El Sabueso de los Baskerville; Arthur Conan Doyle

Literatura universal contemporánea. Siglo XIX. Narrativa. Novela policiaca y misterio. Detectives. Sherlock Holmes. Doctor Watson. Argumento. Personajes. Estilo

  • Enviado por: Marcelo Lienlaf y Hans Henrriquez
  • Idioma: castellano
  • País: España España
  • 10 páginas
publicidad
cursos destacados
Prehistoria y Arte Rupestre en Cantabria: Conocimiento del Pasado y Patrimonio del Presente
UNED
El arte es un patrimonio exclusivo de nuestra especie; se aborda el conocimiento del primer arte, el conservado...
Solicita InformaciÓn

Ópera y Música Escénica en el Siglo XX. Vanguardia y Mirada Retrospectiva.
Instituto Superior De Arte - I/art
En el siglo XX hablamos de “Teatro musical” antes que de “ópera” con el fin de integrar todas las modalidades...
Solicita InformaciÓn

publicidad

Índice

Introducción……………………………………………………………………………….1

Biografía del autor…………………………………………………………………………2

Trabajo de desarrollo del libro……………………………………………………………..3-4

Resumen de la novela………………………………………………………………………5-6

Conclusión …………………………………………………………...…………………….7

Sugerencias…………………………………………………………………………………8

Bibliografía…………………………………………………………………………………9

Introducción

El sabueso de baskerville es una novela escrita por Arthur Conan Doyle la cual trata sobre la leyenda de los baskerville la cual consistía que un monstruoso sabueso asesinaba a todos los miembros de la familia de baskerville en el inmenso páramo de la mansión de Devonshire.
Todo comienza con la extraña muerte de Sir Charles Bakerville la cual ase que fueran en busca del detective Sherlock Holmes y su compañero el doctor Watson.

Biografía del autor.

'El Sabueso de los Baskerville; Arthur Conan Doyle'
Arthur Conan Doyle nació en Edimburgo en 1859. Sus padres, Charles Doyle y Mary Foley educaron a su hijo como católicos que eran, lo que posteriormente crearía conflictos entre padres e hijos al abandonar este la fe en que había sido criado. Educado por jesuitas hasta su entrada en la Universidad para cursar estudios de Medicina, carrera que finalizara en 1881, Conan Doyle sufre una crisis religiosa al comenzar sus estudios universitarios, que provocaría en el futuro escritor conflictos familiares y tensiones espirituales que le hicieron derivar hacia teorías espiritistas que le absorberían los últimos años de su vida.

Terminada su carrera, ejerció la medicina entre 1882 y 1890 en Portsmouth y comenzó a escribir, creando el famoso personaje de Sherlock Holmes y de su ayudante, el doctor Watson, iniciando así una serie de obras que duraría hasta el final de su vida. Pero la literatura no le hizo abandonar su profesión de medico, y como tal participó en la campaña del Sudán (1898) y en la guerra de los Boers (1899-1902) en el ejército británico. Precisamente por la defensa de la política inglesa en Sudáfrica recibió el titulo de Sir.

Al estallar la primera guerra mundial, se alista como simple soldado raso. A partir de la guerra, comienza su relación con el espiritismo, al que dedicó tiempo y energías, publicando en 1926 'History of spiritualism', y defendiéndolo hasta su muerte, que aconteció el 7 de julio de 1930 en Crowborough (Sussex).

Los mejores relatos de Holmes son El signo de los cuatro (1890), Las aventuras de Sherlock Holmes (1892), El sabueso de Baskerville (1902) y Su último saludo en el escenario (1917), gracias a los cuales se hizo mundialmente famoso y popularizó el género de la novela policíaca. Surgió, y todavía pervive, el culto al detective Holmes. Gracias a su versatilidad literaria, Conan Doyle tuvo el mismo éxito con sus novelas históricas, como Micah Clarke (1888), La compañía blanca (1890), Rodney Stone (1896) y Sir Nigel (1906), así como con su obra de teatro Historia de Waterloo (1894). Durante la guerra de los bóers fue médico militar y a su regreso a Inglaterra escribió La guerra de los Bóers (1900) y La guerra en Suráfrica (1902), justificando la participación de su país. Por estas obras se le concedió el título de sir en 1902. Durante la I Guerra Mundial escribió La campaña británica en Francia y Flandes (6 volúmenes, 1916-1920) en homenaje a la valentía británica. La muerte en la guerra de su hijo mayor le convirtió en defensor del espiritismo, dedicándose a dar conferencias y a escribir ampliamente sobre el tema. Su autobiografía, Memorias y aventuras, se publicó en 1924.

Trabajo de desarrollo del libro

Tema principal.

El tema principal es la resolución del misterio del asesinato de Sir Charles Baskerville y de la leyenda del sabueso gigante.

Subtemas.

  • La protección de Sir Henry.

  • El hermano de la Sra. Barrymore. (Selden).

  • La leyenda del sabueso de los Baskerville (la historia de Hugo Baskerville).

  • La ficticia hermandad entre los Stapleton.

  • La relación de Sir Charles con sus vecinos.

  • El supuesto romance entre Laura Lyons y Stapleton.

  • La relación entre Sherlock Holmes y Watson.

  • El “amor” de Sir Henry y Beryl.

  • La relación de Sir Charles y Laura Lyons.

Narrador.

En la novela se encuentra un narrador protagonista y de focalización interna o de campo limitado, ya que ve las cosas desde el punto de vista del mismo personaje, y el lector no sabe más de lo que el personaje informa.

A su vez es “narrador-narratario”, ya que es al mismo Watson al que le relatan la historia y narra la misma.

Hay que aclarar que si la historia fuera de focalización cero, esta no tendría sentido ya que sabríamos quien es el criminal y cuales son las deducciones de Holmes.

Polifonía.

Un ejemplo de polifonía es la antropología, por parte del Doctor Mortimer. Encontramos esto cuando analiza el cráneo de Sherlock Holmes, caracterizándolo con términos técnicos.

Otro ejemplo es la del naturalista Stapleton, que cuando encuentra, en el capítulo 7 hablando a Watson y Beryl, su supuesta hermana mientras perseguía a una “Cyclópides”.

Con respecto a la literatura, Holmes habla de los distintos tipos de caligrafía que hay en distintos diarios.

Acerca del arte, destacamos la observación de los cuadros en Baskerville Hall por parte de Holmes, al decir mientras miraba los retratos:

“Cuando veo algo bueno, como es el caso en estos momentos, lo reconozco. Juraría porque aquella dama del vestido de seda azul que hay allí es un Kneller; y el fornido caballero de la peluca debe ser un Reynolds. Supongo que todos ellos deben ser retratos familiares.”

Encontramos en todo el texto vocabulario de tipo policial, como por ejemplo “detective”, “asesino”, “culpable”, “declaración”, “crimen”, “sospechoso”, etc.

Manejo del tiempo.

En la novela, el manejo del tiempo es cronológico; pero hay anacronías, como por ejemplo el flash back, un relato de la muerte de Sir Charles, o un racconto, el relato de la original leyenda del Sabueso (la muerte de Hugo Baskerville) leída por Mortimer. También los informes de Watson y los extractos de su diario.

Marco del Relato

Los escenarios son los siguientes:

  • El consultorio de Sherlock Holmes (Baker Street).

  • Las calles de Londres.

  • Baskerville Hall (casa de los Baskerville)

  • El páramo.

  • La casa de Laura Lyons.

  • La casa de los Stapleton.

Con respecto al tiempo, la historia se sitúa alrededor de 1890. Esto lo supusimos a partir de que el bastón de Mortimer fue obsequiado en 1882. Después, ya cuando él se había retirado de su trabajo en el hotel, ya en Devonshire, se produce el asesinato de Sir Charles y finalmente la llegada a Londres de Sir Henry. Suponemos también, por como se relata la novela, que en total los sucesos abarcados en los tiempos del narrador no serían más de 3 o 4 meses (desde la visita del doctor Mortimer hasta el final, el descubrimiento del asesino y sus procedimientos, y la reconstrucción de

los hechos en Baker Street).

Fuentes a partir de las que a Holmes resuelve el caso.

  • Las gotas de perfume de mujer en la carta preventiva.

  • El robo de la bota a Sir Henry (que provocó que Holmes se diera cuenta que un sabueso sería utilizado.

  • Los informes de Watson.

  • La ayuda de Barrymore al informarle de la existencia de una carta.

  • La declaración de Laura Lyons.

  • La información obtenida de Barrymore.

  • El error de Stapleton de mencionar un pasaje autobiográfico (dijo que el había sido maestro en un colegio), a partir del que Holmes investigó su vida.

  • Los datos obtenidos a partir de la búsqueda de la vida de Stapleton cuando era maestro

Resumen de la novela.

Todo comienza cuando Holmes y Watson estaban sacando conclusiones acerca de un bastón olvidado por el doctor James Mortimer.

La muerte extraña de Sir Charles Baskerville, hizo que este fuera en busca del detective Sherlock Holmes y su compañero el doctor Watson.

A Holmes le interesó mucho la leyenda que le contó el Dr Mortimer sobre “El sabueso de los Baskerville”, la que decía que existía un sabueso monstruoso que asesinaba a todos los miembros de la familia Baskerville en el inmenso páramo de la mansión de Devonshire.

El día siguiente de la visita del Dr. Motimer, éste volvió con Sir Henry Baskerville, el único heredero de la mansión, para que Holmes y Watson le informaran de la leyenda.

Después de la desaparición de una bota vieja de Sir Henry, Holmes decidió que Watson iría con él a la mansión, y que este le informaría de todo lo importante que sucediera.

En la mansión no estaban solos, el señor y la señora Barrymore, los mayordomos, estaban con ellos. El día después, conocieron a los vecinos de la casa Merripit, al señor James Stapleton, y a su hermana, la señorita Stapleton, la que, confundiéndolo con Sir Henry le advirtió que estaba en peligro y que se tenía que ir. Eso a Watson les resultó extraño, ya que, cuando su hermano se acercó, ella cayó de golpe, mientras oían un rugido de un sabueso. También conocieron al viejo Frankland, que estaba obsesionado con las leyes inglesas, y que era vecino de la mansión.

Una noche, Watson, que tenía el sueño muy ligero, vio como Barrymore entraba en una habitación con una vela y se quedaba quieto delante de una ventana. Esto lo investigó junto con Sir Henry. Primero le dijeron que les contara la causa del recorrido nocturno, y solo lo puedieron obtener por la fuerza a punto de despedirlo y cortar los la relación entre las familias.

De esta manera, ellos descubrieron que lo hacía por su mujer, ya que hacía unos días se había escapado un preso, llamado Selden, de la prisión de Princetown (Dartmoon), y éste era el hermano de su mujer y lo ayudaban con comida para que dentro de unos días sé fuera de allí. Sir Henry y Watson decidieron que lo detendrían esa misma noche, pero fracasaron y el preso se escapó, pero Watson, que era muy observador, divisó un hombre encima de un peñasco del páramo, y decidió que el día siguiente descubriría quien era.

Al enterarse también de la carta enviada por Laura Lyons, la visita y esta le admite, finalmente, que ella sí escribió la carta que le llegó a Sir Charles, pero que no pudo asistir a la cita por razones que no estaba dispuesta a contar.

Después de eso, va a visitar a Frankland, el padre de Laura Lyons, que no tenía una buena relación con ella. En un momento, Frankland se acerca a su telescopio y ve una figura que cruza una colina hacia otro lado, diciendo que era la persona que abastecía al convicto de comida.

Ese mismo día, Watson subió la colina, y encontró el refugio neolítico, de los muchos que había en el páramo; y descubrió unas notas sobre él, unas mantas y un poco de comida. Poco después apareció Holmes delante de él, en vez del convicto. Watson se alegró mucho de verlo. Holmes le explicó que siempre había estado allí, o en Coombe Tracey; donde, por la mañana había estado Watson entrevistando a Laura Lyons, que había tenido relación con Stapleton. Watson y Holmes intercambiaron informaciones, y llegaron a la conclusión de que Stapleton era el asesino y, más tarde, mirando un retrato que había en la pared de Hugo, que era un Baskerville; y que la señorita Stapleton no era su hermana, sino su mujer (esto último lo obtuvo de otra fuente a la que él recurrió al habérsele escapado un pasaje autobiográfico a Stapleton). Delante del asombro del Dr. Watson, Holmes decidió que conseguirían pruebas para detenerlo. Era de noche cuando los dos descendían por el páramo, cuando oyeron un rugido seguido de un grito espantoso, desesperados por la vida de Sir Henry, se acercaron hacia donde venía el grito y, ante su asombro, después de lamentarse lo que habían hecho de dejarlo solo a Sir Henry, encontraron al preso con el cráneo aplastado. Stapleton apareció ante ellos con la excusa de que había oído los gritos y había temido por la vida de Sir Henry. Holmes le dejó claro que se marcharía el día siguiente. Llegaron a la mansión, y Sir Henry se alegró de que Holmes hubiera venido.

El día siguiente, Holmes dijo a Sir Henry que él y Watson se marchaban a Londres y que no podrían ir a una cena que habían arreglado con los Stapleton; esta idea no le agradó, pero Holmes le dijo que si le obedecía y dejara pasar esto, que atraparían al asesino; y le dijo que le dijera a los Stapleton que sentían mucho no poder asistir a la cena de aquella noche. También Holmes agregó que Henry actúe sin preguntar, porque todo estaba bajo control y nada malo le sucedería a ninguno de los 3. Finalmente le dice que vuelva solo, caminando por el páramo (a pesar que le había dicho que no lo haga nunca), por el sendero más directo a Baskerville Hall.

Los dos detectives se dirigieron a Coombe Tracey para hablar con la señorita Lyons. Le explicaron que Stapleton estaba casado e incluso le enseñaron pruebas para confirmarlo. Ella, indignada por ver su amor traicionado, explicó todo lo que había de la muerte de Sir Charles; lo que confirmó que Stapleton era el asesino. Echo esto, fueron a buscar a la estación el detective Lestrade que les ayudaría para atrapar a Stapleton.

Ya de noche, esperaron no muy lejos de la casa Merripit, a que Sir Henry saliera. Cuando lo hizo, una espesa niebla cubría el camino, lo que hizo que los tres detectives se tuvieran que alejar más de la casa. Vieron salir a Sir Henry un poco asustado y mirando hacia atrás, poco después salió de la niebla un enorme sabueso espantoso que se dirigía hacia Sir Henry. Le dispararon, y oyeron un gemido de dolor, aunque el perro no se detuvo. Entonces Holmes se dirigió corriendo detrás de perro y le disparó cinco veces, salvando justo a tiempo (mientras el sabueso le buscaba el cuello) la vida de Sir Henry. Lestrade y Sir Henry se dirigieron hacia la mansión, mientras los otros dos se dirigieron hacia la casa Merripit. El señor Stapleton no estaba allí, pero si su mujer, que había sufrido malos tratos por él, y les confesó que su marido era el dueño del terrible sabueso y donde se podría ahora esconder. Como era de noche, y les indico un sitio peligroso por las ciénagas, decidieron ir el día siguiente.

Fueron hacia donde les había indicado la mujer, pero no encontraron ni rastro de Stapleton, solo el sitio donde guardaba al perro.

Días después, Holmes, Watson, el Dr. Mortimer y Sir Henry, se reunieron en Londres, donde Holmes explicó el resumen del caso. Recomendó que Sir Henry y Mortimer se tomaran unos días de vacaciones, para recapacitar y tranquilizarse; y decidió que él y Watson también descansarían por unos días.

Conclusión

Basándose en la antigua leyenda del sabueso de los Baskerville, el naturista Jack Stapleton, que en realidad es otro miembro de la familia Baskerville, intenta conseguir la herencia familiar que se perdió matando al único heredero que encontraron, al matar él mismo al anterior poseedor de la riqueza familiar y la mansión Baskerville, usando una mascota parecida que compró en Londres al sabueso de la leyenda. Puesto que su malvado plan era acabar con todos los Baskerville y quedarse él con las riquezas, por ser el más próximo.

Sherlock Holmes y su compañero el doctor Watson intentarán resolver el misterio, lleno de tramas y peligros.

Después de descubrir de una vez por todas el misterio, acaban con la imitación del diabólico sabueso y descubren la muerte del malvado Stapleton, salvando a su cliente y amigo, Sir Henry Baskerville.




Sugerencias

El escritor se enfrenta en esta ocasión a una serie de materiales que le hacen combinar el género gótico con el policial, y que le permiten concebir una novela de más largo aliento. El enigma, por otro lado, deberá permanecer oculto e incierto durante un buen número de capítulos, algo incompatible con la sagacidad de Holmes. Además, Conan Doyle teme repetirse si insiste en mantener el esquema de la resolución escrita de un caso. El escritor resuelve finalmente este problema aumentando el número de personajes, oponiendo a Holmes un hombre muy inteligente, recurriendo a Watson como protagonista y exhibiendo su talento de narrador de ambientes y paisajes. La narración, como ya hemos dicho, tiene en esta obra la apoyatura de otras formas expresivas como la carta y el diario; pero la dosificación de la intriga y la capacidad del autor para graduar el ritmo, alterando la rapidez y la tensión dramática con paisajes anticlimáticos, hacen de El sabueso de los Baskerville la mejor de las novelas de Conan Doyle.

Motivo social por el cual se escribió el libro

Se cuenta que en el mes de marzo de 1901, Conan Doyle, recién llegado de Sudáfrica, donde había participado en la Guerra Anglo-Bóer), marchó a Cromer, ciudad de la costa inglesa de Norfolk, en compañía de Fletcher Robinson, joven periodista del Daily Express. Deseaba tomarse unas vacaciones y jugar al golf. Al cabo de unos días, el mal tiempo les impidió la práctica del deporte y los llevó a mantener largas conversaciones sobre los mitos de la zona. Fue entonces cuando Robinson refirió a Conan Doyle la leyenda de un perro fantasmal que rondaba por la comarca. Conan Doyle, aficionado ya a los asuntos de ultratumba que llegarían a nublar su entendimiento en sus últimos años[cita requerida], se interesó por el relato, y entre los dos comenzaron a esbozar el argumento de una novela sobre el tema. El creador de Sherlock Holmes visitó más tarde a Robinson en su residencia, cerca de Dartmoor, en el oeste de Inglaterra. Los dos coincidieron en que aquel era un entorno ideal para situar en él la historia del perro. Se ha dicho que les sirvió de guía el cochero de Robinson. Si bien el hombre se llamaba Henry Baskerville, no está absolutamente demostrado que éste inspirara el nombre del personaje principal. Lo cierto es que ambos amigos recorrieron el páramo juntos durante una larga temporada, y que la novela estaba prevista, en principio, como una aventura de Sherlock Holmes.

Al parecer, cuando Conan Doyle tomó la decisión de que fuera su célebre detective el que resolviera el misterio, empezó a dejar de lado a Robinson. Incumplía de este modo el acuerdo de publicar el libro en forma conjunta que habían establecido.

En vista de la muerte temprana de Fletcher Robinson a los 36 años de edad (1907), era casi inevitable que un excéntrico publicara la teoría de que este había muerto envenenado por Conan Doyle, teoría que se cita sólo a modo de curiosidad.