El ruiseñor de Sevilla; Lope de Vega

Literatura española del siglo XVII. Teatro. Drama. Amor. Argumento. Personajes. Crítica e interpretación

  • Enviado por: Flad
  • Idioma: castellano
  • País: España España
  • 1 páginas
publicidad
publicidad

EL RUISEÑOR DE SEVILLA

Acto primero:

La historia narra la desdicha de Lucinda, que enamorada de Félix, su padre no consiente el casamiento. Riselo, un amigo de Félix, le intenta ayudar para que olvide a Lucinda, pero a pesar de sus intentos no lo consigue, ninguna mujer le parece buena. Acude a la ventana de Lucinda por que su padre ha decidido casarla con Don Juan. Félix está angustiado, desecho, la quiere. Riselo le habla, y le cuenta que sabe que Don Juan no es de su agrado, y por ello le ofrece la mano de un caballero, Félix. Ella al legar su padre para casarla, finge un desmayo, desea a Félix, no a Don Juan.

Segundo acto:

El criado llama a Riselo, pues Lucinda ha vuelto a desmayarse, y solo él puede curarla, pues es médico. Ella le confiesa que es fingido, puesto que quiere hablar con Félix y le da un papel para él. Riselo le cuenta a Félix que ella se ha casado, pero no le cree, lee el papel que dice que prefiere la muerte a Don Juan.

Lucilda habla con Riselo, le dice que Don Félix ha mejorado su tristeza al escribir esa carta para él. Don Félix le responde en la carta que la ama, que desaga el casamiento con Don Juan y se case con él a escondidas.

El padre le dice que le traerá a un músico para que le alegre su tristeza, pero ella solo desea al músico que la aguarda en el jardín, el ruiseñor que se posa en los naranjos cada noche. El padre esta dispuesto a traerle 20 jaulas si ella lo desea. Mas ella no quiere que este enjaulado. Su padre no quiere que duerma sola, dormirá con Dorotea.

Lucilda le da a Riselo un arca con un papel para Félix, le escribe que esa noche le aguarda en la habitación cuya ventana da a los jazmines, por donde puede entrar. Entra y le ruega su amor, ella le dice suya es.

Tercer acto:

El padre piensa que es un ruiseñor el que le ha devuelto la alegría a su hija. Don Félix acude a casa de Lucinda para darle a ella y a su prometido el parabien al parentesco. El padre le muestra la canción que le han compuesto al ruiseñor. Félix promete volver por la noche a Lucinda. Riselo le confiesa que es un hombre el que dormido está con su hija. Lucinda le revela a su padre que está enamorada de Don Félix y no de Don Juan. El padre decide casarla con Félix y darle la mano de su sobrina Celia a Don Juan.

Y aquí El Ruiseñor se acaba:

Si cual debe no cantó,

el señor será el senado

y el autor el ruiseñor.

pues el señor al que es ruin

bien puede darle perdón.