El sabueso de los Baskerville; Arthur Conan Doyle

Literatura universal contemporánea del siglo XIX y XX. Narrativa. Novela de misterio y detectives. Sherlock Holmes. Argumento. Personajes

  • Enviado por: Guille
  • Idioma: castellano
  • País: España España
  • 7 páginas
publicidad
cursos destacados
Graba audio con Apple Logic Pro 9
Graba audio con Apple Logic Pro 9
En este curso aprenderemos a realizar grabaciones de audio de calidad utilizando Apple Logic Pro 9. Exploraremos todo...
Ver más información

Cómo montar un Ordenador
Cómo montar un Ordenador
En este curso te guiamos de una forma muy práctica y gráfica, para que puedas realizar el montaje de tu...
Ver más información

publicidad

1.- LOCALIZACIÓN:

El sabueso de los Baskerville; Arthur Conan Doyle

El autor de la novela El sabueso de los Baskerville es Sir Arthur Conan Doyle (1859-1930). Médico, novelista y escritor de novelas policíacas, además del creador del ya mítico maestro de detectives Sherlock Holmes, protagonista en esta novela.

Estudio en escarlata es el primero de los relatos en los que aparece este personaje, se publicó en 1887. Otras de las mejores novelas de Doyle con Holmes como protagonista son: El signo de los cuatro (1890), Las aventuras de Sherlock Holmes (1892) y Su último saludo en el escenario (1917) gracias a estas se hizo famoso mundialmente.

Pero no solo escribió novelas policíacas, Micah Clarke (1888), La compañía blanca (1890), Rodney Stone (1896) y Sir Nigel (1906) todas novelas históricas también le proporcionaron el mismo éxito que con las anteriores, incluso su vertiente dramática tuvo buenas criticas con Historia de Waterloo (1894) a la cabeza. También escribió La guerra de los bóers (1900) y La guerra en Sudáfrica (1902) en la que justificó la participación de Inglaterra y por las que se le concedió el titulo de Sir.

2.- ESTRUCTURA EXTERNA

  • El libro tiene doscientas cincuenta y seis páginas.

  • La obra en si, tiene una extensión de doscientas trece páginas. Y su estructura está dividida en quince capítulos.

  • La edición del Grupo Anaya posee, al final del libro, un apéndice con información sobre el personaje de Sherlock Holmes y los lugares donde Doyle pudo haberse inspirado para realizar la novela (La región de Dartmoor) así como la leyenda del perro fantasma que allí se desarrolla y el verdadero Henry Baskerville, cochero del padre de F. Robinson quien proporcionó la información sobre la leyenda, los lugares y el sabueso al propio autor.

3.- ESTRUCTURA INTERNA

A) Punto de vista desde el que se cuenta la historia:

Narrador en primera persona que habla siempre en pasado. Éste es Watson personaje coprotagonista en la obra.

B) El Tiempo en la narración:

El tiempo que abarca la acción es bastante incierto pero se puede deducir, con citas textuales que lo avalan, que es, mas o menos, de dos meses.

Al principio cuando la acción se desarrolla en Londres es de un máximo de una semana:

  • “- Y me informará cuidadosamente de todo - dijo Holmes -. Cuando sobrevenga una crisis (que la habrá), ya le indicaré cómo debe actuar. Supongo que todo puede estar dispuesto para el sábado, ¿no?”

Y el tiempo restante, el que transcurre en Baskerville Hall y el que sucede de nuevo en Londres, cuando Holmes y Watson recuerdan el caso es de, más o menos, un mes y medio:

  • Desde el 13 de octubre:

“BASKERVILLE HALL, 13 de octubre.”

  • Hasta finales de noviembre:

“Era una noche cruda y nebulosa de finales de noviembre; Holmes y yo estábamos sentados a ambos lados de la chimenea que ardía en nuestro salón de Baker Street.”

C) El espacio

Baker Street: Es donde viven Holmes y Watson, no se describe directamente pero debe ser una casa amplia, con muebles clásicos y elegantes, que encajen con el carácter de ambos personajes.

Grimpen: Es la oficina de telégrafos a la que acude Holmes para realizar algunas investigaciones.

Paddington: Estación de tren en la que se despide el trío compuesto por Mortimer, Watson y Sir Henry de Sherlock Holmes para coger el tren que les llevará hacia la antigua mansión Baskerville.

Devonshire: Es una región muy fértil, con mucha vegetación y deja maravillado al Baronet. Cuando la cruzaron en tren vieron como la tierra marrón se tornaba rojiza, la arcilla se había convertido en granito, y las vacas, rojas, pastaban en unos prados bien delimitados por medio de vallas en los cuales la hierba fresca y la vegetación más lujuriante daban testimonio de un clima más rico y húmedo.

El páramo: Lugar seco y lúgubre, donde se desarrolla la historia que contó Mortimer a Holmes y Watson, llano y cubierto de brezal salpicado de tormos y amontonamientos rocosos, agrestes y escabrosos. El terreno parece desnudo y salvaje, y de vez en cuando se pueden ver paredes derruidas de lo que debían ser antiguas casas.

Baskerville Hall: Rodeado por un jardín, cercado por una fantástica verja de red de hierro forjado y cuya puerta estaba flanqueada por sendos pilares que el tiempo había desgastado, en los cuales habían incrustado líquenes, y que estaban coronados por las cabezas de jabalí de los Baskerville. Desde la puerta salía una ancha avenida y esta desembocaba en un amplio espacio cubierto de césped y en el centro, una casa. Toda la fachada estaba cubierta de hiedra, salvo en algunos lugares aislados donde surgían ventanas. De este bloque se elevaban dos antiguas torres gemelas, almenadas, en las cuales se abrían numerosas aspilleras, y a continuación se encontraban las dos alas de la casa, construidas en granito negro.

El interior de la casa: El salón, excelente, grande, elevado y sólidamente techado con unas vigas enormes de roble que el tiempo se había encargado de oscurecer. La chimenea era grande y antigua. El comedor era un lugar sombrío y triste. Se trataba de una sala larga, con un escalón que separaba la plataforma, donde se sentaba la familia y la porción inferior, destinada a los invitados. Toda la casa era muy amplia, de techos altos y aspecto solitario, demasiado grande para los cuatro habitantes.

La ciénaga de Grimpen: Es un lugar situado en el centro del páramo que ha costado la vida a muchas personas y animales ya que si a simple vista parece un peregrino lugar para galopar, su suelo es pantanoso y pisarlo equivale a ser engullido por la terrible ciénaga.

La cabaña que ocupa Holmes en el páramo: Había mantas enrolladas y en el rústico hogar estaban amontonadas cenizas del fuego, a su lado había algunos utensilios de cocina y un cubo de agua medio lleno. Un montón de latas vacías demostraban que el lugar había estado ocupado durante un tiempo. También en el interior de la cabaña había una botella de licor y un pequeño vaso.

Merripit House: Donde vive el matrimonio Stapleton.

Coombey Tracey: Lugar donde vive Laura Lyons y donde se encuentra la estación de trenes.

La acción que se desarrolla en Londres, cuando Holmes y Watson persiguen a Mortimer y Sir Henry, sucede en varias calles londinenses: Oxford Street y Regent Street.

4.- LOS PERSONAJES

Personajes Protagonistas:

El sabueso de los Baskerville; Arthur Conan Doyle
Sherlock Holmes: Detective inglés de gran astucia, generalmente se levanta muy tarde y según su compañero Watson es alto delgado y de complexión atlética, corre con gran velocidad a pesar de fumar mucho. Suele vestir con un traje de tweed y una gorra de paño.

El sabueso de los Baskerville; Arthur Conan Doyle

Doctor Watson: Como este es el narrador de la historia se hacen pocas descripciones de él en la novela por no decir ninguna. Por lo que dice Holmes de él, se deduce que es una persona muy activa y compulsiva ya que se lanza a hacer concusiones sin tener los datos necesarios.

El sabueso de los Baskerville; Arthur Conan Doyle
El Doctor Mortimer: Es una persona muy alta y delgada, con una larga nariz picuda que surge de entre dos ojos grises y penetrantes, bastante juntos, cuyo brillo se percibe tras unas gafas de montura de oro que lleva. Es joven, pero tiene la espalda ya curvada y camina con la cabeza inclinada hacia delante.

El sabueso de los Baskerville; Arthur Conan Doyle

Sir Henry Baskerville: Hombre bajo de acento norteamericano, avispado, su rostro es moreno y sus ojos grandes y de color castaño; de unos treinta años, su complexión es fuerte, sus cejas son espesas y negras, las cuales le dan un con carácter combativo. Lleva un traje de tweed y, según Watson, daba la impresión de haber vivido al aire libre, pero en su mirada había algo que demostraba que se trataba de un caballero. Era el sobrino de Sir Charles Baskerville y, al parecer, el único heredero de su fortuna.

Personajes Antagonistas:

El sabueso de los Baskerville; Arthur Conan Doyle

El mayordomo John Barrymore: Hombre de aspecto digno, alto y elegante, con una barba negra, cuadrada y facciones pálidas. Sirviente de la familia Baskerville durante años fue quien encontró el cadáver de Sir Charles Baskerville en el camino de los tejos.

El sabueso de los Baskerville; Arthur Conan Doyle

La Mujer de Barrimore, Eliza Barrymore: Mujer corpulenta, impasible, de facciones duras y ojos vivos, y con una expresión de firmeza y seguridad en la boca.

El sabueso de los Baskerville; Arthur Conan Doyle

Jack Stampleton: Hombre de talla baja, delgado, de facciones rasuradas y rostro fino; de entre treinta y cuarenta años, el pelo rubio y las mandíbulas pequeñas. Éste y su esposa, Beryl Stampleton, se hicieron pasar por hermanos al llegar al páramo.

El sabueso de los Baskerville; Arthur Conan Doyle
Beryl Stampleton: Una mujer ciertamente hermosa, de una belleza poco frecuente. Delgada, alta y elegante. Su rostro altivo y de rasgos correctos, muy regular. Su boca, sensible, y sus bellos ojos, negros y vehementes. Posee algo exótico y tropical que forma un contraste singular con la frialdad y la falta de emotividad de su hermano.

Personajes Secundarios:

Sir Charles Baskerville: Murió hace dos o tres meses antes de la acción en que se desarrolla la historia. Era un hombre firme, sagaz, práctico y poco dado a las fantasías.

Sr. Frankland: Anciano colérico, de rostro enrojecido y pelo blanco. Su pasión es el derecho británico y ha gastado una fortuna en pleitos. Le gusta litigar y le da igual estar a uno u otro lado de la cuestión judicial.

El sabueso de los Baskerville; Arthur Conan Doyle
Laura Lyons: De extraordinaria belleza, su cabello y sus ojos tienen el mismo color castaño, y sus mejillas, aunque bastante pecosas, tienen el rubor de exquisito capullo de la mujer morena, el delicado color rosado que se oculta en el corazón de la rosa azufre. Pero en su rostro había algo, aunque sutil, que no encajaba: cierta vulgaridad en la expresión, dureza en sus ojos y cierta flaccidez de los labios que estropeaban su perfecta belleza. Es hija del señor Frankland.

Cartwright: Amigo de Sherlock Holmes, es un joven de catorce años de rostro despierto y mirada inquisitiva. Fue el encargado de hacerle llegar comida al detective cuando se encontraba escondido en el páramo y quien le ayudó al principio de la investigación buscando en las papeleras de varios hoteles un periódico recortado.

Perkins: Hombre de corta estatura y rostro duro y retorcido, es el cochero de la familia Baskerville, quien transporta a algunos de los personajes de la novela cuando se mueven por el páramo o hacia la estación de trenes.

Selden: Es el preso fugado de la prisión de Princetown, hermano de Eliza Barrymore, sobrevive escondido en el páramo gracias a las ayudas que recibe del matrimonio. Es el famoso asesino de Notting Hill, pero su hermana le sigue viendo como un niño pequeño.

El sabueso de los Baskerville; Arthur Conan Doyle

Lestrade: Es un amigo y compañero de Holmes, de corta estatura, fuerte y con aspecto de mastín. Ayudó al detective al final de la investigación.

5.- TEMAS

Los temas principales de la obra son, a mi entender, la inteligencia, la astucia y la reflexión. Se habla de la inteligencia al ser protagonista Sherlock Holmes, y por lo tanto al asombrar al lector con sus deducciones que, como poco, son inteligentes. De la astucia, en toda la extensión de la obra y al aventajar siempre por un paso, en algunas ocasiones no muy grande, nuestro protagonista al intrépido asesino. Y por último se habla de la reflexión, arma imprescindible en las deducciones de Holmes, que junto con la inteligencia, forma un escudo-espada con el que el detective se defiende y ataca en los momentos oportunos.

6.- ESTILO

El estilo de escritura en esta obra de Doyle es bastante rápido, es una novela policíaca y, creo yo, no podría ser de otra manera. Es cierto que aparecen muchas descripciones pero me parecen necesarias y oportunas para situarnos en la acción y poder seguir con la misma. No es sencilla ya que utiliza términos de difícil comprensión ya sea porque la obra no es actual o por el simple deseo del autor para darle más belleza a esta.

7.- COMENTARIO Y CONCLUSIÓN PERSONAL

Es una obra policíaca y tiene como protagonista a Sherlock Holmes, ingredientes suficientes para hacerla interesante y complicada. Complicada en el buen sentido, no es excesivamente difícil de leer pero si tiene una trama espinosa.

No me ha resultado pesada pero tampoco me ha encantado, simplemente me ha parecido entretenida e interesante. No me ha costado leerla porque el argumento es agradable y sugestivo. Los personajes tampoco me han llamado especialmente la atención, y si tuviera que escoger alguno, me quedaría con el Doctor Watson. Creo que es él, el que realmente resolvió el dilema, el que era más vivo y el más entregado al caso. Sin embargo Sherlock Holmes no me ha gustado en absoluto, me ha parecido demasiado altivo y orgulloso además de mal amigo de sus amigos teniendo al Doctor Watson, quien le considera casi como un dios, como un criado sin informarle de nada y al margen de sus pensamientos y conclusiones.

En fin, me ha parecido una obra no imprescindible pero si recomendable.

Las ilustraciones que completan el trabajo son originales de Sydney Paget y acompañaron al texto, en Strand Magazine, donde apareció la primera edición de la obra, publicada de agosto de 1901 a abril de 1902.