El retrato de Dorian Gray; Oscar Wilde

Literatura universal contemporánea del siglo XIX. Narrativa victoriana melodramática. Simbolismo en sus cuentos

  • Enviado por: El remitente no desea revelar su nombre
  • Idioma: castellano
  • País: Chile Chile
  • 12 páginas
publicidad

Informe de

Castellano

Análisis simbólico de los

cuentos de Oscar Wilde

Índice

1.- Introducción........................................................... pág. 2

2.- El Gigante Egoísta................................................. pág. 4

3.- El Príncipe Feliz (sólo el nº 3)................................ pág. 9

4.- Conclusión............................................................. pág. 10

5.- Comentarios.......................................................... pág. 11

6.- Bibliografía............................................................. pág. 12

Introducción

El Simbolismo es un movimiento literario que comenzó Baudelaire.

Según Moréas el simbolismo es enemigo de la didáctica, de lo declamatorio y de la falta de sensibilidad, de la descripción objetiva. Para el simbolismo la poesía tenía como meta llegar a lo desconocido: inventar nuevas flores, nuevos astros... nuevas lenguas, escribir los silencios, las noches, anotar lo inexpresable, fijar los vértigos.

La estética simbolista se basa sobre todo en el poder sugestivo de la palabra; en un culto de la palabra no tanto por lo que significa como por lo que evoca o sugiere. Hasta la palabra más trivial puede adquirir resonancias inusitadas cuando el poeta es capaz de comunicarle la fuerza del símbolo y, por tanto, el poder evocador. El Simbolismo tiende así a una poesía pura, libre de las servidumbres de la lógica, pero una poesía que se funde e identifica con el mundo de ensueños del poeta.

En el siguiente informe se darán ejemplos de ésta tendencia literaria analizando simbólicamente los siguientes cuentos:

  • El Gigante Egoísta, de Oscar Wilde

  • Además, se mostrará el significado del número 3 en el cuento:

  • El Príncipe Feliz, de Oscar Wilde

  • En la Metodología:

    Primero que nada, se hizo una extensa investigación sobre los símbolos lingüísticos, buscando información en libros de bibliotecas como “Comunicación 3” de Jesús Arribas y Galo Yagüe.

    Luego, logré conseguirme el “Libro de Símbolos” de Juan Cirlot, Aunque fue por 1 día.

    Después analicé los cuentos dados, leyéndolos cuidadosamente, para obtener por lo menos la mayoría de los símbolos.

    El Gigante Egoísta

    “Todas las tardes, al volver del colegio, tenían los niños la costumbre de ir a jugar al jardín del gigante.” (1)

    El gigante en esta obra somos nosotros, los hombres en general; los niños son la vida, lo que nos alegra la vida; jardín, es la vida, pero ordenada y equilibrada; y el colegio, es donde los niños se educaban, se cultivaban. De a cuerdo a lo anterior, se puede llegar a un equilibrio entre el recreo y el colegio, entre el perfil psicológico y lo físico.

    “En un amplio y hermoso jardín, con un suave y verde césped. Brillaban aquí y allí lindas flores entre la hierva, como estrellas, y había doce melocotones que, en primavera, se cubrían con una delicada floración blanquirrosada y que, en otoño, daban hermoso fruto. Los pájaros posados sobre los árboles cantaban ten hechiceramente, que los niños interrumpían habitualmente sus juegos para escucharlos.” (2)

    El césped verde y suave es también la vida ordenada, que te acoge; el brillo de flores es la belleza; la hierva son los seres humanos; los 12 melocotones son los meses del año; lo blanquirrosado es entre rojo y blanco, donde el blanco es pureza y la inocencia, y el rojo, la pasión y el amor; los pájaros simbolizan el tiempo, la llegada de la primavera; los árboles son la vida, explicando como se desarrolla.

    “Un día volvió el gigante. Había ido a visitar a su amigo el ogro de Cornualles, y vivido siete años con él (...), y decidió regresar a su castillo.” (3)

    El ogro es un ser malvado que se come a los niños, por lo que se puede decir que nosotros estamos más con el mal que con el bien; el castillo es un refugio, que apunta al tercer mundo.

    “Mi jardín es mi jardín -dijo el gigante-. Todos deben entenderlo así, y no permitiré que nadie más que yo juegue en él.” (4)

    Esta una gran muestra de egoísmo del ser humano y que solo le importa uno mismo.

    (1) Wilde, Oscar, El Gigante Egoísta, Edit. Andrés Bello, 5 p

    (2) Op. Cit., 5 p

    (3) Op. Cit., 5 p

    (4) Op. Cit., 5 p

    “Lo cercó entonces con un alto muro (...)” (5)

    El muro expresa la idea de impotencia, detención, resistencia, situación, límite.

    “Prohibida la entrada, se procederá judicialmente contra los transgresores” (6)

    Esta es una muestra del sufrimiento que pasó Oscar Wilde por ser homosexual, ya que nadie pone en un cartel “judicialmente”, es decir, es una crítica a la sociedad.

    “Intentaron hacerlo en la carretera, pero la carretera estaba muy polvorienta, toda llena de agudas piedra, y no les gustó” (7)

    La carretera está significando algo oscuro, el camino obligatorio, que no es bueno guiarse por los demás.

    “Entonces llegó la primavera, y en todo el país hubo pajaritos y florecillas.

    Solo en el jardín del gigante egoísta seguía siendo invierno. (...)

    Los pájaros, desde que no venían los niños, no tenían interés en cantar, y los árboles olvidábanse de florecer.” (8)

    Como se mencionó antes los pájaros simbolizan el tiempo; al no ver niños, que es la vida, en el jardín, éste no existía; el canto significa algo armónico; y los árboles no florecieron porque la vida no se desarrollo.

    “Los únicos que se alegraron fueron el Hielo y la Nieve. (...)

    La nieve pintó de plata todos los árboles. Entonces invitaron al Viento del Norte a que viniese a pasar una temporada con ellos, y él vino. (...)

    -Este es un sitio delicioso -decía-. Diremos al Granizo que nos haga una visita.“ (9)

    El Hielo, la Nieve, el Granizo y el Viento del Norte, significan la muerte, frío e inhóspito.

    “Estaba envuelto en pieles, bramaba durante todo el día por el jardín, derribando chimeneas” (10)

    (5) Op. Cit., 5 p

    (6) Op. Cit., 6 p

    (7) Op. Cit., 6 p

    (8) Op. Cit., 6 p

    (9) Op. Cit., 6 p

    (10) Op. Cit., 6 p

    El Viento del Norte va rompiendo chimeneas, y esto se puede transformar pensando, que si las chimeneas producen fuego, y el fuego significa abrigo, el Viento del Norte convierte todo en frío e inhóspito.

    “ Iba vestido de gris y su aliento era como de hielo.” (11)

    El gris y el hielo reiteran su significado de muerte y oscuridad.

    “-No comprendo por qué la primavera se demora tanto en llegar -decía el gigante egoísta cuando se asomaba a la ventana (...)” (12)

    Esta parte de la obra es otra crítica la actitud del hombre respecto a la vida, el hombre es inconsciente de sus actos.

    “El otoño trajo frutos dorados a todos los jardines; pero no dio ninguno al del gigante” (13)

    En todas las partes donde había vida algo bueno y divino resultaba, ya que dorado es algo superior, divino. Pero como el gigante era egoísta, se relacionaba más con el mal.

    “En realidad era un jilguero que cantaba ante su ventana, pero como no había oído a un pájaro en un jardín hacía tanto tiempo, le pareció la música más bella más bella de todo el mundo. Entonces el Granizo dejó de bailar sobre su cabeza, y el Viento del Norte de rugir (...)” (14)

    El jilguero es un pájaro que significa el tiempo; el que estuviera cantando, como lo dijimos anteriormente, significa algo armónico. Sobre la parte donde dice que lo que escuchó era lo más bello que había escuchado, demuestra que nosotros solo actuamos en verdadera conciencia cuando algo realmente fuerte nos llama la atención.

    “Vio un espectáculo maravilloso. Por una brecha abierta en el muro los niños habíanse deslizado en el jardín, encaramándose a los árboles. Sobre todos los árboles que alcanzaba había un niñito. Y los árboles sentíanse tan dichosos de sostener nuevamente a los niños, que se habían cubierto de flores (...)” (15)

    Al llegar los niños, llegó la vida, lo que alegra la vida, una de las razones de existir, por lo que los árboles o vida se desarrolló. También se puede ver desde una perspectiva científica pensando “la vida se abre camino”.

    (11) Op. Cit., 7 p

    (12) Op. Cit., 7 p

    (13) Op. Cit., 7 p

    (14) Op. Cit., 7 p

    (15) Op. Cit., 7 p

    “Era un bello cuadro; sólo en un rincón seguía siendo invierno. En el rincón más apartado del jardín, y allí se encontraba un niño muy pequeño. Tan pequeño era que no podía llegar a las ramas del árbol, y daba vueltas a su alrededor llorando amargamente.” (16)

    Este niño era pequeño niño aunque era pequeño físicamente, pero grande de sentimientos, como se revela más adelante. Creo que este niño está triste por nosotros, porque estamos actuando mal en este mundo.

    “El corazón del gigante se enterneció al mirar hacia fuera.” (17)

    Lo que pasa en esta obra, es parecido al corazón de plomo que tiene el Príncipe Feliz en la obra escrita por el mismo autor que éste, el corazón de plomo es frío, pero en el fondo existía un corazón cálido.

    “Voy a colocar a ese pobre pequeñuelo sobre la copa del árbol y luego derribaré el muro, y mi jardín será ya siempre el sitio de recreo de los niños” (18)

    Este párrafo demuestra una esperanza en la humanidad, en que aún es tiempo de “derribar el muro” que nos impide desarrollarnos espiritualmente; también es un ejemplo de que el amor mueve al mundo.

    “El gigante se deslizó por su espalda, lo cogió cariñosamente con sus manos y lo depositó sobre el árbol. Y el árbol inmediatamente floreció; los pájaros vinieron a posarse y a cantar sobre él, y el niñito extendió sus brazos, rodeó con ellos el cuello del gigante y lo besó (...) y la primavera volvió con ellos.” (19)

    El beso es un símbolo de amor, lo que mueve al mundo, un ejemplo es que hace 100 años pasaba esto y en 100 años más seguirá pasando.

    “ Desde ahora éste es vuestro jardín, pequeñuelos -dijo el gigante” (20)

    En este hecho, se puede decir, que ahora el gigante está dando y no es más egoísta.

    (16) Op. Cit., 8 p

    (17) Op. Cit., 8 p

    (18) Op. Cit., 8 p

    (19) Op. Cit., 8 p

    (20) Op. Cit., 10 p

    “Estuvieron jugando todo el día, y al caer la noche fueron a decir adiós al gigante.

    -Pero..., ¿dónde está vuestro compañerito -les preguntó-, ese chiquillo que subí al árbol?

    A él era a quien quería más el gigante porque lo había besado” (21)

    El trozo anterior es otro ejemplo de amor.

    “Pero los niños contestaron que no sabían nada (...)el gigante era muy bondadoso con todos los niños, pero echaba de menos a su primer amiguito (...).

    Pasaron los años, y el gigante envejeció mucho y fue debilitándose” (22)

    El acercamiento a la muerte es un concepto muy importante, un ejemplo es que si fuéramos inmortales no nos importaría hacer algo en 200 años más y nos aburriríamos de que sea siempre lo mismo, en cambio, teniendo un límite la vida es más interesante.

    “-Tengo muchas flores bellas -decía-; pero los niños son las flores más bellas de todas” (23)

    Los niños son la mayor hermosura de la vida, lo confirmaremos, si pensamos en la excitación que existe en una casa cuando va a haber un bebé.

    “Ya no detestaba el invierno; sabía que noes sino la primavera adormecida y el reposo de las flores” (24)

    Se refiere a que después del invierno, vendrá la primavera y con ella las rosas.

    “En el rincón más apartado del jardín había un árbol completamente cubierto con flores blancas. Sus ramas eran todas doradas, colgaban de ellas frutos de plata” (25)

    Este árbol también simboliza los 3 cosas: la vida, la muerte, ya que la plata también significa muerte, y algo divino.

    (21) Op. Cit., 10 p

    (22) Op. Cit., 10 p

    (23) Op. Cit., 10 p

    (24) Op. Cit., 10 p

    (25) Op. Cit., 10- 11 pp

    “y debajo estaba, en pie, el pequeñuelo, a quien quiso tanto (...) -¿quién se a atrevido a herirte?- pues las palmas de las manos del niño y en sus piececitos veíanse las señales de dos clavos (...) -iré a coger mi espada y lo mataré. -No- respondió el niño-; éstas son heridas del Amor -¿quién eres?- dijo el gigante, y un extraño temor le invadió, haciéndole caer de rodillas ante el pequeñuelo. Y el niño sonrió al gigante y le dijo: -me dejaste jugar una vez en tu jardín; hoy vendrás conmigo a mi jardín que es el Paraíso. Y cuando llegaron los niños aquella tarde, encontraron al gigante, muerto, bajo el árbol, todo cubierto de flores blancas” (26)

    El pequeño niño era Jesús, y el amor del gigante aceptaba a todos los niños, Jesús vio que lo aceptó en su jardín a pesar de ser pequeño, y eso mismo haría él con el gigante aceptándolo en el Paraíso.

    También se puede relacionar con el que Oscar Wilde era homosexual y en sus tiempos no se aceptaba eso en la sociedad.

    (26) Op. Cit., 11 p

    El Príncipe Feliz

    1) El número 3: significa la Santísima Trinidad. La Pasión, Muerte y Resurrección. Ej.

    “Golondrina, golondrina, golondrinita -dijo el príncipe- quedate una noche más conmigo “ (27)

    (27) Wilde, Oscar, El Príncipe Feliz, Edit. Zig- Zag, p

    Conclusión

    Fue un trabajo muy profundo y emotivo. Además, para mí, tuvo un gran grado de dificultad.

    El Simbolismo es un tendencia literaria muy interesante, ya que es muy divertido buscarle otro significado a las palabras.

    En general creo que los filósofos y poetas de ese tiempo eran muy buenos.

    El retrato de Dorian Gray; Oscar Wilde

    Comentarios

    La vida de la época, en que Oscar Wilde escribió éstos cuentos, era muy dura y la actitud de la gente era fuertemente criticada. Fue un gran invento el Simbolismo, pero las cosas no deberían ser así, deberían ser enfrentadas tales como son.

    Puede que desde nuestro punto de visto, a ellos los vamos insensatos y materialistas, pero talvez no se daban cuenta, como puede ser que nosotros estemos siendo igual y las generaciones futuras nos vean igual.

    La vida de Oscar Wilde fue muy dura y me he fijado que sus cuentos siempre tienen un carácter religioso.

    Sobre El Gigante Egoísta:

    Encuentro que es un cuento triste, me llegó en verdad y espero que todos tengamos un lugar en el Paraíso como el gigante, pero para eso tenemos que cambiar primero.

    Creo que eso es otro punto de lo último que analicé sobre este cuento. El niño, como Jesús, nos acepta a todos en el Paraíso.

    11