que no sea descubierto su verdadero autor.

  • Analiza los pasos que da y si se acerca al método deductivo que hemos comentado.

Analiza todos los datos que le aporta el bastón y luego los interpreta siguiendo el método deductivo comentado antes.

Desarrollo:

Es bastante independiente, ya que cuando estudia un caso le gusta estar solo, y

cuando quiere, o lo necesita, posee la capacidad de desentenderse de los asuntos que le

tienen ocupado. Un defecto que tenía, según Watson, es que nunca explicaba sus

planes hasta antes del momento justo de ponerlos en marcha. Ello obedecía a su carácter

autoritario, y a su cautela profesional. El investigador posee una gran capacidad de

observación, como se demuestra cuando descubre un retrato muy parecido a Stapletton

en la colección de pinturas de descendientes Baskerville:

“-¿Ve usted algo especial?

Contemplé el ancho sombrero adornado con una pluma, los largos rizos

que le caían sobre las sienes [...]. No era un semblante brutal, sino remilgado,

duro severo, con una boca firme de labios muy delgados y ojos fríos e intolerantes.

-¿Se parece a alguien que conozca? -preguntó Holmes.

-Hay algo de Sir Henry en la mandíbula.

-Tan sólo una pizca, quizá. Pero, ¡aguarde un instante!

Holmes se subió a una silla y, alzando la luz con la mano izquierda,

dobló el brazo derecho para tapar con él el sombrero y los largos rizos.

-¡Dios del cielo! -exclamé, sin poder ocultar mi asombro.

En el lienzo había aparecido el rostro de Stapleton.

-¡Ajá! ¿Lo ve ahora? Tengo los ojos entrenados para examinar rostros

y no sus adornos. La primera virtud de un investigador criminal es ver

a través de un disfraz.”

Y, para terminar ya su descripción, diría que Holmes es un hombre que trabaja

de una forma muy cautelosa; siempre se asegura de tener todos los cabos unidos antes

de actuar; y que tiene una extraordinaria capacidad para juntar las pistas y pruebas que

van apareciendo, para que tengan sentido; resolver el caso con la total seguridad, y si

puede, detener a los delincuentes con las manos en la masa. Esto último se demuestra en

las citas siguientes:

“[…] Al verle, agité el puño y dejé escapar una maldición.

-¿Por qué no lo detenemos ahora mismo?

-Nuestro caso no está completo. Ese individuo es extraordinariamente

cauteloso y astuto. No cuenta lo que sabemos, sino lo que podemos probar.

Un solo movimiento en falso y quizá se nos escape aún ese bellaco. -dijo Holmes.”

“-[…] Pero supongamos, como simple hipótesis, que hacemos que lo

detengan esta noche: ¿qué es lo que sacaríamos en limpio? No podemos

decir nada contra él. […] -dijo Holmes.

-Estoy seguro de que disponemos de pruebas suficientes.

-Ni muchísimo menos: tan sólo de suposiciones y conjeturas. Seríamos el

hazmerreír de un tribunal si nos presentáramos con semejante historia y

con semejantes pruebas.”

2. El doctor Watson es el amigo y compañero de Sherlock Holmes, y el narrador

del libro. Su caracterización es indirecta, y según su forma de actuar y pensar, he

deducido que es un hombre tranquilo, atento, detallista y observador. Tiene una buena

capacidad de deducciones sobre los casos, aunque, a veces, los hace demasiado

prematuros y son equivocados. Se fija en todo lo que le rodea, esto se demuestra cuando

ve el hombre sobre el peñasco:

“Y, en aquel momento, cuando nos levantábamos de las rocas para

girar en redondo y regresar a casa, […] ocurrió la cosa más extraña

e inesperada. La luna quedaba muy baja hacia la derecha […].

Allí, recortada, con la negrura de una estatua de ébano sobre el fondo

brillante, vi, encima del peñasco, la figura de un hombre. No piense

que fue una alucinación, Holmes. Le aseguro que en toda mi vida no

he visto nada con mayor claridad.”

Le gusta que le digan que ha hecho bien su trabajo, que lo elogien un poco, aunque él

siempre este diciendo siempre que las deducciones de Holmes son mejores.

Es un hombre con unas condiciones físicas excelentes, además de ser enérgico y

valiente, al que le gusta actuar:

“-¿Por qué no lo detenemos inmediatamente?

-Mi querido Watson, no hay duda que ha nacido usted para hombre

de acción, Su instinto le lleva siempre ha hacer algo enérgico.”

Y, para terminar su descripción, creo que el doctor Watson quiere llegar a ser

alguna vez, un detective tan bueno como Sherlock Holmes, aunque él mismo dice que

durante los años que ha trabajado con él a adquirido muchos conocimientos de Holmes;

por eso, pienso que le duele tanto que Holmes lo haya engañado al estar escondido en el

peñasco:

“-¡En ese caso mis informes no le han servido de nada! -me tembló

la voz y recordé las penalidades y el orgullo con que los había redactado.

Holmes se sacó unos papeles del bolsillo.

-Aquí están sus informes, mi querido amigo, que he estudiado muy a fondo,

se lo aseguro. He arreglado muy bien las cosas, de manera que sólo tardaba

un día más en llegar a mis manos. Tengo que felicitarle por el celo y la inteligencia

de que ha hecho usted gala en un caso extraordinariamente difícil.

Todavía estaba bastante dolido por el engaño de que había sido objeto, pero el

calor de los elogios de Holmes me ablandó y, además, comprendí que tenía razón

y que en realidad era mejor para nuestros fines que no me hubiera informado de

su presencia en el páramo.”

3. El doctor James Mortimer es uno de los hombres que les confía el caso de la

muerte de Sir Charles Baskerville. Es un poco descuidado en la forma de vestir, todo y

ser un doctor bueno; alto, delgado, amable con la gente y un amigo de fiar en el que

puedes confiar. Es, también, bastante observador, ya que cuando descubren el cuerpo de

Sir Charles el se fija en unas colillas de tabaco, y unas pisadas de sabueso que nadie las

ve, ni siquiera la policía.

Watson lo describe el primer día que entra por la puerta del estudio:

“El aspecto de nuestro visitante fue una sorpresa para mí, dado que

esperaba el típico médico rural y me encontré a un hombre muy

alto y delgado, con una nariz larga y ganchuda, disparada hacia

adelante entre unos ojos grises y penetrantes, muy juntos, que

centelleaban desde detrás de unos lentes de montura dorada. Vestía

de acuerdo con su profesión, pero de manera un tanto descuidada,

porqué su levita estaba sucia y los pantalones raídos. Cargado

de espaldas, aunque todavía joven, caminaba echando la cabeza

hacia delante y ofrecía un aire general de benevolencia corta de vista,”

4. Sir Henry Baskerville es el otro hombre que confía el caso a los famosos

investigadores. Es de constitución robusta, pequeño, atento, fuerte y con buenos

modales. Es valiente y le gusta la acción, ya que cada vez que Watson le pregunta si

quiere ir a investigar alguna cosa con él, su contestación es siempre afirmativa.

El doctor Watson lo describe en su primera visita con el doctor Mortimer, al

estudio:

“Nuestros clientes acudieron puntualmente a la cita: el reloj acababa

de dar las diez cuando entró el doctor Mortimer, seguido del joven

baronet, un hombre de unos treinta años, pequeño, despierto, de ojos

negros, constitución robusta, espesas cejas negras y un rostro de

rasgos enérgicos que reflejaban un carácter batallador. Vestía un traje

tweed de color rojizo y tenía la tez curtida de quien ha pasado mucho

tiempo al aire libre, si bien había algo en la firmeza de su mirada

y en la tranquila seguridad de sus modales que ponían de manifiesto

su noble cuna.”

5. El señor Stapleton es uno de los vecinos de la mansión Baskerville. Vive con

su presunta hermana en la casa Merripit. Es un hombre que primero da una impresión

sobre su forma de ser, pero cuando lo vas conociendo, vas entrando en una mentalidad

de asesino. La primera impresión de Watson, es la de un hombre pequeño, delgado,

amable y sociable, al que le gusta cazar mariposas y hacer colección de ellas:

“Me volví esperando ver al doctor Mortimer, pero, a mi sorpresa, descubrí que

me perseguía un desconocido. Se trataba de un hombre pequeño, delgado, completamente

afeitado, de aspecto remilgado, cabello rubio y mandíbula estrecha,

entre los treinta y los cuarenta años de edad, que

vestía un traje gris y llevaba un sombrero de paja. Del

hombro le colgaba una caja de hojalata para especímenes

botánicos y en la mano llevaba un cazamariposas verde.”

Cuando Watson descubre el carácter real del hombre, ese ser de terrible corazón

asesino, dice:

“Todas mis dudas silenciadas y mis vagas sospechas tomaron repentinamente

forma concentrándose en el naturalista, en aquel

hombre impasible e insulso, con su sombrero de paja y su

cazamariposas. Me pareció descubrir algo terrible: un ser de

paciencia y habilidad infinitas, de rostro sonriente y corazón asesino.”

6. La señorita Stapleton es la presunta hermana del señor Stapleton, aunque se

descubre que todo es una farsa, y que es su mujer. Ella, es una persona un poco tonta,

muy influenciable, o muy miedosa, ya que se pasa toda la vida aguantando malos tratos

por su marido y haciendo todo lo que él desea. De aspecto Watson la describe como una

mujer de belleza excepcional:

“ […] No podía darse mayor contraste entre hermanos, pues mientras que el naturalista,

de cabello claro y ojos grises, tenía una apariencia muy común, la señorita Stapleton era

más morena de lo que es habitual en Inglaterra, y era además esbelta, elegante y alta.

Su rostro, altivo y de facciones delicadas, era tan regular que hubiera

podido parecer frío de no ser por su boca y sus hermosos ojos, oscuros y vehementes.

Dada la perfección y la elegancia de su vestido, resultaba

desde luego, una extraña aparición en la solitaria senda del páramo.”

7. El señor Barrymore es el mayordomo de la mansión de los Baskerville. Es un

hombre alto, servicial, bueno y amable. Quiere mucho a su mujer, que también trabaja

en la mansión, ya que sino, no hubiera escondido que el preso fugado, el hermano de su

mujer, se encontraba escondido en el extenso páramo.

Watson lo describe cuando llega a la mansión con Sir Henry:

“Barrymore había regresado de llevar el equipaje a nuestras habitaciones

y se detuvo ante nosotros con la discreción característica de un criado

competente. Era un hombre notable por su apariencia: alto, bien parecido,

barba negra cuadrada, tez pálida y facciones distinguidas.”

8. El viejo Frankland es otro vecino de la mansión. Es un hombre mayor un poco

loco y colérico; al que apasionan y obsesiona las leyes británicas y siempre quiere que

se cumplan.

Watson lo describe en su primer informe para Holmes:

“[…] Se trata del señor Frankland, de la mansión Lafter, que vive a unos seis quilómetros

al sur de nosotros. Es un caballero anciano de cabellos blancos, rubicundo y colérico.

Le apasionan las leyes británicas y ha invertido una fortuna en pleitear. Lo hace por

el simple placer de litigar y está siempre dispuesto a defender los dos

lados en una discusión […]. Aparte de las cuestiones jurídicas parece

una persona cariñosa y afable.”

9. La señorita Lyons es la hija olvidada por problemas familiares, por su padre,

el viejo Frankland. Esta señorita la he descrito porque ayuda a los investigadores a atar

algunos cabos sueltos. Ella es una mujer bella, a la que, por la dureza de su mirada, se

notaba que había pasado una vida dura y llena de altibajos. Tiene un corazón bueno, y

creyó que Stapleton se casaría con ella antes de que Sir Charles se muriera.

Watson la describe cuando la va a interrogar:

“ Lo primero que impresionaba de la señora Lyons era su extraordinaria

belleza. Tenía los ojos y el cabello de un color castaño muy cálido, y sus mejillas,

aunque con abundantes pecas, se veían agraciadas con la perfección característica

de las morenas: la delicada tonalidad que se esconde en el corazón de la rosa. La admiración

era, como digo, la primera impresión. Pero a la admiración sucedía de inmediato la crítica.

Había un algo muy sutil que no funcionaba en aquel rostro, una vulgaridad en

la expresión, quizá una dureza en la mirada, un rictus en la boca que

desvirtuaba belleza tan perfecta.”

10. El sabueso de los Baskerville es el perro gigantesco, monstruoso, fantasmal y

fantástico que persigue y mata a los miembros de la familia Baskerville en el páramo.

Este perro, en verdad, no es tan fantasmal y fantástico como lo describen, pero si que es

espantoso.

Watson lo describe cuando aparece delante de Lestrade, un detective; Holmes y

él, de entre la niebla:

“Yo me puse en pie de un salto, inerte la mano que sujetaba la pistola,

paralizada la mente por la espantosa forma que saltaba hacia nosotros de

entre las sombras de la niebla. Era un sabueso, un enorme sabueso, negro como

un tizón, pero distinto a cualquiera que hayan visto nunca ojos humanos. De la

boca abierta le brotaban llamas, los ojos parecían carbones encendidos y un

resplandor intermitente le iluminaba el hocico, el pelaje del lomo y el cuello. Ni en la pesadilla más delirante de un cerebro enloquecido podría haber

tomado forma algo más feroz, más horroroso, más infernal que la

oscura forma y la cara bestial que se precipitó sobre nosotros

desde el muro de niebla.”